Gestión 2007–2008

Una vez más, manteniendo la práctica que iniciamos hace algunos años, publicamos ahora un informe de actividades que proporciona una mirada de conjunto de los objetivos y métodos de DVV International, de los puntos centrales de su trabajo, y de sus contrapartes, como también un resumen de nuestras actividades durante los dos años precedentes. A pesar del rápido avance del los procesos globales y de los profundos cambios que están teniendo lugar en los niveles local y nacional, hemos optado por un reporte bienal, en lugar de uno anual, teniendo en cuenta la continuidad que caracteriza el trabajo de DVV International en términos de sus objetivos y de su cooperación con sus socios. La práctica refleja nuestra convicción de que esto requiere paciencia, perseverancia y tiempo para superar desafíos como los que enfrentan nuestros socios en este tipo de trabajo.

Origen y tareas

El trabajo de DVV International arrancó hace cuarenta años, como una unidad separada de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos (DVV). Desde sus comienzos, la función de este Departamento para Países en Vías de Desarrollo (Fachstelle für Entwicklungsländer) era aprovechar décadas de experiencia de educación de adultos en Alemania y apoyar a socios de otros países donde la necesidad de educación de adultos era igual de grande que en Alemania pero donde las condiciones para su desarrollo eran bastante más difíciles.

A lo largo de los años, DVV International se ha ido convirtiendo en un importante instrumento de cooperación para el desarrollo y en un actor clave en el campo de la educación de adultos internacional. Es un socio confiable para los proveedores de educación de adultos que carecen de recursos propios suficientes y por consiguiente necesitan apoyo. Pero al mismo tiempo lidera la defensa de este campo de acción en general, en la constante lucha por reservarle un lugar a la educación de adultos en el contexto más amplio de la evolución de las políticas educativas.

Este proceso de desarrollo sólo ha sido posible porque el Instituto mismo siempre ha estado en condiciones de contar con el apoyo de una red de socios efectiva. Entre estos socios están las Volkshochschulen (universidades populares), centros públicos de educación de adultos en Alemania, muchos de los cuales tienen un fuerte compromiso internacional que se caracteriza por la apertura a otros países y culturas y por su interés en los problemas y dificultades que encaran las poblaciones que viven en ellos. Ellas han apoyado de manera consistente el trabajo internacional del Instituto. Ellas han facilitado programas de intercambio y de capacitación para educadores/as de adultos de todas partes del mundo. Con una amplia gama de programas creativos e interesantes, intentan incrementar continuamente la conciencia pública respecto de los problemas del desarrollo y generar comprensión acerca de la vital importancia que tiene el desarrollo pacífico y sostenible para nuestro único mundo. De manera similar, el apoyo de DVV International ha sido también un instrumento necesario para que las Volkshochschulen pudieran poner en práctica su compromiso.

Sin embargo el factor decisivo para el desarrollo de DVV International ha sido siempre el apoyo que ha recibido del Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo. Esto será objeto de análisis más detallado en un último punto de nuestro informe.

Los socios han ido cambiando a lo largo de los años, y tanto la forma como el contenido de la cooperación internacional es ahora diferente de lo que era hace cuarenta años. Pero la tarea esencial del Instituto sigue siendo la misma: ayudar a sus contrapartes a lo largo y ancho del mundo en la construcción de estructuras sostenibles de educación de adultos que le den a la gente la fortaleza necesaria para mejorar sus vidas e incrementar su autonomía.

La transformación radical que sobrevino con la caída del Muro de Berlín y el colapso del «socialismo real» a fines de la década de los ochenta y comienzos de los noventa, abrió nuevas áreas de actividad para el trabajo del Instituto. La mayor parte de la opinión pública interpretó esos acontecimientos como la liberación de Europa Central y Oriental. Al mismo tiempo, los países que anteriormente estaban bajo control soviético experimentaron un drástico cambio en la percepción de la capacitación permanente. De repente dejó de considerarse que fuera responsabilidad del Estado el proporcionar capacitación a sus ciudadanos y ciudadanas con el fin de asegurar su integración en el sistema social. La educación de adultos pasó a ser un problema del que se pensaba que lo mejor era dejarlo librado a las fuerzas del mercado. Esto supone una nueva serie de condiciones para los/as estudiantes. No había programas regulares de educación y capacitación profesional continua, ni había ningún tipo de estándares de control que garantizaran la calidad de la capacitación permanente. Los proveedores acabaron rigiéndose por el «principio de la ganancia», el cual excluye a mucha gente del acceso a programas de capacitación calificados. Incluso los proveedores tradicionales que se las habían arreglado para sobrevivir el proceso de transformación, se vieron obligados a gestionar recursos para cubrir sus costos de operación. Dado que las antiguas cualificacio ya no respondían a las necesidades de un mercado laboral cambiante, estos proveedores se encontraron frente al dilema de entregar programas eficientes y de calidad, con el costo que ello supone, al mismo tiempo que mantenerse abiertos y accesibles para cualquiera que necesitara capacitación.

En respuesta a esta situación, DVV International prestó apoyo para asegurar la responsabilidad pública respecto de la educación continua y la capacitación permanente. Prestó asistencia a sus contrapartes de Europa Central y Oriental en la movilización de esfuerzos para influir en la legislación y en las políticas educativas de manera que se pudiera asegurar el espacio de la educación continua y la capacitación permanente en los presupuestos públicos. Les ayudó a los proveedores de educación de adultos a organizarse en asociaciones. Apoyó su construcción de capacidades y sus iniciativas de capacitación para preparar personal de nivel ejecutivo en el diseño y elaboración de programas de capacitación que sirvieran para responder a las necesidades del mercado laboral. Facilitó capacitación para instructores/as en el uso de métodos de enseñanza modernos. E intensificó esfuerzos para promover la estructuración de redes entre proveedores europeos de educación y capacitación continua.

Este punto final es de particular importancia de cara a otro cambio sustancial que enfrenta el sector de educación y capacitación de adultos, un cambio que a su vez tiene gran influencia en el trabajo de DVV International. Y es que el sector de la educación y capacitación continua no puede seguirse desarrollando exclusivamente en un contexto nacional y de acuerdo con criterios nacionales. El área se está volviendo cada vez más globalizada e internacionalizada, de manera par en razón de las facultades nor que tiene la Comisión Europea y de sus requerimientos de políticas educativas, como también de sus pro-gramas de promoción como Leonardo da Vinci, Sócrates y Grundtvig.

Líneas maestras para el trabajo de DVV International

DVV International es la única organización del mundo, en el ámbito de la cooperación internacional, dedicada exclusivamente a la promoción de la educación de adultos y al aprendizaje de por vida. Esto la coloca aparte de las demás organizaciones donantes y la convierte en un socio respetado no sólo por el apoyo serio que presta a la educación de adultos en concreto, por los acuerdos convenidos, o por su dedicado trabajo en interés de la educación continua en los niveles nacional, regional y global, sino también por su experticia como especialista en el área. El trabajo de DVV International se orienta por principios que fueron formulados y convenidos por la Asociación hace muchos años y que todavía hoy conservan su validez fundamental.

