Del 10 al 12 de septiembre de 2007 tuvo lugar en Bamako, Malí, una gran conferencia regional sobre alfabetización. A modo de documentación reproducimos aquí para nuestros lectores el informe general.

Conferencia Regional Africana en apoyo de la alfabetización – Renovar la alfabetización para afrontar los desafíos intelectuales de África

Visiones y buenas prácticas derivadas de la Conferencia

(Sra. Koumba Boly Barry: Coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Educación No Formal de la Asociación para el Fomento de la Educación en África (Association for the Development of Education in Africa – ADEA); Grupo de relatores: Anthony Okech, Yao Ydo, Clinton Robinson, Ulrike Hanemann).

Contexto de la Conferencia

  • El marco de la Educación para Todos (EPT) y el Decenio de las Naciones Unidas para la Alfabetización (DNUA)

  • La Conferencia de la Casa Blanca sobre Alfabetización Mundial

  • Las seis conferencias regionales destinadas a promover la Iniciativa de Alfabetización para el Empoderamiento (literacy initiative for empowerment – LIFE) y el DNUA

  • LIFE: iniciativa de la UNESCO destinada a promover la alfabetización desde la perspectiva del desarrollo humano sostenible

  • El marco del aprendizaje a lo largo de toda la vida

Objetivos de la Conferencia

Abogar por:

  • La promoción de la alfabetización como una herramienta para el progreso social y para la lucha contra la pobreza

  • La formación de una coalición de socios (gobiernos, sociedad civil, socios para el desarrollo, etc.) con el fin de respaldar programas eficaces tanto nacionales como regionales dentro del marco de iniciativas mundiales (ODM, LIFE, DNUA, etc.)

  • La creación de nuevos incentivos para la DNUA y LIFE en África

Participantes y metodología

Participantes

  • El Presidente de Mali, el Director General de la UNESCO (en la ceremonia inaugural)

  • Primeras damas

  • Ministros responsables de la EPT y la alfabetización, ministros de hacienda de países donde se aplica la iniciativa LIFE, representantes de socios para el desarrollo; ONG y organizaciones de la sociedad civil (OSC), profesionales del ámbito de la alfabetización, proveedores privados de educación, medios de difusión, editoriales

Metodología de la Conferencia

Combinación de:

  • Sesiones plenarias y paneles

  • Cónclaves y sesiones paralelas

  • Feria de experiencias

Las cuatro mesas redondas temáticas

  1. Políticas y estrategias para la integración de la alfabetización en el sector educacional

  2. Nuevo cálculo de los costos y de la financiación de la alfabetización en el siglo 21

  3. Estimación, supervisión y evaluación, y evaluación comparativa

  4. Programas innovadores. Contenido y puesta en práctica: creación de ambientes alfabetizados

Paneles

Renovación de la alfabetización: Prácticas eficaces en África

  1. Alfabetización familiar y aprendizaje intergeneracional

  2. Alfabetización, promoción de la salud y prevención del VIH

  3. Alfabetización para el empoderamiento y la autosuficiencia económica

  4. Alfabetización y tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC)

El agua lava, pero es el conocimiento el que nos libera…

  • La alfabetización es una poderosa herramienta para empoderar a las personas excluidas del sistema formal y del desarrollo.

  • Ayuda a promover una cultura de paz, dignidad humana, libertad, democracia, y a fomentar la integración subregional.

  • Trasciende del mero dominio de la lectura, la escritura y el cálculo, y abarca las habilidades para la vida, que permiten participar de manera activa y productiva en la vida social, como también en la gestión pública y política.

Principales desafíos

  • El factor tiempo: al ritmo actual de progreso, no se podrá cumplir con los compromisos internacionales (por ejemplo, dos objetivos clave del Marco de Acción de Dakar: iii) Responder a las necesidades educativas de todos los jóvenes y de todos los adultos, garantizando un acceso equitativo a programas adecuados de aprendizaje, de habilidades para la vida y de ciudadanía; iv) Mejorar en un 50 % los niveles de alfabetización de adultos, especialmente el de las mujeres, de aquí al año 2015, y garantizar a todos los adultos un acceso equitativo a los programas de educación básica y de educación permanente).

