Sabine Strassburg

El gobierno, la economía, la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales (ONG) enfrentan enormes desafíos a la hora de responder a la pobreza, el desempleo y las necesidades de desarrollo de destrezas. Si se tiene en cuenta los antecedentes históricos de Sudáfrica, las intervenciones realizadas en el campo de la educación, de manera especial a favor de la población adulta «no-blanca» y anteriormente desfavorecida, han demostrado ser una estrategia efectiva en la lucha contra la pobreza y la desigualdad heredada del Apartheid. Sabine Strassburg nació en Alemania y reside en Sudáfrica desde el año 2002. Después de graduarse con el grado de Magíster en Educación de Adultos en 2004, prosiguió sus estudios académicos en la universidad de Leipzig (Alemania), en el Instituto de Educación de Adultos, en cooperación con la universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), en el Departamento de Ciencias Económicas, en la Unidad de Investigación del Trabajo y el Desarrollo de Sudáfrica (Southern Africa Labour and Development Research Unit – SALDRU), y recientemente culminó su Ph.D. en Educación. La disertación que aquí reproducimos incluía el desarrollo de un modelo de prácticas exitosas y enfoques para la investigación en educación y alivio de la pobreza con el fin de enfrentar las desigualdades en el contexto sudafricano. La autora está trabajando actualmente como consultora independiente en las áreas de educación (de adultos) y desarrollo.  

Educación de adultos y alivio de la pobreza ¿Qué se puede aprender de la práctica?

Cuatro estudios de caso de Sudáfrica

Introducción

Una serie de estudios han confirmado la relación directa que existe entre pobreza y educación (p.ej. Ribich 1968; Vally 1998; Preece 2005; Akoojee & McGrath 2006).1 La investigación ha establecido que la educación superior puede tener efectos positivos en la productividad, el nivel de ingresos y el empleo, la educación de la próxima generación (efectos intergeneracionales), la salud, fertilidad y nutrición, y también en todo lo que es fortalecimiento personal, inclusión social y participación. Las intervenciones en el campo de la educación, incluida la educación de adultos, preparan a las personas para que se den cuenta de todo el potencial que tienen y mejoren su calidad de vida. La tarea principal es ayudarle a la gente pobre a que aproveche las oportunidades de cambio de su propia situación.

Este artículo presenta cuatro estudios de caso de Sudáfrica. Todas las intervenciones estudiadas apuntan a mejorar el desarrollo humano y aliviar la pobreza. Además se las considera como ejemplos de prácticas positivas a partir del galardón que recibieron de la fundación Impumelelo. Las organizaciones y la capacitación que se ofrece están basadas en lecciones aprendidas de la práctica y parten de ellas, pudiendo identificarse diferentes indicadores de eficiencia. Se hace las correspondientes recomendaciones para intervenciones educativas en torno al alivio de la pobreza.

Nota metodológica

La investigación fue llevada a cabo por el Centro de Investigación y Apoyo Bergzicht, en Stellenbosch, el proyecto Aprender para Ganar, de Khayelitsha, el Centro P.E. Childline and Family en Shauderville, Port Elizabeth, y por LifeLine/Childline de Western Cape, en Ciudad del Cabo, Khayelitscha y Bishoplavis.


Bergzicht Training Centre Fuente: Sabine Strassburg

Los estudios de caso se basan en múltiples fuentes de evidencia, donde los datos recogidos convergen en un enfoque triangular. En consecuencia se escogió diferentes técnicas para la recolección de datos, tales como el análisis de documentos escritos, entrevistas, cuestionarios, y observación directa. El análisis de documentos escritos incluía la revisión de documentos como los informes de seguimiento y evaluación, bases de datos administrativos y materiales de capacitación. Adicionalmente se revisó materiales didácticos, incluidos el manual del/la estudiante y el manual del capacitador/a, ello con el fin de investigar los métodos educativos utilizados en el proceso de capacitación. Se llevó a cabo trece entrevistas semiestructuradas con actores involucrados/as en el proyecto, en sesiones cara a cara, para reunir información sobre el proceso de planificación y ejecución del proyecto, sobre su prestación de servicios y sobre eventuales problemas. Se utilizó cuestionarios para recoger más información específica acerca de los/as participantes, de manera particular datos demográficos que también ayudaran a describir la situación de pobreza. No fue posible distribuir esos cuestionarios a todos los/as participantes de los cursos. Por eso se seleccionó como intervenciones educativas uno o dos programas de capacitación de cada organización (dependiendo de su disponibilidad) con el fin de conducir una investigación empírica. Las fuentes primarias de información eran el análisis de documentos escritos y las entrevistas. Sin embargo también se recogió datos por medio de la observación directa. La observación sirve para lograr una mayor comprensión del caso. Se utilizó la observación directa para descubrir qué es lo que ocurre, cuándo y dónde, y para conseguir un cuadro más integral de los escenarios del proyecto, como también de los/as participantes y actores involucrados. En total se presenció tres sesiones de capacitación. El propósito de la observación era captar los antecedentes generales del proyecto, y también recoger información práctica acerca de los métodos educativos utilizados en el proceso de capacitación.

Estudios de caso

Estudio de caso I: El Centro de Apoyo y Capacitación Bergzicht

El Centro de Apoyo y Capacitación Bergzicht, fundado en 1992, está situado en el centro de Stellenbosch, una pequeña ciudad en el distrito municipal de Cape Winelands, Western Cape. Bergzicht tiene un centro de capacitación, un centro de apoyo y una oficina de colocaciones. La capacitación que se ofrece en Bergzicht incluye economía doméstica, atención educativa, atención de personas delicadas, atención alimentaria, y también alojamiento y hospitalidad. La capacitación en destrezas vitales es obligatoria para todos los/as participantes. Este módulo responde a problemas relacionados con la pobreza, como la educación en salud que incluye higiene y conciencia sobre el VIH-SIDA. La duración de los cursos varía de 5 a 17 semanas (a tiempo completo). De manera general la capacitación se compone de una parte teórica, que se imparte en el local del Centro de Capacitación Bergzicht, y de una capacitación práctica que tiene lugar en instituciones externas que cumplan los requisitos, por ejemplo en guarderías infantiles, hospitales, alojamientos o instituciones de atención a personas delicadas. La capacitación en sí misma es gratuita. Sin embargo los/as participantes tienen que pagar una matrícula de inscripción, cuyo monto oscila entre 35 rands para el curso de economía doméstica y 70 rands para cursos más avanzados (atención educativa, atención a personas delicadas, atención alimentaria). Los estudiantes privados/as que sean admitidos por sus empleadores tienen que pagar hasta un 50 por ciento de los costos de la capacitación, que oscilan entre 440 y 2.500 rands. Los/as estudiantes reciben 8 rands diarios para sus gastos de viajes, con el fin de que los/as estudiantes pobres no queden excluidos/as de la participación. Los cursos de capacitación está principalmente dirigidos a la gente desempleada, especialmente a las mujeres de Stellenbosch y alrededores. La mayor parte de los/as participantes proceden de comunidades pobres de las zonas alejadas de Stellenbosch, como el distrito municipal de Kayamandi.

Kayamandi:

Kayamandi es un asentamiento informal ubicado en las afueras de Stellenbosch. Originalmente se construyó para acomodar a los trabajadores negros inmigrantes (varones) que se empleaban en las fincas vitivinícolas en los alrededores de Stellenbosch. El idioma principal que se habla es el isi-Xhosa. Las características de pobreza son similares a las de otros asentamientos informales que hay en el país, incluyendo bajos niveles educativos (una elevada tasa de analfabetismo), el escaso acceso a servicios de salud y una elevada tasa de desempleo (Censo Sudafricano 1996).