Adult Education Development Cooperation

Para DVV International la educación de adultos no es un campo estrechamente definido y que se restringe a situaciones de aprendizaje formal en el que el conocimienton y el saber-hacer han pasado, en formas tradicionales, de las personas que tienen estudios a otras que no los tienen. Es más bien un área que lo abarca todo y que incluye cualquier proceso de aprendizaje formal, no-formal e informal que tiene lugar cuando la gente se afana por configurar y mejorar su vida. Esto ocurre con mucha frecuencia en situaciones de aprendizaje estructurado que implican la enseñanza y aprendizaje de destrezas que satisfacen los requerimientos mínimos de una educación básica, ya se trate de cursos de idiomas extranjeros o de ciencia informática, por poner un ejemplo, o de cursos que enseñan las letras de un alfabeto o la historia básica de un pueblo o una nación. Sin embargo el aprendizaje también puede tener lugar cuando los miembros de una comunidad organizan proyectos al servicio de su propio progreso, con la planificación y construcción de un sistema de agua potable o una escuela, por ejemplo, o con la organización de esfuerzos combinados para la adquisición de productos básicos, hacer producción agrícola para el mercado, o planificar una cooperativa de ahorros. Los individuos adquieren conocimientos y se acaban familiarizando con procesos sociales. Aprenden cómo emprender acciones, tomar decisiones, identificar problemas, encontrar soluciones, y mucho más. Este tipo de aprendizaje proviene de la necesidad, de parte de los individuos, de mejorar su propia existencia. Es la mejor garantía de que las destrezas y saberes adquiridos en el proceso serán asimilados y puestos en práctica. Asegura el tipo de aprendizaje que está a la medida de las necesidades de los/as estudiantes, dado que se encuentra definido por su propia situación vital. En este proceso las personas necesitan una asistencia y apoyo que las organizaciones no-gubernamen tales están en mejores condiciones de ofrecer, una forma que respeta su autonomía y no la compromete. Éste es el tipo de aprendizaje informal que se alienta con el concepto de «Educación Popular» tal como se viene desarrollando y practicando sobre todo en América Latina. En África los métodos de aprendizaje que brotan de los propios intere ses de la comunidad han sido sistematizados en el llamado método «REFLECT», una concepción que ha sido provechosamente utilizada en numerosos proyectos.

Esta amplia comprensión de la educación de adultos implica un espectro equivalentemente amplio de enfoques en el trabajo de DVV International. Teniendo en cuenta que el tipo de problemas que se aborda en nuestros acuerdos de asociación es de los que requieren soluciones de largo plazo, las áreas en que se concentran nuestros proyectos han cambiado poco a lo largo de los años. Enfoques nuevos sólo son necesarios y apropiados allí donde sirven a las necesidades de los/s estudiantes en sus esfuerzos por mejorar sus vidas y su sustento.

En consecuencia seguimos concentrando nuestros esfuerzos en

  • elaboración de currículos para carreras universitarias en educación de adultos y potenciación de las calificaciones personales del personal docente mediante educación a distancia;
  • organización de conferencias nacionales e internacionales sobre aspectos técnicos o profesionales y sobre temas políticos relacionados con la educación de adultos;
  • diseño, producción, distribución y aplicación de documentación y publicaciones impresas, audio-visuales y electrónicas, y de instrumentos mediáticos de aprendizaje;
  • fortalecimiento de la infraestructura institucional y material de las organizaciones asociadas;
  • trabajo de bases para mejorar las condiciones de vida en áreas urbanas y rurales mediante el suministro de oportunidades de aprendizaje en áreas esenciales como educación básica y salud;
  • capacitación profesional y promoción de formas cooperativas de trabajo para mejorar los niveles de ingresos;
  • desarrollo de la comunidad como enfoque integral de una educación de adultos que abarque los ámbitos de la familia, la salud, la agricultura, la artesanía, el comercio y la cultura;
  • diálogo e intercambio de experiencias entre educadores/as de adultos en los niveles local, nacional y regional, y
  • educación cívica, en particular educación intercultural, resolución de conflictos y educación para la tolerancia.

A lo largo de los últimos dos años DVV International ha reforzado sus esfuerzos de cabildeo. A la vez que seguía apoyando el trabajo de sus socios, especialmente de las asociaciones regionales de educación de adultos, ha expandido también sus propios esfuerzos de defensa, de manera particular en el marco de las conferencias preparatorias nacionales y regionales que están preparando el terreno para la Sexta Conferencia Mundial de la UNESCO sobre Educación de Adultos (CONFINTEA VI), cuya celebración está planificada para el 2009 en Brasil. La educación y capacitación permanente, y de manera particular la educación general y no-formal continua, todavía no gozan de un estatus de prioridad en ninguna parte del mundo. En consecuencia resulta crucial para las organizaciones y asociaciones de educación de adultos el unir fuerzas en ayuda del sector, especialmente ahora, un momento en que los gobiernos se van a ver convocados a establecer compromisos en la próxima Conferencia Mundial.

Es parte fundamental de la filosofía de cooperación de DVV International honrar el principio de asociación. A diferencia de muchos otros tipos de cooperación internacional, nuestro modus operandi no consiste en conducir nuestros propios proyectos o imponerles nuestras ideas a nuestras contrapartes, sino más bien apoyar a nuestras contrapartes en la planificación y puesta en práctica de sus propias actividades de proyectos, respetando sus ideas y opiniones, sin dejar de tener en cuentas nuestros propios criterios. Ésta es también una condición para la sostenibilidad, puesto que no se puede esperar de ninguna medida que tenga un impacto consistente a menos que nuestras contrapartes y grupos focales se identifiquen plenamente con los objetivos de los proyectos y las estrategias a seguir para lograrlos.

Un elemento crítico de la cooperación, en la práctica, es la disposición de parte de cada socio a reconocer el valor igual que tiene el otro. Una asociación del tipo que aquí nos interesa consiste por una parte en una organización necesitada de ayuda, apoyo, y sobre todo recursos financieros, a cambio de lo cual está dispuesta a cumplir los deseos y requerimientos de su potencial patrocinador. Por otra parte está la organización patrocinadora que puede movilizar los recursos requeridos, pero que naturalmente pone también los términos y condiciones, términos y condiciones que con bastante frecuencia no son los suyos propios sino que por el contrario le vienen impuestos por aquellas instancias de las que, a su vez, procura los recursos.

Encontrar el equilibrio correcto entre una financiación sin condiciones y unas asignaciones que se distribuyen según un plan fijo y detallado en que la contra-parte es meramente instrumentalizada para que lleve a cabo un proyecto diseñado por el patrocinador, es —y ha sido siempre— un proceso difícil que requiere una gran cantidad de sensibilidad y de tacto.

Como resultado de los crecientes llamamientos que se ha hecho en los últimos años a favor de una planificación transparente y de resultados mensurables, sobre la base de objetivos establecidos y de indicadores de rendimiento en la aplicación, seguimiento y procesos de información, se ha hecho todavía más difícil mantener relaciones de asociación verdaderamente horizontales, así como garantizar que nuestras contrapartes participen plenamente en la planificación y puesta en práctica de los proyectos. Si DVV International es un socio apreciado en todo el mundo, es porque en último término siempre hemos intentado conservar ese equilibrio, a la vez que mantenemos elevados estándares de precisión y cumplimiento después de haberse elaborado una agenda común y de haberla asegurado contractualmente.

