Wang Qiang / Miao Jiandong

Durante casi seis décadas, las brechas existentes entre comunidades urbanas y rurales, así como su integración, han atraído intensamente la atención del gobierno y de la sociedad civil en China. En la actualidad los problemas de la exclusión e integración social han pasado a ser temas centrales en la construcción de una sociedad armónica. La educación, y de manera especial la educación de adultos, actúa como uno de los factores de intervención importantes y transversales para la integración social en sus dimensiones política, económica, cultural y educativa. Wang Qiang es profesor asociado y Miao Jiandong es profesor de la Universidad Normal de Nanking.

La emigración del campo a la ciudad en China y el papel de la educación de adultos en la interacción social

 

Introducción

El gobierno central se planteó como objetivo, a partir de la década de 1960, eliminar las Tres Brechas existentes entre el área urbana y la rural, entre campesinos/as y trabajadores urbanos/as, entre intelectuales y trabajadores/as de cuello azul. La estrategia apuntaba a las diferentes actividades productivas que había en las áreas rural y urbana, a saber la agricultura en las áreas rurales y la manufactura y las empresas de servicios en las áreas urbanas. Lamentablemente no se alcanzó el objetivo de eliminar las Tres Brechas. Durante el período de estricta división entre lo rural y lo urbano (1950-1985), bajo el imperio de la economía planificada, había poca movilidad entre la población rural-urbana, y las brechas entre lo rural y lo urbano persisten hasta el día de hoy.

Desde que se adoptaron las políticas de economía de mercado y de apertura al exterior, a fines de la década de los setenta, las políticas campesinas que se aplicaron en el área rural y que se basaban en la responsabilidad, fueron resolviendo satisfactoriamente el problema del hambre en las áreas rurales. De la mano de la industrialización, la urbanización y la modernización en China, la economía se ha ido expandiendo rápidamente, y grandes segmentos de población, atraídos por el mercado, se han trasladado a las áreas urbanas y se han dedicado a actividades económicas no agrícolas. De hecho la mayor parte de los recursos en los campos económico, educativo y cultural están concentrados en las áreas urbanas, pero los trabajadores campesinos/as que han emigrado se encuentran excluidos/as de los beneficios.

I. Estructura social dual y brechas urbano-rurales

 

1.1 La formación de la estructura social dual

China es una sociedad de estructura dual, urbano-rural, marcada por una estricta división entre las áreas rurales y urbanas. Este tipo de división no se distingue ni por las normas acerca de cómo la gente está haciendo un trabajo agrícola o no-agrícola, ni por la manera como vive en áreas urbanas o rurales, sino por el estatus de residencia oficialmente registrado. Si una persona se encuentra oficialmente registrada como residente rural, se la considerará campesina, al margen de dónde está o qué es lo que hace.

Desde la década de los cincuenta hasta la década de los setenta China adoptó la típica economía planificada y altamente centralizada, y

Mercado informal de trabajo en la China

Mercado informal de trabajo en la China Fuente: Wang Qiang

en las áreas rurales se implementó la propiedad colectiva. Las aldeas constituían las unidades productivas básicas como supuestos «equipos productivos». Toda la tierra y todas las propiedades pertenecían a los equipos productivos. Todos los aldeanos/as eran miembros de los equipos productivos. Todas las actividades económicas y sociales se emprendían de acuerdo a disposiciones de los equipos productivos. Con el sistema de propiedad pública era imposible para un individuo encontrar un puesto de trabajo en áreas urbanas sin una aprobación gubernamental. Por consiguiente no había una libre movilidad social entre las áreas rurales y urbanas. Gradualmente se fue conformando la estructura dual de la sociedad.

A lo largo de casi cuatro décadas, a partir de 1950, quienes estaban registrados/as como residentes urbanos permanentes, tenían un paquete de bienestar social suministrado por el gobierno y que consistía en la provisión de granos, aceite comestible, puestos de trabajo asignados por el gobierno, educación de los niños/as, atención médica, pensión para la tercera edad, etc. El sistema de registro de residencia —rural o urbana— funcionaba como regulador fundamental de esa estructura social dual, rural y urbana. Mientras que a las personas registradas como residentes rurales permanentes el gobierno no les garantizaba casi ningún bienestar social. No había ni seguro médico ni pensión para las personas de la tercera edad. Todo esto quedaba bajo la responsabilidad de las familias.

El hecho de que en China parcelas de tierra muy limitadas tengan que sostener a una gran cantidad de población constituye una restricción muy grave. Los braceros/as rurales son desproporcionadamente muchos y trabajan en condiciones de baja efi ciencia. Mucha gente vive todavía en niveles de pobreza. En la década de los ochenta los braceros excedentarios/as en las áreas rurales llegaban a 200 millones. Si tomamos como ejemplo la productividad agrícola en los países desarrollados, que tienen un 5 por ciento de trabajadores/as agrícolas, en China el excedente de braceros/as en las áreas rurales es enorme, además de que tiene una tendencia a aumentar. La transición de los braceros/as rurales a las industrias urbanas noagrí colas viene a ser una tarea de larga data para el desarrollo y la modernización de China.

