Heribert Hinzen

El Prof. (H) Dr. Heribert Hinzen, director del Instituto de la Cooperación Internacional de la Asociación Alemana para Educación de Adultos, ofrece a continuación una breve visión histórica del desarrollo del Consejo Internacional de Educación de Adultos (¡CAE por su sigla en inglés). Comienza abordando la Asamblea Mundial de la UNESCO de 1972 en Tokio para luego referirse a la Fundación del ICAE en el año 1973. Finaliza con la Séptima Asamblea Mundial que tendrá lugar en enero del 2007. Menciona y destaca a aquellas personalidades que marcaron la historia de esta organización.

¿Qué vincula a Julius K. Nyerere con el ICAE?

De la primera Asamblea Mundial de Dar es Salaam en 1976 a la próxima de Nairobi en 2007

La Conferencia Mundial de la UNESCO sobre Educación de Adultos celebrada en Tokio en 1972 - las conferencias precursoras habían sido: la primera, que tuvo lugar en Helsingór en 1949, y luego la organizada en Montreal en 1960; seguidas por la de 1985, en París, y la de 1997, en Hamburgo, donde se emitió la Declaración sobre el «Derecho a Aprender» (The Right to Learn) - había reunido por primera vez, más allá de los representantes gubernamentales presentes, a un número considerable de educadores de adultos provenientes de ONG y de asociaciones de educación de adultos. Aquí nació la idea de fundar un Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE), enérgicamente impulsada por el triunvirato que formaron Roby Kidd de Canadá, Helmuth Dolff de Alemania, y Paul Mhaiki de Tanzania. El propósito del ICAE era de desarrollar - a nivel nacional, regional e internacional - el polifónico coro de las ONG, transformándolo en una voz común claramente audible y en una representación profesional a nivel internacional. Este esfuerzo contó con el favorable apoyo de Paul Bertelson desde el secretariado de la UNESCO.

La fundación del ICAE tuvo lugar en 1973, pasando Roby Kidd a ser su primer secretario general; él estableció el secretariado con asiento en Canadá. Allí permaneció durante los primeros 30 años, antes de ser transferido a Uruguay. Para su primera Asamblea Mundial, que tuvo lugar en 1976, la invitación fue a Dar es Salaam, donde el presidente de Tanzania, Julius Nyerere, pronunció un discurso de declaración de principios, que posteriormente fue publicado con frecuencia como «Declaración de Dar es Salaam» bajo los títulos de «Educación de adultos y desarrollo» o «El Desarrollo es para el Hombre, por el Hombre y del Hombre» o «El Hombre Liberado: el Propósito del Desarrollo». Nyerere fue el primer presidente honorario del ICAE, seguido posteriormente por Paulo Freiré.

En dicho discurso, del que reproducimos a continuación algunos pasajes como importante documento histórico, el cual por cierto resulta aplicable a la realidad actual, se subraya que «la primera función de la educación de adultos es la de inspirar tanto el deseo de cambio como la comprensión de que el cambio es posible», concluyendo - en vista de que el reconocimiento y el apoyo suelen ser limitados - que:

«Sin embargo, un refrán reza que ninguna labor fácil merece ser realizada. ¡Y nunca se ha podido afirmar que la educación de adultos no sea una tarea que valga la pena emprender! Pues ella es la clave para el desarrollo de hombres libres y de sociedades libres. Su función es ayudarles a los hombres a pensar por sí mismos para adoptar decisiones propias, como también a ejecutar estas decisiones por sí mismos.»

El mismo año 1976 se celebró la Asamblea General de la UNESCO en Nairobi; allí fueron aprobadas las recomendaciones sobre educación de adultos que, aún hoy, siguen siendo dignas de leerse. La influencia de las ONG y de las deliberaciones de la conferencia de Dar es Salaam quedó de manifiesto.

Para enero de 2007 el ICAE está planeando realizar su próxima asamblea mundial en Nairobi, en esta oportunidad en combinación con el Foro Social Mundial, sin duda también como «un regreso a las raíces» y como un recuerdo de la histórica conferencia de Dar es Salaam. Ello nos sirve de ocasión para publicar nuevamente los resultados más importantes de entonces, y asimismo como espejo para constatar lo que ya se ha logrado (y lo que aún queda por conseguir). Retrospectivamente, el texto «Design for Action» (Diseño para la Acción) nos muestra aquello que ha variado en el tiempo transcurrido y aquello que en su problemática sigue siendo similar o igual. Difícil es apreciar si acaso la educación de adultos realmente está en mejor pie.