Una relación de asociación basada en la confianza y seriedad es esencial para una cooperación en este tipo de asociación. Es algo característico de DVV International el darnos tiempo suficiente para llegar a estar bien informados respecto de las potenciales contrapartes antes de suscribir convenios. Pero una vez que se ha establecido la base para una asociación sólida, nuestros compromisos son de largo plazo. Como regla general, nuestros convenios no están diseñados solamente para prestar asistencia a iniciativas aisladas, sino más bien para acompañar procesos que evolucionen y se desarrollen en la misma medida en que avanza el proceso de cooperación.

Recursos financieros

La confianza y la seriedad mutuas son cualidades esenciales no sólo para el relacionamiento entre DVV International y sus contrapartes, sino también entre DVV International y sus agencias financiadoras, la más importante de las cuales sigue siendo el Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo (BMZ). Todo indica que el Ministerio seguirá siendo la principal fuente de recursos para nuestro trabajo en el futuro, suponiendo que el campo de la cooperación internacional no experimente drásticas reducciones presupuestarias como consecuencia de la actual crisis financiera. El nivel de confianza que el Ministerio de Cooperación deposita en nuestro trabajo tiene que ser constantemente justificado y renovado. Con los oficiales del Ministerio discutimos en encuentros periódicos nuestros planes de mediano y largo plazo, y estamos agradecidos por sus informaciones y percepciones. Nuestra participación en el trabajo de Construcción de Estructuras Sociales nos aporta más oportunidades de diálogo con dicho Ministerio.

Aunque seguimos contando con un consistente apoyo económico del Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo, esta sola fuente no es suficiente para que DVV International asegure operaciones estables y desarrolle su trabajo en el terreno. Dado que DVV International no recibe ningún apoyo institucional, la extensión de sus recursos depende en gran medida del clima político predominante. Eventuales medidas de austeridad influyen directamente en el volumen de financiación disponible, y por consiguiente en el número de compromisos que DVV International puede asumir en su cooperación con socios internacionales. La seriedad para con nuestras contrapartes nos obliga a asegurar un presupuesto estable y a diversificar nuestra base de financiación, de manera que podamos amortiguar o incluso compensar déficit, y al mismo tiempo retener suficiente liquidez para asumir responsabilidades que no pueden ser financiadas con los subsidios convencionales del Ministerio.

Durante muchos años el Ministerio Alemán de Relaciones Exteriores fue una fuente de recursos para DVV International, en lo particular para apoyar los programas de intercambio internacional para educadores/as de adultos que cuentan con el patrocinio de las Volkshochschulen (universidades populares) y sus asociaciones regionales. En un cambio de políticas del Ministerio de Relaciones Exteriores, hace dos años, esas medidas fueron lamentablemente reclasificadas como ajenas al concepto de trabajo intercultural del Ministerio con otros países. La descisión prácticamente excluía a la educación de adultos de las áreas prioritarias de las políticas culturales y educativas que son parte de las relaciones exteriores alemanas. Recientemente, sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha mitigado su posición, concretamente teniendo en cuenta que en una perspectiva de mediano plazo es totalmente inconcebible para las políticas culturales y educativas que son parte de las relaciones exteriores alemanas el dejar a un lado el trabajo de las Volkshochschulen, el mayor proveedor de educación continua en Alemania con su extensa red de contactos internacionales. Por consiguiente el Ministerio de Relaciones Exteriores ha vuelto a ocupar un lugar en nuestra lista proveedores de recursos.

Reconociendo el enorme impacto que tiene el trabajo de las Volkshochschulen y las organizaciones de educación de adultos en nuestros países socios, trabajo que llega a una amplia gama de grupos focales, y no solamente a una élite social, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha garantizado recursos a DVV International, en el contexto de su iniciativa en África, para apoyar algunas actividades conducidas por unas pocas Volkshochschulen que se han asociado con organizaciones africanas seleccionadas.

Además de nuestras continuas negociaciones con el Ministerio de Relaciones Exteriores, estamos intentando sensibilizar a los miembros del Comité de Educación y Cultura del Parlamento Alemán respecto de la importancia que tiene para Alemania el estimular y apoyar en el extranjero no sólo actividades académicas o artísticas, sino también el intercambio y el aprendizaje recíprocos entre los ciudadanos/as de nuestro país y de otros países, de manera que se vaya construyendo y fortaleciendo más y mejores relaciones duraderas entre pueblos de diferentes culturas. Las Volkshochschulen alemanas pueden contribuir de manera significativa al logro de este objetivo. Para iniciativas en el marco del los acuerdos sobre el Pacto de Estabilidad para Europa Sud-Oriental y Asia Central, DVV International estuvo en condiciones de asegurar recursos procedentes de un presupuesto especial asignado por el Ministerio de Cooperación al Ministerio de Relaciones Exteriores. Los subsidios apoyan proyectos conducidos por contrapartes de Europa Sud-Oriental, como también de Afganistán.

Una serie de oportunidades debidas a constelaciones favorables ha conducido a resultados positivos. Un programa de educación básica y capacitación en alfabetización, solicitado por el Gobierno de Guinea, por poner un ejemplo, se está llevando a cabo de manera muy exitosa con recursos procedentes del Banco Mundial. Y con recursos de Holanda, proporcionados a través de la embajada holandesa en Etiopía, la oficina regional de DVV International en Adis Abeba ha podido subvencionar un impresionante proyecto de largo alcance para la educación y el fortalecimiento de mujeres.

La obtención de recursos de fuentes externas se está volviendo cada vez más importante para el trabajo de DVV International. Actualmente la Unión Europea está financiando proyectos en una serie de países para la construcción de estructuras y organizaciones de la sociedad civil, para enraizar la democracia, y para promover el desarrollo de estructuras de educación continua. En muchos casos la Unión Europea adjudica los llamados contratos de prestación de servicios a organizaciones que se han calificado por la vía de propuestas competitivas. Por regla general, las organizaciones interesadas en beneficiarse de esos contratos conforman un consorcio y participan como grupo en el proceso de propuesta. En la mayor parte de los casos las organizaciones participantes son empresas de consultoría, con visión comercial, que entran al negocio de las propuestas con afanes de lucro. Esto no obstante, DVV International ha empezado también a participar sistemáticamente en esos procesos de propuestas como socio o líder de un consorcio. El objetivo que persigue al proceder así no es el de aumentar sus ingresos, sino el de incrementar el alcance y el impacto de sus esfuerzos en los diferentes países. Trabajar a cambio de lucro es algo incompatible con los estatutos de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos. En su calidad de organización de servicios que no opera en busca de lucro, el ingreso público de la Asociación es objeto de evaluación y certificación periódica por parte de las autoridades fiscales responsables.

La financiación de la Unión Europea, procedente de los programas de la Dirección General de Educación y Cultura, es esporádica y su concesión depende de cada caso. Mucho se ha escrito acerca de las ventajas y desventajas de estos pro- gramas. A pesar de la engorrosa burocracia que los rodea, son relevantes para DVV International, aunque sólo fuera por la oportunidad que representan para que los socios de Europa Central y Oriental participen en redes de dimensión europea.