Estudio de caso II: Aprender para Ganar

El programa «Aprender para Ganar» (Learn to Earn – LtE) consta de tres secciones (centros de capacitación) y de un Centro de Recursos Comerciales. La sección principal, la primera que se fundó en 1989, al igual que el Centro de Recursos Empresariales, está situada en Khayelitscha, una ciudad del Distrito Municipal Metropolitano de Ciudad del Cabo, Western Cape. Desde 1999-2000 se ofrece también servicios de capacitación en Zwelihle, Hermanus (municipio de Overstrand), y en Fisantékraal, Durbanville (zona suburbana al norte de Ciudad del Cabo), ambos situados en Western Cape. El programa en Zakhele «Construye para ti mismo» y una tienda de café en los locales de LtE sostienen actividades de generación de ingresos para graduados/as del programa LtE. El Centro de Recursos Empresaria les facilita también la creación de puestos de trabajo y oportunidades empresariales para graduados/as, como también para personas desempleadas que no necesariamente han tenido que participar en los cursos de LtE. Se ha ofrecido cinco cursos de capacitación en las siguientes áreas: costura, carpintería, panadería, destrezas comerciales y graficación computarizada. Todos los cursos incluyen cálculo y alfabetización en inglés, destrezas comerciales (un módulo básico de desarrollo comercial), destrezas vitales (asesoramiento en estilos de vida), y un módulo sobre discipulado. La duración de los cursos oscila entre 4 semanas (a tiempo parcial) y 15 semanas (a tiempo completo). La capacitación incluye teoría (lecturas) y práctica (talleres), pero no capacitación en el lugar de trabajo y fuera de LtE. La capacitación no es gratuita. La matrícula (de 100 a 150 rands) y los costos de participación (de 100 a 350 rands) pretenden asegurar el compromiso y desarrollar un sentido de apropiación, siguiendo lo que hace la misión «Lo que vale es esforzarse, no repartir» (A hand up – not a hand out). «Aprender para Ganar» crea oportunidades de generación de ingresos para los/as participantes también durante la capacitación, lo que ayuda a los/as estudiantes a pagar la matrícula de sus cursos. Los cursos de capacitación están dirigidos principalmente a personas desempleadas, particularmente personas pobres provenientes principalmente de asentamientos informales en los alrededores de Ciudad del Cabo, por ejemplo Khayelitsha.

Khayelitsha:

Khayelitscha es un asentamiento periurbano (básicamente informal) situado unos 30 km del centro de Ciudad del Cabo. Es uno de los distritos municipales más grandes de Sudáfrica. Según el Censo Sudafricano de 2001, la población es predominantemente negro-africana, y habla fundamentalmente xhosa (96,5 por ciento). Las características de la pobreza son similares a las de otros asentamientos informales que hay en el país, lo que supone bajos ingresos familiares (en khayelitsha el 77,8 por ciento de los asalariados/as tenía un sueldo mensual de 0 a 1.600 rands), bajos niveles educativos (7 por ciento no tiene escolaridad) y alta tasa de desempleo (50,8 por ciento) (Censo Sudafricano 2001).

Estudio de caso III: Línea Infantil (Childline) de Port Elizabeth

 

El Centro Infantil y Familiar de Port Elizabeth está localizado en Schauderville, Port Elizabeth, en el Municipio Metropolitano Nelson Mandela, en Eastern Cape. Childline South Africa es la organización matriz que abarca ocho oficinas regionales en casi cada provincia de Sudáfrica, una de las cuales es el Centro Infantil de Port Elizabeth. Entre los servicios que se ofrece están la consejería (en lo concerniente a derechos de los niños y niñas, abuso infantil, VIH-SIDA, comportamiento sexual y relaciones responsables), trabajo en red y coordinación de servicios dirigidos a niños y niñas, defensa de los derechos de niños y niñas, y capacitación de voluntarios. Con el fin de promover el bienestar de las familias y de aliviar la pobreza en la región, en 1990 se creó un programa de capacitación en destrezas. Actualmente se ofrece dos cursos de capacitación, que son Costura (8 semanas) y Atención Educativa (16 semanas a tiempo completo). Los/as participantes no tienen que pagar nada por la capacitación, pero tampoco reciben ningún tipo de subsidio de transporte. El programa está abierto a cualquiera que haya sido capaz de conseguir un contrato de trabajo antes de que empiece la capacitación, dado que sólo en ese caso el Departamento de Trabajo financia las actividades de capacitación. El Centro Infantil de Port Elizabeth está dirigido a las comunidades más pobres, principalmente femeninas, que provienen de áreas urbanas y periurbanas de la región, como es el caso de Schauderville.

Schauderville, Port Elizabeth
Schauderville, formalmente Distrito Municipal de Schauder, es un suburbio pobre de Port Elizabeth. Según el Censo Sudafricano de 1996, el área alberga principalmente a sudafricanos no-blancos. El principal idioma que se habla es el afrikáans.

 

Estudio de caso IV: Sustento (LifeLline) de Western Cape

LifeLine empezó en 1963 en Australia y desde entonces se ha ido expandiendo hasta proveer actualmente diferentes centros en 14 países. En 1968 LifeLine empezó a trabajar en el centro urbano del Municipio Metropolitano de Ciudad del Cabo, Western Cape. Fundado inicialmente como programa de consejería telefónica para situationes de crisis, actualmente ofrece cursos de capacitación para personas adultas, desarrollo juvenil, consejería telefónica y presencial, programas de VIH-SIDA, trabajo terapéutico con niños y niñas, y grupos de apoyo. LifeLine de Western Cape, en cooperación con Childline, ofrece servicios en el centro urbano de Ciudad del Cabo, Wynberg (Childline), Kayelitsha, Mitchell’s Plan, Bishop Lavis y Gugulethu. El programa de consejería situacional se puso en marcha en 1998/1999. Los programas de capacitación pretenden capacitar personas voluntarias para el servicio de consejería de LifeLine/Childline, para miembros y asesores/as de otras ONGs y organizaciones, como también para incrementar en todos los espacios públicos posibles la conciencia sobre el VIH-SIDA. Se ofrece diversos cursos de capacitación, entre ellos capacitación de LifeLine en casa (desarrollo personal y destrezas de consejería), capacitación para personal de LifeLine (p.ej. toma de conciencia respecto del VIH-SIDA, capacitación de presentadores/as y facilitadores/as), y capacitación a pedido para otras ONGs y organizaciones (p.ej. educación grupal sobre VIHSIDA, conciencia de VIH-SIDA, destrezas vitales, desarrollo personal, destrezas de consejería y comunicación etc.). Las tasas de los cursos oscilan entre 0 rands (libre de cargo para el personas de LifeLine) a

1.000 rands (para desarrollo personal y destrezas de consejería). Las organizaciones pagan hasta 550 rands por persona día. Pero también se cuenta con un número limitado de becas. No se ha identificado ningún grupo meta especial.

Hallazgos y recomendaciones

Esta sección resume los resultados de los estudios de caso e identifica las prácticas positivas y los indicadores de eficiencia. Se ha triangulado la información proveniente de todos los estudios de caso. Los indicadores de eficiencia han sido identificados en términos de ubicación (accesibilidad para personas pobres), enfoque, capacitación ofrecida, definición de personas pobres como grupo meta, estrategias y respuesta a problemas de pobreza, sostenibilidad financiera de la organización, capacidad humana e institucional, propiedad conceptual, seguimiento y evaluación, resultados e impacto.