1.2 La ruptura rural-urbana y la migración

A partir de 1978 China puso en marcha la transición de una economía planificada a una economía de mercado. Conjuntamente con el ajuste del plan estratégico nacional de desarrollo de China, las políticas del gobierno han ido cambiando gradualmente hacia el fomento del traslado de braceros/as de las áreas rurales a las urbanas. Por fin los 800 millones de habitantes rurales tienen abierto el camino para romper las restricciones que les impedían acceder al desarrollo. Eso significa romper la división tradicional entre las actividades productivas manufactureras y de servicios en las áreas urbanas, y las agrícolas en las áreas rurales. Significa abrir los canales para un flujo libre y racional de la población rural hacia las áreas urbanas. El excedente de braceros/ as rurales está siendo transferido desde el territorio campesino.

A fines de la década de los setenta se reformó gradual y completamente el sistema económico nacional, desde una economía planificada y altamente centralizada, a la economía de mercado. La reforma se inició con una reforma agraria y de las áreas rurales, vale decir que se adoptó un nuevo sistema de responsabilidades. A cada familia se le asignó una determinada porción de tierra. Los campesinos tienen el derecho de decidir lo que van a cultivar y en qué cantidad. La economía de las áreas rurales se fue haciendo cada vez más próspera. Gradualmente se fue aliviando y eliminando en las áreas rurales el desafío del hambre.

A partir de 1984 fue cada vez mayor la cantidad de población rural que se trasladaba cada año a las áreas urbanas. Hasta el 2003 habían emigrado 140 millones a las ciudades y áreas urbanas, lo que equivalía al 10 por ciento de la población total de China y a cerca de un 30 por ciento de los braceros/as rurales. Los sectores poblacionales de 18 a 35 años de edad sumaban el 35 por ciento del total de emigrantes (Mao Lei 2005). Los patrones de emigración eran: el traslado de las áreas rurales a las urbanas, de China central y occidental a China oriental, de las áreas económica mente subdesarrolladas a las áreas desarrolladas. Por un largo tiempo, en el futuro, la población mantendrá e incrementará esta tendencia migratoria.

Desde comienzos de la década de los ochenta son cada vez más los/as emigrantes que tienden a prolongar más y más su trabajo en las áreas urbanas, y algunos emigran con sus familias. Algunos de los emigrantes más jóvenes no tienen experiencia en agricultura, de manera que se identifican mucho más con la vida urbana que con la rural. Pero son muchos los obstáculos que impiden la integración de los emigrantes a las comunidades urbanas.

La modernización de China se apoya en los pilares de la industrialización y urbanización de las áreas rurales. El porcentaje del sector primario tiende a decrecer, mientras que los sectores secundario y terciario tienden a crecer. Con el incremento de la eficiencia agropecuaria son cada vez más los braceros rurales excedentarios/as que tienen que trasladarse a las ciudades o áreas urbanas. En consecuencia, las estructuras poblacional y laboral tienen que seguir el proceso de cambio de la modernización.

Muchos de los/as pobladores rurales están motivados para emigrar a áreas urbanas. Los/as emigrantes de la década de los ochenta iban principalmente en pos de beneficios económicos: ganar dinero y mantener a sus familias. El objetivo de la migración a finales de la década de los noventa, y de ahí en adelante, es una combinación de beneficios económicos y mejores condiciones de vida, es decir no sólo incrementar los ingresos sino también un nivel de vida material y cultural en el área urbana enriquecido por esos ingresos acumulados. De acuerdo con un sondeo de opinión, el 32,67 por ciento de los campesinos/as piensan que su emigración se debe principalmente a la extensión muy pequeña de tierra cultivada por familia, y a la menor rentabilidad económica de las actividades agropecuarias. El 12,5 por ciento de los trabajadores campesinos/as no tienen interés por el trabajo campesino (Wang Chunguang 2003).

II. Exclusión social y comunidades urbanas

 

2.1 Diferencias en asistencia social

En el escenario de la estructura social dual, los/as emigrantes, vale decir los trabajadores campesinos/as, están en situación de mayor desventaja y exclusión que las comunidades urbanas. La exclusión social está en la dimensión institucional, de manera especial las políticas y regulaciones tradicionales establecidas por el gobierno. Los/ as emigrantes de las áreas rurales no están incluidos en los paquetes de asistencia social diseñados para las áreas urbanas, como ser vivienda, educación de los niños/as, seguro médico, empleo, etc., y eso por no tener el estatus de residentes urbanos/as. Las políticas impiden que la población rural comparta los recursos y las oportunidades que hay en las áreas urbanas. Según algunas investigaciones, hay 47 ítems de asistencia social asignados al estatus de residentes y que resultan diferentes para la población urbana y la rural.

El plan nacional estratégico

El plan nacional estratégico Fuente: Wang Qiang

2.2 Falta de representación

La estructura social dual funciona como oclusión social que excluye a la población rural de ejercer sus derechos sociales, económicos y políticos en las comunidades urbanas. Esto lleva a una fractura entre los trabajadores campesinos/as y las comunidades urbanas. Sobre la base del estatus de residentes rurales registrados/as como tales, los trabajadores campesinos/as no tienen membresía en las comunidades urbanas, de modo que carecen de acceso y de oportunidad de participación en elecciones políticas, toma de decisiones y formulación de políticas relacionadas con sus propios intereses y derechos, a pesar de que trabajan en comunidades urbanas el año entero. Po-cos de ellos/as tienen sus propias organizaciones o sindicatos, y no tienen representantes en las comunidades urbanas o en el congreso del pueblo. No cuentan con ningún mecanismo que les permita hacer más justas y equitativas las políticas y regulaciones existentes.

