John Oxenham

Habiendo comenzado el trabajo de educación y alfabetización de adultos en Zambia en 1964, John Oxenham participó en 1965 en la gran Conferencia de la UNESCO en Teherán. Aquí transmite él sus impresiones acerca de la conferencia de la UNESCO de 2007 celebrada en Bamako del 10 al 12 de Septiembre. Asistió agradecidamente como huésped del Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje de por Vida (UIL). El Dr. John Oxenham trabajó durante muchos años para el Banco Mundial. Actualmente vive en el Reino Unido, en tanto que su compromiso con la educadión de adultos sigue intacto.

La Conferencia Regional Africana de la UNESCO sobre la alfabetización
en el mundo

En las grandes conferencias, en las que el aire se llena de elocuentes y estridentes declaraciones, aparece con facilidad cierto tipo de cinismo en la medida en que las conversaciones se ven permeadas por un texto no escrito de quejas a propósito de la negligencia y de la escasa financiación. Un miembro del equipo de la UNESCO preguntaba: «¿Estoy equivocado o estoy oyendo lo mismo que oía hace cuarenta años?» Un boletín de noticias de la UNESCO observaba con ironía que una magna conferencia de hace diez años, la CONFINTEA V, reconocía que el aprendizaje y la educación de adultos eran

«un instrumento clave para encarar los actuales desafíos sociales y de desarrollo a lo largo y ancho del mundo. Sin embargo ese reconocimiento, así como el fuerte compromiso expresado en 1997, no condujeron a la correspondiente integración y priorización de políticas ni a la correspondiente asignación de recursos para el aprendizaje y la educación de adultos, ni en el plano nacional ni en el internacional1

¿Qué resultados van a salir entonces de estas nuevas inversiones en sesiones plenarias, mesas redondas, paneles de expertos, evaluaciones de prácticas positivas y comités oficiosos, por no mencionar los documentos preparatorios, los viajes, los hoteles, las cenas y recepciones? ¿Se podrá medir esos resultados? ¿Podrán los gobiernos africanos hacer el esfuerzo de garantizar que van a asignar y realmente invertir el tres por ciento de sus presupuestos educativos en la educación de mujeres y varones que también necesitan aprender a leer y escribir? ¿Será que los gobiernos y organismos no-gubernamentales de África lleguen a redoblar de manera visible sus esfuerzos para alcanzar el objetivo de Dakar de Educación Para Todos consistente en reducir a la mitad las tasas de analfabetismo —o duplicar las tasas de alfabetismo— para el año 2015?

Por supuesto que no es posible responder ahora a estas preguntas. Sin embargo, ha habido por lo menos dos contrapesos al cinismo y al pesimismo. El primero fueron los comités o grupos oficiosos. Las primeras damas de África, los ministros de educación, los miembros de universidades, las agencias no-gubernamenta les, se reunieron por separado en grupos o comités oficiosos y no pudieron menos que formular compromisos a los que sus miembros tendrán que esforzarse por hacer honor en sus respectivos países. A continuación un portavoz de cada comité proclamó esos compromisos públicamente frente a una sesión plenaria de todos los/as participantes. Gracias a lo cual la UNESCO estuvo en condiciones de considerar responsable a cada miembro de cada uno de esos comités.

El Informe de Seguimiento Global de la Educación Para Todos que sale cada año del cuartel general de la UNESCO considera a todos y cada uno de los gobiernos como responsables de los progresos que haga hacia los objetivos de Dakar respecto de la EPT. El mecanismo parece haber tenido el efecto de acelerar procesos de avance hacia la Educación Primaria Universal. En efecto, en los cinco primeros años después de la conferencia de Dakar del año 2000 los avances han sido el doble de rápidos que los habidos después de la conferencia de Jomtien del año 1990. ¿Tendrá la UNESCO el valor y la voluntad de establecer un mecanismo similar para encarar a cada miembro de esos comités con sus compromisos respecto de la educación de adultos y de la alfabetización universal?

 Diferentes experiencias culturas llevan a una perspectiva màs global

 

Diferentes experiencias culturas llevan a una perspectiva màs global en las contrapartes del Norte y del Sur
Fuente: Michael Hatton/Kent Schroeder 

 

Un segundo contrapeso fue la presencia de las agencias no-gubernamentales. Frente a lo que parece ser la inercia e impotencia de las agencias gubernamentales, las ONG y OSC siguen avanzando. Ellas hacen lo mejor que pueden hacer con los recursos de que disponen. Generan nuevas ideas. Intentan aplicar nuevos métodos. Producen materiales renovados. Buscan más recursos. De hecho, diez de catorce ejemplos de prácticas positivas procedían de las ONG. Ellas son insistentes e importunas. Tal vez sea por eso que parecía existir una incómoda tensión entre algunas delegaciones oficiales de los gobiernos y algunas ONG.

Por otra parte hubo también un consistente contrapeso para el exceso de optimismo. Es bien sabido que los programas de alfabetización, especialmente los de los gobiernos, tienden a ser asuntos de bajo costo, cuando no decididamente baratos. Dependen de la improvisación y del sentimiento caritativo de personas voluntarias. Con estos elementos a la vista, la «mesa redonda» sobre costos y presupuestos se puso a analizar si esta baratura era productiva o anti-productiva. El grupo tenía como presidente a un ministro de finanzas y como moderador a un jefe de Departamento del Banco Africano de Desarrollo. Tras la presentación de tres buenos documentos, se le pidió al grupo que considerara como primer tema la cuestión de «hasta dónde se puede rebajar los costos». ¡¿Qué, todavía más?! Parece que si la educación y alfabetización de adultos llega a estar en manos de los economistas y hombres de finanzas oficiales, las esperanzas de obtener recursos más adecuados serán ciertamente más bien modestas. Y serán más bien intensos los esfuerzos por apretar todavía más esos presupuestos ya de por sí muy pequeños.

Alternativamente, el comité de universidades podría ayudar realizando una investigación, todavía pendiente, que permita mostrar —y convencer así a los hombres de finanzas— la inversión mínima que se requiere en educación y alfabetización de adultos sólo para asegurar que ésta sea rentable en términos de ingresos, salud y bienestar.

Notas

1 UIL nexus 2007 special issue, Agosto de 2007, Hamburgo, Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje de por Vida.

2 UIL. 2007. Making a Difference: Effective Practices in Literacy in Africa (Lo que marca la diferencia: Prácticas efectivas de alfabetización en África). Hamburgo, Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje de por Vida.