Información organizativa general y del proyecto

En todos los casos investigados se trataba de intervenciones de largo plazo. La mayoría de los programas de desarrollo de destrezas fueron seleccionados por el hecho de que sus efectos podían ser medidos con mayor facilidad (en términos de consecución de empleo, y por tanto de alivio de la pobreza de ingresos). La investigación mostró que es más probable que una intervención sea efectiva (en términos de desarrollo humano y alivio de la pobreza entre los grupos poblacionales más vulnerables) si…

la intervención se localiza en un área con altos niveles de pobreza. Los efectos en individuos y comunidades pobres han sido de mayor envergadura cuando las intervenciones estuvieron localizadas en áreas con altos niveles de pobreza, ya que esto aumentaba la accesibilidad para la población meta, y por consiguiente atraían a más gente pobre. Cuando la organización podía ayudar a los/as participantes a pagar sus gastos de transporte, la ubicación física de éstos/a no tenía mayor impacto. Sin embargo resulta más eficiente, en términos de la relación cos to-beneficio, situar la intervención dentro de la comunidad meta, ya que entonces la organización puede ahorrar los costos de transporte.

el enfoque apunta directamente a resolver los problemas de las personas pobres.

Tres de las cuatro organizaciones investigadas tenían un enfoque directo de respuesta a los problemas de las personas pobres (principalmente el desempleo). Por eso es que presentaron mejores resultados en términos de reducción de la pobreza (vía ingresos). Sin embargo, una de ellas exigía que los/as participantes tuvieran ya un contrato de trabajo antes de empezar la capacitación. Dado que la mayor parte de las personas pobres tenían dificultades para encontrar trabajo, el número de participantes fue menor, lo que dio como resultado un recorte en la capacitación en destrezas laborales.

… originalmente se ha montado la intervención para aliviar la pobreza y mejorar el bienestar. El alivio de la pobreza y/o el bienestar y desarrollo social fueron objetivos de todas las organizaciones investigadas. Con todo, las dos organizaciones que originalmente se crearon para mejorar el desarrollo humano y aliviar la pobreza (principalmente a través del desarrollo de destrezas para mejorar las posibilidades de conseguir empleo) mostraban un mayor compromiso, con lo que el resultado era un mayor alivio de la pobreza en términos de reducción de la pobreza mensurable en ingresos. Las otras dos organizaciones se crearon inicialmente por otras razones que tenían que ver con el desarrollo y no necesariamente se concentran en la pobreza. Otras intervenciones, como los programas de desarrollo de destrezas que mejorarían la capacidad de los/as participantes para conseguir empleo, fueron introducidas en una etapa posterior y por tanto no merecieron la misma atención, cosa que se pone principalmente de manifiesto en la asignación de recursos.

Capacitación

La intervención parece ser más efectiva si:

se utiliza métodos educativos que estimulen la participación y presenten una combinación de teoría y práctica. Todas las intervenciones utilizaban en su capacitación métodos activos que estimulaban la participación de los/as estudiantes, principalmente a través de demostraciones y prácticas. La capacitación consistió siempre en una combinación de teoría y práctica, parcialmente con una capacitación práctica en el lugar de trabajo, que tuvo efectos positivos en las tasas de colocación, dado que algunos/as participantes encontraron trabajo en la misma empresa u organización en que hicieron su tiempo de prácticas.

… los costos de participación en la capacitación no son demasiado altos, dado que los/as estudiantes procedentes de comunidades pobres no están en condiciones de financiarlos. Había una gran diferencia en los honorarios de la capacitación. Éstos variaban desde cero rands (libre de costos) hasta 1.000 rands. Una organización incluso les pagaba a sus participantes un subsidio de transporte, lo que significa que éstos/as recibían más dinero durante el curso de capacitación. La investigación reveló que cuanto más altos son los honorarios de participación, tanto más improbable es la participación de la gente pobre (cuyos ingresos familiares mensuales son bajos). Se tiene que considerar el nivel de ingresos del grupo meta. La mayor parte de los/as participantes (60 por ciento) tenían unos ingresos familiares promedio de menos de 1.001 rands por mes (ver más adelante «Selección de la población meta»). De ahí que la mayor parte de la gente pobre no pueda pagar unos honorarios de participación de más de 500 rands. Parece ser importante que los honorarios de participación sean reducidos, a pesar de ese sentido de apropiación de la situación a que se refiere el Director de «Aprender para Ganar». A pesar de todo no se pudo verificar una relación entre los honorarios de participación, por una parte, y por otra el compromiso o sentido de apropiación (mensurable a través de las tasas de aprobación de curso).

Selección de la población meta

Para identificar grupos meta, con sus problemas y necesidades, se requiere de evaluaciones previas. Una serie de estudios han confirmado que en Sudáfrica la pobreza está concentrada en grupos de población previamente desaventajados (la mayoría negra de Sudáfrica) y en las mujeres (o familias cuya cabeza es una mujer). La mayoría de los/as pobres viven en áreas rurales. Por lo tanto el principal grupo meta para los programas de alivio de la pobreza debería ser la población negra y las mujeres que viven en áreas rurales (p.ej. May 2000).2

Una vez que se ha diseñado el proyecto adecuadamente, se requiere métodos y mecanismos estrictos y claros para la selección del grupo meta. Es necesario definir con precisión los grupos meta, y el proyecto tiene que ser especificado correctamente en términos de expectativas y conocimientos previos de los/as participantes, con el fin de evitar una elevada tasa de deserción. La falta de mecanismos claros y efectivos para la identificación del grupo meta hace posible la participación de personas que no pertenecen el grupo beneficiario preferido, y por tanto se acaba desviando los recursos a otro objetivo que no son los/as pobres (Cox, Healey, Hoebing y Voipio 2000). Otro argumento importante a favor de una cuidadosa identificación del grupo meta es la sostenibilidad. Una selección eficaz de individuos

  1. o grupos, así como una evaluación de los beneficiarios/as, tiene impactos positivos en la sostenibilidad del proyecto (Hanson, Worrall, & Wiseman (2006:2f) y por lo tanto incrementa su eficiencia. También puede mejorar la eficiencia incluso en el caso de que los recursos disponibles sean limitados. Se puede utilizar los fondos con mayor eficacia y eficiencia si se los canaliza directamente hacia individuos
  2. o grupos que presentan las mayores necesidades y/o con la mayor capacidad de beneficiarse. La sección siguiente se basa principalmente en Hanson, Worral y Wiseman (2006).3

La intervención parece ser más efectiva si:

han tenido lugar evaluaciones previas para identificar el grupo meta, sus problemas y necesidades. Entre tanto es cosa sabida que los grupos poblacionales previamente desfavorecidos, como los sudafricanos negros, y en particular las mujeres, constituyen el principal grupo meta de las intervenciones. En consecuencia no necesariamente se requiere de evaluaciones previas para identificar el grupo meta general. Sin embargo vale la pena conocer la comunidad meta específica. Por lo tanto se recomienda un análisis de la comunidad antes que una mera investigación del grupo meta.

… se aplica estrictos mecanismos de identificación de destinatarios/as, dirigidos a los grupos más vulnerables de la población, como son las mujeres y las personas no-blancas. Tres de las cuatro organizaciones investigadas mostraban una falta de mecanismos estrictos de identificación de destinatarios/as que sirvieran de criterios de selección. Sin embargo, gracias a la ubicación geográfica y a los servicios que se ofrecía, se pudo lograr una identificación indirecta de los grupos pobres de la población. Consiguientemente, la mayor parte de las intervenciones utilizaron métodos de identificación de destinatarios basados en la autoselección. Se diseñó los programas para que fueran más atractivos para la población meta a través de la ubicación geográfica de la organización, en un asentamiento parcialmente informal, con altas tasas de pobreza y de desempleo, y a través de los servicios que se ofrecía. Los participantes investigados/as señalaron las siguientes características.