La mayor parte de los campesinos/as emigrantes piensan que su traslado a áreas urbanas no responde a una intención y planificación permanente. La opción final de los/as emigrantes es regresar a las áreas rurales, a causa de su estatus o identidad de residentes rurales registrados como tales. Según la investigación que se hizo en Shangai, la mayor parte de los/as emigrantes responden negativamente a preguntas relacionadas con «vivir de manera permanente en áreas urbanas». No es que no les guste la vida en áreas urbanas, sino que no pueden integrarse a las comunidades urbanas en términos de empleo, vivienda y estilo de vida. En la medida en que los/as emigrantes no pueden acceder al estatus de residentes urbanos/as, es seguro que consideran que su casa en las áreas rurales constituye su domicilio permanente (Ren Yuan 2006).

2.3 El empleo informal

En las áreas urbanas suele haber tres tipos de mercado laboral: el de los/as profesionales, el de los trabajadores urbanos/as y el de los trabajadores campesinos/as. Los dos primeros mercados son formales. En muchas ocasiones, o en algunas ciudades, ni siquiera está organizado el mercado laboral para trabajadores campesinos/ as; los trabajadores campesinos/as prefieren acudir al mercado laboral informal, ya que en él no se tiene que pagar impuestos por el servicio y se da un rápido contacto cara a cara entre empleadores y empleados. Si empleadores y empleados llegan a un acuerdo verbal, el empleo queda establecido. El empleo informal no tiene requerimientos en términos de contrato, salario mínimo, seguro social, seguridad industrial, protección y control laboral, sindicalización, etc. Es frecuente que muchos de los/as emigrantes cambien de puesto de trabajo o se queden cesantes.

2.4 Discriminación salarial

Normalmente los/as emigrantes hacen los trabajos manuales y duros que los trabajadores urbanos rehúsan hacer. Por lo general reciben un salario mucho más bajo que los trabajadores urbanos/as. Incluso puede que realicen los mismos trabajos y hagan las mismas contri

buciones que ellos/as, pero reciben un salario mucho menor. Una investigación hecha en Shangai muestra que la productividad de los/as emigrantes es un 50 por ciento más elevada que la de los trabajadores urbanos/as, pero la relación de costos de empleo entre urbanos y rurales es de 5:1. Otra investigación realizada en Nanking muestra la relación de los costos de empleo entre trabajadores contratados/as

(oficialmente empleados/as) y emigrantes es de 1,8:1 (Centro de Investigación Económica de la Universidad de Beijing, 1998). Según las encuestas del año 2002, de cada cuatro trabajadores campesinos/as hay uno/a que no ha sido pagado/a a su tiempo, o no ha sido pagado/a en absoluto. La mayor parte de los empleadores les pagan a los trabajadores campesinos/as a fin de año. Éste ha sido un problema social serio, y ahora está siendo vigorosamente combatido por el gobierno.

2.5 Costos de vida más elevados

La estructura social dual incrementa el costo de vida de los trabajadores campesinos/as y aumenta los obstáculos que impiden la integración de los/as emigrantes en las comunidades urbanas. Ellos/as tienen que pagar matrículas mucho más altas si quieren encontrar una escuela para sus hijos/as, mientras que los niños y niñas de la ciudad están libres de todo pago de matrículas. Muchos de los trabajadores campesinos/as tienen que alquilar una vivienda, y con frecuencia tienen que comer en restaurantes.

2.6 Prejuicios

La población urbana abriga un sentimiento de superioridad que impone actitudes y prejuicios injustos respecto de los trabajadores campesinos/as y reduce su aspiración de vivir en comunidades urbanas. Según entrevistas hechas a 90 trabajadores campesinos/as de Beijing, ellos/s no están dispuestos/as a aguantar una discriminación que se expresa tanto en un lenguaje despectivo como en la exclusión en el trabajo. Este tipo de discriminaciones en la vida cotidiana y en la interacción social hacen daño a su dignidad. El 18 por ciento de los emigrantes entrevistados/as dijeron haber experimentado una discriminación muy seria, y el 45 por ciento dijo haber experimentado algún tipo de discriminación en el lugar de trabajo, en las estaciones de buses, en locales comerciales o en los domicilios de los residentes urbanos.

III. Identidad e integración

 

3.1 La identificación con el estatus y la comunidad rural

Los estudios realizados muestran que los trabajadores campesinos/ as siguen teniendo una fuerte identidad con su estatus de campesinos/as y de comunarios/as. Pero la tendencia de cambio se manifiesta en el hecho de que, cuanto más jóvenes son los/as emigrantes, tanto menos se consideran a sí mismos como campesinos/as. Esa tendencia de cambio tiene que ver con la base educativa: cuanto más elevado es el nivel de educación, tanto más débil es su identificación con las comunidades rurales. También guarda relación con su concepción y sus expectativas respecto de la calidad de vida. Cuando los investigadores les preguntaron a los trabajadores/as del campo «¿Se consideran ustedes a sí mismos como campesinos/as?», el 78,5 por ciento respondió «Sí», el 10,9 por ciento «No», el 4 por ciento no sabía y el resto no respondió. La mayoría sí los considera campesinos/as porque están registrados/as como residentes rurales permanentes, y se los/as trata como tales. Cada vez son más los/as emigrantes jóvenes, entre 18 y 25 años de edad, con poca o ninguna experiencia en el trabajo agrícola y con un mejor nivel educativo, que se identifican menos con el estatus rural y con sus predecesores. Entre los trabajadores campesinos/as que se negaban a reconocer su estatus de tales, el 60 por ciento pensaba que el concepto de campesino se debe aplicar a aquellos/as que se dedican a labores agropecuarias, mientras un 20 por ciento creía que debe referirse a aquellas personas que viven en el campo (Wang Chunguang 2003).

