Marcela Hernandez

Dentro del contexto de la Campaña Global para la Educación, REPEM e ICAE organizan desde hace tres años las Semanas de Acción Global en Uruguay. La acción de este año tuvo lugar en abril y, en concordancia con la lucha contra la pobreza, su lema fue «Educar para erradicar la pobreza». Marcela Hernández, informa sobre la campaña. Ella es responsable desde ICAE de la Campaña Global para la Educación y asistente de secretario general del ICAE.

La experiencia de la Semana de Acción Mundial sobre Educación 2005 en Uruguay

El Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE), en conjunto con la REPEM (Red de Educación Popular entre Mujeres de Latinoamérica y el Caribe), miembro regional del ICAE, han estado trabajando durante largo tiempo en la Educación para la Inclusión, como una propuesta alternativa para la ciudadanía activa con una perspectiva de género. Dentro de este marco se han coordinado actividades con la Campaña Mundial por la Educación, mediante la organización de campañas y distintos tipos de iniciativas de promoción. En este sentido, el ICAE y la REPEM han organizado por tres años consecutivos a nivel nacional en Uruguay la Semana de Acción Mundial sobre Educación. Se trata de una iniciativa que cada año organiza y coordina la Campaña Mundial por la Educación, una coalición de ONG, sindicatos de maestros y activistas de más de 100 países en favor del derecho a una educación gratuita y de calidad para todos.

Este año se hizo especial hincapié en las personas de escasos recursos, y el eslogan fue «Educar para terminar con la pobreza». De este modo fue posible establecer contacto con las autoridades del nuevo gobierno de orientación izquierdista que asumió el poder en Uruguay el 1 de marzo de 2005 y que, en ese entonces, estaba a punto de poner en práctica un Plan de Emergencia destinado a abordar las necesidades más urgentes de los pobres y a promover la inclusión social. Esta apertura y voluntad política de parte del nuevo gobierno permitió que la REPEN y el ICAE, como sociedad civil, se ocuparan independientemente, pero también en forma coordinada (parcería), de problemas y políticas sociales a nivel local y municipal. De modo que este fue el marco perfecto para organizar la campaña.

La campaña consistió en crear figuras recortadas de «amigos» que simbolizaran personas que no habían finalizado su educación básica, cuyas historias eran escritas en esas siluetas. Luego fueron presentadas ante las autoridades gubernamentales y se les solicitó que firmaran una declaración en la que se comprometieran a adoptar medidas que permitieran «ayudar a enviar a esos amigos a la escuela».

Los principales objetivos de la campaña fueron:

  • Crear conciencia acerca de la situación de la educación en Uruguay vincularla a la pobreza que afecta a cerca de un tercio de la población total (Uruguay tiene 3 millones y medio de habitantes), situación en que las mujeres y las niñas son las más afectadas. La educación es la causa y la consecuencia de esta pobreza.
  • Conseguir que los gobiernos y las autoridades locales se comprometan a adoptar medidas adicionales durante el año 2005 y más adelante, a fin de permitir el acceso a una educación gratuita y de calidad para todos y lograr la paridad entre los géneros.
  • Realizar una campaña de sensibilización en 3 niveles:

    • autoridades gubernamentales y el ámbito político;
    • actores estrechamente ligados a la educación (mediante centros de formación docente, escuelas primarias y secundarias urbanas y rurales, etc.);
    • organizaciones y redes de la sociedad civil (por ejemplo, sindicatos de maestros, redes de mujeres de zonas rurales, grupos de descendientes de africanos, etc.), acerca de la importancia de la educación y la alfabetización, particularmente para las mujeres como una herramienta que les permita romper el ciclo de enfermedad, salud, hambre y pobreza, y como un derecho que permita ejercer otros derechos humanos, por ejemplo sociales, económicos, culturales, de género y sexuales.

Los efectos de la campaña

El éxito de la Semana de Acción Mundial sobre Educación en Uruguay residió en el hecho de que literalmente conmovió a los líderes políticos y sociales, e impulsó en particular un proceso de toma de conciencia y reconocimiento a nivel nacional de la situación y de las condiciones educacionales en Uruguay, que siempre ha sido considerado un país con una alta tasa de alfabetización, cuyo índice de 94% demuestra, en efecto, el grado de acceso y la capacidad de cobertura del sistema educacional uruguayo, pero oculta el problema de los desertores escolares y el incumplimiento del mandato constitucional de 10 años de educación básica obligatoria.