Entre tanto muchas de nuestras contrapartes se han mostrado muy eficientes a la hora de negociar con la Comisión y con mucho éxito han hecho seguimiento de sus solicitudes, ya sea como organizaciones líderes o como contrapartes de un proyecto. Sin embargo hay organizaciones de un buen número de países que siguen excluidas de la posibilidad de participar en asociaciones europeas. Bielorrusia, Rusia, Ucrania, Moldavia, Albania, Macedonia, Croacia, Serbia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Georgia, Armenia, Azerbaiján o Turquía estarían impacientes por participar en un nivel pan-europeo de cooperación, dado que comparten la convicción de la Unión Europea acerca del valor que tiene el aprendizaje de por vida. Y sin embargo, o bien resulta que no son elegibles para participar, o bien tienen que financiar su participación por sí mismas, con recursos que simplemente no tienen. Esto deja una tremenda brecha en la estructura de la Educación Europea. El apoyo a los gobiernos nacionales para el desarrollo de estructuras de capacitación profesional y de educación permanente, sólo en el contexto de los contratos de servicios, no será suficiente para cubrir esa brecha.

Países y organizaciones contrapartes

Los países en vías de desarrollo siguen constituyendo el centro de atención de la cooperación internacional de DVV International. La mayor cantidad de asistencia económica procedente de nuestro presupuesto general va a África, donde el Instituto tiene tres proyectos regionales que cubren África Oriental, Occidental y Meridional. Además, la mayor parte del presupuesto del Instituto para el proyecto sectorial «Capacitación básica y en el lugar de trabajo para educadores/as de adultos» está asignada a contrapartes africanas. DVV International colabora también en dos proyectos que no están financiados por el Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo, uno en Guinea, donde el Instituto organiza el trabajo de alfabetización y educación básica con recursos del Banco Mundial, y el otro en Etiopía, donde se está ejecutando un programa de alcance nacional para el fortalecimiento de mujeres, con recursos de Holanda.

Haifa

 

 

 

 

 

 

Curso de alfabetización en Haifa
Fuente: DVV International

 

 

 

En la región de América Latina nuestros socios de Chile y Argentina están entre tanto en condiciones de llevar a cabo su trabajo sin nuestro apoyo, y las contrapartes están de acuerdo con el proceso de cierre de operaciones. Ya en los dos años que cubre el presente informe nuestro trabajo se ha concentrado principalmente en el proyecto regional de Centroamérica y en el proyecto de Bolivia. La cooperación con socios cubanos, si bien se realiza en una escala significativamente pequeña, es particularmente importante con vistas a posibilidades de cooperación en el futuro.

La expansión de nuestra cooperación a Asia está actualmente en fase de preparación. El año 2009 estaremos abriendo una oficina de DVV International que estará a cargo de un proyecto regional en dicho continente.

En Europa estamos en proceso de reducir acuerdos de cooperación en países que entre tanto pertenecen a la Unión Europea. Esto es lamentable, si se tiene en cuenta cuántas personas, en los nuevos Estados miembros, especialmente en las áreas rurales, todavía no se benefician de los procesos positivos. Por otra parte, mediante recursos como el Fondo Social Europeo, estos países tienen ahora para su desarrollo un apoyo financiero considerablemente mayor que el anteriormente disponible. En tales circunstancias no parece justificarse una continuación por más tiempo del apoyo bilateral, especialmente si se tiene en cuenta la enorme necesidad de apoyo que existe en otros países y partes del mundo.

DVV International coopera con instituciones y organizaciones tanto nacionales como no-gubernamentales. La creatividad, el compromiso social y un fuerte sentido de comunidad de parte de las organizaciones de la sociedad civil han sido siempre una base para la elaboración y la puesta en práctica de proyectos y conceptos con orientación social. Sin embargo sólo las agencias gubernamentales pueden garantizar la provisión a nivel nacional, así como crear las condiciones legales básicas para la ulterior capacitación. DVV International trabaja conjuntamente con algunas universidades en la elaboración de programas de capacitación para educadores/as de adultos y también para investigación educativa. En el área de las políticas educativas, DVV International coopera con otras organizaciones de educación continua lo mismo que con asociaciones nacionales y regionales de educación de adultos. Más aún, cuando se trata de organizar conferencias regionales y globales sobre educación de adultos, el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje de por Vida (UNESCO Institute for Lifelong Learning – UIL) siempre puede contar con nuestra colaboración. Nuestra lista de socios quedaría incompleta si no mencionamos las agencias nacionales de la Unión Europea, tanto en Alemania como en nuestros países socios. Nosotros y nuestros socios compartimos muchos intereses con estas agencias, más allá de nuestra participación directa en proyectos de la Unión Europea y por encima de ella.

Actividades de proyectos de DVV International

Países en vías de desarrollo

En países en vías de desarrollo se sigue entendiendo la educación de adultos como un instrumento para combatir la pobreza. La brecha entre ricos y pobres se va ensanchando en todo el mundo. Las recetas neoliberales que pretendían aportar crecimiento y prosperidad pueden haber generado bienestar para algunos, pero no han beneficiado a las grandes masas de la sociedad. Por el contrario, la privatización y comercialización de mercancías –incluso de algunos recursos tan vitales como el agua, el gas y la electricidad-- han tenido como resultado el que grandes sectores de la población ya no estén en condiciones de adquirir los bienes esenciales que son fundamentales para la vida. Otra tragedia social a la que escasamente se le presta atención es la que se da con la patente y el monopolio de semillas. Las semillas son uno de los instrumentos de la agricultura tradicional. Desde el comienzo de la civilización los agricultores han ido reproduciendo y mejorando semillas, y recogiéndolas de una cosecha para la otra. Negarles a los pequeños agricultores el derecho de recoger semillas para resembrarlas es algo que amenaza su seguridad alimentaria.

Es cosa sabida que en el mundo más de mil millones de personas no tienen acceso a agua potable limpia, que enfermedades como la malaria se están multiplicando hasta alcanzar cifras alarmantes, que millones de personas no tienen acceso al tratamiento del SIDA a causa del costo exorbitante de las medicinas adecuadas, que las subvenciones a la agricultura en Europa y en los Estados Unidos son responsables del hundimiento de los mercados agrícolas de África a causa de sus excedentes y que en el proceso están destruyendo la producción local, que en los océanos se están agotando los peces, que los bosques tropicales se están reduciendo a la vez que se están expandiendo los desiertos y las estepas áridas. En la medida en que se va haciendo más visible el cambio climático y se aceleran los desastres naturales, los más pobres son los más duramente golpeados. Y mientras el número de guerras y conflictos armados sigue aumentando, más y más personas se encuentra desarraigada y atrapada en el círculo de la pobreza.

