Consulta Internacional de ONG

En la fase previa a Dakar y en la conferencia misma, las ONG tuvieron un rol destacado. En un principio, ello no encontró la acogida deseada. Por otro lado, todo aquel que se desempeña seriamente en el área de la educación sabe que se requiere el compromiso de un gran número de padres, profesores y de amplios sectores de la sociedad civil organizados en ONG. Ni la educación escolar ni la educación de adultos son meros actos burocráticos que pudieran dejarse sólo en manos del Estado; pero éste tampoco debe ser eximido de sus deberes. Ya en la conferencia, el 25 de abril, se aprobó esta Declaración durante los debates de las ONG internacionales.

Declaración sobre Educación para Todos

Diez años después de la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos, el Foro Mundial de Educación de Dakar nos proporciona la oportunidad de hacer un inventario de los logros, las lecciones y los fracasos de la década pasada. La lección más decepcionaüte es que los objetivos de Jomtien no se han cumplido. Hoy se está violando cada día el derecho a la educación de 125 millones de niños y niñas, dejándolos atrapados en la pobreza. Para otros millones de niños y niñas la falta de maestros, de aulas y/o de libros significa que su educación se queda corta y que es poco lo que pueden aprender. Las niñas constituyen dos terceras partes de la infancia que no asiste a la escuela. En el mundo en desarrollo —880 millones de personas— uno de cada tres adultos/as sigue siendo analfabeto/a.

El Foro Mundial de Educación proporciona una oportunidad para cumplir con el compromiso de educación de calidad para todos, para lo cual los gobiernos y las agencias internacionales tienen que hacer un esfuerzo concertado para movilizar voluntades políticas y recursos financieros. El precio de hacer realidad la Educación para Todos es un gasto adicional de 8 mil millones de dólares USA cada año. Esta suma es equivalente a cuatro días de gastos militares globales, y a 9 minutos de especulación monetaria internacional. Cerca de 300 ONG, que se reunieron en Dakar del 24 al 25 de abril para discutir la Educación para Todos, creen que se puede lograr la Educación para Todos si los gobiernos y las agencias internacionales se comprometen con los siguientes puntos:

