Editorial

La contribución de la educación de adultos a la reducción de la pobreza, a lo largo y ancho del mundo, es con seguridad uno de los mayores desafíos y tareas que una y otra vez tenemos que plantearnos. Por supuesto en nuestra práctica cotidiana nos encontramos exigidos por temas profesionalmente relevantes como educación y formación permanente, organización y administración, investigación y evaluación; discutimos el papel que nos corresponde en el aprendizaje de por vida, y nos dedicamos a la alfabetización en el marco de la Educación para Todos. Pero dado que nos hemos adscrito a una educación de adultos orientada hacia el desarrollo, tenemos que plantearnos más que nunca la realidad de la pobreza creciente en la era de la globalización.

Eso es lo que estamos haciendo en el marco de nuestro trabajo institucional con nuestros socios, tanto en nuestros proyectos como en esta revista, y no es la primera vez. Muchos artículos reclamaban una respuesta. El primer suplemento de 1990, «Grassroots approaches to combat poverty through adult education» (Enfoques desde las bases para combatir la pobreza mediante la educación de adultos), estuvo íntegramente dedicado a este tema. Acabamos de publicar, en el volumen 43 de nuestra serie International Perspectives in Adult Education (Perspectivas Internacionales de la Educación de Adultos), el tema «Adult Education and Combating Poverty. Experiences from Development Projects» (La Educación de Adultos en la lucha contra la pobreza. Experiencias de países en desarrollo). De ahí hemos tomado, para imprimirlos aquí, dos artículos procedentes de América Latina; el volumen completo puede encargarse en las oficinas de redacción. En junio del 2004 tuvo lugar en Garbarone una gran conferencia sobre pobreza y educación de adultos, cuya organización estuvo a cargo de la universidad de Botswana y que fue financiada conjuntamente por el Banco Mundial y el IIZ/DVV. A partir de las importantes contribuciones de dicho evento tenemos la intención de seguir recogiendo el tema en su dimensión más práctica, pero sacándole al mismo tiempo la punta política y dotándolo también, en la medida de lo posible, de un fundamento teórico.

En todo caso la alfabetización sigue siendo uno de nuestros temas principales, entre otras cosas porque en muchos de los países más pobres constituye uno de los mayores problemas de la educación de adultos. Los países a que hacemos referencia en este número, Bangla Desh y Túnez, hasta ahora han sido rara vez objeto de artículos en esta revista.

El Prof. Joachim Knoll es miembro del Consejo para Cuestiones Internacionales de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos, que acompaña también el trabajo de nuestro Instituto. Nos alegramos junto con él de que la Universidad Libre de Berlín lo haya honrado con un doctorado honoris causa; aquí imprimimos el discurso que él pronunció con tal ocasión. El aprendizaje global en los países industrializados es una tarea decisiva desde el punto de vista de las políticas de desarrollo. Al respecto nuestro Instituto ha recogido múltiples experiencias en los últimos 25 años, las que son valoradas en un artículo de manera que puedan estar a disposición de potenciales interesados.

Ya en anteriores ediciones hemos presentado dos veces un índice de todos los temas tratados hasta el momento. Ahora hemos realizado una compilación exhaustiva que hace posible un acceso rápido según temas y según autoras y autores. Este índice se seguirá enriqueciendo en la forma de un banco de datos y estará también asequible en Internet.

Prof.(H) Dr. Heribert Hinzen