CIEA

El Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE – International Council for Adult Education) agrupa a las ONG nacionales y regionales en el área de la educación de adultos. En la III Conferencia Mundial sobre Educación de Adultos de la UNESCO celebrada en Tokio en 1972, se constató la necesidad de contar con una organización de este tipo. Este Consejo de creó en 1973 y estableció su sede en Canadá. El nuevo presidente del ICAE es el Dr. Paul Bélanger, quien se desempeñó hasta fines del año pasado como director del Instituto de la UNESCO para la Educación con sede en Hamburgo, y quien es considerado como el «arquitecto» de la V Conferencia Mundial de la UNESCO celebrada en Hamburgo en el año 1997. El ICAE publica una revista, Connvergence, y un periódico. Sin duda, el ICAE apreciará el hecho de que la Declaración encuentre una amplia difusión, posiblemente también en otros idiomas. Para ello, sírvase comunicarse con la Sra. Eva Kupidera (www.web.net/icae).

Declaración de Damasco
Llamado a la Acción: Alfabetización y Educación de Adultos

Es necesaria la participación informada y efectiva de mujeres y hombres en todas las esferas de la vida para que la humanidad sobreviva y salga adelante frente a los desafíos que plantea el futuro.

Declaración de Hamburgo, UNESCO, 1997

Preámbulo

Nosotros y nosotras, representantes de 704 organizaciones no gubernamentales que trabajan en la educación de adultos en África, América Latina, Asia, El Caribe, los Estados árabes, Europa, y Norteamérica, reunidos en Damasco, Siria, entre el 22 y 26 de setiembre del año 2000, con ocasión de la reunión del Comité Directivo del Consejo Internacional de Educación de Adultos , y con el auspicio del Ministerio de Cultura de Siria y el Consejo Superior de Alfabetización de Adultos, vemos con gran preocupación la falta de resultados concretos en la provisión de acceso y oportunidades para que las adultos, mujeres y hombres, puedan ejercer su derecho a aprender, por este medio hacemos el siguiente Llamado a la acción por la alfabetización y educación de adultos.

En todas partes, nosotras y nosotros, mujeres y hombres, ciudadanas y ciudadanos del mundo, en nuestros roles de madres y padres, de trabajadoras/es, artistas, educadoras/es y campesinas/os, estamos buscando alternativas para mejorar nuestras vidas y poder explorar, inventar, modificar, cuestionar, expresar nuestras opiniones, producir, y buscar oportunidades para el aprendizaje a lo largo de la vida en nuestra comunidad y más allá.

El Consejo Internacional de Educación de Adultos, así como otras organizaciones, ha enfatizado en todas las cumbres mundiales de la última década: en Jomtiem – Educación para Todos – (1990), en Rio – Medio Ambiente – (1992), en Viena – Derechos Humanos – (1993), en Cairo – Población – (1994), en Beijing – Mujeres 2000 – y en Copenhague – Desarrollo Social – (1995), en Roma – Seguridad Alimentaria – (1996), en Hamburgo – Educación de Adultos – (1997), en Estambul – Habitat – (1998) y en La Haya – Paz – (1999), que el elemento clave en el logro de la democracia y el bienestar, en cualquier lugar, es la creatividad de las ciudadanas y los ciudadanos.

Al mismo tiempo que reafirmamos el derecho a la educación como un derecho universal sin discriminación o limitaciones, nos consterna el hecho de que mujeres y hombres de los grupos menos privilegiados, personas con capacidad diferente, minorías étnicas y lingüísticas, niñas y niños de la calle y/o que trabajan, personas pobres del campo y la ciudad, personas nómades, emigrantes y refugiados/as, se encuentren aún luchando por oportunidades, igualdad, recursos adecuados y acceso a la alfabetización y a la educación básica para adultos y al aprendizaje a lo largo de la vida.

Se ha avanzado en concientizar acerca de la importancia de la escolarización de las/os jóvenes, pero lo que cuenta es la acción. No ha sido tratado suficientemente el tema de la provisión de oportunidades complementarias para las madres y los padres, la capacitación vocacional y técnica de adultos tanto en el ámbito laboral urbano como en de las comunidades rurales.