La formación para Nyerere

Julius Kambarage («el espíritu de la lluvia») Nyerere (1922-1999) provenía de un ambiente aldeano. Su padre era jefe de una tribu; Nyerere tuvo 25 hermanos de ambos sexos. Sus estudios escolares y universitarios (historia y economía) fueron exitosos. Se tituló de profesor y se comprometió políticamente con el movimiento anticolonialista. Llegó a ser el primer presidente de Tanzania, país nacido de la unión entre Tangañica y Zanzíbar, y se mantuvo en el poder hasta su renuncia en 1985.

Pese a que Nyerere no escribió libros, sus numerosos discursos han liegado a ocupar muchos volúmenes, sobre todo la colección en tres tomos- Libertad y Unidad; Libertad y Socialismo; Libertad y Desarrollo - que contiene todos sus textos políticos importantes hasta el año 1972. Aquí se encuentran «Ten Years after Independence» («Diezaños después de la independencia»), «Arusha Declaration» (la «Declaración de Arusha»), «Socialism and Rural Development» («Socialismo y desarrollo rural»), como también «Education for Self-Reliance» («Educación para la autoconfianza»).

En sus textos pedagógicos ha expuesto explícitamente su pensamiento acerca de la escuela, la universidad y la formación de adultos. En todos estos ámbitos siempre subraya el aspecto profesional. La escuela ha de capacitar a niños y adolescentes, en primer término, para el trabajo en la agricultura: por ello la escuela primaria debe comenzar recién a los siete años de edad y durar más tiempo, debe ser completa en sí misma y no debe servir sólo de instrumento de selección para la escuela secundaria. Los estudios universitarios sirven siempre también de preparación para el trabajo profesional.

Quizás pueda decirse que con ello pensaba menos en un sistema educacional de cuatro pilares, en el cual coexisten con igualdad de derechos la escuela, la universidad, la formación profesional y la educación de adultos, edificando un pilar sobre el otro. Antes bien, en sus escritos siempre está presente la exigencia de aplicabilidad práctica a la vida cotidiana y la orientación utilitaria mediante la aplicación del aprendizaje y de los conocimientos al trabajo, lo que quizás pueda reconocerse en el frecuente empleo de los conceptos «finalidad» y «función», que ponen el acento en lo utilitario. Sin embargo, todos esos ámbitos quedan englobados por un concepto superior que bien puede valorarse como encaminado hacia el aprendizaje a lo largo de la vida.

En sus alocuciones de Año Nuevo de 1969 y de 1970, que posteriormente fueron publicadas bajo el título de «La educación nunca termina» o, en otra parte, «La educación no tiene término», subrayó la importancia de la educación de adultos como elemento decisivo del aprendizaje a lo largo de la vida. En múltiples oportunidades aparece en el texto la indicación reiterada de que «la educación es algo que todos nosotros deberíamos adquirir desde el momento en que nacemos hasta el momento en que morimos».

La educación de adultos misma recibe un énfasis especial: «Nopuede resaltarse en exceso la importancia de la educación de adultos, tanto para nuestro país como para cada individuo». ¿Qué otro presidente, o siquiera ministro de educación, de un país ha planteado esto alguna vez con claridad comparable? Se subraya como meta apropiada al fin: «la educación de adultos debe motivar, capacitar y orientar a los individuos (adultos).» Quizás aquí no convenga hacer más exégesis al respecto, sino invitar al lector a que lea el texto por sí mismo.

No obstante, indicaremos brevemente cómo valoraba Nyerere la universidad, en la era postcolonial frecuentemente tildada de torre de marfil, y cómo le exigía logros en los campos de la educación y del desarrollo. Inicialmente, Tanzania no contaba con una universidad propia; el «Makerere-College», en Uganda, asumió la misión de prestar servicios para los tres países de la Comunidad Africana del Este. La Universidad de Dar es Salaam fue inaugurada solemnemente en 1970. En su discurso inaugural, «Utilidad práctica y Universidad de Dar es Salaam», Nyerere expuso lo que a su entender eran dos grandes peligros y tres importantes objetivos:

«... podemos evitar el doble peligro de, por una parte, considerar a nuestra Universidad a la luz de algún mítico 'estándar internacional' o, por otra parte, de forzara nuestra universidad a mirar hacia adentro y aislarla del mundo en que vivimos ... Una universidad es una institución de altos estudios; un lugar donde la mente de los alumnos es entrenada para pensar con claridad, para pensar independientemente, para realizar análisis y solucionar problemas al más alto nivel... a mi modo de ver, una universidad tiene tres funciones sociales principales e importantes. De una generación a la siguiente, transmite conocimientos avanzados de modo tal que puedan servir, ya sea como base de acción, ya sea como trampolín hacia ulteriores investigaciones. Segundo, una universidad provee un centro para intentar hacer avanzar las fronteras del conocimiento: lo hace al concentraren un solo lugar a algunos de los individuos más intelectualmente capacitados, quienes no están preocupados de las responsabilidades administrativas o profesionales cotidianas, como también al poseer una buena biblioteca y laboratorios de excelencia. Y, en tercer término, a través de su enseñanza una universidad abastece las necesidades de profesionales de alto nivel de la sociedad.» (Nyerere 1973, pág. 192)