  • Ubicación: Desde el momento en que las organizaciones investigadas estaban ubicadas en áreas periurbanas o urbanas, las intervenciones no apuntaban directamente a la población rural. Sin embargo se pudo lograr una identificación indirecta de destinatarios, ya que el 31 por ciento de todos los participantes investigados/as provenían originalmente de áreas rurales, por ejemplo de las remotas regiones de Eastern Cape (una de las provincias más pobres de Sudáfrica) y ahora viven en áreas periurbanas (p.ej. en Khayelitsha). La investigación de estudios de caso reveló que los proyectos de alivio de la pobreza no necesariamente tienen que estar ubicados en áreas rurales para abordar a esos grupos poblacionales. Situar las intervenciones en comunidades periurbanas (igualmente pobres) tiene varias ventajas comparativas respecto de hacerlo en áreas rurales: En primer lugar aquéllas son más fácilmente accesibles, ya que la infraestructura de transporte es por regla general mejor que en las áreas remotas. En segundo lugar, de entrada se cuenta con recursos disponibles, como edificios, personal y material. En tercer lugar, es más probable encontrar oportunidades de empleo en áreas periurbanas, y mucho más en áreas urbanas; por consiguiente pueden ser mayores las posibilidades de encontrar trabajo. En cambio la ubicación de las intervenciones en áreas urbanas (p.ej. en el centro urbano de Ciudad del Cabo o en Stellenbosch) las hacía menos accesibles para los/as pobres, dado que tendrían que desplazarse más lejos, cosa que muchos de ellos/as no pueden pagar sin un subsidio de transporte. La investigación ha comprobado que las intervenciones resultan más efectivas cuando se sitúan en áreas con altos niveles de pobreza, lo que sin embargo no necesariamente significa áreas rurales. A los programas de alivio de la pobreza localizados concretamente en áreas periurbanas (p.ej. asentamientos informales) se les recomienda que se dirijan a las comunidades pobres (parcialmente procedentes de áreas rurales) pero con tal de que cuenten con transporte, recursos y ventajas laborales propias de la ciudad.
  • Grupo poblacional: Todas las intervenciones estaban centradas en comunidades no blancas, con lo que habían cumplido un importante criterio de selección. Más del 75 por ciento del total de participantes investigados/as eran no-blancos, y la mayoría xhosa-hablantes (62 por ciento).
  • Género: Aunque no siempre fueron específicamente seleccionadas como tales, las mujeres participaban de manera predominante en los programas investigados, con lo que cumplieron con un segundo criterio de selección de destinatarios. Los cuestionarios pusieron de manifiesto que le 87,7 por ciento del total de participantes eran mujeres. Se
    pudo lograr esta selección indirecta (autoselección) gracias a los servicios que se ofrecía (p.ej.costura, puericultura, atención de personas delicadas).
  • Generación: Por lo general los/as participantes eran relativamente jóvenes, con un promedio de edad de 32 años. El 71,4 por ciento del total de participantes era menor de 35 años. Los encargados/as de planificar los cursos deben tener esto en cuenta a la hora de diseñar y enfocar sus proyectos en concordancia con los temas y métodos que resultan más deseables para estos grupos etéreos, como puede ser el caso del VIHSIDA y de las relaciones sexuales.
  • Educación: Los niveles educativos eran por lo general altos, particularmente en el caso de los estudiantes blancos/as. Alrededor del 82 por ciento del total de participantes investigados/ as tenían un nivel mínimo de 9 puntos. Los cuestionarios revelaron que los niveles educativos más bajos (por debajo de los 8 puntos) respondían probablemente a participantes «mayores» y no-blancos/as.
  • Estatus laboral: Los cuestionarios revelaron que el 42,9 por ciento del total de participantes carecían de empleo antes de empezar la capacitación. Las tasas de desempleo eran más altas entre los/as participantes de los cursos ubicados en áreas periurbanas (asentamientos parcialmente no-formales).

En general la identificación de la población meta fue efectiva, atrayendo mayormente a mujeres jóvenes, no-blancas (predominantemente xhosa-parlantes), que estaban desempleadas y económicamente dependían de otros miembros de la familia o de donaciones.

Estrategias utilizadas y problemas de pobreza encarados

Es más probable que la intervención sea efectiva si se aborda una variedad de problemas y se combina diferentes estrategias que incluyan destrezas vitales, alfabetización, fortalecimiento personal y actividades de generación de ingresos.

Todas las organizaciones investigadas ofrecían más de un programa de capacitación, de lo que resultaba una variedad de intervenciones y de problemas encarados. La mayor parte se manejaban de manera combinada. Todas las intervenciones encaraban el desempleo, en uno u otro contexto. Parece que se puede aumentar la asistencia de personas pobres a proyectos de educación de adultos si después se da la posibilidad de encontrar empleo. Aquellas intervenciones que se centraban en la posibilidad de encontrar trabajo presentaron los mejores efectos en el alivio de la pobreza de ingresos, siempre que se combinaran con altas tasas de colocación laboral. Se puede aumentar las tasas de colocación laboral apoyando a los/as participantes a que encuentren empleo. Adicionalmente se encaraba otros problemas relacionados con la pobreza, principalmente a través de destrezas vitales integradas, que han demostrado ser un componente vital del desarrollo humano y del bienestar general. Los efectos estaban casi siempre relacionados con el desarrollo personal, que tenía también impactos positivos en la búsqueda de empleo, según el administrador de la Oficina de Colocaciones en Bergzicht. Ninguna de las organizaciones investigadas prestó demasiada atención a la alfabetización, lo que tuvo como resultado, o bien dificultades anticipadas de lenguaje para los/as participantes con bajos niveles de alfabetización, o bien niveles educativos generales relativamente altos de los/as participantes, dado que el nivel de educación y alfabetización era un requisito de ingreso, y a menudo una barrera para la participación en tres de las cuatro organizaciones investigadas.

Niveles de sostenibilidad

Es esencial la creación de proyectos sostenibles. El término sostenibilidad se refiere a

«la capacidad de un proyecto de desarrollo de sostenerse a sí mismo, tanto a lo largo de la vida del proyecto como también en el futuro, después de haber concluido su período». (Khan 2003:5f)4

Si se puede mantener los beneficios del proyecto durante un largo período de tiempo, ello equivale a incrementar sus efectos en las comunidades involucradas. Si un proyecto ha logrado ser sostenible o no, sólo puede verse después de que se ha acabado el apoyo de los donantes y el proyecto ha sido entregado a actores involucrados/as locales, como pueden ser la comunidad beneficiaria, el Gobierno o el sector privado. Un sentimiento de apropiación del proyecto, de inclusión en el mismo de los funcionarios/as gubernamentales y otros actores involucrados/as locales, como también los esfuerzos redoblados para movilizar recursos nacionales, refuerzan la sostenibilidad financiera, siendo necesarios para la sostenibilidad el uso de sistemas y de estándares locales mutuamente convenidos. La capacidad de las organizaciones de continuar por un largo período de tiempo ha quedado probada, puesto que todos sus programas fueron ofrecidos durante más de diez años, desde que comenzaron en la década de los noventa. En todos los casos investigados se trataba de intervenciones de largo plazo que no habían sido planificadas por agencias internacionales sino iniciadas por comunidades que luego buscaron apoyo financiero de diferentes donantes. Todos siguen siendo llevados por las respectivas comunidades y la asistencia que siguen recibiendo de los donantes se limita al apoyo financiero. Es a partir de ahí que se pudo asegurar un sentimiento de apropiación local. Todas las organizaciones, de una u otra manera, tuvieron en cuenta las estrategias nacionales de desarrollo. A pesar de todo siguieron siendo problemáticas la inclusión y la cooperación con funcionarios gubernamentales, como también la obtención de estándares nacionales (p.ej. tal como vienen dadas en el Marco Nacional de Calificación), de donde se originaron algunos problemas respecto del reconocimiento oficial de las calificaciones logradas, y también respecto de los recursos financieros (financiación gubernamental).

