Entre 2004 y 2005, y dentro del marco de la Campaña Mundial por la Educación (CME), se decidió llevar a cabo una encuesta sobre programas de alta calidad para la alfabetización de adultos, con el objeto de crear una serie de Puntos de Referencia confiables sobre alfabetización de adultos, los que pudieran emplearse a nivel internacional. Este proceso fue programado para coincidir con la publicación del Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo dedicado a la alfabetización de adultos. Para poder emprender esta iniciativa, ActionAid y la CME consiguieron financiación de la UNESCO. Se aplicó una encuesta en gran escala a fin de identificar enseñanzas de programas de alfabetización exitosos, y a partir del análisis de los resultados del estudio se elaboraron 12 Puntos de Referencia fundamentales para poner en ejecución programas eficaces de educación de adultos. Aquellos fueron publicados el año 2006 en un informe titulado «Writing the Wrongs», el que también fue traducido al francés y al español («Corregir los Errores»). Se efectuaron ceremonias de lanzamiento del informe a nivel nacional en más de 30 países, organizadas por la CME, ActionAid, la Campaña de la Red Africana en favor de la Educación para Todos (Africa Network Campaign on Education for All – ANCEFA), la Oficina del Asia y el Pacífico Sur para la Educación de Adultos (Asian South Pacific Bureau of Adult Education – ASPBAE), y la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE).

El 2007 se llevó a cabo en Nigeria un Taller Internacional de Alto Nivel, patrocinado por el Ministerio de Educación y ActionAid, el cual convocó a ministros, secretarios permanentes, directores de programas nacionales de alfabetización, donantes y activistas de la sociedad civil provenientes de 20 países. Este taller emitió el Llamamiento a la Acción de Abuja, el cual ha tenido una amplia aceptación. Durante el resto de ese mismo año los Puntos de Referencia y el Llamamiento a la Acción fueron cobrando impulso hasta convertirse en el criterio fundamental aplicado en las reuniones regionales sobre el Decenio de las Naciones Unidas para la Alfabetización (DNUA) celebradas en Doha, Beijing, Bamako y Nueva Delhi. Este ímpetu se ha mantenido hasta el 2008, pues el Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE) ha reconocido los Puntos de Referencia como una piedra angular en los preparativos graduales con miras a la reunión de la CONFINTEA que se celebrará en Brasil en mayo de 2009. En esta edición especial de Educación de Adultos y Desarrollo se incluye una serie de artículos en los que se analizan los «Puntos de Referencia» y el «Llamamiento a la Acción de Abuja». Fue programada específicamente para aportar material de reflexión a las reuniones regionales que tendrán lugar como preparación para la CONFINTEA VI.

Taller Reflect en Munigi Village, Goma

La idea inicial de elaborar Puntos de Referencia sobre alfabetización de adultos provino del marco indicativo y las pautas de orientación de la Iniciativa de Vía Rápida para la EPT, los cuales habían demostrado ser factores de peso en las decisiones de los donantes a la educación, pero sólo se concentraban en la enseñanza primaria. ActionAid pretendía hacer lo mismo en el ámbito de la alfabetización de adultos, y asimismo deseaba contribuir específicamente a la Campaña Mundial por la Educación para así generar nuevas perspectivas respecto de la alfabetización de adultos habiendo transcurrido 5 años desde el Foro de Dakar, cuando muchos consideraban que la CME se había guiado por el dictado de los donantes en cuanto a concentrarse excesivamente en la enseñanza primaria.