Este informe no pretende ofrecer un análisis exhaustivo de la situación mundial o identificar causas y consecuencias de los problemas globales. Pero son obvias las condiciones sociales básicas que constituyen el escenario para la educación y capacitación continua. Grandes proporciones de población están obligadas a vivir en condiciones precarias. La búsqueda de soluciones, aunque sean parciales, es difícil. Se requiere mayores esfuerzos para ayudar a la gente en su lucha por la sobrevivencia, para que les resulte más fácil superar sus crisis, para que les sea posible conquistar nuevas perspectivas. Siempre hemos dicho que la educación de adultos no es una panacea universal para los problemas del mundo, pero que no se pueden concebir soluciones duraderas sin ese tipo de aprendizaje que arranca de las necesidades que experimentan las personas en el lugar donde viven y trabajan, un aprendizaje que incorpore a los/as estudiantes a través de todo el proceso y que, al hacerlo, les confiera la fortaleza suficiente para que sean dueños de sus vidas y de lo que les pertenece.

Por lo tanto, la educación de adultos, en cualquier forma que se dé, es una necesidad de por vida. Incluye la posibilidad de conseguir una certificación formal equivalente a la de haber culminado la escuela, o también una capacitación profesional que permita ganarse el sustento, consistente en técnicas comerciales o elementos básicos para la instalación de una pequeña tienda o un negocio de tipo familiar. El aprendizaje de temas nutricionales y de asistencia sanitaria, en condiciones de pobreza, es igual de importante que el aprendizaje de las destrezas necesarias para organizar sistemas vecinales de apoyo mutuo comunitario o de acción comunal. El aprendizaje de cómo definir y defender públicamente los intereses personales y colectivos es relevante cuando cabe esperar que el compromiso de participar en el desarrollo de la comunidad llegue a ser algo más que un servicio de labios para afuera. En todas partes es importante fortalecer a la gente en general, y a las mujeres en particular, para que jueguen su papel en el desarrollo social.

Se tiene que capacitar a los educadores/as de adultos para que lleven a cabo las tareas propias de una educación con orientación social, con un enfoque integral y con métodos adecuados. Se requiere la profesionalización de los programas de capacitación en este campo. Se tiene que desarrollar materiales de enseñanza apropiados, y se tiene que equipar aulas y talleres. Las políticas educativas locales y nacionales deben configurarse de manera que aseguren la disponibilidad de servicios y recursos para que los/as estudiantes realmente aprendan y los instructores/as realmente enseñen. Todo esto viene a constituir la tarea de DVV International y de sus contrapartes de países inmensos y variados.

África

Los sistemas educativos de África presentan serias deficiencias. La mayor parte de los países del continente no logrará tener éxito en el logro de los objetivos básicos de la iniciativa «Educación para Todos» (EPT) que se determinaron en el Foro Mundial de Dakar, Senegal, el año 2000. Millones de niños y niñas africanos están excluidos de la educación. Hay infinitamente pocas facilidades de capacitación profesional, y el nivel de educación universitaria está todavía fuera del alcance de la mayor parte de la población.

Se le presta muy poca atención a la promoción y desarrollo de la educación de adultos. Muchos gobiernos, e incluso organizaciones donantes, todavía no llegan a reconocer el papel significativo que puede jugar la educación no-formal en la promoción del desarrollo. El resultado es que a menudo se deja en manos de las organizaciones de la sociedad civil la provisión de oportunidades de aprendizaje no-formal aunque sea rudimentario.

El trabajo de DVV International en África está subdividido en cuatro proyectos separados por regiones: Norte, Oeste, Este y Sur de África. En Conakry, Adis Abeba y Ciudad del Cabo se mantiene oficinas regionales que están bajo la dirección de especialistas en educación de adultos y que a su vez son responsables de diseñar el trabajo en cada una de las respectivas regiones.

En África Occidental el proyecto del Instituto presta servicios a los países francófonos, concretamente Guinea, Benin, Burkina Faso, Malí y Chad. La oficina de proyectos que cubre esta región, y que ha estado operando en Conakry desde 1999, tiene dos centros principales de atención:

  • alfabetización combinada con capacitación en destrezas para la generación de ingresos y el propio sustento, y
  • capacitación del dirigente de la comunidad, al mismo tiempo que formación de la conciencia ciudadana, para fortalecer la participación en la autonomía local.

No es raro que los varones africanos lleven una vida migrante en busca de trabajo en distritos mineros y áreas urbanas. El resultado es que muchas mujeres africanas quedan libradas a sus propias fuerzas para asegurar la sobrevivencia de sus familias. En respuesta a esta situación hay programas que ofrecen capacitación para la sobrevivencia y actividades orientadas a la generación de ingresos, los que con frecuencia están diseñados específicamente para mujeres.

En el África francófona la capacitación básica y permanente de educadores/ as de adultos y facilitadores sociales es el objetivo principal de nuestra cooperación con contrapartes de Benin y Burkina Faso. Malí es la sede de una red de organizaciones que trabajan con el método REFLECT. El trabajo en el Chad está concentrado en el apoyo a grupos de auto-ayuda. Nuestra asociación con ONG, ministerios y universidades de Sierra Leona, que tenía 25 años de antigüedad, llegó a su término durante el período de este informe.

Workshop in Bandiagora, Mali

 

 

 

 

Taller en Bandiagora, Mali
fuente: DVV International

 

 

 

 

La oficina de DVV International en Adis Abeba es responsable de la coordinación de actividades con nuestro proyecto de África Oriental. Trabaja conjuntamente con contrapartes de Etiopía y Uganda. Etiopía, uno de los más antiguos países socios del Instituto, estuvo entre los primeros países cuyos educadores/as de adultos participaron en el curso de diplomado en educación de adultos, que se celebró durante un año en la Volkshochschule de Göhrde, residencial de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos. Para 1973 y 1974 ya se llevaron a cabo otros seminarios de capacitación en la misma Etiopía. Hoy día el proyecto está centrado en la promoción de programas de educación básica no-formal, capacitación práctica en centros de capacitación comunitaria, y capacitación inicial, en el lugar de trabajo, para educadores/as especializadas en diferentes campos, incluyendo el nivel universitario.

Un factor crucial en la lucha contra la pobreza es la capacitación en destrezas para ganarse el sustento, con la que se trata de enseñar a la gente el saber-hacer y las destrezas que se requieren para producir o adquirir alimentos, agua, vestimenta y el albergue que se necesita para sobrevivir. En Etiopía, uno de los países más pobres del mundo, este enfoque es relativamente nuevo. El concepto, centrado en la subsistencia y que tiene el apoyo de DVV International, empieza y termina con el cultivo de destrezas básicas de lectura y escritura, el enfoque tradicional de alfabetización que por lo general todavía se sigue practicando en Etiopía. La idea es hacer que la alfabetización sea «funcional» al combinarse con el aprendizaje de destrezas prácticas que le permitan a la gente asegurar su sustento.

Después de prolongadas negociaciones con el gobierno etíope, se estableció un convenio para la puesta en marcha de un programa de carácter nacional para el fortalecimiento de las mujeres. Financiado con recursos procedentes de Holanda, el programa pretende capacitar a mujeres para que emprendan acciones en su propio beneficio, y ofrecerles oportunidades de mejorar sus destrezas de sobrevivencia.