  • Sostenibilidad financiera
    Sostenibilidad financiera significa aquí que los proyectos necesitan volverse económicamente estables e independientes de las agencias de cooperación, sin lo cual el proyecto puede verse interrumpido. Es más probable que un proyecto sea sostenible si se puede encontrar recursos financieros que aseguren la continuidad del proyecto. Lo normal es que la financiación sólo dure unos cuantos meses o años, y muchos de ellos no pueden proseguir sin el apoyo financiero de organizaciones internacionales de ayuda para el desarrollo. Por lo tanto es importante, en términos de sostenibilidad, encontrar otros mecanismos de financiación, como podría ser la «compra» de sus servicios por parte del Gobierno o de empresas privadas (el mercado estructurado). Los mecanismos de autofinanciación son los más efectivos a la hora de aumentar la sostenibilidad. Sin embargo esto podría ser problemático a causa del carácter de la intervención (alivio de la pobreza) y de los participantes o grupos meta (individuos y comunidades con bajos ingresos). La inclusión de las actividades del proyecto en los mecanismos presupuestarios del Gobierno ha dado buenos resultados. Sin embargo la mayor parte de los financiadores no son partidarios de este enfoque. Prefieren no contribuir directamente al presupuesto gubernamental. Por consiguiente sería más efectivo que los financiadores desarrollaran modelos de desarrollo conjuntamente con las comunidades participantes, lo que después de una ejecución exitosa puede ser asumido por el Gobierno con el fin de apoyar la extensión y ulterior implementación del proyecto. Es necesario que los modelos desarrollados estén de acuerdo con los requerimientos nacionales e internacionales. Los financiadores están dispuestos a apoyar a las instituciones loca les en construcción de capacidades y en el desarrollo y puesta a prueba de los modelos antes mencionados. Tanto los funcionarios gubernamentales como los actores involucrados en los proyectos necesitan la construcción de capacidades para mejorar la gestión financiera. Es más probable que un proyecto sea sostenible si tiene una visión de largo plazo. Esto se les debe comunicar a todos los actores involucrados para que así puedan alinear sus recursos. Se requiere compromisos escritos que establezcan la contribución (financiera) de los actores involucrados, lo mismo que un cronograma bien claro para las contrapartes. Entonces será posible para el administrador/a del proyecto desarrollar estrategias acerca de la forma y el momento de conseguir financiación adicional para el proyecto, más allá del tiempo previsto y del apoyo original (principal). En general los proyectos deberían estar económicamente a la altura de las comunidades, y el costo de un proyecto no debería exceder sus beneficios previstos. Se puede aumentar la sostenibilidad financiera y reducir los costos si se concentra los recursos en los ítems más necesarios (identificación eficiente de objetivos), utilizando para ello sistemas y recursos locales.
  • La sostenibilidad financiera era el desafío principal de las organizaciones investigadas. La mayor parte de las organizaciones experimentaron dificultades con la estabilidad financiera. Con frecuencia los gastos operativos superaban los ingresos del año financiero, por lo que se daba un déficit. Dado que la «compra» de servicios por parte del Gobierno sigue siendo problemática, como se ha mencionado anteriormente, las organizaciones se vieron en gran medida dependientes de apoyo económico por parte de donantes nacionales e internacionales. Se ha comprobado que una dependencia exclusiva de donantes pone en riesgo la sostenibilidad financiera de un programa, cuyo resultado será la reducción de la intervención. Los mecanismos de autofinanciación han demostrado ser un factor vital para la sostenibilidad financiera. Parece que la dependencia de los donantes disminuía cuando se incrementaba los honorarios de capacitación (uno de los más importantes mecanismos de autofinanciación), pero sólo si esos honorarios eran suficientes para cubrir los costos de la capacitación. La financiación se cambiaba de los donantes a los/as participantes. Al mismo tiempo disminuía la concentración en las personas pobres, puesto que éstas no podían cubrir los elevados honorarios de capacitación, como se ha explicado anteriormente. Tal enfoque ha demostrado ser efectivo si las organizaciones ofrecen cursos también para participantes privados y con buenos ingresos que por tanto están en condiciones de pagar honorarios elevados. Dos de las cuatro organizaciones pusieron en práctica esta idea, con lo que se pudo reducir la dependencia de los donantes. No obstante sigue siendo necesario hacer esfuerzos para que el grupo meta principal sean las comunidades pobres, y no centrar la de atención a estudiantes privados/as.
  • Capacidad humana e institucional
    La capacidad humana e institucional es vital para la sostenibilidad de un proyecto. Por eso se tiene que escoger cuidadosamente las instituciones y organizaciones ejecutoras. El Departamento Sudafricano de Trabajo, por ejemplo, tiene una lista de proveedores de servicios y que han demostrado trabajar de manera eficiente (la lista está accesible en la página web de dicho departamen-to). El Departamento compensaría a estas organizaciones con el fin de suministrarles apoyo y si fuera necesario los recursos disponibles. La capacidad institucional incluye ámbitos como relaciones externas, prácticas administrativas (p.ej. estructura organizacional, administración, planificación, gestión informativa y gestión estratégica), recursos humanos y aprendizaje institucional, recursos financieros, y prestación de servicios. Si estas áreas de una organización son fuertes y estables, es más probable que el proyecto sea sostenible. Dependiendo de cuáles sean las fortalezas y debilidades organizacionales en las áreas arriba mencionadas, la construcción de capacidades con ayuda de la cooperación internacional puede incrementar la eficiencia de una organización. Las agencias de cooperación internacional deben evitar el uso extensivo de personal externo, y más bien esmerarse en contratar personal local que conozca los problemas de la gente. Con frecuencia éste tiene más experiencia y resulta menos caro. La capacitación del personal local garantiza la eficiencia y el alineamiento con los estándares internacionales, a la vez que incrementa tanto la sostenibilidad del propio proyecto como la de la organización en su conjunto. Las organizaciones fuertes son más capaces de alcanzar sus objetivos, y de alimentar proyectos de largo aliento así como sus propias necesidades.

Tres de las cuatro organizaciones investigadas tenían una organización jerárquica, con una clara división del trabajo, lo que deriva en una gestión eficiente. Todas ellas empleaban personal local, en parte de las mismas comunidades meta, cosa que tuvo efectos positivos en el nivel de sostenibilidad y en la toma de conciencia de los problemas. Diferentes programas de desarrollo del personal mejoraron la capacidad humana y por tanto incrementaron la eficiencia de la organización. Todas las intervenciones en términos de construcción de capacidades fueron planificadas por los actores involucrados locales, y no por agencias internacionales, lo que tuvo efectos positivos en la orientación y apropiación de los problemas. Todas las organizaciones tenían una visión de largo plazo que establecía su compromiso con el alivio de la pobreza y el desarrollo humano. Las definiciones respecto de la visión y misión eran comunicadas al público, ya fuera por medio de informes anuales o de otros medios como una página web inicial y material impreso PR (relaciones públicas). En tres de las cuatro organizaciones se facilitaba las relaciones externas a través de boletines de noticias regulares y de información proporcionada en sus páginas web iniciales. Todas las organizaciones publicaban informes anuales que en su conjunto tuvieron efectos positivos en la gestión general de rendición de cuentas, gobernabilidad e información. Todas las organizaciones mostraron buenos mecanismos de mercadeo, incluyendo sus propios logotipos y marcas.