 

  

Taller Reflect en Munigi Village, Goma
Source: Kate Holt/Eyevine/ActionAid

El proceso previo a la elaboración de los Puntos de Referencia

Hubo cuatro momentos clave en el proceso de desarrollo de los Puntos de Referencia:

  1. En noviembre de 2004 cerca de 100 informantes clave pertenecientes al sector gubernamental, al grupo de donantes, a las ONG y al mundo académico, identificaron en todo el mundo programas de buena calidad para la alfabetización de adultos, en especial aquellos orientados a personas mayores de 15 años.
  2. A los responsables de estos programas identificados se les pidió responder una detallada encuesta para que así pudiéramos percibir más claramente los enfoques que utilizaban y los desafíos que afrontaban. Recibimos respuestas de 67 programas de alfabetización de adultos de 35 países, los cuales en conjunto atendían a más de 4 millones de alumnos.
  3. Un grupo de 10 «expertos» se reunió posteriormente en Londres para analizar los resultados y elaborar una lista de Puntos de Referencia.
  4. Más adelante, entre todos los encuestados se distribuyó una lista de dichos Puntos de Referencia para que los verificaran e hicieran sus comentarios. Los Puntos de Referencia fueron luego sometidos a una revisión final basada en los comentarios y opiniones de 142 encuestados de 47 países tan diversos como China, Brasil, Perú, Guatemala, Nigeria, Ghana, Namibia e Irlanda. Las observaciones fueron realizadas por una amplia gama de destacados representantes de organismos multilaterales y bilaterales, de ONG internacionales y nacionales, como también de movimientos sociales y del mundo académico.
  5. El resultado final fue un conjunto de 12 Puntos de Referencia básicos, destinados a servir de ayuda a los gobiernos comprometidos en el desarrollo de programas de alfabetización de adultos. Si bien su objetivo en sí no era convertir ni convencer a los escépticos, esperábamos que el argumento en favor de la inversión en alfabetización de adultos tuviera buena acogida. Lo que se pretendía con ellos era más bien proporcionar un marco de orientación para debatir en torno a las políticas. Abordaban someramente aspectos críticos que deben ser considerados al diseñar un programa de alfabetización de adultos que sea eficaz. Considerábamos que los Puntos de Referencia también podían se empleados como una lista de verificación con arreglo a la cual los gobiernos o los donantes pudieran formular preguntas acerca de un programa nuevo o ya en ejecución.

Nosotros teníamos muy claro que no esperábamos que los Puntos de Referencia fueran utilizados como un pliego de condiciones que se impondría a los programas, ya que

«su objetivo no es restringirlos. Posiblemente existan factores relacionados con el contexto que justifiquen una desviación de los Puntos de Referencia. En este caso, habría que manifestar claramente esos factores en un diálogo que recurra a los Puntos de Referencia como punto de partida. Los Puntos de Referencia no son puntos finales. Esto es especialmente importante en el contexto de un sector como el de la alfabetización de adultos, donde la flexibilidad es a menudo fundamental y la uniformización puede llegar a ser un problema. Quizás sea justamente este temor el que ha impedido que se lleven a cabo ejercicios como éste anteriormente». 1

Visita sobre el terreno de los participantes del taller de Abuja: Círculo Reflect cercano a Abuja 

Visita sobre el terreno de los participantes del taller de Abuja: Círculo Reflect cercano a Abuja, Fuente: ActionAid

 

Los Puntos de Referencia fueron publicados en un informe de la CME titulado Corregir los Errores (véase www.oei.es ), en el cual se ofrece una detallada explicación del proceso y se expone el fundamento de cada punto de referencia utilizando estadísticas de la encuesta, al igual que ejemplos y citas de los entrevistados. En el Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo 2006 se incluyeron los Puntos de Referencia de la CME, aun cuando nos pareció que hasta cierto punto pasaban inadvertidos en medio de una publicación tan vasta. Se apreciaba un claro contraste entre el Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo y el informe de la CME. El primero de ellos correspondía sin duda a un análisis exhaustivo del sector de la alfabetización de adultos, pero, siendo realistas, no cabía esperar que el documento fuera a ser leído en su totalidad por algún funcionario responsable de formular políticas o por un profesional del sector de la educación, pues no era fácil de utilizar. El informe de la CME era breve y los Puntos de Referencia, presentados en una sola página, podían utilizarse en la práctica para fomentar el debate y la reflexión. 

