Editorial

Somos testigos de un nuevo debate sobre la importancia de la alfabetización. Este debate es necesario debido a que en los países en desarrollo aumenta el número de personas que no dominan adecuadamente la lectura, la escritura y las matemáticas, y al mismo tiempo en los países en proceso de transformación este problema es abordado por primera vez en forma directa y sin tapujos. El debate se sitúa a medio camino entre la teoría y la práctica: sobre las distintas formas de alfabetización, entre la política y la administración; sobre las prioridades, entre los oferentes y los proveedores de recursos, habida cuenta de que éstos siempre son escasos. En el debate participan las autoridades oficiales, los institutos universitarios y las organizaciones de la sociedad civil, y se desarrolla a nivel local, nacional e internacional. Este debate se ve impulsado indirectamente también por los enfoques que resultan del compromiso de configurar la globalización y por los esquemas de reducción de la pobreza, los que también incluyen el aumento de la participación y la capacitación en el contexto del crecimiento económico, así como la prestación de servicios sociales básicos. Otros impulsos, relacionados con el sector educacional propiamente tal, están vinculados a las finalidades y a los desafíos que con ocasión del Foro Mundial de Dakar sobre Educación para Todos, celebrado en el año 2000, fueron planteados de la siguiente manera: «Aumentar de aquí al 2015 el número de adultos alfabetizados en un 50%, en particular tratándose de mujeres, y facilitar a todos los adultos un acceso equitativo a la educación básica y la educación permanente».

El éxito de este proceso de esclarecimiento dependerá también de la calidad de los argumentos que se esgrimirán para competir con otros aspirantes por los miles de millones de dólares o euros necesarios para llevarlo adelante. En consecuencia, se tratará de demostrar cuán beneficiosas serán las inversiones que se realicen en este campo. Y la calidad de los argumentos depende a su vez de la investigación. A título de ejemplo se puede señalar el estudio realizado por encargo del Banco Mundial, del cual publicamos un resumen en el presente número. Este estudio, entre otras cosas, complementa y enriquece el debate sobre los diversos enfoques de la alfabetización y el desarrollo (Reflect, Livelihoods, Campaigns), y justifica los esfuerzos y recursos invertidos en relación con la tendencia conocida como «renovación del compromiso con los adultos». El debate sobre la alfabetización en general va a adoptar diferentes formas y, en especial, va a ser el tema de numerosas conferencias y jornadas internacionales. La Oficina de Proyectos del IIZ/DVV en Ciudad del Cabo ha apoyado recientemente la celebración de una conferencia sobre este tema organizada por nuestros socios sudafricanos. De esta conferencia, sobre la cual también informamos en esta revista, han emanado numerosos documentos e iniciativas.

En el último número de nuestra revista publicamos una serie de artículos que informaron retrospectivamente sobre los congresos de las universidades populares. Recordemos que desde 1956 se vienen reuniendo cada cinco años los colegas de los centros locales con representantes de las asociaciones y los gremios regionales y nacionales relacionados con la política educacional, como también de otras organizaciones comprometidas con la educación de adultos, a fin de informarse sobre el estado de cosas e intercambiar experiencias. Mientras que en 1996, con ocasión de la jornada realizada en Leipzig, la consigna fue «Seguir reflexionando - Seguir educando», en 2001, en Hamburgo, rezó «El Futuro necesita Aprendizaje - El Aprendizaje necesita Futuro». Estas jornadas contaron invariablemente con la presencia de los respectivos presidentes federales, los que pronunciaron los discursos de apertura. El año pasado la representante de la Comisión de la Unión Europea abogó por primera vez en favor del ideal del aprendizaje permanente y lo situó entre los factores determinantes del desarrollo de la Unión. Los aspectos especialmente relevantes de la última reunión fueron la masiva participación de representantes del extranjero y la especial dedicación a temas europeos e internacionales. En su última sesión, el Directorio de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos hizo especial mención de este logro del Instituto de Cooperación Internacional de la Asociación. De hecho, en ninguna jornada anterior -cuyas finalidades fueron siempre presentar los logros, analizarlos y debatir sobre las perspectivas- se contó con una participación tan numerosa de representantes de todos los países europeos y de diversos países de otros continentes.

Esta revista se comenzó a publicar en 1973. Desde un comienzo ha contado con el apoyo financiero del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo. Este ministerio, a su vez, celebró el año pasado el cuadragésimo aniversario de su creación. Ha recorrido un largo camino que comenzó con la ayuda al desarrollo en la etapa de la descolonización hasta llegar a un enfoque integral orientado hacia la política estructural global y la paz mundial. Nuestros lectores, como se desprende de sus cartas, y nosotros, los editores, agradecemos este apoyo que nos permite complementar el intercambio y la comunicación con nuestros socios mediante un instrumento cuyo alcance va más allá del trabajo de