  • Apropiación conceptual
    Aquí se describe la apropiación de las intervenciones en términos de adecuada respuesta a las necesidades individuales, a las ne cesidades comunitarias, y también a las demandas del mercado económico/laboral y su potencial imitación.

    Respuesta a las necesidades individuales: No siempre es posible responder a las necesidades individuales, debido principalmente a la falta de destrezas de alfabetización y a dificultades idiomáticas previas. Sin embargo había una sensación compartida en el sentido de que las destrezas en inglés juegan un papel vital en el futuro entorno laboral. No obstante, en la mayor parte de las intervenciones ofrecidas no se tuvo en cuenta la necesidad de alfabetización en inglés. El analfabetismo es un obstáculo para muchas formas de capacitación, pero por lo general los capacitadores/as no consideran que ello sea su responsabilidad. Se espera que las personas adultas vayan y se alfabeticen en alguna otra parte, y que luego retornen a los programas de capacitación (NEPI 1993:21).5 Entre las razones de este hecho están principalmente los costos adicionales y el tiempo. En consecuencia se escoge para las intervenciones de los programas a participantes que ya tienen niveles educativos relativamente altos, y no a personas analfabetas cuya capacitación, si se desea obtener resultados similares, le habría costado más a la organización. Las intervenciones necesitan también llevar a cabo proyectos complementarios para responder a la falta generalizada de educación básica con cursos de alfabetización, cálculo y destrezas lingüísticas en inglés (NEPI 1993:21).

    Responder a las necesidades comunitarias: Todas las organizaciones aseguraron que sus intervenciones constituyeran respuestas adecuadas a las necesidades de la comunidad que se trata de beneficiar con evaluaciones de necesidades y análisis comunitarios.

    Responder a las demandas del mercado económico/laboral: Para tres de las cuatro organizaciones el estudio del mercado aseguraba un alineamiento con las actuales necesidades económicas. Una organización identificaba las necesidades del mercado laboral exigiendo a sus participantes un contrato de trabajo antes de empezar la capacitación. Responder a las demandas económicas ha demostrado ser un factor vital de la apropiación conceptual, dado que las posibilidades de empleo de los/as participantes dependían en gran medida de esa respuesta.

    Es más probable que la intervención sea efectiva si son muy altas las posibilidades de imitación, lo que deriva en un elevado impacto del modelo.

    Las posibilidades de imitación era muy alto en casi todas las intervenciones, cosa que deriva en un elevado impacto multiplicador. El concepto de capacitación de todas las organizaciones investigadas ha sido puesto en práctica en otros lugares. Tres de las cuatro organizaciones tenían más de una sucursal, lo que tuvo como resultado una expansión de su área de influencia. Si bien las posibilidades de imitación no tienen un efecto de corto plazo en los/as participantes, el impacto multiplicador resultante podría tener en el largo plazo un efecto positivo general en la comunidad donde se ha implementado.

Seguimiento y evaluación

La evaluación y el seguimiento tienen diferente objetivos, como detectar (sobre la marcha) posibles problemas de ejecución, controlar los avances, y también aprender de los errores y aciertos. Los resultados y recomendaciones pueden apoyar el proceso de planificación de nuevos programas (evaluación previa). La evaluación ayuda también a identificar el impacto y sostenibilidad de una intervención (evaluación posterior). Dentro del sector del proyecto cumple también una función legitimadora y se la utiliza como una base para la financiación y la rendición de cuentas. Con la ayuda del seguimiento y la evaluación permanentes se puede rastrear los avances y en consecuencia se puede emprender acciones correctivas.

Todas las organizaciones llevaban a cabo monitoreo y evaluación. Los avances se evaluaban principalmente por medio de narraciones privadas de éxito y de tasas de matriculación de estudiantes. Se hacía el seguimiento de la sostenibilidad (financiera) por medio de declaraciones financieras anuales, que eran objeto de auditoría. Los resultados se publicaban en informes periódicos y anuales. La evaluación y el seguimiento tienen diferentes objetivos, como detectar (sobre la marcha) posibles problemas de ejecución, controlar los avances, y también aprender de los errores y aciertos. Parece, sin embargo, que los informes anuales incluían principalmente narraciones exitosas más que describir problemas anticipadamente. Los desafíos que se les comunicaba a los investigadores eran a veces minimizados por los actores involucrados, en lugar de ser asumidos con espíritu crítico constructivo. No es posible estimar si ellos/as sólo minimizaban los problemas hacia fuera, mientras internamente eran conscientes de ellos. El seguimiento y la evaluación sólo son efectivos si sus resultados son comunicados y derivan, si es necesario, en una acción correctiva.

Resultados e impacto

La capacitación tiene impacto en las personas pobres principalmente a través del aumento de las oportunidades de empleo, y por tanto la posibilidad de mejorar su situación económica. Un total de 2.012 personas (una vez finalizados los cursos) fueron capacitadas exitosamente a través de las intervenciones investigadas en 2004-2005. Por lo general las tasas de aprobación fueron altas en todas las intervenciones. Como promedio, de cada diez participantes que empezaron el curso, nueve lo terminaron. De los/as 2.102 participantes, 382 (19 por ciento) estaban económicamente activos/as después de la capacitación, lo que suponía una reducción de la pobreza de ingresos. Las tasas de colocación laboral variaban entre las organizaciones e intervenciones, oscilando entre un 98 por ciento (allí donde los/as participantes tenían que encontrar trabajo antes de empezar a capacitarse) y un 4,1 por ciento (donde la obtención de empleo no es el objetivo principal de la organización). Las tasas de colocación laboral pueden verse positivamente influidas por tres factores: En primer lugar a través de iniciativas específicas que apoyan la búsqueda de trabajo (como un centro de recursos empresariales o una agencia de colocaciones). En segundo lugar, se pudo mejorar el índice de colocación laboral cuando la organización ofrecía como parte integral del curso una capacitación práctica en el lugar de trabajo. Muchos/as participantes tuvieron la oportunidad de quedarse en la empresa después de haber cumplido su temporada de prácticas. En tercer lugar, hubo participantes que encontraron trabajo antes de empezar la capacitación. Sin embargo esto parece ser problemático, dado que los empleadores prefieren contratar personas que ya han recibido capacitación. Si bien la tasa de colocación laboral de estas iniciativas era elevada (98 por ciento), no se pudo encontrar muchos/as participantes, y el proyecto tuvo que reducirse. De todas maneras ha quedado comprobado que las intervenciones educativas se orientan por la demanda del mercado laboral. Todos los efectos que se ha medido se produjeron en el nivel de bases, y no llegaron a sacar completamente a los/as participantes de la pobreza medida en ingresos, dado que el máximo de ingreso mensual sumaba 2.500 rands. Si se tiene en cuenta que el ingreso familiar de la mayor parte de los/as participantes (60 por ciento) era inferior a 1.001 rands mensuales, un ingreso de 2.000 rands de un miembro de la familia (que estaba recibiendo capacitación) podría incrementar los ingresos generales de la familia en un 100 por ciento. Los ingresos propios hicieron disminuir también la dependencia respecto de otros miembros de la familia, o bien de algún tipo de subsidios sociales, lo que a su vez tiene efectos positivos en la seguridad personal. Así pues, la capacitación ha demostrado tener poderosos efectos de fortalecimiento personal. La autoestima crecía a través de la educación («puedo hacerlo») como también a través de la estabilidad económica cuando se había encontrado trabajo («valgo la pena, puedo proveer para mí mismo/a y para mi familia»).

