Fuera de elaborar planes nacionales y regionales en el Taller de Abuja, los participantes trabajaron en conjunto para acordar un llamamiento colectivo a la acción, el cual constó de un llamamiento a la acción nacional y otro a la acción internacional.

El Llamiento a la Acción de Abuja

 

Acción nacional

Si se pretende abogar en favor de la renovación de los compromisos e inversiones resulta imperiosamente necesario que los gobiernos emprendan nuevas iniciativas en el ámbito de la alfabetización de adultos. Instamos a los gobiernos nacionales, estaduales y locales a:

  1. Apreciar la magnitud del desafío que plantea la alfabetización y asegurarse de que en los programas se reconozca el nivel de demanda y se responda en consecuencia. Las actuales estadísticas sobre alfabetización no son confiables y a menudo subestiman en gran medida la magnitud del problema. Es necesario llevar a cabo encuestas nacionales sobre alfabetización de adultos (en la línea de la efectuada recientemente en Kenia) para así generar nuevas evidencias de amplio alcance acerca de la cantidad de personas que afrontan desafíos de alfabetización, y sobre el perfil de las mismas. Es menester que hagamos un gran esfuerzo por nuestra parte para abandonar las concepciones basadas en una visión dicotómica de la alfabetización, según la cual al transitar desde el analfabetismo al alfabetismo la gente cruza una suerte de línea mágica (inexistente). Es preciso que pasemos a percibir la alfabetización como un todo continuo.
  2. Cotejar los antecedentes nacionales sobre los beneficios de la alfabetización. Existen numerosas evidencias a nivel internacional sobre los beneficios políticos, sociales, económicos culturales y personales derivados de la alfabetización de adultos. Sin embargo, existe la urgente necesidad de llevar a cabo nuevas investigaciones y evaluaciones a nivel nacional, en particular sobre las múltiples repercusiones de la alfabetización de adultos, para así lograr convencer a los ministros de hacienda y a los responsables de formular las políticas nacionales.
  3. Reanudar el diálogo nacional sobre políticas y prácticas de alfabetización utilizando los Puntos de Referencia Internacionales elaborados el 2006 por la Campaña Mundial por la Educación y ActionAid con el apoyo de la UNESCO y del Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo. Dichos Puntos de Referencia son el producto de una exhaustiva encuesta aplicada a 67 programas de alfabetización de adultos en 35 países. Los Puntos de Referencia corresponden a una expresión concisa del bagaje internacional de conocimientos sobre cómo diseñar una estrategia eficaz de alfabetización de adultos. Deberían emplearse para fomentar el debate entre todas las partes interesadas, pero sería necesario nacionalizarlos y adaptarlos al contexto de cada país para así reflejar diversos contextos y realidades.
  4. Velar por que todas las partes interesadas de todos los sectores pertinentes a nivel local y nacional intervengan en un nuevo debate nacional sobre el papel decisivo que le cabe desempeñar a la alfabetización de adultos en la tarea de alcanzar los Objetivos de Desarrollo. Instamos a los ministerios de hacienda, de educación, y a otros ministerios sectoriales, como también a parlamentarios, actores de la sociedad civil, coaliciones nacionales de educación y medios de difusión, a participar activamente en este nuevo debate.
  5. Incorporar la alfabetización de adultos en los planes del sector educativo, especialmente en aquellos sometidos a la consideración de la Iniciativa de Vía Rápida (IVR). Los donantes que aportan fondos a la IVR prestarán su apoyo al sector de Educación para Todos en conjunto si los gobiernos nacionales proponen planes integrales. Es preciso resistir a las presiones ejercidas por donantes dentro del país para reducir el ámbito de preocupación de los planes de educación a la mera enseñanza primaria o formal, ya que existe una clara interdependencia en los objetivos de EPT.
  6. Reconocer que la alfabetización de adultos es el «pegamento invisible» que hoy falta en los planes nacionales que procuran cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) o con las metas de la Educación para Todos (EPT), al igual que en los documentos de estrategia para la lucha contra la pobreza (DELP) y las estrategias nacionales de desarrollo, y adoptar medidas para corregir esa situación. Cualquier revisión del progreso hacia los ODM, o verificación de los actuales DELP o planes nacionales de desarrollo, debería analizar las consecuencias que acarrea el hecho de no ocuparse de la alfabetización de adultos.
  7. Actuar basados en la convicción de que los programas de alfabetización de adultos eficaces requieren un considerable aumento de la financiación, además de inversiones permanentes, con cargo al presupuesto básico de los gobiernos, pero también teniendo conciencia de que los costos del analfabetismo son mucho mayores.