  • Hay necesidad de renovar el compromiso con la educación como un derecho, tal como se expresa en la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos humanos, párrafo 26, en el Convenio sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Artículo 13, y en la Convención sobre los Derechos de la Infancia, Artículo 28.
  • Tiene que haber un compromiso de proporcionar educación básica libre y de calidad a todos los niños, niñas, jóvenes y adultos/as. En todos los niveles tiene que garantizarse la equidad en la calidad. Se tiene que suprimir todos los costos directos de la educación básica.
  • Tiene que haber una clara obligación de garantizar que la educación de calidad para todos incluya a los grupos marginales y excluidos como son los discapacitados/as, las minorías étnicas, las personas internamente desplazadas y los refugiados/as.
  • Tiene que haber una clara afirmación de que la educación es una responsabilidad central del Estado.
  • La Educación para Todos depende de la existencia de un sólido sistema democrático con estructuras y mecanismos eficaces que por un lado les garanticen espacio y voz a todos los actores involucrados y por otro lado aseguren la distribución equitativa de los beneficios.
  • Los gobiernos, la comunidad internacional y todos los actores involucrados deberán comprometerse a establecer y fortalecer la democracia, la justicia social y la paz, ya que las posibilidades de aprendizaje pierden terreno en tiempos de guerra o de conflictos.
  • Los sistemas educativos deben responder a las necesidades locales, respetar la cultura local y basarse en ella.
  • La calidad y el aprendizaje para todos deben ocupar un lugar central en los procesos educativos. Se debe realizar esfuerzos concertados para diseñar indicadores de calidad que establezcan los estándares de la Educación para Todos.
  • Tiene que haber un claro compromiso de garantizar la equidad de género en la educación, en todos sus niveles. Se tiene que poner en marcha planes de acción específicos con plazos perentorios, incluyendo los basados en la acción afirmativa, para eliminar cualquier tipo de discriminación de las niñas y mujeres.
  • Se tiene que integrar la alfabetización de adultos/as en un proceso más amplio de autodeterminación y desarrollo de la comunidad. El derecho a la educación empieza en la primera infancia y continúa a lo largo de la vida adulta hasta llegar a la vejez. Los gobiernos tienen que comprometerse a reducir el analfabetismo de adultos en un 50 % para el 2015.
  • Los gobiernos tienen que comprometerse a desarrollar para el 2002 planes nacionales de acción para la educación. Estos planes tienen que ser negociados de manera transparente y democrática con todos los actores involucrados que tengan significación a nivel nacional, y tienen que dejar establecido cómo se va a alcanzar las metas educativas nacionales dentro del amplio marco de las metas del 2015 y dentro del marco del presupuesto gubernamental. Un elemento central de estos planes debería ser el convenio para el 2001 sobre mecanismos claros y obligatorios para seguir llevando adelante la participación democrática de la sociedad civil, incluyendo a maestros/as, padres/madres de familia y estudiantes, y esto en todos los niveles del sistema educativo.
  • Los planes de acción nacionales deben desarrollarse dentro del marco más amplio de un plan de acción global, asegurando que no se va a permitir que ningún gobierno que cuente con una estrategia creíble de logros educativos va a fracasar por falta de recursos. Los gobiernos donantes deberían financiar su contribución al plan mediante incrementos de la ayuda y alivios de la deuda. Para el 2002 se tiene que establecer mecanismos claros para la financiación, la ejecución y el seguimiento del plan.
  • Los gobiernos deben comprometerse a elaborar y perfecccionar mecanismos y estructuras de participación democrática de la sociedad civil, y de responsabilidad ante la misma, incluyendo a los maestros y maestras, y a sus organizaciones representativas, en todos los niveles de decisión sobre asuntos educativos.
  • Los gobiernos deben comprometerse a garantizar la parte que les toca en la provisión de los recursos necesarios para una educación básica de calidad, incluyendo incrementos en la proporción destinada a educación dentro del presupuesto general de la nación. Los gobiernos necesitan gastar en educación por lo menos el 6 % del PGN. Los gobiernos tienen que asegurar esos incrementos a través de los ingresos procedentes de los impuestos progresivos, de la reducción de gastos militares excesivos y otros desembolsos improductivos, y de ponerle fin a la corrupción.
  • Con el fin de lograr un gasto equitativo por estudiante para el 2015, los gobiernos deberían identificar y revertir inmediatamente las disparidades existentes en el presupuesto per cápita, que resulta discriminante en perjuicio de las comunidades rurales, las minorías étnicas, las personas con discapacidades y las regiones subdesarrolladas. Además deberían comprometerse a proporcionar recursos extraordinarios para salir al encuentro de las necesidades escolares en las áreas pobres y marginadas, con la finalidad de elevar a todas las escuelas hasta los estándares convenidos para el 2015 y de asegurar que los curriculos, los materiales de enseñanza y los métodos respondan realmente a las necesidades de los grupos marginales. Tiene que haber un compromiso de terminar con el trabajo infantil y ratificar las Convenciones N 138 y 182 de la OIT.
  • Los gobiernos deben desarrollar respuestas innovadoras para garantizar que los/as estudiantes de familias afectadas por el VHI/SIDA no pierdan su acceso a la educación. Se tiene que hacer planes ahora para hacer frente a la pérdida de maestros/as y a las nuevas presiones de que son víctimas los niños/as. Se tiene que establecer un vínculo cercano entre educación y salud, ya que la educación ofrece ventajas comparativas a la hora de apoyar en la población la prevención del VHI/SIDA.
  • Con el fin de promover la calidad de la educación, los gobiernos deben garantizar el acceso equitativo a las nuevas tecnologías de información. Sin embargo, se tiene que reconocer que los conocimientos indígenas y las formas tradicionales de comunicación son igualmente valorables.
  • Dentro del marco de Naciones Unidas, y en alianza con la sociedad civil, se tiene que convenir para el 2002 un código de conducta básico para los gobiernos donantes, que los obligue a seguir prácticas positivas en el relacionamiento con sus interlocutores y en el desembolso de ayudas para la educación. Cada uno de los gobiernos debería tener líneas de responsabilidad. El seguimiento y control de los programas de ayuda debería pasar a manos del gobierno en alianza con la sociedad civil.
  • Los cambios positivos en la ayuda y los compromisos internacionales no deben ser objeto de contradicción o de sabotaje por parte de políticas institucionales más amplias o de instituciones financieras internacionales. El asesoramiento político y el apoyo financiero del FMI, el Banco Mundial o los bancos regionales de desarrollo deben diseñarse de manera que se considere a la educación como parte integrante del desarrollo humano y de la reducción de la pobreza.
  • Los donantes deben garantizar que todos los gobiernos que muestren seriedad en el campo de la educación tendrán acceso a los recursos necesarios para lograr la educación básica para todos. Un paso clave para alcanzar esta meta es incrementar la ayuda para la educación básica hasta por lo menos un 8 % de los presupuestos totales de cooperación.
  • Los donantes deberían comprometerse a incrementar y agilizar el alivio de la deuda, mejorando el avance de la Iniciativa en favor de los Países Altamente Endeudados (Heavily Indebted Poor Country Inititative – HIPC 2). El alivio de la deuda debe aumentar los flujos de ayuda y no socavarlos, y debe ir casado con planes nacionales de educación en el contexto de planes más amplios de reducción de la pobreza.
  • En las estructuras internacionales de Educación para Todos que se vayan a conformar después del Foro Mundial de la Educación de Dakar, se tiene que asegurar la presencia de una fuerte representación de los gobiernos y sociedades civiles del Sur. Se tiene que descentralizar los recursos, la experiencia técnica acumulada y el seguimiento de los avances, con mayores inversiones en la capacidad de la Educación para Todos a nivel regional. Estas estructuras tienen que ser eficientes, responsables y transparentes.
  • Las alianzas nacionales de la sociedad civil deberían tener el derecho de pedir a las estructuras internacionales de Educación para Todos que investiguen los casos donde se presenten claras violaciones del derecho a la educación. Las estructuras de Educación para Todos deberían tener el poder de llamar a una investigación por parte de un Relator Especial de la ONU para Educación, o de las Comisiones Regionales de Derechos Humanos.
  • Para el 2006 se debería planificar una evaluación exhaustiva que permita identificar los avances realizados en la línea de las principales metas internacionales en materia de educación. Tanto los planes de acción nacionales como los de los donantes deberían especificar metas de mediano plazo para cada objetivo de la Educación para Todos, y especificar de manera explícita qué recursos adicionales y qué compromisos de emergencia van a entrar en acción si no se cumple dichas metas. Si la evaluación de medio término muestra que un número sustancial de países siguen descarrilados, entonces habría que convocar para el 2010 a una Conferencia oficial de la ONU sobre Educación con la presencia de jefes de Estado.

Nosotras, las ONG reunidas en Dakar desde todas partes del mundo, nos comprometemos a trabajar y a cooperar con los gobiernos, así como con una amplia gama de grupos, individuos e instituciones para alcanzar nuestro objetivo de educación de calidad para todos. ¡Y fueremos entrar en acción ahora!

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.