  • La falta de una voluntad política que garantice el ejercicio efectivo del derecho a la educación de adultos.

  • Presupuestos exiguos.

  • Carencia de métodos confiables para determinar la cantidad de analfabetos y los costos en los países afectados.

  • El hecho de que no siempre se disponga de sistemas para movilizar recursos y para administrarlos de manera transparente y eficiente.

  • Falta de estrategias para movilizar nuevas fuentes de apoyo que permitan complementar los esfuerzos nacionales.

  • Incumplimiento de los compromisos internacionales en el campo de la ayuda para el desarrollo (destinar el 0,7% del PIB a ese fin).

  • Bajo nivel de compromiso de los socios con la alfabetización y la ENF.

  • Necesidad de profesionalizar la ENF.

Lecciones aprendidas

  • La evaluación de la EPT (Dakar +7) revela un apreciable progreso en las tasas de acceso a la educación primaria, mientras que las tasas de analfabetismo no han experimentado el mismo incremento durante los últimos años.

  • De mantenerse el actual ritmo de progreso, ningún país del África Subsahariana podrá aumentar en un 50% su tasa de alfabetismo.

  • La ENF debería formar parte de una política holística dentro del marco de un enfoque sectorial.

  • Los países deberían traducir en medidas concretas las recomendaciones de la Unión Africana en cuanto a incorporar los idiomas nacionales en el sistema formal de educación.

  • Existe un consenso generalizado con respecto a la necesidad de promover la alfabetización, al igual que un compromiso tácito de los participantes para trabajar con miras a ese objetivo.

  • Se carece de información precisa sobre el costo que supone impartir programas de alfabetización de alta calidad.

  • Es necesario que exista complementariedad entre las modalidades formal y no formal, para así generar sinergia y promover enfoques innovadores tales como la alfabetización familiar y el aprendizaje intergeneracional.

Mensajes clave

  1. Existen argumentos y evidencias convincentes que justifican la inversión en alfabetización en el contexto de una visión holística, integrada y diversificada (que incluye el desarrollo de enfoques intersectoriales e intrasectoriales).

  2. El Presidente de Mali se ha comprometido a incrementar la proporción de recursos destinada a la ENF en el presupuesto de su país, y a abogar en favor de la ENF entre sus pares.

  3. Los programas deberían financiarse con la ayuda de métodos precisos para recopilar y analizar los datos, utilizando los modelos de simulación disponibles y sobre la base de costos unitarios cuidadosamente analizados y estabilizados.

  4. Es menester que en los presupuestos de educación aumente sustancialmente el porcentaje de recursos destinados a la alfabetización.

  5. Es preciso idear estrategias innovadoras para movilizar recursos adicionales a partir de nuevas fuentes, como asimismo diseñar estrategias para reducir los costos asumidos por los países afectados.

  6. Será necesario dar preferencia a las prácticas y los enfoques innovadores que hagan hincapié en la igualad entre los géneros, aborden el problema del VIH/SIDA y aprovechen el potencial que ofrecen las nuevas tecnologías.

  7. Es indispensable contar con datos actualizados y confiables como base para programar y formular políticas pertinentes que tengan en cuenta las normas internacionales aceptadas.

  8. La lucha por una sociedad alfabetizada exige, entre otros requisitos, mejorar la calidad de la educación primaria.

  9. Habría que garantizar la sosteniblidad de la alfabetización adquirida creando un floreciente entorno alfabetizado, especialmente en las áreas rurales, con mayores posibilidades para aprender y para adquirir habilidades para la vida y aptitudes para el empleo y el autoempleo.

Recomendaciones

A los gobiernos africanos:

  • Traducir en medidas concretas la voluntad política de apoyar la alfabetización y la educación no formal en general.