 

Visite sur le terrain pour les participants à l’atelier d’Abuja: résultat des activités d’un cercle Reflect Source: ActionAid

Visita sobre el terreno de los participantes del taller de Abuja: Resultados de un Círculo Reflect
Fuente: ActionAid





Acción internacional

Si pretendemos reimpulsar la alfabetización de adultos e incentivar a los gobiernos nacionales para que realicen nuevas inversiones, debemos trabajar de manera concertada para influir en los actores internacionales. En particular solicitamos que:

  1. La UNESCO trabaje más estrechamente con los gobiernos nacionales en torno al tema de la alfabetización de adultos. Concretamente, deben revisar y perfeccionar la manera en que se conceptualizan, se recopilan, se compilan y se dan a conocer los datos sobre alfabetización, yendo más allá de las definiciones dicotómicas convencionales.
  2. El Instituto de Estadística de la UNESCO respalde los esfuerzos de los gobiernos para llevar a cabo encuestas nacionales sobre alfabetización, como la que se realizó en Kenia, de modo de generar, a un costo razonable, datos confiables y de calidad sobre la alfabetización.cted in Kenya – to develop quality and reliable data on literacy at a reasonable cost.
  3. Tanto el Decenio de las Naciones Unidas para la Alfabetización (DNUA) como la Iniciativa de la UNESCO de Alfabetización para el Empoderamiento (LIFE) contemplan el empleo de los Puntos de Referencia Internacionales sobre la alfabetización de Adultos para los fines de planificar y diseñar programas de alfabetización de calidad en el contexto nacional.
  4. La Iniciativa de Vía Rápida incluya los Puntos de Referencia sobre Alfabetización de Adultos en su marco indicativo, y en sus normas de orientación para donantes a nivel de países establezca claramente que la alfabetización de adultos es un ámbito legítimo e importante que merece ser incorporado en los planes del sector educativo.
  5. Todas las reuniones de donantes de carácter bilateral e intencional (por ejemplo las celebradas en Bruselas en abril de 2007, al igual que la Conferencia de la Casa Blanca y la Conferencia Regional del DNUA sobre alfabetización) garanticen que se movilizarán nuevos recursos en apoyo de la alfabetización de adultos, admitiendo que, si se pretende alcanzar el objetivo de alfabetización de Dakar para el año 2015, se requiere con urgencia una ayuda suplementaria de por lo menos US$ 1.000 millones anuales para cubrir el déficit.
  6. El Banco Mundial, los bancos regionales y los donantes respalden los planes nacionales de los gobiernos para el sector educativo, en especial aquellos que se comprometan a invertir en alfabetización de adultos, demostrando así un alineamiento con dichos planes y respetando su soberanía y su derecho a determinar sus propias prioridades en materia de educación y desarrollo.
  7. El FMI elimine las condicionalidades que restringen innecesariamente los presupuestos de educación, de manera que los países dispongan de un margen fiscal que les permita invertir en iniciativas destinadas a cumplir cabalmente con la agenda para alcanzar los ODM y hacer realidad la EPT. El logro de los Objetivos de Desarrollo debería ser un elemento central en la planificación macroeconómica.
  8. Los investigadores y los institutos académicos emprendan y respalden nuevas investigaciones estratégicas y nuevas evaluaciones de la influencia de la alfabetización de adultos en la ampliación de los Objetivos de Desarrollo.
  9. Las organizaciones de la sociedad civil velen por que se propicie una iniciativa sincronizada tendiente a alcanzar los objetivos de alfabetización de adultos.
  10. La Campaña Mundial por la Educación y las ONG internacionales intensifiquen la presión para alcanzar los objetivos de alfabetización de adultos, transformando esa aspiración en un elemento central de su agenda y de sus iniciativas, por ejemplo durante la Semana de Acción Mundial y el Día Internacional de la Alfabetización.
  11. Todos los organismos regionales e internacionales pertinentes faciliten el intercambio de prácticas de alfabetización de adultos, promocionando las lecciones aprendidas y ofreciendo oportunidades para compartir experiencias.