En Uganda nuestros esfuerzos se concentran principalmente en el reforzamiento de un sistema de educación de adultos que busque mejorar la situación vital de los ciudadanos/as del país, asegurando la satisfacción de sus necesidades básicas y capacitándolos/as para que mejoren sus ingresos. De manera especial en el área de la alfabetización, la iniciativa tiene un carácter modélico y goza de reconocimiento internacional. DVV International apoya el Programa de Alfabetización Funcional de Adultos (Functional Adult Literacy Programme – FAL), que beneficia principalmente a mujeres, y la Red Ugandesa de educación de adultos (Uganda Adult Education Network – UGAADEN) que representa las diferentes voces e intereses del sector de la educación de adultos en Uganda. Al reforzar los esfuerzos de las ONG, el Instituto les ayuda a demostrar la valiosa contribución que puede hacer el aprendizaje no-formal a la hora de enriquecer el sistema nacional de Educación Primaria Universal y de Escuela Secundaria Universal.

Ciudad del Cabo, la sede de nuestra oficina regional para los países del Sur de África, coopera con contrapartes de Sudáfrica, Angola, Lesotho y Madagascar.

Los programas de educación básica en el Sur de África por lo general no hacen especial énfasis en la población rural, los pobres, y las personas afectadas de VIHSIDA, como debería ser el caso en un enfoque integral de la educación de adultos. La insistencia en planes de educación básica se dirige más bien a la obtención de certificados de equivalencia de la escolarización elemental y secundaria, con una fuerte concentración en el sector poblacional urbano. Para enfrentar la falta de cobertura en estas áreas vitales, DVV International coopera directamente con los miembros del personal docente y administrativo de las instituciones de educación de adultos, ONG, universidades y organizaciones paraguas.

Nuestro socio principal en el Sur de África es la Red de Aprendizaje de Adultos (Adult Learning Network – ALN) con sus siete asociaciones provinciales. Esta red es en el país uno de los más grandes proveedores de servicios educativos, y entre tanto ha sido certificada por la Autoridad Sudafricana de Educación y Capacitación (South African Education and Training Authority – SETA).

Mediante intensivos esfuerzos de cabildeo, en forma de debates, talleres y demostraciones de lo que debiera ser un enfoque integral de la educación de adultos en el Sur de África, la Red de Aprendizaje de Adultos ha llamado públicamente la atención sobre la falta de provisión en el área de la educación y capacitación básica de adultos. Los programas existentes en África del Sur sólo pueden satisfacer una pequeña parte de la demanda educativa de parte de la población adulta del país. Desde el 2006 dicha Red ha proporcionado capacitación a 600 trabajadores/as sociales mediante un programa solicitado por el Gobierno Provincial de Ciudad del Cabo y desarrollado con el apoyo de DVV International.

El año 2008 se lanzó un programa de alfabetización de alcance nacional, con la expectativa de alcanzar a aproximadamente 7,5 millones de analfabetos/as funcionales. La Red está ayudando a planificar el contenido y la estructura de esta campaña masiva.

Entre 1995 y 2000 DVV International mantuvo su propia oficina de proyectos en Angola. Durante este período una de las metas principales era construir un sistema efectivo de educación de adultos con proveedores capaces e instructores calificados/as. Desde enero de 2001, tras haber cerrado su oficina de proyectos en Luanda, DVV International ha estado apoyando a sus socios en Angola directamente desde su sede central en Bonn. El Instituto apoya programas de alfabetización funcional, educación cívica, educación en salud y educación ecológica, como también la elaboración de materiales de aprendizaje y la producción y emisión de programas de educación radiofónica. Se les presta especial atención a la prevención del SIDA, a temas de género y a la educación ambiental.

Nuestra cooperación en Lesotho se concentra en el apoyo a la Asociación de Educación No-formal de Lesotho (Lesotho Association of Non-Formal Education – LANFE). Esta Asociación organiza talleres periódicos de capacitación para la formación de capacidades en sus organizaciones afiliadas, y ofrece cursos de destrezas prácticas en las diferentes regiones del país. Mantiene también un fondo para el suministro de micro-créditos a los miembros con el fin de que hagan inversiones encaminadas a asegurar sus ingresos.

En 1987 DVV International empezó a cooperar con socios de Madagascar. Desde 1996 ha mantenido en el país una pequeña oficina llevada por un equipo nacional de educadores/as de adultos malgaches. El apoyo que se presta a través de esta oficina se concentra principalmente en la capacitación de capacitadores de educación de adultos, en actividades de alfabetización funcional para adultos, y en la producción de material educativo.

Sur y Sudeste de Asia y el Pacífico

En la región del Pacífico asiático DVV International apoya enfoques de educación modélicos dirigidos a personas adultas, y en particular a los sectores desfavorecidos de la población. Un eje central de nuestro trabajo es la promoción y el apoyo a grupos de autoayuda. Los grupos de autoayuda están surgiendo en muchas áreas en un esfuerzo combinado por combatir la ignorancia, la opresión, la injusticia, la pobreza y la degradación ambiental, pero también para fortalecer a la gente de manera que pueda formular su propia definición de desarrollo y participación, que pueda representar sus intereses comunes y traducir sus aspiraciones y demandas en acción. La promoción específica de proyectos de mujeres y el apoyo a las minorías étnicas tienen también alta prioridad para nuestras organizaciones contrapartes de India, Nepal, las Filipinas e Indonesia. La asistencia de DVV International se encauza en iniciativas de generación de ingresos, en esfuerzos de cabildeo y en la elaboración de diferentes materiales para una amplia gama de grupos focales con la finalidad de aumentar la información y facilitar la enseñanza y el aprendizaje.

Un proceso de trabajo en red entre organizaciones de educación de adultos de los diferentes países en que tenemos proyectos ha facilitado acuerdos de cooperación que están satisfaciendo necesidades más allá de los espacios locales. Esto se aplica de manera particular a la contraparte de DVV International, la Oficina del Asia y el Pacífico Sur para la Educación de Adultos (Asian South Pacific Bureau of Adult Education – ASPBAE), una red de organizaciones de educación de adultos activa a lo largo y ancho de la región. La colaboración internacional promovida por la ASPBAE está generando resultados positivos que trascienden las fronteras nacionales y está haciendo contribuciones significativas a las organizaciones de la sociedad civil con un discurso referido a políticas educativas regionales que apunta a la Sexta Conferencia Internacional de Educación de Adultos (CONFINTEA VI) organizada por la UNESCO.

Nuestras contrapartes en la India trabajan en primer lugar junto con los grupos desfavorecidos y marginados. La Sociedad para la Investigación Participativa en Asia (Society for Participatory Research in Asia – PRIA) está comprometida en la promoción de iniciativas de auto-ayuda, procesos de democratización, y desarrollo de la comunidad en general. Enfrenta también problemas específicos como la atención de salud en el ámbito laboral y asuntos ambientales. Más allá de ofrecer iniciativas de capacitación y servicios de consultoría, y de llevar a cabo actividades de investigación y de cabildeo, la PRIA ha construido una red de organizaciones de apoyo que proporcionan ofertas educativas adaptadas a las condiciones peculiares de las comunidades a las que sirve. Entre otras contra-partes que tenemos en la India están la Organización para una Educación para el Desarrollo (Organization for Development Education – UNNATI), el Centro de Aprendizaje y la Acción Colectivas (Centre for Collective Learning and Action – SAHAYI) y el Centro para Mujeres y Educación (Centre for Women and Education – NIRANTAR).