Hasta el final de su vida, Nyerere fue un defensor de la causa del Tercer Mundo, el cual - como miembro de la Comisión Norte-Sur - denunciaba las injusticias estructurales de este mundo y las definía en sus aspectos esenciales. Siguen recordándose aún sus juicios, formulados con maestría digna de proverbio, tales como: «Nosotros debemos correr en tanto que los demás caminan» con respecto a la necesidad de que los países en desarrollo se pongan al día, o «tos pobres siguen haciendo más ricos a los ricos», en cuanto a la realidad de la dependencia del mercado mundial.

El ICAE puede estar orgulloso de haber tenido a Julius Nyerere como su primer presidente. Su discurso pronunciado en Dar es Salaam en 1976 es testimonio de su compromiso con la educación de adultos y con la educación a lo largo de la vida.

ICAE: el lobby mundial de la educación de adultos

El énfasis del «Diseño para la acción» no rememora sentimientos nostálgicos, en todo caso no exclusivamente. Por el contrario, es un impresionante documento que muestra el grado de amplitud y profundidad con que los entonces 500 participantes en la primera Asamblea Mundial del ICAE en 1976 analizaron la situación de la educación y del desarrollo de adultos y formularon planes, programas y proyectos con miras a las metas por alcanzar.

Por primera vez se plantearon importantes cuestiones con respecto a las tareas de las ONG regionales e internacionales en materia de educación de adultos, se discutieron asuntos de organización, se analizaron opciones de financiación. Pero también se estudiaron alternativas pedagógicas, se aclararon metas y contenidos, se discutió el papel de los medios de comunicación. Para ahondar en esos temas, lean ustedes mismos.

Desde aquel entonces, el ICAE ha tenido una movida historia que aún no ha sido escrita completamente. Importantes aportaciones al respecto se deben a Budd Hall. A principios de los años70 había trabajado en el Instituto de Educación de Adultos de Dar es Salaam para luego mudarse al ICAE en Toron-to, donde sucedió a Roby Kidd como secretario general, cargo que siguió ocupando hasta comienzos de la década de 1990, poco tiempo después de la importante Asamblea Mundial del ICAE en Tailandia. Actualmente ejercen Paul Bélanger como presidente y Celita Eccher como secretaria general. La revista «Convergencia», editada por el ICAE, es, a nivel mundial, una de las más importantes publicaciones sobre educación de adultos.

El boletín electrónico «Voices Rising» informa regularmente y a breves intervalos a los miembros y a todos los interesados en temas globales de educación de adultos.

Las asociaciones regionales ASPBAE (Asían South Pacific Bureau of Adult Educatíon), CEAAL (Consejo de Educación de Adultos de América Latina) y EAEA (European Association íor the Education of Adults) constituyen importantes pilares que pueden apoyar al ICAE. Por el contrario, las asociaciones en África, América del Norte y el Caribe no están tan sólidamente desarrolladas y no han alcanzado posiciones de tan claro liderazgo en sus respectivas regiones.

Incluso en las épocas más difíciles, el ICAE ha emprendido, una y otra vez, importantes iniciativas: mediante las observaciones formuladas (como en el caso de la Comisión Delors) ha fortalecido la importancia de la educación de adultos dentro de los demás ámbitos educacionales; involucrándose en el Foro Social Mundial ha reforzado la mutua dependencia entre educación de adultos y reducción de la pobreza, y —a través de los cursos de verano del IALLA— ha empezado tempranamente a formar y capacitar a la próxima generación —más joven— de responsables de la educación de adultos a nivel mundial.

Y ahora nos encontraremos a principios de 2007 en la próxima Asamblea Mundial del ICAE en Nairobi. El texto aquí reproducido indica el camino que han de seguir las discusiones. El trabajo está siendo preparado temáticamente por diez comisiones, las que se refieren, por una parte, a la educación de adultos como movimiento social y, por la otra, a la profesión de educador de adultos. Los primeros textos de las comisiones ya están circulando, publicados en Voices Rising www.icae.org.uy.

