La Declaración de Mumbai

En Hamburgo, en julio de 1997, se celebró la V Conferencia Mundial sobre Educación de Adultos de la UNESCO (CONFINTEA V), donde se creó el grupo de trabajo sobre educación de adultos y universidades. En Mumbai/India, en abril de 1998, se realizó una reunión consecutiva para la preparación de la Conferencia Mundial sobre Educación Superior en el Siglo XXI. En relación con la «Declaración de Hamburgo» y la «Agenda para el Futuro», se aprobó la Declaración que publicamos a continuación. Desde ya podemos indicar otro evento consecutivo importante que tendrá lugar entre el 27 y el 29 de marzo de 2001 en Ciudad del Cabo, Sudáfrica: «Globalización y Educación Superior. Perspectivas del Sur. Una Conferencia Internacional». Los anfitriones serán la Unidad de Política Educacional (Education Policy Unit) de la Universidad de Western Cape, Sudáfrica, y la Sociedad para la Investigación en Educación Superior (Society for Research into Higher Education), del Reino Unido. Informaciones y contacto a través de globalHE@srhe.ac.uk y tania@uwc.ac.za. La página web de la conferencia es www.srhe.ac.uk

La Declaración de Mumbai sobre el Aprendizaje Permanente, la Ciudadanía Activa y la Reforma de la Educación Superior

Nosotros, docentes universitarios de adultos, científicos y demás especialistas de todo el mundo en el área de la educación permanente, junto con representantes de organizaciones no gubernamentales, que hemos comenzado a trabajar en la Conferencia Internacional de Educación de las Personas Adultas de la UNESCO en Hamburgo, Alemania, celebrada del 14 al 18 de julio de 1997, y que ahora nos estamos reuniendo en el Departamento de Educación Continua y de las Personas Adultas, una Sección de la Universidad de Mumbai en Mumbai, India del 21 al 23 de abril de 1998 a efectos de prepararnos para la Conferencia Mundial de la Educación Superior: Educación Superior en el Siglo XXI en París, en octubre de 1998.

Recordando las palabras de la Declaración de Hamburgo de julio de 1997, de la Conferencia Internacional de Educación de las Personas Adultas,

«La educación de las personas adultas es más que un derecho: es una de las llaves de acceso al siglo XXI. Es a la vez consecuencia de una ciudadanía activa y una condición para participar plenamente en la sociedad. Es un concepto sumamente eficaz para fomentar un desarrollo ecológicamente sostenible, para promover la democracia, la justicia y la equidad entre los géneros y el desarrollo científico, social y económico, así como para construir un mundo en el que los conflictos violentos sean sustituidos por el diálogo y una cultura de paz basada en la justicia. El aprendizaje de adultos puede configurar la identidad y dar significado a la vida. Aprender durante toda la vida significa replantear los contenidos de la educación a fin de que reflejen factores tales como la edad, la igualdad de géneros, las discapacidades, el idioma, la cultura y las disparidades económicas».

Consciente del punto 19 de la Agenda para el Futuro adoptada en la misma Conferencia de la UNESCO,

Nos comprometemos a:

«Abrir las escuelas, colegios y universidades a los educandos adultos:

a. pidiendo a los establecimientos de educación formal de todos los niveles, a partir de los primarios, que se preparen para abrir sus puertas a los educandos adultos, mujeres y hombres, adaptando sus programas y condiciones pedagógicas a sus necesidades;

b. desarrollando mecanismos coherentes que permitan reconocer los logros educativos alcanzados en distintos contextos, y velando por la posibilidad de transferir los correspondientes créditos en y entre las instituciones, los sectores y los Estados;

c. estableciendo relaciones de asociación entre universidades y comunidades para la realización conjunta de actividades de investigación y formación, y poniendo los servicios de las universidades a disposición de grupos externos;

d. llevando a cabo investigaciones interdisciplinarias sobre todos los aspectos de la educación de personas adultas con la participación de los propios educandos adultos;

e. brindando oportunidades para el aprendizaje de las personas adultas con arreglo a modalidades flexibles, abiertas y creativas, teniendo en cuenta el carácter específico de las vidas de mujeres y hombres;

f. facilitando una formación continua sistemática para educadores y educadoras de adultos;

g. pidiendo a la Conferencia Mundial de Educación Superior (París, 1998) que fomente la transformación de las instituciones de enseñanza postsecundaria en instituciones de educación permanente y defina, en consecuencia, la función de las universidades».