Los/as emigrantes jóvenes se sienten enormemente atraídos por el mundo exterior. Más allá de que puedan darse disparidades en la remuneración del trabajo agrícola y el trabajo en áreas urbanas, ellos/as optan por vivir en la ciudad. Las razones son las siguientes: El trabajo agrícola es duro (13,66 por ciento) y no tiene futuro (12,94 por ciento), ya se han acostumbrado a la vida urbana (37,77 por ciento) y en la ciudad se puede acceder a un estilo de vida moderno que la propia aldea sólo puede ofrecer cuando se tiene dinero (18,71 por ciento); el 16,92 por ciento tiene otras razones (Wang Chunguan 2003). La mayoría siente que no podría readaptarse a la vida de campo en términos de atención sanitaria y de entretenimiento. En algunas áreas rurales se considera que un puesto de trabajo en la ciudad es una verdadera conquista.

3.2 La identificación con la comunidad urbana

Los estudios realizados muestran que para los trabajadores campesinos/s no es fácil integrarse a las comunidades urbanas. Esto se pone de manifiesto en los diferentes tipos de interacción entre emigrantes y en sus sentimientos respecto de las comunidades urbanas, como también en su relacionamiento con los gobiernos locales.

Los mismos estudios muestran que los trabajadores campesinos/ as son forasteros/as que tienen poco contacto con las comunidades urbanas a las que emigran. A lo largo de las encuestas, 21,6 por ciento de los trabajadores campesinos/as dijeron que tenían contactos regulares; 48,6 por ciento dijeron no tener contactos frecuentes, y son pocos los que participan en actividades colectivas locales. Otro estudio muestra que el 2,9 por ciento se sumaba regularmente a actividades colectivas locales mientras un 46,8 por ciento no lo hacía, un 28,1 por ciento lo hacía ocasionalmente, y el 22,3 por ciento no respondíó a la pregunta. En gran medida los/as emigrantes siguen manteniéndose al margen de las actividades que se realizan en las comunidades urbanas. Ocurre con frecuencia que las comunidades urbanas tienen actitudes negativas respecto de los trabajadores campesinos/as, ya que creen que son los trabajadores campesinos/ as los culpables de la inseguridad ciudadana, la congestión vehicular y el mal entorno social. Cuando los investigadores preguntan «¿Qué piensa usted de la actitud de las comunidades urbanas locales?» sólo el 12,2 por ciento respondió que son «amistosas» (Wang Chun guang 2003); la mayoría de los trabajadores campesinos/as sienten que la población local no es tan amistosa. Estas actitudes influyen directamente en los sentimientos de los trabajadores campesinos/as respecto de las comunidades urbanas.

En lo que se refiere a las relaciones con las instancias locales gubernamentales, el 61 por ciento de los campesinos entrevistados/as piensan que no tiene sentido esperar que las instancias locales de gobierno, en las comunidades urbanas, les ayuden o les ofrezcan los servicios necesarios. El resto, o no respondieron o no sabían qué responder. Piensan que son tratados como forasteros/as, y algunas instancias gubernamentales funcionan sólo como paraguas protector para los/as residentes locales. La integración de los trabajadores campesinos/as en las comunidades urbanas sigue chocando con algunos obstáculos para el aprovechamiento de oportunidades sociales y económicas, como también en lo que se refiere a políticas y a educación.

IV. El papel de la educación de adultos

La polarización urbano-rural en China tiene dimensiones política, económica, cultural, legal y educacional. La educación puede funcionar como una intervención primordial y transversal que podría tener un impacto directo o indirecto en las otras tres dimensiones. La educación de adultos juega un papel importante y ha sido reconocida y destacada por el gobierno y por la sociedad civil a la hora de promover la integración social entre comunidades rurales y urbanas, y al interior de cada una de ellas.

4.1 El Plan Nacional Estratégico

El Plan Nacional 1993–2010 para la Capacitación de Trabajadores Campesinos/as

En China es una estrategia nacional el facilitar la transferencia de braceros/as rurales a las áreas urbanas para que se dediquen a actividades económicas no-agrícolas. En 1993 arrancó el Plan Nacional Estratégico bajo responsabilidad de seis ministerios del Gobierno Chino tales como el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, etc. De acuerdo con dicho plan, durante 2004 y 2005 se capacitó a 5 millones de braceros rurales excedentarios/as, y se llegará a capacitar a 30 millones entre 2006 y 2010. A partir del 2010 el Programa de Aprendizaje y Capacitación será incorporado oficialmente al Sistema Educativo Nacional de China y será parte integrante del sistema educativo chino (Consejo de Estado 2004).

