ICAE

En enero de 2007 tuvo lugar en Nairobi la Séptima Asamblea Mundial del ICAE con el tema "El derecho de las personas adultas al aprendizaje: convergencia, solidaridad y acción", a propósito de cuya preparación ya habíamos publicado algunos documentos en la última edición de Educación de Adultos y Desarrollo. Uno de los grupos de trabajo trató el tema de la Organización y Financiación de la Educación de Adultos. Del texto que sigue se desprende quiénes eran los miembros de dicha comisión, como también las propuestas en que se profundizó. En este capítulo publicamos algunos de los documentos elaborados por miembros de dicha comisión y que fueron elaborados para dicha ocasión.

ICAE Comisión de Organización y Financiación de la Educación de Adultos

Cerca de 40 participantes asistieron a la reunión de la Comisión durante la Asamblea Mundial del ICAE, celebrada en Nairobi.

En la Comisión estuvieron representados colegas de diferentes ámbitos geográficos, temáticos y de género:

  • Robert Jjuuko, Uganda, África
  • Joko Arai, Japón, Asia
  • Edicio de la Torre, Filipinas, Asia
  • Alejandra Scampini, Uruguay,
  • Roberto Bassio, Uruguay, América Latina
  • Agneta Lind, Suecia, Europa
  • János Tóth, Hungría, Europa

La relatora fue Portia Mbude, de Sudáfrica.
Herbert Hinzen, de Alemania, Europa, actuó como responsable de las convocatorias.

Las deliberaciones de la Comisión generaron las siguientes propuestas: 

  1. Es preciso que los gobiernos respalden las políticas y la legislación sobre educación de adultos. Es necesario redefinir los ámbitos del aprendizaje de adultos, el aprendizaje a lo largo de toda la vida, la educación de adultos y la alfabetización de adultos. Resulta fundamental describir lo que realmente se entiende por educación de adultos a nivel mundial.
  2. La realidad de la educación de adultos es que no se trata de una prioridad de los gobiernos. No podemos contar con que la ayuda monetaria vaya a costear los sueldos de los maestros. Se requiere, por tanto, un esfuerzo conjunto tendiente a influir en los gobiernos para que adquieran conciencia de la importancia de financiar la educación de adultos. Existe asimismo la necesidad de explorar las fuentes de financiación disponibles y de cuestionar la sosteni-bilidad de la deuda para priorizar las responsabilidades sociales. En consecuencia, los gobiernos y los donantes internacionales deberán prestar rigurosa atención a esta realidad. Existe la imperiosa necesidad de interactuar con los ministerios de hacienda a fin de realizar gestiones tendientes a lograr el acceso a mecanismos de financiación para el aprendizaje y la educación de adultos.
  3. Los programas de desarrollo de capacidades y de formación resultan esenciales para fomentar el apoyo a los educadores de adultos que trabajan a jornada completa y a jornada parcial.
  4. Para alcanzar los Objetivos de de Desarrollo del Milenio resulta imperativo concentrarse en la erradicación de la pobreza, e incorporar la agenda de los derechos de la mujer en la educación de adultos.
  5. El Gobierno, el sector privado y la sociedad civil deben trabajar en conjunto. Se han esgrimido poderosas razones para asumir un compromiso con temas interdisciplinarios e interdepartamentales relativos a la educación de adultos, como el presupuesto y la gobernabilidad.
Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.