Si bien la actividad se llevó a cabo principalmente con los niños en las escuelas, la mayoría de ellos aportó ejemplos de jóvenes y adultos analfabetos que no habían sido capaces de concluir sus estudios y por tanto estaban viviendo en condiciones de pobreza, desempleo y enfermedad, con grandes dificultades para integrarse en la sociedad. Por otra parte, también se unió a esta campaña un grupo de alfabetización de una ONG cuyo objetivo es incorporar en el sistema educacional a jóvenes y adultos que han desertado de la escuela cuando niños. De las historias escritas en los amigos recortados se desprendieron diversos motivos por los que niños y jóvenes se ven obligados a abandonar la escuela:

  • trabajo infantil prematuro
  • problemas familiares (maltrato infantil, niños que deben cuidar de otra persona, embarazo adolescente, fallecimiento de los padres, padres desempleados)
  • problemas económicos (carencia de vestuario y de zapatos, falta de recursos para adquirir los materiales escolares)
  • falta de medios de transporte (particularmente en áreas rurales)

El 60% de las historias escritas en las figuras recortadas de «amigos» se refería a niñas y mujeres, lo cual es un claro indicador de que ellas siguen siendo los miembros de la población más afectados, y de que si pretendemos poner fin a la pobreza primero tenemos que hacer frente al problema del género, pues, como es bien sabido, el aumento del nivel educacional de las niñas incide favorablemente no sólo en el crecimiento económico sino también en los índices de mortalidad infantil, nutrición y prevención del VIH.

Es preciso que no sólo permitamos el acceso de todos a la instrucción sino que además les ofrezcamos la oportunidad de completar sus estudios, haciendo frente a las principales causas de la deserción escolar y fomentando una educación de calidad. Es así como abogamos por el derecho a un aprendizaje y una educación permanentes en que se incluya a todos los sectores. Y mediante esta campaña confirmamos una vez más lo que se está analizado en un nivel conceptual respecto de la interseccionalidad y la discriminación múltiple: que la pobreza se encuentra estrechamente vinculada al género, la raza y todas las formas de discriminación. Lo anterior demuestra que las políticas públicas y sociales tienen que abordar diversos problemas al mismo tiempo si pretendemos acabar con la pobreza y ofrecer servicios públicos de calidad para todos.

No sólo logramos cumplir nuestros objetivos de sensibilizar, crear conciencia y provocar reacciones, sino que además logramos sacar provecho de esta única actividad, que dio origen a diversas iniciativas organizadas por el ICAE y la REPEM, al igual que por otras entidades que participaron activamente en la campaña. En cifras, y considerando un contexto de 3,5 millones de personas, lo anterior se tradujo en los siguientes resultados:

  • Se elaboraron más de 1 000 amigos recortados.
  • Las autoridades firmaron cerca de 70 compromisos.
  • 11 de 19 provincias y departamentos participaron en la campaña.
  • Participaron más de 100 organizaciones y escuelas.

Estas son algunas de las actividades que tuvieron lugar después de la campaña y que nos permitieron «mantener viva la llama»:

1. Exposición: «Voces pidiendo acción urgente»

Con el respaldo del Presidente de la Cámara de Representantes conseguimos organizar en el edificio del Parlamento la exposición de una selección de «amigos recortados» y otros testimonios recopilados durante toda la Semana de Acción Mundial sobre Educación. Dicha exposición, que se ofreció durante el mes de junio, se encuentra actualmente recorriendo todo el país.  

2. Nuestra participación en movilizaciones a nivel mundial.

Los amigos recortados uruguayos fueron enviados a Escocia con ocasión de la Reunión del G8 para exigir a los líderes que adopten medidas. Recientemente se presentaron durante la Cumbre del Milenio celebrada en Nueva York.

3. Coordinación de acciones con nuestro Gobierno

Resulta muy importante subrayar que entre las actividades complementarias hemos acordado la adopción de medidas en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay. La idea es elaborar un proyecto destinado a poner en práctica iniciativas de educación de adultos para la inclusión social. El proyecto consiste en crear 3 tipos de centros: para impartir alfabetización tecnológica, para capacitar a voluntarios que trabajen en el Plan de Emergencia (contra la pobreza), y para formar promotores socioculturales.

4. Encuesta y concurso

Inspiradas en la Semana de Acción Mundial sobre Educación, un grupo de artesanas de una zona rural aplicaron en la escuela local una encuesta entre las familias y los vecinos sobre los adultos que no habían completado sus estudios. La información fue recopilada y debatida en clases, analizándose las posibles causas y sus soluciones. Asimismo, esta información fue registrada en la escuela como datos estadísticos. Posteriormente cada clase elaboró un amigo recortado basándose en las personas encuestadas y en las historias, y se organizó un concurso para escoger el mejor.