El año 2003 tuvo lugar en Bangkok la revisión a mitad de período hacia la CONFINTEA VI, la próxima conferencia mundial de la UNESCO sobre educación de adultos. Quizás el más importante documento presentado allí haya sido el «Informe del ¡CAE. El plan de acción para el futuro seis años más tarde». También podría denominarse «vigilancia del estado de la educación» o bien «supervisión global de la educación de adultos por parte de la sociedad civil» para determinar en qué medida el «derecho de todos a aprender» realmente es llevado a la práctica. Se constatan muchos progresos con respecto a la alfabetización, la educación sobre el medio ambiente y la educación sanitaria. Sin embargo, tal como muestran los indicadores, estamos considerablemente lejos de alcanzar los objetivos

 «...el Informe ha podido constatar tanto los limitados logros como el importante cambio que debe tener lugar si se pretende que el derecho - para todos - de aprenderá lo largo de la vida sea ejercido y se transforme en una herramienta para un desarrollo participativo».

Con avances tan disparejos en la alfabetización universal y en la creación de oportunidades para que los adultos, todos los adultos, tengan acceso a una educación básica completa, con un nivel tan bajo de cobertura de los programas en relación con la población total, especialmente para los grupos marginados, estamos aún muy lejos de alcanzar las metas para adultos de la CONFINTEA V y de Dakar» (ICAE2003, p127).

A partir de esta posición de vigilancia sobre la educación queda clara también la nueva imagen que el ICAE tiene de sí mismo:

«Es mandato y responsabilidad pública de ICAE informar a la opinión pública mundial sobre la necesidad de apoyar los empo-deramientos individuales y colectivos de la humanidad: la mejor herramienta para construir otro mundo posible. ... Mediante este Informe ya se ha iniciado un proceso de <vigilancia> sistemática del fomento del derecho de los adultos a aprender y de un desarrollo sostenible y equitativo de la inteligencia colectiva» (p. 128).

El Movimiento de Educación de Adultos sigue encaminándose vigorosamente hacia la próxima CONFINTEA VI, que tendrá lugar en 2009, ya sea en Brasil o en Sudáfrica. Para ello en 2008 se realizarán conferencias preparatorias regionales. La meta es aprestarse desde el punto de vista profesional y organizativo para este proceso. Para ello, la Asamblea Mundial de Nairobi constituye un importante hito en la múltiple agenda de conferencias. Entre éstas se cuentan la Conferencia Alemana de Universidades Populares (mayo de 2006), la Conferencia de Montevideo (julio de 2006) y la Conferencia de China (octubre de 2006), cada una con sus metas y sus énfasis temáticos respectivos, todas ellas en la ruta hacia la próxima CONFINTEA.

Bibliografía

Hall, Budd L. / J. Roby Kidd (Eds.) (1978): Adult learning: Adesign for action. (Aprendizaje de Adultos: Un diseño para la acción) Oxford: Pergamon Press.

Hinzen, H. / V. H. Hundsdórfer, (Eds.) (1979): Education for Liberation and Development. The Tanzanian Experience. (Educación para la liberación y el desarrollo. La experiencia de Tanzania.) Hamburgo: Instituto de la UNESCO para la Educación, Londres: Evans Brothers.

ICAE (1994): Adult Education and lifelong learning: Issues, concerns and recommendations. (Educación de adultos y aprendizaje a lo largo de la vida: Temas, inquietudes y recomendaciones.). Ponencia ante la Comisión Internacional sobre Educación y Aprendizaje para el Siglo XXI..

En: Educación de Adultos y Desarrollo, 43, p 418-424.

ICAE (2003): Agenda for the Future Six Years Later. (El Plan de Acción para el Futuro seis años más tarde) Montevideo: ICAE.

Nyerere, J.K. (1968): Freedom and Socialism/ Uhura na Ujamaa. (Libertad y Social i smo selección de sus escritos y discursos) 1965-1967. Dar es Salaam etc.: Oxford University Press.

Nyerere, J.K. (1973): Freedom and Socialism / Uhura na Maendeleo. (Libertad y Socialismo - Una selección desus escritos y discursos) 1968-1973. Dar es Salaam etc.: Oxford University Press.

Nyerere, J.K. (1973): Freedom and Development / Uhura na Maendeleo. (Libertad y desarrollo - Una selección de sus escritos y discursos) 1968-1973. Dar es Salaam etc.: Oxford University Press.

Mayo, P. (2001): Julius K. Nyerere (1922-1999) and Education - a tribute. (Julius K. Nyerere (1922-1999) y la Educación: un homenaje) En: International Journal of Educational Development,. 21, p 193-202.

Smith, K. Mark (1998): Julius Nyerere, lifelong learning, informal education. (Julius Nyerere, el aprendizaje a lo largo de la vida, la educación informal) www.infed.org .