Epílogo

Los preparativos para la Sexta Conferencia Internacional de la UNESCO sobre Educación de Adultos (CONFINTEA VI), que tendrá lugar en Brasil en mayo de 2009, ya se encuentran en plena ejecución. Ella congregará a estados miembros de la UNESCO, organismos de las Naciones Unidas, ONG internacionales, como también a representantes de la sociedad civil, de instituciones de investigación y del sector privado. La conferencia propiamente tal, lo mismo que los procesos preparatorios y de seguimiento, proporcionarán una tribuna para dialogar sobre políticas y para abogar en favor del aprendizaje y la educación de adultos al interior de los países y entre las naciones a nivel mundial. Como de costumbre, la alfabetización de adultos ocupará un lugar destacado en la agenda, y a los Puntos de Referencia sobre Alfabetización de Adultos les corresponderá desempeñar una función de inestimable valor, gracias a su potencial para reimpulsar el diálogo sobre alfabetización de adultos a nivel internacional.

El Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la vida (IUAL), que está coordinando la preparación de la Conferencia, ha reconocido que el decidido compromiso con la educación de adultos expresado en la CONFINTEA V

«no se tradujo en la correspondiente integración, priorización de políticas y asignación de recursos para el aprendizaje y la educación de adultos, a nivel nacional o internacional».

En consecuencia, uno de los principales objetivos de la CONFINTEA VI será: «reimpulsar las políticas, revitalizar el compromiso con ellas, y crear las herramientas para ponerlas en práctica, de modo de pasar de la retórica a la acción».

En lo que respecta a la alfabetización de adultos, los Puntos de Referencia Internacionales proporcionan el marco ideal para alcanzar ese objetivo.

Los Puntos de Referencia ofrecen una serie de sencillas pautas de orientación que sirven de apoyo a quienes están estructurando programas de alfabetización de adultos, y con arreglo a las cuales podemos supervisar el desempeño de gobiernos y donantes. Con suma frecuencia los gobiernos recurren a programas de alfabetización de bajo costo y basados en soluciones inmediatas, cuyo impacto real a largo plazo es muy reducido. Para crear programas de alfabetización de buena calidad, como también un ambiente alfabetizado que permita que los alumnos conserven sus aptitudes a través del tiempo, es preciso realizar inversiones sólidas y exhibir una férrea voluntad política. Sin embargo, como se demuestra en los Puntos de Referencia, los programas de alfabetización de adultos pueden ser prácticos, asequibles y eficaces. Ningún gobierno o donante debería poder escudarse en el pretexto de que los programas de alfabetización no dan resultado.

En el Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo 2008 se reconoce que la alfabetización de adultos es el más desatendido de los objetivos de EPT. Lo anterior se manifiesta de manera patente en las asignaciones de fondos que realizan los gobiernos y los donantes. Desde la reunión de la CONFINTEA V, celebrada en 1997, las inversiones en educación de adultos en África, Asia y Latinoamérica han sido escasas o nulas. La mayoría de los gobiernos están gastando un monto inferior al 1 % —por lo general una pequeña fracción de ese 1 %— del presupuesto nacional de educación en la enseñanza de adultos. Con todo, gracias a los Puntos de Referencia y al Llamamiento a la Acción de Abuja, hoy está cobrando fuerza la iniciativa de quienes exigen un 3 %. Debemos aprovechar lo aprendido durante los preparativos para la CONFINTEA VI y durante la propia Conferencia para intensificar ese impulso, propugnando la realización de nuevas y continuas inversiones en educación de adultos. No hay que esperar hasta la CONFINTEA VII para que este objetivo se haga realidad.