En Nepal, DVV International proporciona asistencia a la ONG de mujeres Didi Bahini para un proyecto titulado «Fortalecimiento político de mujeres mediante la educación para el desarrollo». El proyecto pretende ayudar a mujeres desfavorecidas para que se organicen en grupos, y prepararlas por medio de la capacitación para que asuman funciones importantes en las aldeas y distritos, en particular como miembros de los comités de desarrollo de las aldeas y distritos.

Las tareas más importantes en las que colaboramos con nuestras contrapartes en las Filipinas y en Indonesia incluyen iniciativas educativas para los miembros de los grupos de auto-ayuda, desarrollo de la comunidad, programas de atención de salud, desarrollo de pequeños negocios y cooperativas de ahorro y crédito, capacitación para desarrollar la capacidad ejecutiva de mujeres jóvenes, agricultura orgánica, manejo de conflictos, diálogo intercultural, y educación ambiental. También aquí son las mujeres las principales beneficiarias de las actividades de proyectos. El enfoque utilizado por DVV International y sus socios se corresponde completamente con los paradigmas de cambio del sistema educativo de las Filipinas. En el marco de un enfoque nuevo y más amplio de la educación, se lanzó, de manera paralela al sistema escolar formal, el concepto de aprendizaje continuo en la comunidad denominado «Sistema alternativo de aprendizaje».

En las Islas Salomón promovemos la alfabetización funcional que también busca preservar y vitalizar los tradicionales valores culturales de los/as estudiantes, o «alfabetización critica» como a veces los organizadores denominan el programa. Este pequeño atolón en el territorio del Océano Índico Británico está en peligro debido al cambio climático y a la excesiva-explotación de los recursos naturales por empresas extranjeras. La promoción de la capacitación profesional en unos cuarenta centros en las diferentes islas de la nación isleña melanesia de Vanuatu es la parte más importante de nuestro proyecto.

Djakarta

 

 

 

 

 

 

 

Yakarta
Fuente: DVV International

 

 

 

 

 

 

 

 

The most important tasks in which we collaborate with our partners in the Philippines and in Indonesia include educational measures for the members of self-help groups, community development, health care programmes, development of small businesses and savings and credit cooperatives, training to develop the executive ability of young women, organic farming, conflict management, intercultural dia logue, and environmental education. Here, as well, women are the main benefici aries of project activities. The approach used by DVV International and its partners corresponds completely with the changing paradigms in the Philippine education system. In a new and broader approach to education, a concept of continuous learning in the community under the designation “Alternative Learning System” has been launched alongside the formal school system.

On the Salomon Islands, we promote functional literacy training, which also seeks to revive and preserve the traditional cultural values of the learners, or “critical literacy training” as it is sometimes called by the programme’s organizers. This small atoll in the British Indian Ocean territory is endangered by climate change and over-exploitation of natural resources by foreign companies. The promotion of vocational training in some forty centres on the various islands of the Melanesian island nation of Vanuatu is the most important part of our project work.

Asia Central

Existen diferencias fundamentales entre las sociedades del Sur y Sudeste de Asia y el Pacífico, y aquellas del Asia Central, Uzbekistán, Tayikistán y Kirguizistán, que en su momento fueron parte de la Unión Soviética. Estos países de Asia Central están encontrando dificultades a la hora de emanciparse del sistema que anteriormente estuvo dominado por la Rusia europea. El sistema soviético les resultó siempre extraño a los pueblos del Asia Central, cuyos habitantes viven en culturas fundamentalmente enraizadas en el Islam. Al mismo tiempo están también experimentando una transformación de las estructuras económicas similar a la que está teniendo lugar en Europa Central y Oriental. Y lo mismo que en Europa, los cambios en Asia Central están creando una tremenda necesidad de capacitación y recapacitación profesional.

Nuestro proyecto en Uzbekistán, que opera desde Tashkent, está diseñado para responder a esta situación. Las actividades cubren una amplia gama de muy diversos temas entre los que se cuentan cursillos en las cárceles de Uzbekistán, capacitación para enfermeras comunitarias, un proyecto en gestación que tiene que ver con la historia reciente, centros de recapacitación profesional para personas sin empleo en 21 ciudades de Uzbekistán, programas de capacitación profesional para subgrupos rurales en Kirguizistán, cursos de mejoramiento de calificaciones de los trabajadores migrantes en Tayikistán, y la organización de un curso de capacitación para educadores/as de adultos en Uzbekistán. Las condiciones para la puesta en práctica de estas iniciativas son difíciles debido a las posiciones fluctuantes que se dan en los diferentes ministerios que tienen compromisos con donantes extranjeros. El trabajo requiere una gran cantidad de tacto y diplomacia, pero también demanda perseverancia en la presentación de las posiciones que hemos desarrollado conjuntamente con nuestras contrapartes.

América Latina

Durante los últimos dos años, los esfuerzos de DVV International en América Latina se han concentrado en nuestro proyecto regional en Centroamérica a través de nuestra oficina de México, como también en nuestro proyecto nacional en Bolivia a través de nuestra oficina en La Paz.

El eje central de nuestro proyecto en Centroamérica es el apoyo a grupos indígenas en el mejoramiento de sus vidas a la vez que en la preservación de su identidad cultural. Vale la pena resaltar que éste no es todavía un tema prioritario en la agenda educativa oficial del México, un país con una población indígena de más de 10 millones. En la vecina Guatemala, donde la mayoría de la población es indígena, hay una serie de programas y materiales de educación básica en lenguas mayas, pero incluso ahí hay todavía demasiado poca sensibilidad intercultural respecto de las culturas y valores de los pueblos indígenas del país.

Vocational training in Uzbekistan 

 

 

Capacitación profesional en Uzbekistán
Fuente: DVV International

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, para una educación de este tipo, con sensibilidad cultural, un asunto de máxima importancia es la satisfacción de las necesidades humanas básicas. Además de prestar asistencia a pequeñas cooperativas agrícolas dedicadas a la producción y comercialización de productos como café, animales pequeños, pollos, huevos y miel, el proyecto apoya a las familias en el cultivo de frutas y vegetales y en la cría de animales pequeños para su propio consumo personal. Durante el período del informe se ha dedicado esfuerzos a ayudar a las mujeres a que se organicen en grupos para producir y comercializar artesanías y otras mercancías. Se han diseñado y probado modelos de diálogo intercultural. Es importante este tipo de instrumentos sobre todo para los miembros de los equipos de organizaciones gubernamentales y no-gubernamentales que trabajan con comunidades indígenas. Sobre todo fue muy positiva la respuesta a los cursillos que se llevaron a cabo para analizar los roles de género en las sociedades tradicionales y para examinar posibilidades de cambio. Los/as participantes encontraron que los cursillos eran valiosos para su progreso personal y reconocieron que les facilitaban a las mujeres la posibilidad de iniciar sus proyectos y volverse más activas en sus comunidades. Los y las jóvenes indígenas, a quienes con mucha frecuencia no se los/as ve como miembros válidos de sus propias comunidades, enfrentan una doble marginación. La falta de autoestima es uno de los principales factores que los/as motiva a abandonar sus comunidades. En consecuencia todos nuestros proyectos prestan especial atención a iniciativas específicamente de jóvenes.

