Thomas Bediako

Thomas Bediako fue una de las personalidades líderes de las ONG y el responsable de más de una polémica durante el Foro de Dakar. Habló en representación de las ONG en el pleno de clausura y señaló a los delegados que las ONG asumirían —además de su trabajo concreto— el rol de lo que podría denominarse «education watch» (alerta educacional). Thomas Bediako es el coordinador africano de Education International, una influyente asociación en el campo de la educación que agrupa principalmente al profesorado.

Discurso pronunciado

Quisiera hacer unos cuantos comentarios a nombre de las ONG que están en esta conferencia. En primer lugar permítanme decirles que los representantes de ONG nos hemos sentido muy felices al escuchar aquí esta semana la visión y la voluntad política expresadas por el Secretario General Kofi Annan y por otros dirigentes: el compromiso respecto de la educación para todos, el incremento de los recursos, y lo que es más importante, la determinación de actuar ahora.

Aplaudimos algunas expresiones de la visión que se encuentra en el documento preliminar del Marco para la Acción. Anotamos en particular las siguientes:

  • Un compromiso reforzado con una educación primaria de buena calidad, libre y obligatoria.
  • El compromiso de que no se va a permitir que ningún país que tenga un plan viable pueda fracasar por falta de recursos.
  • Un esfuerzo global basado en planes nacionales llevados en cada país.
  • El reconomiento de la necesidad de incrementar los recursos a través de la ayuda y del alivio de la deuda.
  • El reconocimiento de la necesidad de priorizar la educación de las niñas y muchachas.
  • El compromiso de establecer una asociación genuina con la sociedad civil, en la que estén incluidas ONG, uniones de maestros y organizaciones de padres/madres de familia.
  • La promesa de poner en práctica, y con urgencia, programas educativos para combatir el VHI/SIDA.

Sin embargo, el documento preliminar del Marco se queda corto en algunos puntos que nosotros esperábamos. Se queda corto en la fijación de plazos para el cumplimiento de los compromisos. Es débil en lo que hace a la financiación. Habíamos esperado ver una meta del 6% del presupuesto general de la nación destinado a gastos de educación, tal como lo había recomendado la Comisión Delors, y que un 8 % de la ayuda debiera gastarse en educación. Faltan mecanismos de transparencia y de exigencia de responsabilidades. Lamentamos profundamente todo esto.

Pero tal vez lo más importante es que el lenguaje de la iniciativa global que se propone es vago y no entra en detalles. Nos encontramos aturdidos por el contraste que hay entre las obligaciones que tienen que asumir los gobiernos del Sur y la ausencia de compromisos equivalentes por parte de los gobiernos del Norte y de las agencias multilaterales.

En los últimos meses hemos visto florecer en todas partes del mundo un movimiento de la sociedad civil dedicado a luchar por la calidad de la Educación para Todos.

Les estamos agradecidos a ustedes, gobiernos y organismos multilaterales por la voluntad que muestran de comprometerse con nosotros en esta importante tarea.

Quiero decirles que nosotros no nos haremos a un lado.

Seguiremos haciendo campañas al nivel local, nacional e internacional.

Queremos verlos a ustedes en las comunidades campesinas, en las barriadas urbanas y en los centros de las ciudades.

Queremos verlos a ustedes en la Cumbre del G7 en Okinawa, en la Cumbre Social de Evaluación de Ginebra, en la Evaluación de Beijing y en la Asamblea General del Milenio en Nueva York.

No les quitaremus los ojos de encima.
Muchas gracias.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.