Editorial

Hay motivos suficientes para insistir en que la alfabetización vuelva a ser el tema principal en una edición de nuestra revista. Si acceden a los archivos de esta publicación a través de nuestro sitio web www. dvv-international.de no tardarán en darse cuenta de que en efecto la alfabetización ha sido uno de los temas analizados con mayor frecuencia en el ámbito de la educación de adultos y el desarrollo. Como sugerencia de un vínculo adicional que podría resultar útil, les pediría que navegaran por este sitio web y accedieran a la versión electrónica del número temático especial de «Convergencia» dedicado a las conferencias mundiales de la UNESCO sobre educación de adultos, en el que se incluye el debate más reciente en torno a la alfabetización dentro del marco del seminario virtual del ICAE, lo mismo que un documento de posición preparatorio con miras a la CONFINTEA VI.

A decir verdad, podríamos afirmar que existen más de 770 millones de motivos (esa parece ser la cifra oficial de personas analfabetas en el mundo, según consta en el Informe de seguimiento de la EPT en el mundo 2008: «Globalmente, las tasas de analfabetismo más altas se dan en los países donde es mayor el número de pobres. La relación entre la pobreza y el analfabetismo se observa también a nivel de las familias, ya que las tasas de alfabetización de las más pobres son manifiestamente inferiores a las tasas de las más acomodadas». Y en este caso no existe paridad entre los géneros, por cuanto la cifra de analfabetismo femenino (64 %) es manifiestamente superior a la de los hombres.

Uno de los artículos más interesantes de esta edición fue escrito por Joyce Kebathi, de Kenia, quien presenta un informe acerca de la Encuesta Nacional sobre Alfabetización realizada en su país. El estudio se basó en preguntas formuladas a nivel de grupos familiares, y de los resultados se desprende que en realidad las cifras de analfabetismo femenino son 15 % superiores a las obtenidas cuando se emplean sistemas convencionales para recopilar datos. A escala mundial ello podría significar que quizás existen otros 100 millones de jóvenes y adultos que no están suficientemente capacitados para leer y escribir.

Puede que nos encontremos con un problema similar al analizar la situación de los niños y niñas que no asisten a la escuela. Cifras proporcionadas por el mismo Informe de seguimiento… nos indican que 96 millones de niños, niñas y jóvenes en edad escolar en realidad no están yendo a la escuela. Una vez más, es probable que en este caso la cifra sea superior si correlacionamos este fenómeno con las estadísticas relativas al trabajo infantil, que pueden explicar por qué los niños y niñas no asisten a clases, o por qué su desempeño escolar es deficiente.

La Conferencia de Abuja sobre Alfabetización, celebrada el 2007, proporcionó un cúmulo de documentos que constituyen una verdadera fuente de reflexión. Nos complace reproducir algunos de ellos en este número, en un contexto en el que la realización de numerosos eventos requiere aportaciones de calidad: Durante el 2008 se efectuará la Revisión a Mitad de Periodo del Decenio de las Naciones Unidas para la Alfabetización; este mismo año se celebrarán las cinco preconferencias regionales con miras a la CONFINTEA VI, la cual tendrá lugar en Brasil el 2009. En esta oportunidad la alfabetización surge nuevamente como un aspecto esencial para el estudio de la alfabetización de adultos y del aprendizaje a lo largo de toda la vida. Y queremos asegurarnos de que todos los participantes potenciales tengan la oportunidad de apreciar en qué pie se encuentra el actual debate para así seguir avanzando. Hay suficientes razones que los animan a progresar.

DVV International agradece especialmente la disposición de ActionAid para compilar este volumen, y por tanto para ofrecer la oportunidad de compartir con nuestros lectores el proceso y sus resultados. Quisiéramos expresar nuestra gratitud a David Archer y a Emma Pearce por el enorme esfuerzo que dedicaron a la labor de edición.

El análisis de los Puntos de Referencia sobre Alfabetización constituyó de por sí una pauta de orientación, y ha generado nuevas oportunidades para plantearlos ante gobiernos nacionales y proveedores internacionales de fondos, incluida la Iniciativa de Vía Rápida para la EPT. Así pues, ahora será mucho más difícil rebatir el argumento en favor de que la alfabetización de jóvenes y de adultos reciba también apoyo de estas fuentes.

Heribert Hinzen