La educación y capacitación de adultos funciona como enfoque central para la transferencia de braceros/as rurales y para la promoción de la integración social. Más recursos procedentes del gobierno central irán a las regiones subdesarrolladas, especialmente a las áreas con determinada identidad étnica y castigadas por la pobreza. Los gobiernos locales asumen la responsabilidad de destinar recursos y coordinar la capacitación. Con ayuda de las contrapartes de las regiones costeras desarrolladas, las comunidades rurales enviarán a los jóvenes campesinos capacitados/as a las empresas industriales y de servicios de las ciudades y áreas urbanas, especialmente en la región oriental de China. Con la modernización y la transformación social de China, el proceso de transferencia poblacional va a ser un proceso de larga duración, y cada vez más población rural se quedará a vivir de manera permanente en áreas urbanas. La población inmigrante no sólo necesita las destrezas necesarias para asumir un empleo en áreas urbanas, sino que debe también mejorar sus competencias para poderse integrar en las comunidades urbanas. Por consiguiente la integración social es el verdadero destino del Plan Estratégico Nacional.

El Plan Estratégico Nacional contiene tres pilares que reflejan e incluyen los objetivos y el destino del Plan Estratégico:

Primer pilar: Capacitación centrada en el proceso

El pilar de la capacitación centrada en el proceso se compone de tres baterías de conocimientos. La primera batería de conocimientos consiste en ayudar a los campesinos/as que tienen intención de trasladarse a áreas urbanas para que adquieran los conocimientos previos que se requiere para trabajar y vivir en áreas urbanas. Esta batería de conocimientos incluye los documentos y certificados que se necesita para obtener los certificados de residencia en ciudades y áreas urbanas, conocimientos sobre viajes en barco, sobre lo que es el mercado laboral, sobre cómo encontrar el puesto de trabajo que a uno le gusta, sobre competencias y calificaciones para trabajos específicos etc. La segunda batería de conocimientos se llama Conocimientos Generales sobre la Vida Cotidiana, lo que incluye temas como el del arroz podrido que puede derivar en cáncer, cómo conservar las verduras frescas, cómo prevenir la insolación y los correspondientes primeros auxilios, cómo prevenir la dilatación abdominal, las medicinas de uso diario, etc. La tercera batería de conocimientos trata de vías para alcanzar el éxito: una persona que pasó de trabajador campesino a jefe de taller, el trabajo duro que beneficia a todos, el caso de un trabajador campesino que por tres veces obtuvo medallas deportivas mundiales, y un trabajador campesino que en un año ganó 30 millones de yuanes gracias a sus esfuerzos empresariales.

El segundo pilar es la capacitación destinada a la adquisición de destrezas. Este pilar se concentra en tecnología y destrezas específicas relacionadas con diferentes cargos y puestos de trabajo. Aquí entran las máquinas de coser eléctricas y el crecimiento de la industria de la costura, la reparación de automotores para estar a la altura del rápido desarrollo y popularidad de automóviles y camiones, tecnología y destrezas para manejar herramientas y máquinas, etc.

El tercer pilar es la capacitación centrada en derechos. Los trabajadores campesinos/as emigrantes deben tener conciencia de sus derechos y obligaciones, y entender las políticas y regulaciones que les conciernen. Deben ser buenos ciudadanos/as y actuar de acuerdo a las leyes y regulaciones. Al mismo tiempo tienen que saber cómo defender sus propios derechos e intereses valiéndose de leyes y regulaciones. En esta categoría entra la pertenencia a un sindicato, la manera de proteger los propios derechos mediante contratos de trabajo, o la manera de proteger los propios derechos en el caso de que no se tenga contrato de trabajo, etc.

Programa Rayo de Sol: Un mecanismo para la puesta en práctica del Plan Estratégico Nacional

El Programa Rayo de Sol consiste en emprender una capacitación previa de las fuerzas laborales excedentarias de las áreas rurales con el fin de ayudarles a trasladarse a actividades económicas no-agrícolas en las ciudades y áreas urbanas. Ha sido puesto en marcha por el gobierno central y recibe apoyo principalmente del presupuesto nacional dentro del Plan Estratégico Nacional 1993-2010 para la capacitación de trabajadores campesinos/ as. El proyecto está dirigido a las regiones centrales de China básicamente dedicadas a la producción de granos, con un gran excedente de población campesina y marcadas por la pobreza.

Sus principios fundamentales son la coordinación con el gobierno y la organización de las actividades de capacitación por parte de instituciones educativas que tienen como beneficiarios a los campesinos/as. Su mecanismo de implementación consiste en que el programa está coordinado por el Ministerio de Agricultura y dirigido por el Viceministro. Los gobernadores de los niveles provincial y comunitario asumen responsabilidad directa. El proceso de capacitación se basa en el sistema de mercado, que a su vez se basa en licitaciones y responsabilidad contable. Se requiere informes mensuales e intercambio de información a través de un sitio web de Internet. La capacitación está estrechamente relacionada con las industrias. Las limitaciones financieras serán aliviadas con aportes del gobierno, con una disminución de los sueldos de los capacitadores/as y con una participación de los propios/as estudiantes en los costos.