Corregir los Errores fue publicado inicialmente en inglés y más tarde en francés y en español, y en cada caso se adjuntaba un sencillo póster en el que se exponían los Puntos de Referencia, el cual fue distribuido en gran escala. A través de las coaliciones nacionales y regionales de educación afiliadas a la CME, el lanzamiento de los Puntos de Referencia se efectuó en el 2006 en cerca de 20 países, en el día internacional de la alfabetización, y en muchos otros países la ceremonia tuvo lugar en el 2007.

Sin embargo, el grado en que los ministerios de educación pueden asimilar cualquier material, incluso si se trata de simples Puntos de Referencia, es limitado si no se ejerce una presión constante. Los ministerios constituían un objetivo clave, ya que en los Puntos de Referencia se instaba a los gobiernos a asumir la responsabilidad por la alfabetización de adultos. Por este motivo, organizamos un Taller Internacional de Alto Nivel sobre los Puntos de Referencia, que se celebró en Abuja en febrero de 2007. A modo de preparativo se encomendó a Vietnam y Tanzania la realización de nuevas investigaciones en las que se analizaran sus programas nacionales de alfabetización en el contexto de los Puntos de Referencia, y se demostrara cómo estos podían utilizarse en la práctica.

60 participantes de 24 países asistieron al taller de Abuja, incluidos ministros de educación, secretarios permanentes, directores y administradores de programas nacionales de alfabetización, funcionarios de las Naciones Unidas, donantes y representantes de organizaciones de la sociedad civil. Al cabo de cuatro días, todos los participantes sin excepción se encontraban comprometidos de lleno con el objetivo de «corregir los errores» en el ámbito de la alfabetización de adultos. Formularon un Llamamiento a la Acción a nivel nacional e internacional. A nivel nacional, solicitaron que se realizaran nuevas encuestas sobre alfabetización a fin de revelar la magnitud del desafío que aquella plantea; que se crearan expedientes nacionales para aportar evidencias sobre los beneficios de la alfabetización; que se entablaran nuevos diálogos nacionales sobre políticas y prácticas de alfabetización utilizando como pauta los Puntos de Referencia Internacionales; y que la alfabetización de adultos fuera incluida en los planes del sector educativo, especialmente en aquellos sometidos a la consideración de la Iniciativa de Vía Rápida (IVR) para la EPT. Dirigieron especiales llamamientos a la acción por parte de la UNESCO, el Banco Mundial, la IVR, el FMI, los donantes y otros actores.

Los participantes en el Taller de Abuja se encuentran hoy comprometidos con la tarea de continuar promoviendo los compromisos adquiridos en esa oportunidad, manteniendo la presión en todos los niveles. Ello ha contribuido a cimentar los Puntos de Referencia en el discurso nacional e internacional. Desde entonces, en las reuniones internacionales de alto nivel, incluidas las reuniones ministeriales regionales convocadas dentro del marco del Decenio de las Naciones Unidas para la Alfabetización, se han estado aportando nuevas ideas para incorporarlas a los Puntos de Referencia.

Si bien queda mucho por hacer, está claro que los Puntos de Referencia han ayudado a reactivar el diálogo en torno a la alfabetización de adultos en diversos contextos en los que durante muchos años se ha observado un escaso interés. Y como consecuencia de lo anterior, se están realizando nuevas contribuciones de dinero. En mayo de 2007, la IVR respaldó un plan sectorial de educación para Benin. Se trata del primer plan apoyado por la IVR en que se contempla una cuantiosa inversión en alfabetización de adultos. En estos momentos, a todos los países que se encuentran elaborando planes sectoriales para conseguir el apoyo de la IVR les estamos haciendo llegar el mensaje de que en estos se puede y se debe incluir la alfabetización de adultos. Es probable que en definitiva veamos cómo se revierte la tendencia a la subinversión en alfabetización de adultos observada durante décadas, y se reconoce el papel fundamental que a ella le cabe en el desarrollo humano.

 

1 Corregir los Errores, p. 56.