Considerando las palabras de Federico Mayor, Director General de la UNESCO al anunciar los objetivos de la Conferencia Mundial de Educación Superior que, en parte,

«procura sentar los principios fundamentales que servirán de base a las reformas de fondo que se desea introducir a escala mundial en los sistemas de educación superior»,

y el artículo XXIII del Documenta de Politicas de la Conferencia Mundial de Educación Superior, que dice:

«El logro de una educación básica para todos y la mejora de oportunidades para la educación permanente es una prioridad de la UNESCO en el área de la educación ».

Presentamos por este medio la siguiente declaración:

  1. Se están produciendo profundos cambios tanto en el plano mundial como en el local, que se hacen patentes en: la globalización de los sistemas económicos, el rápido avance de la ciencia y la tecnología, la estructura de edad de nuestras sociedades y laýemergencia de una sociedad basada en la información y el conocimiento. Además, el mundo experimenta niveles cada vez más graves de desempleo, desarrollos desiguales, una brecha creciente entre las naciones más ricas y más pobres, una crisis ecológica cada vez mayor y tensiones entre grupos sociales basadas en la cultura, la etnicidad, los roles de los géneros, la religión y los ingresos. Estas tendencias se manifiestan en las universidades y otras instituciones de educación superior que luchan, a menudo con menos recursos a su disposición, para atender las nuevas oportunidades y exigencias. Este complejo contexto crea la plataforma a partir de la cual las instituciones de educación superior deberán desempeñar nuevos roles ante la perspectiva de un aprendizaje a lo largo de la vida. Los imperativos de la educación permanente están empujados por los requerimientos diferentes de la economía global y de sociedades equitativas y sostenibles. En beneficio de la mayoría, reconocemos la interrelación que existe entre los aspectos económicos, sociales, políticos y ecológicos.
  2. La educación permanente se ha convertido en un concepto clave en los razonamientos sobre educación y capacitación a escala mundial. Aun si reconocemos que la educación permanente es una parte natural de las vidas de todas las mujeres y de todos los hombres en todo el mundo y que ésta tiene lugar a través de muchos otros tipos de instituciones como el lugar de trabajo, establecimientos vecinales, librerías, sindicatos y otros grupos sociales, concentramos nuestra declaración en la comprensión del aprendizaje a lo largo de la vida, con sus repercusiones, en las instituciones de enseñanza superior. La educación permanente puede estar basada tanto en valores instrumentales como en la necesidad de mantener una actualización profesional y una fuerza internacional de trabajo competitiva, así como también en consideraciones más liberales y humanitarias como el enriquecimiento de la sociedad y la realización de las personas como ciudadanos y ciudadanas individuales.
  3. Consideramos que el objetivo clave de la educación permanente es un acto de ciudadanía democrática, reconociendo que la ciudadanía democrática depende de factores tales como un desarrollo económico eficaz, la atención de las necesidades de los menos pudientes en nuestras sociedades y el impacto de los procesos industriales en la capacidad de tolerancia de nuestro hogar común, el planeta. La noción de ciudadanía es importante en cuanto conecta a personas individuales y grupos con las estructuras de la actividad social, política y económica tanto en contextos locales como globales. La ciudadanía democrática realza la importancia de mujeres y hombres como agentes de la historia en todos los aspectos de sus vidas: En los hechos, mediante el acto de aprender, que es la esencia de toda actividad educativa, el ser humano deja de ser un objeto a la merced de la circunstancia para convertirse en un sujeto creativo responsable de su propia historia (cita de la Declaración de la Cuarta Conferencia de Educación de Adultos de la UNESCO, París, 1985).
  4. Conceptualmente, la educación permanente nos insta claramente a poner nuestra atención en la oferta de aprendizaje a lo largo de las vidas de mujeres y hombres y en el desarrollo de competencias de aprendizaje permanente para todos. Como práctica educativa, la educación permanente también reconoce la diversidad y las diferencias existentes entre las personas como potenciales componentes productivos de los procesos de enseñanza y aprendizaje. La educación permanente apoya también la tendencia creciente hacia la investigación, la enseñanza y el aprendizaje interdisciplinario. Y si centramos nuestra atención en la palabra vida dentro del concepto del aprendizaje a lo largo de la vida como sinónimo de «educación permanente», tendremos que comprender el aprendizaje como parte integrante de las todas las dimensiones ecológicas de nuestra existencia.
  5. La educación permanente es acerca de la interacción entre educandos, educadores y conocimientos diferentes. La larga tradición de la educación de personas adultas que apoya oportunidades de aprendizaje para grupos excluidos de mujeres y hombres en nuestras sociedades pone de relieve los ricos y diferentes caminos del saber y de la representación del saber dentro de nuestras sociedades. Dado que la construcción, la comprensión y la transmisión de conocimientos son el propósito fundamental de las universidades y otras instituciones de educación superior, la comprensión plena de la educación permanente nos exige que reconsideremos muchas de nuestras ideas sobre lo que se está enseñando, y por qué razones se está enseñando.