Los grupos meta del Programa Rayo de Sol son las fuerzas de trabajo excedentarias que se encuentran motivadas y que aspiran a trasladarse a áreas urbanas para dedicarse a actividades económicas no-agrícolas. Los contenidos se definen a partir de las necesidades de los campesinos/as y de los mercados, prestando mayor atención a los puestos de trabajo y actividades económicas en franco proceso de expansión, como ser la construcción de viviendas, la costura, la electrónica, la atención familiar, las empresas de seguridad, etc.

Para seleccionar instituciones y proveedores de capacitación se ha adoptado los procedimientos de licitación. Se considera prioritarios a aquellos proveedores que tienen información y oportunidades potenciales para colocar a los/as estudiantes. Poco a poco se ha ido estableciendo una red asociativa de centros de capacitación, cuya selección se ha basado en su capacidad y en sus vínculos con actividades económicas no-agrícolas. El modelo de capacitación definido en los contratos ha sido asumido con el fin de incrementar las oportunidades para la transferencia de braceros/as e incrementar la eficacia de la capacitación. Las agencias gubernamentales de trabajo de las regiones subdesarrolladas, tanto en el nivel de provincia como de condado, están instalando cada vez más oficinas de representación en las regiones desarrolladas del Este para establecer convenios con las autoridades y con los círculos económicos para la colocación de los/as estudiantes en proceso de capacitación.

Durante 2004–2006 los gobiernos han desembolsado 2.750 millones de yuanes RMB para el Programa Rayo de Sol, de los cuales

1.250 millones vienen del gobierno central y 1.500 millones de los gobiernos locales. Cada estudiante ha aportado 100 yuanes en 2004 y 171 yuanes en 2006 (Wey Chaoan 2006). En algunas áreas rurales los recursos irán directamente a los campesinos/as a través de un vale de capacitación, de manera que los/as estudiantes tienen el derecho de escoger programas e instituciones de capacitación para que la capacitación sea más relevante.

Según el Viceministro de Agricultura, son 8,3 millones de braceros/as rurales los/as que han recibido capacitación con el Programa Rayo de Sol de 2004 a 2006, y un 86,7 por ciento de los trabajadores capacitados/as han podido encontrar trabajo en ciudades y áreas urbanas (Wei Chaoan 2006). Adicionalmente, 10 millones de trabajadores campesinos/as han participado en los programas de capacitación organizados por gobiernos locales e instancias de la sociedad civil. Se ha adoptado modelos eficasez de aprendizaje y capacitación, y se ha mejorado las competencias y destrezas laborales de los braceros/as rurales para su incorporación a la vida comunitaria urbana. Cada una de las personas capacitadas en el Programa Rayo de Sol recibe un salario mensual promedio de 833 yuanes RMB, 400 yuanes más de lo que eran sus ingresos cuando practicaban labores agrícolas en sus lugares de origen, y 200 yuanes más de lo que ganan quienes no han recibido capacitación. El envío de remesas se convierte en una fuente de recursos económicos para algunas áreas que tienen entornos naturales vulnerables.

Programa Rayo de Sol (Sunshine)

Programa Rayo de Sol (Sunshine) Fuente: Wang Qiang

4.2 Participación activa de la sociedad civil

Instituciones educativas no-gubernamentales que se guían por el mercado

Las instituciones educativas no-gubernamentales son aquellas que han sido creadas por diversas instancias de la sociedad civil en base a sus propios recursos. Durante más de dos décadas éstas se han desarrollado rápidamente y juegan un papel importante en la capacitación de trabajadores campesinos/as. Normalmente estas instituciones ofrecen programas de capacitación pagados que se basan en los principios del mercado. Según la ley de la República Popular de China para la Promoción de Instituciones Educativas No-Gubernamentales, en China todas las instituciones educativas son instituciones sin fines de lucro. Esto significa que su objetivo principal es el beneficio social, que se destaca por encima de las ganancias económicas. Hay una administración financiera independiente para estas instituciones, como también hay normas para realizar su seguimiento.

Ahora bien, hay cerca de 8.700 instituciones que están en manos de diferentes instancias de la sociedad civil. Uno de sus principales grupos meta son las personas adultas de las áreas rurales. Las instituciones educativas no-gubernamentales hacen un seguimiento de las necesidades del mercado educativo generado por la expansión de las empresas industriales y de servicios, y cubren grandes áreas de técnicas y destrezas. Éstas incluyen los ámbitos de la peluquería, conducción de vehículos, computación, costura, manejo de herramientas y maquinaria, artesanía, gastronomía, reparación de televisores y de reproductores de música, reparación de vehículos, etc.

Participación extensiva de ONG internacionales

Las ONG internacionales están activas en la educación y capacitación en comunidades rurales y urbanas, teniendo como su principal grupo meta a los trabajadores campesinos/as. Alrededor de 210 ONG internacionales han establecido sus oficinas en China, y muchos de sus programas de capacitación se dirigen a trabajadores campesinos/as (International Development Brief 2007). Las brechas existentes entre las áreas rurales y las urbanas, y su integración, atraen en gran medida la atención de estas ONG internacionales.