Apreciamos muchos logros significativos en el movimiento de alfabetización global y de educación de adultos, tales como los logros de Siria en el campo de la alfabetización y la educación de adultos. Dentro de las redes del ICAE también han habido recientemente acontecimientos importantes como la creación de la Red Árabe para la Alfabetización y la Educación de Adultos; el surgimiento de la Asociación Panafricana para la Alfabetización y la Educación de Adultos; el desarrollo de un rol activo de advocacy de la Oficina del Pacífico Sudasiático para la Educación de Adultos; el fortalecimiento en América Latina de la Oficina de Género y Educación especializada en educación de adultos con perspectiva de género; el fortalecimiento de los lazos entre la comunidad y la universidad a través de la Alianza Norteamericana para la Educación Popular de adultos así como también la educación de adultos a distancia con la universidad en el Caribe; el creciente rol político efectivo que juega la Asociación Europea para la Educación de Adultos; y finalmente la creación de redes temáticas no gubernamentales sobre educación de adultos y paz, derechos humanos, medio ambiente y alfabetización.

Evaluación crítica

Cuando evaluamos los resultados de las cumbres mundiales en este cambio de siglo (Dakar, Jomtien + 10 -Educación para Todos en abril; Beijing +5 – mujeres 2000 – en junio Nueva York; y Copenhague +5 – Desarrollo Social – en Ginebra en julio del 2000), taœto a nivel nacional como global, nos damos cuenta del reconocimiento universal de la importancia y la necesidad del aprendizaje y la educación de adultos.

Consenso

La respuesta, tanto en términos de políticas como en la práctica, se ha quedado, de manera desalentadora, muy atrás de las necesidades.

Mientras que la alfabetización y la educación de adultos han sido reconocidas como críticas para todos los aspectos del desarrollo humano y social, en realidad las oportunidades para que la gente adquiera la capacitación y el conocimiento para ser ciudadanas y ciudadanos activos, para jugar roles económico-productivos y para seguir sus metas personales de aprendizaje son inadecuadas.

Se alcanzó un consenso global:

  • Que los recursos para alfabetización y educación de adultos sean incrementados, tal como lo recomiendó la Conferencia de Hamburgo sobre Educación de Adultos y la Cumbre Social para el Desarrollo Social;
  • varias declaraciones sobre Educación para Todos han llamado a apoyar tanto la educación de niñas y niños y de jóvenes como la educación de adultos que juegan un rol económico, social y político activo dentro de sus comunidades. Se ha hecho un llamado a la igualdad de género en la educación primaria y secundaria para el 2005 y una alfabetización global para todos los adultos para el año 2015;
  • la alfabetización y la educación de adultos son un medio para que la gente supere la pobreza y la exclusión, establezca y refuerce la democracia, alcance la justicia y la paz, aumente el bienestar económico y social, mejore su salud, y tenga seguridad alimentaria. La educación de adultos ayuda a prevenir y eliminar disparidades de género y razas, y otros problemas sociales tales como la violencia contra las mujeres, la drogadicción, la destrucción del medio ambiente y el VIH/SIDA.
  • La plena implementación de la alfabetización, de la educación de adultos y del aprendizaje a lo largo de la vida está severamente obstaculizada por factores tales como conflictos étnicos, desplazamiento forzado de la población, ocupación extranjera, falta de reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y continuos gastos militares.

Sin embargo,

Con pocas excepciones, los planes de educación nacional o bien no han incluido, o bien han descuidado de manera severa las políticas de educación de adultos, a pesar de los compromisos de los gobiernos con las declaraciones arriba mencionadas. Frecuentemente en aquellos casos en que el marco político es el adecuado, los mecanismos para su implementación no existen.

A pesar del compromiso de trabajo conjunto entre los gobiernos, ONG y otros grupos de la sociedad civil para propósitos de formulación, implementación y evaluación de políticas, esto no se ha desarrollado como se esperaba. Es importante que todos estos grupos reconozcan y respeten los roles, fortalezas y aportes de cada uno, sean transparentes y responsables entre ellos y ante la gente.