  6. Pese a no ser las únicas, estas instituciones, las instituciones de educación superior, tienen una responsabilidad y una competencia especial para la producción y la difusión del saber. Tomar en serio los ideales del aprendizaje permanente tiene consecuencias de gran alcance para nuestra comprensión de lo que es el saber, de lo que es la enseñanza, de lo que es la investigación y de lo que es el compromiso con la comunidad. Se ha sugerido algunas veces que los grupos dominantes del saber en nuestras instituciones de educación superior representan un grupo parcial y, en un sentido histórico, un grupo colonizado del saber. La educación permanente apoya la descolonización de las mentes incentivando la reconsideración de las relaciones existentes entre el conocimiento científico, frecuentemente entendido como el oficial, y los conocimientos muy diversos de comunidades, culturas y contextos locales. Debe prestarse atención al apoyo de las formas de conocimiento y de adquisición de conocimiento indígenas como parte del legado intelectual original y ancestral de nuestro mundo.
  7. El aprendizaje a lo largo de la vida tiene consecuencias profundas para la cooperación académica, administrativa y comunitaria y para los aspectos financieros de la educación superior. Algunos de los principios de la educación permanente que influenciarán la transformación institucional incluyen la consideración de las experiencias vividas de todos los educandos, hombres y mujeres, el respeto de la diferencia y la diversidad, la flexibilidad en la transmisión de conocimientos, el reconocimiento de la compleja naturaleza de la vida de personas adultas, la sensibilidad frente a resultados cognitivos y afectivos, la conciencia de que el saber existe en todas las partes de las sociedades y entre todas las mujeres y todos los hombres de nuestro mundo, y que este conocimiento debe compartirse en un espíritu de respeto mutuo.
  8. Los cambios y ajustes a la vida académica implicados en una educación permanente incluyen prácticas tales como sistemas de acceso, envío, planes de estudio y acreditación flexibles y eficaces que tengan en cuenta los trasfondos de los educandos adultos, los horarios, los estudios previos y los contextos de sus vidas. El asesoramiento y la orientación, por ejemplo, tendrían que brindarse en horas más avanzadas o en establecimientos vecinales a efectos de facilitar el acceso. La educación de profesionales de nivel universitario tendrá que ser reconsiderada, tomando en cuenta la educación universitaria inicial y el aprendizaje continuo a lo largo de la vida. Es importante la ayuda y las oportunidades de desarrollo personal que necesitan los equipos docentes y administrativos de las instituciones de educación superior a la luz de los cambios que ocasionará la implementación de la educación permanente.
  9. La transformación en instituciones genuinas de educación permanente requiere un enfoque holístico que a) apoye las instituciones para que ellas mismas se transformen en comunidades de aprendizaje a lo largo de la vida; b) integre elementos académicos, financieros y administrativos; c) provea estructuras responsables del desarrollo organizativo, de equipos, de estudiantes y del desarrollo de los planes de estudio y del compromiso con la comunidad, y d) ajuste las diferentes estructuras de apoyo —tales como sistemas de información académicos, ofertas de bibliotecas y tecnologías de aprendizaje— a la nueva misión que tendrán las universidades en las sociedades de aprendizaje.
  10. Será importante crear formas más amplias de compromiso con las comunidades y cooperaciones, con el mundo del trabajo y con diversos grupos de nuevos educandos. Se requiere un servicio local para la comunidad, en el que se incentive a los y las estudiantes a que participen en la oferta de oportunidades de aprendizaje para aquellos y aquellas que no han tenido acceso a la educación superior en el pasado. También exigen especial consideración las estructuras que les permitan a las instituciones de educación superior, en la parte de la investigación y la docencia, poner a disposición de los grupos vecinales, tales como las organizaciones de mujeres, organizaciones sociales o sindicatos, sus conocimientos académicos y sus experiencias en investigación.
  11. Es sumamente importante llamar la atención de gobiernos, empresas, fundaciones benéficas y otras organizaciones sobre el hecho de que la transformación de nuestras instituciones de educación superior en organizaciones genuinas de educación permanente requiere el apoyo tanto financiero como político. A efectos de cumplir con los cometidos necesarios más complejos de índole administrativa y académica, que lleguen a las comunidades, se necesita un mayor apoyo financiero en vez de recortes de presupuesto. Necesitamos la voluntad política a niveles nacionales e internacionales de ayudar a todas nuestras instituciones de educación superior a apoyar el aprendizaje de todas las mujeres y de todos los hombres, de todas las edades y en todos los lugares de la tierra.