Las ONG internacionales se dan cuenta de que los problemas de la migración y la integración social son un reflejo de la pobreza y la exclusión social existentes en la China. En las áreas urbanas, los/ as inmigrantes suelen experimentar limitaciones en su seguridad, poco acceso al mercado de trabajo, baja protección legal de sus derechos, como también un acceso extremadamente limitado a los beneficios sociales y al bienestar social. Las ONG internacionales trabajan en los niveles central, provincial, de condado y de aldea, tanto en las áreas urbanas como en las rurales, y apuntan a trabajar con la población pobre y migrante con el fin de mitigar los efectos adversos de la migración y reforzar los positivos; y de hacer cabildeo ante los diferentes niveles gubernamentales para que se dé soluciones políticas efectivas que garanticen la protección de los derechos y el aprovechamiento del potencial que trae consigo la migración para el desarrollo tanto de las áreas rurales como de las urbanas, como también para mejorar la integración social.

Desde 1999, con el apoyo de la Fundación Levi Strauss, la Fundación Asia viene desarrollando actividades características que han suministrado servicios a más de 740 mil trabajadoras migrantes mujeres, de más de 200 factorías, en 22 ciudades y distritos que se encuentran en el delta del río Pearl, en la parte baja del río Yantze, y en el municipio de Beijing. Los mayores logros son el haber comprometido a los actores locales involucrados en la respuesta a las necesidades de la comunidad; el haber construido redes de apoyo social a las trabajadoras migrantes mujeres que se encuentran en situación desventajosa; el haberlas ayudado a que se integren socialmente en sus comunidades; y el haberlas fortalecido económicamente con destrezas que les permiten adaptarse a sus comunidades locales. Este programa de servicios directos para mujeres trabajadoras migrantes proporciona un modelo que es replicable en otras provincias. La Fundación Ford, la Fundación Cyrus Tang, Visión Mundial Internacional y otras ONG internacionales se han involucrado activamente en la tarea de cubrir brechas y mejorar la integración en las comunidades rurales y urbanas (International Development Brief 2007).

4.3 Capacitación de aprendices

La capacitación de aprendices tiene hoy carácter predominante en la capacitación técnica de mujeres trabajadoras jóvenes. Ello está estrechamente relacionado con las situaciones del mercado laboral y los mecanismos de empleo de trabajadores campesinos/as. Algunos trabajadores campesinos/as se pueden beneficiar de los programas de capacitación convenidos y organizados por autoridades locales, y conseguir trabajo en las áreas urbanas. Pero la mayor parte de ellos/ as buscan puestos de trabajo con ayuda de parientes y amigos/ as, o acuden en busca de trabajo al mercado laboral informal. Una vez que encuentran un nuevo trabajo, tienen que someterse a las instrucciones de trabajadores diestros/as, o bien de los/as parientes y paisanos/as que los/as han introducido en los nuevos puestos de trabajo en áreas urbanas. Dado que en las actuales circunstancias sólo un pequeño porcentaje de trabajadores campesinos/as tienen la oportunidad de participar en cursos de capacitación, ya sean organizados o no-formales, en realidad la mayoría de ellos/as aprenden en calidad de aprendices, vale decir un proceso de aprendizaje y capacitación en el mismo lugar de trabajo y por parejas, o sea aprender haciendo.

4.4 Un aprendizaje orientado al autodesarrollo

Algunos trabajadores campesinos/as tienen la intensa aspiración de volverse diestros y entendidos/as, e incluso quieren instalar sus propios negocios. Las experiencias de trabajo en áreas urbanas las

Aprendizaje orientado al autodesarrollo

Aprendizaje orientado al autodesarrollo Fuente: Wang Qiang

consideran como una preparación, una fase de aprendizaje y de práctica para un futuro desarrollo, lo que constituye el progreso personal persistente de personas emprendedoras que dirigen sus destinos a lo largo de sus vidas productivas. Escriben agendas o diarios para registrar sus nuevas ideas, acontecimientos, conocimientos y destrezas. Adquieren y recogen información y conocimientos, de acuerdo con sus propias necesidades, intereses y planes para el futuro.

Cualquier cosa que tenga que ver con los proyectos que ellos mismos/as han puesto en marcha será registrada en agendas o diarios, una forma efectiva de aprender en cualquier parte y en cualquier momento, y según su propio estilo. Ellos/as son los administradores/ as de los conocimientos recolectados y acumulados en un cuerpo de saberes que les proporcionan verdadero poder en los ámbitos de su interés. La productividad, la pericia y la información los/as motivan, les inyectan la confianza necesaria para ser personas emprendedoras y diseñar su propio plan de acción.

En el condado de Yiyuan, provincia de Shandong, los diarios escritos por trabajadores campesinos/as se han convertido en baterías de conocimientos. Muchos trabajadores campesinos/as ponen por escrito los hallazgos e ideas adquiridas mientras andaban buscando trabajo, durante sus negociaciones y acuerdos contractuales con sus jefes, reclaman salarios justos y exigen protección de sus derechos y de su vida como trabajadores campesinos/as en comunidades urbanas (Liu Wenning 2007). Mientras van escribiendo sus agendas y diarios, resumen sus experiencias y habilidades y reflexionan sobre ellas, cosa que a la vez sirve de alivio para las presiones psicológicas que sufren. Algunos trabajadores campesinos/as acumulan su propio cuerpo de saberes y trabajan como administradores/as y jefes/as de diversas secciones en sus lugares de trabajo.