Narración exitosa de una graduada en costura de Aprender para Ganar

Chwayity Ngcotyelwa, 30 años:

«En 1999 Aprender para Ganar me enseñó a coser. El año siguiente tuve trabajo todo el tiempo. Luego el año pasado aprendí a administrar y expandir mi propionegocio gracias a un curso de LtE para personas emprendedoras. Cuando llegué a LtE no podía ni soñar con poner en marcha un negocio propio. Ahora no dependdel dinero de mi marido. Tengo el control y una visión de mi vida. ¡Estoy alcanzando mi plena potencialidad!» (Fuente: Boletín de Noticias de Aprender para Ganar, Abril 2005)

¿Cómo se puede asegurar que la gente conserve su empleo?

Conservar el empleo parece problemático, cosa que se pone de manifiesto en las elevadas tasas de cambio de un puesto de trabajo a otro en Sudáfrica. Las razones para cambiar de puesto de trabajo son diversas, incluyendo por ejemplo las repercusiones del VIH-SIDA, la falta de lealtad laboral y de ética del trabajo, y los desencuentros entre las necesidades de los empleadores y las calificaciones y competencias de los emplea dos/as. Por lo tanto es recomendable incluir en todas las intervenciones programas de VIH-SIDA, teniendo en cuenta de manera particular que la edad promedio de los/as participantes del grupo investigado se acerca mucho al grupo etáreo con más alta presencia de VIH-SIDA. Además la lealtad laboral y la ética del trabajo deben ser parte de las intervenciones que preparan a los/as participantes para un futuro empleo. Se debería evitar el desencuentro entre las necesidades de los empleadores y las calificaciones y competencias de los empleados/as por la vía de evaluar de cerca ambas partes para luego escoger cuidadosamente la situación laboral. Esto, sin embargo, suena más fácil de lo que es, puesto que la mayoría de las personas pobres aceptan por desesperación casi cualquier puesto de trabajo que puedan conseguir, y sólo después preguntan por los requerimientos. El manejo de recursos humanos es vital.

Modelo de impacto: Tres de las cuatro organizaciones pusieron en práctica sus intervenciones en otros lugares, abrieron nuevas sucursales, o también apoyaron a otras organizaciones para que ofrecieran programas de educación de adultos. La tercera organización adaptó el modelo que se describe en la Estrategia de Desarrollo de Destrezas, apoyada por el Gobierno. Sin embargo este modelo mostró dificultades a la hora de su ejecución, y por tanto no se lo considera un modelo ejemplar. Este impacto positivo dio como resultado una mayor área de influencia, y por tanto mayores repercusiones en las comunidades a las que servía.

Curso de computación
Fuente: Sabine Strassburg

Impacto multiplicador: Todas las intervenciones han tenido fuertes efectos de ondas expansivas en las comunidades a las que servían. Los/as participantes ejercían efectos positivos sobre los miembros de su familia o de su casa, y también sobre la comunidad. Una vez que encontraban un empleo con suficientes ingresos, estaban en condiciones de mantener a sus familias, enviar a sus hijos/as a la escuela (efectos intergeneracionales) y aportar alimentos y vestidos. Algunos/as participantes también pusieron en marcha sus propios negocios, mejorando así en sus comunidades la situación socio-económica general en el nivel micro.

Listado de intervenciones educativas que apuntan al alivio de la pobreza en Sudáfrica

Las cuestiones que se le plantean a quien quiera planifica una intervención educativa en Sudáfrica son: ¿Qué es lo que se debe tomar en cuenta para que el programa resulte más efectivo? ¿Qué se puede aprender de la práctica? La tabla que sigue formula las características «ideales» de las intervenciones que buscan un alivio de la pobreza más efectivo. Se las presenta en forma de catálogo que puede utilizarse para la planificación y administración de intervenciones educativas.

 

 


Lista


Comentarios
 

Ubicación

Directamente en la comunidad meta.

De lo contrario se deberá ofrecer subsidio de transporte. 

En un área peri-urbana (p.ej. un distrito municipal).

Tener en cuenta la infraestructura de transporte. 

Con altos niveles de pobreza.

Visible p.ej. en un elevado nivel de desempleo. 
Con una buena infraestructura de transporte.Cerca de parada de taxis y estaciones de trenes. 
No demasiado lejos de la ciudad.Tener en cuenta el futuro empleo. 
 EnfoqueLa organización se fundó inicialmente para aliviar la pobreza, de manera especial para mejorar los niveles de empleo.Un enfoque de alivio de la pobreza asegura el compromiso. 
El enfoque apunta directamente a beneficiar a las personas pobres..Estudiantes privados solo como mecanismo de generación de ingresos para la organización. 
Durante la planificación se tiene en cuenta las estrategias gubernamentales.Con el fin de recibir apoyo gubernamental. 
CapacitaciónLos programas de aprendizaje (currículum y materiales) se elaboran de acuerdo con estándares unitarios, basados en resultados y teniendo en cuenta experiencias anteriores de aprendizaje.Teniendo en cuenta las recomendaciones emanadas del Departamento de Educación. 
Las calificaciones se integran en los diferentes niveles del Marco Nacional de Calificaciones.El Marco Nacional de Calificaciones es reconocido a nivel nacional. 
Se ofrece una variedad de programas de capacitación, priorizando el desarrollo de destrezas y la capacidad de conseguir empleo.Con el fin de aliviar la pobreza de ingresos. 
Los programas de capacitación son combinados, ofreciendo calificaciones en diferente niveles.Teniendo en cuenta los diferentes niveles educativos de los/as participantes. 
Se ofrece módulos con temas de aprendizaje adicionales, como ser alfabetización en inglés.Se ha comprobado que la alfabetización en inglés es un factor vital de protección para las intervenciones y el empleo. 
La capacitación integra teoría (con métodos de educación activa) y elementos prácticos.  
Se incluye la capacitación práctica en el lugar de trabajo.Efectos positivos en las tasas de colocación laboral. 
Selección del grupo metaEl grupo meta está precisamente definido como mujeres jóvenes (entre 20 y 35 años), no-blancas, desempleadas, con un promedio de ingresos familiares inferior a 1.000 rands mensuales.Como lo revelaba la investigación, la mayor parte de los/as participantes eran mujeres jóvenes (por debajo de los 35 años de edad), no-blancas y desempleadas. La intervención no excluye ni a los varones ni a participantes mayores o más jóvenes. 
Mecanismos de selección: autoselección (mediante la ubicación y los servicios ofrecidos), indicadores de categorías (género, generación, grupo poblacional) y evaluación de la situación socioeconómica individual.Los criterios de selección, particularmente la edad, no deben ser excluyentes si es que la organización tiene recursos adicionales. 