Solicitamos

  1. A los delegados de la Conferencia Mundial de Educación Superior, que incorporen el espíritu y el contenido de esta declaración en los documentos finales de la Conferencia y que tengan en cuenta las aspiraciones de aprendizaje de la población adulta.
  2. A las instituciones de educación superior, que se transformen en instituciones de aprendizaje permanente tanto dentro de ellas mismas como en su relación con el resto de la sociedad.
  3. A las instituciones de educación superior, que refuercen sus capacidades para la creación conjunta del saber, de la investigación, de la enseñanza y del aprendizaje con diversas comunidades de mujeres y hombres de todas las edades.
  4. A las instituciones de educación superior, que se conviertan en socios plenos y responsables y que compartan sus competencias distintivas y sustanciales en esta área con: comunidades de educación de adultos, organizaciones no gubernamentales, corporaciones públicas y privadas, la UNESCO y otras organizaciones intergubernamentales en la implementación total de la educación permanente en todo el mundo.
  5. A la UNESCO, a todas las corporaciones intergubernamentales, a los gobiernos y a las agencias de financiación internacionales, que refuercen las instituciones de la educación superior dentro del marco de la educación permanente en los países menos desarrollados.
  6. A la UNESCO, a todas las corporaciones intergubernamentales, a los gobiernos y a las agencias de financiación internacionales, como medida necesaria para asegurar la adopción global de la educación permanente, que refuercen las estructuras de la comunçcación entre las personas adultas y los y las docentes y entre todas aquellas personas que se dediquen a implementar plenamente el aprendizaje a lo largo de la vida en la educación superior en todas las partes de nuestra tierra.

 

Firmantes:

Dr. Kamalini Bhansali, Miembro UGC de la Comisión Permanente del Departamento de Educación Contínua y de Educación de Adultos, Mumbai, India.
Hashim Abuzeid Elsafi, Asociación Sudanesa de la Educación de Adultos, Khartoum, Sudán.
Dra. Ina Grieb, Vicepresidente de la Universidad de Oldenburg, Alemania.
Dr. Budd Hallƒ Presidente del Departamento de Educación de Adultos, Desarrollo Comunitario y Asesoría de Orientación, OISE/UT, Toronto, Canada.
Dra.Claudia Harvey, Representante (región Norte) y Consejera Educacional de la UNESCO para la región del Caribe.
Dr.Peter Jarvis, Departamento de Estudios Pedagógicos, Centro de Posgrado, Universidad de Surrey, Gran Bretaña.
Werner Mauch, Investigador al Instituto de la UNESCO para la Educación.
Dra.Renuka Narang, Directora del Departamento de Formación Contínua y de Educación de Adultos, Mumbai, India.
Jennifer Newman, Facultad de Educación, Universidad de Tecnología, Sydney, Australia.
Dra. Daphne Ntiri, Universidad del Estado de Wayne, Facultad de Educación Permanente, EEUU.
Prof. Paolo Orefice, Titular de la Cátedra de Educación de Adultos, Universidad de Florencia, Italia.
Dra. Gita Shah, Directora de Estudios Extrauniversitarios, Instituto Tata de Ciencias Sociales, Deonar, Mumbai, India.
Sue Shore, Directora de la Red de Investigación sobre Alfabetización de Adultos, Universidad de Australia del Sur, Australia.
Dra. Shirley Walters, CACE (Centro de Educación de Adultos y de Educación Contínua), Universidad del Cabo, República de Suráfrica.
Dr. Shizeng Wang, Presidente de la Universidad Politécnica II de Shanghai, China.