4.5 Actividades temáticas

Los problemas de los trabajadores campesinos/as y su integración social constituyen a menudo temas candentes en los medios de comunicación, la legislación, el transporte y el mercado laboral. El 2003 una mujer campesina le contó al Primer Ministro del Consejo de Estado de China que la dificultad que enfrentaba su familia era que su esposo no conseguía que le pagaran su salario largo tiempo después de que hubiera concluido su trabajo. El Primer Ministro ayudó a que se le pagara su salario al trabajador campesino, lo que dio origen a una campaña nacional en pro de los salarios de los trabajadores campesinos/as. La mujer fue elegida como una de las Diez Nuevas Figuras del Año por el canal Central de Televisión. En 2007, diez empresas constructoras fueron expulsadas de Beijing porque no eran capaces de pagar a los trabajadores campesinos/as que contrataban.

El 28 de septiembre de 2007 el Congreso del Pueblo del municipio de Chongqing (el Congreso del Pueblo es la autoridad legislativa de la provincia) acordó designar el Primer Domingo de Noviembre de cada año como el «Día de los trabajadores campesinos/as» (Wei Wenbiao 2007). Los cuatro millones de trabajadores campesinos/as de Chongqing tendrán su propio día de celebración. El propósito es crear un entorno favorable para que los gobiernos, los propietarios de negocios, los medios de comunicación y todos los círculos sociales tomen conciencia de los derechos de los trabajadores campesinos/ as. Se tiene que cuidar, respetar y proteger sus derechos e intereses. Dado que el mes de noviembre está cerca del final del año, la ocasión suele servir para exponer y poner al descubierto de manera extensiva las violaciones de los derechos de los trabajadores campesinos/ as. Actualmente los trabajadores campesinos/as siguen sufriendo incidentes de demora en el pago de salarios, y de jornadas laborales de más de ocho horas diarias. Lo que pasa es que algunos funcionarios judiciales y de los gobiernos locales, obsesionados por lograr indicadores de desarrollo económico local positivos, se inclinan en favor de los intereses de los dueños de negocios. También ocurre que algunos residentes urbanos/as mantienen prejuicios acerca de los trabajadores campesinos/as. Por consiguiente, tanto la educación informal como la tarea concientización a través de los medios de comunicación juegan un papel importante y tienen un gran impacto.

Conclusión

En el escenario de la estructura social dual de China, la integración social tiene sus facetas política, social, económica, cultural y educativa. Pero la educación de adultos podría jugar un papel transversal en la promoción de la integración social. Algunos efectos e impactos de la educación de adultos han sido ampliamente evidenciados. La educación de adultos incrementa la conciencia respecto de los derechos humanos entre los funcionarios gubernamentales, las comunidades y los propios/as emigrantes, lo que se pone manifiesto en los cambios de políticas y en el involucramiento de los políticos y de la sociedad civil. La educación de adultos provee directamente a los emigrantes con conocimientos y destrezas que incrementan sus oportunidades de empleo y mejoran su calidad de vida. También eleva el nivel de comprensión y de aceptación cultural entre la población urbana y la rural, que son los valores fundamentales de la integración social.

Referencias bibliográficas:

International Development Brief. Actividades desarrolladas por las ONG internacionales registradas en la China. www.chinadevelopmentbrief.org.cn/nbcbw/ nbcbw-2.jsp/2007-08-10/2007-10-29.

Centro de Investigaciones Económicas de China, de la Universidad de Beijing. 1998. Legal Support to Farmer Workers (Apoyo legal a trabajadores campesinos/as). Universidad de Beijing.

Liu Wenning. Self-development Oriented Education of Farmer Workers (Educación de trabajadores campesinos/as orientada al autodesarrollo). Workers Daily. 2007-09-27.

Mao Lei. Migrants Over 140 Million in China and Legal Protection of Human Rights Urgent Needed (La urgente necesidad de protección legal de los derechos humanos de más de 140 millones de emigrantes en China). Beijing: People’s Daily. 2005-07-27.

Ren Yuan. 2006. Integration of Farmer Workers in Urban Communities (La integración de trabajadores campesinos en comunidades urbanas). En: Journal of Population Research (Revista de investigación popular), 2006 (3).

Shen Yuan. Citizenship is Primary Basis for Harmonious Society (La ciudadanía es la base fundamental de una sociedad armónica). Departamento de Ciencias Sociales, Universidad de Qinghua. rwxy.tsinghua.edu.cn/htmls/nav/jsmd. asp/2007-08-10/2007-09-20.

Consejo de Estado. Plan Nacional de Capacitación de Trabajadores Campesinos 2003-2010. www.nmpx.gov.cn/zhengcedaohang/t20040310_14883. htm/2004-02-10/2007-09-22.

Wang Chunguang. 2003. The Social Identities of New Generations of Migrants form China’s Rural Areas. In Social Science in China (Las identidades sociales de las nuevas generaciones de emigrantes de las áreas rurales de China). Beijing: Academia de Ciencias Sociales de China.

Wei Chaoan. Discurso acerca del Programa Rayo de Sol para la Transferencia de Braceros/as Rurales, en la Conferencia Nacional. www.nmpx.gov.cn/zhengcedaohang/t20061111_48057.htm/2006-11-13/2007-09-20

Wei Wenbiao. Farmer Workers Day and Equally Exercise of Rights (El Día de los Trabajadores Campesinos y el Ejercicio Equitativo de sus Derechos). Beijing: Prosecuting Attorney Daily. 2007-10-08.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.