Un llamado al cambio

No podemos esperar hasta que la próxima generación acceda a una educación inicial mejor; la necesidad de una participación creativa e informada es inmediata. Las incertidumbres y los riesgos que tienen que enfrentar actualmente las/os ciudadanas/os requieren, sin más demoras, el apoyo para una participación creativa y una mayor competencia. Es ahora, y no en el 2015, cuando mujeres y hombres en las comunidades rurales y urbanas intentan y necesitan desesperadamente aumentar su autonomía de acción. Tenemos el suficiente conocimiento y la experiencia en todo el mundo como para mostrar los trabajos de aprendizaje de adultos y podemos marcar una diferencia. Llegó la hora de hacer que funcione para todas las personas.

Sin organizaciones no gubernamentales, globales y regionales, con un vigor renovado y orientadas hacia las redes, no se podrá implementar el derecho a la educación y no se podrá satisfacer la demanda de las adultos de reforzar su capacidad de acción.

Hacemos un llamado a los gobiernos, a las agencias bilaterales y multilaterales, a las organizaciones no gubernamentales y a las ciudadanas y ciudadanos de todo el mundo para:

  • establecer, reforzar, e incrementar la financiación; implementar políticas y una legislación que apoye la alfabetización, la educación de adultos y el aprendizaje a lo largo de la vida;
  • incluir organizaciones que trabajan en alfabetización y educación de adultos en los grupos de trabajo nacionales, subregionales y regionales, creados como mecanismos para la planificación e implementación de los acuerdos de Dakar, Jomtiem +10;
  • incluir la alfabetización, la educación de adultos y el aprendizaje a lo largo de la vida, como un complemento necesario para la educación de niñas y niños, financiada por entero dentro de los planes nacionales de educación que están siendo desarrollados por los grupos nacionales de trabajo para el año 2001, tal como se lee en las recomendaciones de Dakar sobre Educación para Todos;
  • fortalecer los aportes de todas las Agencias de las Naciones Unidas incluyendo UNESCO, UNICEF, FAO, UNIFEM, el Banco Mundial, UNEP, ILO, UNDP, WHO y UNAIDS para el logro de la alfabetización y la Educación de Adultos;
  • fortalecer las capacidades de las organizaciones y redes existentes que se encuentran trabajando en alfabetización, educación de adultos y aprendizaje a lo largo de la vida a nivel local, nacional, subregional, regional y global;
  • aumentar la diseminación de información, la colaboración y el trabajo en red entre las varias iniciativas de advocacy y políticas globales de las ONG;
  • apoyar el realce de la infraestructura de las tecnologías de información, seguir de cerca el rol de los medios de comunicación, y la reducción de la «brecha digital», una brecha creciente en el acceso a las nuevas tecnologías de información y comunicación entre algunos países y entre diferentes segmentos de la sociedad;
  • pedir el apoyo del Instituto para la Educación de la UNESCO, como estructura de las Naciones Unidas para la educación de adultos, y solicitar a la UNESCO un mandato para que este Instituto organice una reunión de seguimiento de la Conferencia sobre Educación de Adultos de la UNESCO (CONFINTEA V) en el año 2003, a los seis años de la misma.

Es entonces que el Consejo de Educación de Adultos hace los siguientes compromisos:

  • iniciar un proceso global efectivo sobre «Seguimiento a los compromisos asumidos por los gobiernos en relación a Alfabetización y Educación de Adultos»;
  • llevar a cabo un estudio global sobre el «Estado del Arte de la Educación de Adultos»;
  • promover a nivel mundial las Semanas de Educación de Adultos de las Naciones Unidas;
  • convocar a una asamblea mundial, centrada en la acción de las organizaciones de la sociedad civil, que trabajan en alfabetización, educación de adultos y aprendizaje a lo largo de la vida, que tendrá lugar en Jamaica entre el 10 y el 13 de Agosto del año 2001.

Ahora es el momento

¡Pasemos de las palabras a la Acción YA!