  • Promover la alfabetización como derecho fundamental de todos los grupos sociales, en especial de los más marginados.

  • Elaborar políticas sectoriales que incluyan la alfabetización como herramienta para combatir la pobreza, y como instrumento para el desarrollo.

  • Aumentar la proporción de fondos destinada a la educación no formal a por lo menos el 3% del presupuesto de educación.

  • Determinar con precisión los costos de los programas de alfabetización, empleando nuevas técnicas de cálculo creadas por la UNESCO y el Banco Mundial.

  • Poner en práctica políticas idiomáticas basadas en la promoción del multilingüismo y la incorporación de idiomas africanos en los sistemas de educación.

  • Dentro del marco de la profesionalización de la alfabetización, revisar la situación de los alfabetizadotes, los métodos para reclutarlos, su plan de carrera y su remuneración, y ofrecerles oportunidades para mejorar sus aptitudes y adquirir competencias adicionales reconocidas oficialmente.

A la UNESCO y sus socios:

  • Organizar una asamblea de ministros de educación para que intercambien experiencias y prácticas en el área de la alfabetización y la educación no formal.

  • Respaldar a los gobiernos y a otros actores en la aplicación de métodos innovadores para evaluar las habilidades, tales como aquellos que fueron puestos a prueba en Kenia.

A los proveedores de servicios y a los actores:

  • Esforzarse por profesionalizar el subsector con miras a mejorar la calidad de los servicios que presta.

A los socios:

  • Emprender iniciativas destinadas a promover una movilización más activa y un aumento del apoyo prestado por socios para el desarrollo y por el sector privado.

  • Aumentar el porcentaje de fondos asignados a la alfabetización y a la ENF en los presupuestos de educación.

  • Incorporar la alfabetización en los planes sectoriales y en iniciativas internacionales en gran escala, tales como la Iniciativa de Vía Rápida (IVR) para la EPT.

El llamamiento de Bamako

El continente africano, las mujeres y los hombres africanos, tienen la obligación y el deber de comprometerse con la tarea de transformar la educación no formal en una realidad, en cuanto derecho humano fundamental ejercido por todos y para todos.

¿Cómo se puede cumplir con este compromiso?

Gracias a la voluntad política de:

  • jefes de estado y autoridades gubernamentales

  • primeras damas

  • funcionarios de administraciones descentralizadas

  • la comunidad

  • la sociedad civil

  • los investigadores

  • el sector privado

desde una perspectiva de múltiples asociaciones en la cual las funciones y las responsabilidades están determinadas con precisión, y las condiciones necesarias para ejercerlas se encuentran claramente establecidas.

Los participantes en esta Conferencia tienen un deber con la posteridad. La historia nos juzgará y las futuras generaciones evaluarán los resultados. El llamamiento que en su tiempo formuló el gran escritor Joseph Ki-Zerbo —y que más tarde volvió a hacer suyo el señor Mamadou Ndoye, Secretario Ejecutivo de la ADEA— a «educar

o perecer» constituye una advertencia que no hay que desoír. Esta Asamblea ha escogido, sin lugar a dudas, un mejor destino para África: un sistema de educación y capacitación de calidad para todos a lo largo de toda la vida. Este proceso debe comenzar con una alfabetización de alto nivel. A este respecto, cada uno de nosotros se compromete a:

  • desarrollar una perspectiva educacional integrada, holística y diversificada

  • movilizar una cantidad de recursos internos que guarde proporción con nuestras ambiciones para el bienestar de los pueblos de África

  • crear mecanismos para la gestión eficaz, eficiente y transparente de los recursos internos y externos

  • crear asociaciones para el intercambio de experiencias innovadoras y el aprovechamiento común de prácticas novedosas

  • invertir cuantiosos recursos en programas de alfabetización y capacitación para jóvenes y adultos

  • validar y regular la situación, las condiciones laborales y los sueldos de los capacitadores y educadores de adultos y

  • valorar los idiomas nacionales en los programa de educación y en todos los demás ámbitos de la vida