Estrategias y temas de pobreza

Las intervenciones se centran en la consecución de empleo y en la generación de ingresos.El alivio de la pobreza de ingresos tiene efectos positivos en otros temas relacionados con la pobreza. 
Las intervenciones incluyen educación en temas de salud, pero adecuadamente relacionados con la calificación.La educación en temas de salud relacionada por ejemplo con la puericultura y la atención de personas delicadas (p.ej. nutrición, higiene, enfermedades infecciosas) 
La toma de conciencia respecto del VIH-SIDA se incluye siempre como módulo obligatorio.Teniendo en cuenta la alta presencia del VIH-SIDA particularmente para adultos jóvenes (grupo meta principal). 
El desarrollo personal es un objetivo general, y por tanto se lo considera como tema transversal.Teniendo en cuenta sus efectos positivos a la hora de buscar empleo. 
Se ofrece alfabetización (en inglés) como módulo opcional.Teniendo en cuenta el futuro empleo. 
Dentro de cada intervención se incluye destrezas vitales.La capacitación en destrezas vitales refuerza el desarrollo personal y puede incluir educación en temas de salud (en particular VIH-SIDA). 
Sostenibilidad financieraLa organización cuenta con una combinación de mecanismos financieros, entre los que se cuentan estrategias de autofinanciación, apoyo gubernamental y cooperación económica de donantes.Es preferible el mecanismo de autofinanciación para reducir la dependencia de los donantes. 
La organización tiene diferentes mecanismos de auto-financiación.P.ej. venta de productos (p.ej. del curso de costura) y de servicios (p.ej. puericultura y cuidado de personas delicadas), así como estudiantes privados/as que están en condiciones de pagar altos honorarios de participación. 
La organización recibe apoyo financiero del Gobierno.La «compra» de servicios de parte del Gobierno sólo es posible si la organización tiene en cuenta las líneas directrices del Gobierno. 
Hay muchos y diferentes donantes, con financiación tanto nacional (que es preferible) como internacional. Las empresas locales financian las intervenciones como parte de sus propios programas de rendición de cuentas.Cuanto mayor sea el número de financistas, tanto más estable resulta el sistema de financiación (en el caso de un solo donante no hay continuidad en el apoyo financiero). 
Capacidad humana e institucionalLa estructura de la organización presenta una clara división del trabajo.Con la división del trabajo cada persona se siente involucrada y asume la responsabilidad de las intervenciones. 
Los miembros del personal se reclutan principalmente entre la comunidad meta.Para incrementar un sentimiento de propiedad y el concepto de apropiación. 
La organización y sus intervenciones están oficialmente registradas y acreditadas.Si se quiere aprovechar el dinero del Gobierno, las calificaciones acordes con el Marco Nacional de Calificaciones están reconocidas a nivel nacional. 
La organización mantiene relaciones externas estratégicas con otras ONG que trabajan en el mismo campo o en uno similar, con diversos financistas y con funcionarios gubernamentales.Para mejorar la cooperación y la armonización, evitar duplicaciones, compartir recursos y experiencias. 
La organización facilita gestión de la información y relaciones públicas.Por ejemplo a través de una página de inicio para posibles financiadores, boletines de noticias para actores involucrados/as, y campañas dentro de la comunidad para informar al grupo meta acerca de las intervenciones. 
La organización facilita el desarrollo permanente del personal.Por ejemplo talleres de capacitación de capacitadores, recursos humanos, financiación y gestión financiera. 
Apropiación conceptualLa organización evaluó las necesidades individuales.Por ejemplo una evaluación de los conocimientos previos, en particular de la alfabetización en inglés, y otras necesidades como la atención de los niños durante la capacitación (ofreciendo servicios de puericultura). 
La organización evaluó las necesidades de la comunidad.Se requiere un análisis comunitario. 
La organización facilita la participación comunitaria.Para asegurar el sentimiento de propiedad, y que el programa responda a las necesidades de la comunidad. 
¡La organización evaluó las demandas del mercado económicolaboral!Teniendo en cuentas las futuras oportunidades de empleo. 
El modelo es imitable.Teniendo en cuenta el posible impacto del modelo. 
Seguimiento y evaluaciónLa organización utiliza un sistema de seguimiento y evaluación orientado al análisis de problemas para revisar las intervenciones.Para detectar posibles problemas de ejecución, controlar los avances realizados, y también aprender de los errores y aciertos. 
La organización monitorea de cerca el presupuesto y publica auditorías financieras en sus informes anuales.Función legitimadora, y se la utiliza como base para la financiación y la rendición de cuentas. 
Résultats et impactLa organización ofrece servicios para preparar a sus graduados/as para la búsqueda de empleo, y el proceso de solicitud y entrevistas.Por ejemplo la redacción del currículum vitae, la capacitación en destrezas de comunicación y presentación, la ética del trabajo. 
La organización apoya la búsqueda de empleo de sus graduados/ as.Por ejemplo a través de un Centro de Recursos Empresariales o una Oficina de Colocaciones que negocie entre participantes y empleadores. 
La organización tiene una alta tasa de colocación laboral (< 80 %).La tasa de colocación laboral viene dada por el porcentaje de graduados/as que encuentran trabajo. 
La organización se mantiene en contacto con sus graduados/as para evaluar los impactos de largo plazo, asegurar que ellos/as conserven el empleo o apoyarlos/ as en la búsqueda de un nuevo empleo.Desarrollar el sentimiento de compromiso ya durante la capacitación. 
La organización tiene un alto modelo de impacto.Se pone en marcha el concepto en otra organización. 
La organización tiene un alto impacto de multiplicación.Las intervenciones tienen el efecto de ondas expansivas en las comunidades a las que sirven. 

Comentarios finales

El alivio de la pobreza es un proceso holista y dinámico que se compone de muchos factores interrelacionados. Por consiguiente no hay una solución simple. Una variedad de estrategias educativas tienen la potencialidad de abordar el problema de la pobreza abarcando todas sus dimensiones: la relacionada con los ingresos, salud y nutrición, y también la educación básica y la exclusión social. ¡Pero la educación por sí sola no puede acabar con la pobreza! No se la puede usar como una panacea para suplir la ausencia de políticas de desarrollo. El éxito de las intervenciones educativas depende también del entorno macro-económico general y de las políticas socio-económicas en curso, que son las que le dan a la población la oportunidad de utilizar sus destrezas.

Este artículo ha presentado cuatro estudios de caso para plantear a continuación una serie de recomendaciones que apuntan a la planificación y ejecución eficiente de intervenciones educativas en el nivel micro, en un intento de beneficiar a las comunidades pobres de Sudáfrica. Sin embargo no puede tratarse de una lista exhaustiva. Por lo tanto es necesario intercambiar prácticas positivas y aprender de la experiencia. Todo comentario adicional de parte de quienes tienen experiencia en educación de adultos será bienvenido.

1 Akoojee, Salim & McGrath, Simon 2006. Post Basic Education and Training: Education and Poverty - Beyond the Basics. South Africa: Post Basic Education and Training for Growth, Employment and Poverty Reduction. (Educación y capacitación postbásica: Educación y pobreza más allá del ciclo básico. Sudáfrica: Educación y capacitación postbásica para el crecimiento)
Universidad de Edimburgo, Centro de Estudios Africanos.
Preece, Julio 2005. The Role of Education in Poverty Alleviation for Sustainable Development
(El papel de la educación en el alivio de la pobreza para un desarrollo sostenible). Universidad de Stirling, Escocia.
Ribich, Thomas I. 1968. Education and Poverty (Educación y pobreza). Washington D.C.: The
Brookings Institution.
Vally, Salim 1998. Poverty and Education in South Africa (Educación y pobreza en Sudáfrica). Braamfontein: Sangoco.

2 May, Julian, Ed. 2000. Poverty and inequality in South Africa: Meeting the challenge (Pobreza y desigualdad en Sudáfrica: Enfrentando el desafío). Ciudad del Cabo: David Philip; Londres y Nueva York: Zed Books.

3 Hanson, Kara, Worrall, Eve, & Wiseman, Virginia 2006. Targeting services towards the poor: A review of targeting mechanisms and their effectiveness (Dirigiendo los servicios a los pobres: una revisión de los mecanismos de identificación de grupos meta y su eficiencia). En: Health, economic development and household poverty: from understanding to poverty (Salud, desarrollo económico y pobreza familiar: de la comprensión a la pobreza). Editado por A. Mills, S. Bennett, L. Gilson. Londres: Routledge. Capítulo 10.

4 Khan, Mak 2003. Sustainability through participation: roles and functions for development project managers (Sostenibilidad a través de la participación: roles y funciones para administradores de proyectos de desarrollo). Melbourne: Universidad de Melbourne, Centro de estudios del desarrollo.

5 NEPI 1993. Adult Education (Educación de adultos). Ciudad del Cabo: Imprenta de la Universidad de Oxford de Sudáfrica.