Durante muchos años DVV International ha estado apoyando al Ministerio de Educación en Bolivia en la creación de un sistema nacional de educación de adultos que combine la educación general con la capacitación profesional permanente orientada al empleo y que esté adaptada a las necesidades de los/as estudiantes.

Disaster management in Cuba 

 

 

Protección contra catástrofes en Cuba
Fuente: DVV International 

 

 

 

 

 

 

Después de haber culminado la última fase del trabajo, que estuvo dedicada a la elaboración de currículos de educación básica, el proyecto volcó su atención a la preparación de currículos integrales y diversificados para el nivel de educación secundaria, igualmente orientados al empleo. Se ha capacitado a profesores/as para el uso de los nuevos currículums. Además recientemente el proyecto inició esfuerzos para diseñar iniciativas educativas y de capacitación para comunidades penitenciarias de Bolivia. DVV International es parte de un comité boliviano multi-institucional para educación y viene trabajando con otras organizaciones de América Latina en la Campaña por el Derecho a la Educación. Estos instrumentos hacen posible que las organizaciones de la sociedad civil presenten recomendaciones y hagan seguimiento al gobierno respecto de la puesta en práctica de los planes y programas oficiales de educación que tienden a beneficiar al conjunto de la población.

Como parte de su trabajo en Colombia, DVV International apoya a dos organizaciones contrapartes con diferentes enfoques de agricultura ecológica y sostenible. En el departamento de Nariño, que está situado en la región montañosa del Sudoeste de Colombia, cerca de la frontera ecuatoriana, se están practicando técnicas de agricultura sostenible en tierras de cultivo privadas. Los campesinos han formado también cooperativas para la comercialización de su producción excedentaria. Entre tanto doce de estas reservas naturales han unido fuerzas en una asociación común. En un esfuerzo para asegurar la futura viabilidad de una agricultura compatible con la preservación de los recursos naturales, nuestra contraparte colombiana, la Asociación para el Desarrollo Campesino, ha desarrollado un modelo de escuela que lleva por título «Escuela de disoñadores para el Bienvivir local», que entre tanto ha conseguido el reconocimiento del Ministerio de Educación.

Situado al sur de la ciudad metropolitana de Cali, el departamento del Cauca, una región con una gran mezcla poblacional de indios, mulatos, negros y mestizos, es una plaza fuerte de la guerrilla y de las fuerzas paramilitares. Nuestra contraparte, CISEC (Fundación para el Desarrollo Rural Comunitario Alternativa Comunitaria – Centro de Investigaciones y Servicios Comunitarios) ha estado trabajando con la gente de la región, constantemente confrontada con violencia e inseguridad, para la organización de proyectos comunitarios al servicio de la agricultura ecológica, el cuidado de la salud, la justicia y la educación. El núcleo del trabajo del CISEC es un internado en el que jóvenes de comunidades indígenas tienen la oportunidad de estudiar juntamente con muchachos y muchachas de las áreas aledañas. Muchos de los/as estudiantes de la escuela siguen formándose hasta ser facilitadores/as de la comunidad. Nuestra larga y exitosa colaboración con CISEC ha entrado ahora en su etapa final.

Durante el período correspondiente a este informe seguimos prestando apoyo a nuestras contrapartes nacionales de Cuba para el desarrollo de programas educativos relacionados con el plan nacional de manejo de desastres, basado en la organización comunitaria, y para el uso de métodos diseñados para estimular la participación de la comunidad y la propia iniciativa capacitando a miembros de la comunidad en la tarea de diagnosticar y articular sus necesidades e intereses.

En el marco de reracionamientos menores que sostenemos en Chile y Argentina, hemos suministrado financiación para educación cívica como una medida para fortalecer a la sociedad civil. También se ha canalizado asistencia para iniciativas de fomento a la agricultura ecológica, el establecimiento de sistemas de comercialización cooperativa, la introducción de un sello de certificación de calidad para productos biológicos, y también para el diseño y utilización de tecnologías apropiadas. Estas actividades van acompañadas de medidas educativas y asesorías.

En vista del nivel de desarrollo que se ha logrado en Argentina y Chile, y de las posibilidades que existen de movilizar recursos nacionales y fondos procedentes de programas de la Unión Europea, DVV International ha decidido reducir los acuerdos de cooperación en estos dos países y destinar los recursos así liberados para iniciar nuevas formas de asociación en otras partes de América Latina, y en particular en la región de los Andes.

Además de sus formas de asociación bilateral en diferentes países de América Latina, DVV International apoya también al Consejo de Educación de Adultos de América Latina (CEAAL), cuya Secretaría General está actualmente ubicada en Panamá. Los esfuerzos más recientes de la Asociación se han concentrado en asegurar que las organizaciones que promueven y proveen educación y capacitación continua, los defensores por parte de la sociedad civil del aprendizaje de por vida, tengan voz y representación en los preparativos que están en curso en América Latina para la Conferencia Mundial sobre Educación de Adultos (CONFINTEA VI) que tendrá lugar este año en Belem, Brasil.

Europa Central y Oriental

Durante los primeros años de la década de los noventa, la educación de adultos en Europa Oriental se encontraba atrapada en las oleadas del cambio. Hoy día el sector enfrenta nuevos desafíos y oportunidades. Entre los temas que mientras tanto se han vuelto más centrales están la estabilización de la democracia y de la participación política, la economía de libre mercado con carácter social y con estabilidad, y también la unidad étnica y cultural. Otro asunto importante es la integración europea y la manera cómo apoyar de la mejor manera a la gente en este difícil, fascinante y a menudo dramático proceso. La integración implica cooperación, y la cooperación supone el tejido de redes en todos los niveles: el local, el regional y el global. Es importante ayudarles a insertarse en las redes existentes de las organizaciones de educación y capacitación continua que hay en Europa Oriental, así como ayudarles a crear sus propias redes. Es crucial para nosotros, como educadores/as de adultos, velar para que en todas partes se entienda la educación de adultos como un componente clave del aprendizaje de por vida, y como responsabilidad pública. Debemos exigir avances legislativos en esta dirección y hacer seguimiento al progreso y puesta en práctica de suministros financieros que garanticen las necesarias asignaciones presupuestarias.

Vocational training in Yugoslavia 

 

 

Capacitación profesional en Montenegro 
Fuente: DVV International 

 

 

 

 

 

 

En línea con los procesos que están en curso, hemos consolidado nuestro trabajo en Europa Oriental dentro de cuatro proyectos regionales:

  • Educación de adultos en los países de Europa Central y Oriental que se están incorporando a la Unión Europea (la República Checa, Estonia, Hungría, Polonia, Letonia, Lituania, Eslovenia y la República Eslovaca). Las actividades de los proyectos se organizan y ejecutan a través de nuestra oficina regional en Varsovia. Cuando se sumaron a la Unión Europea, estos países asumieron el compromiso de asignar suficientes recursos internos para asegurar el acceso de sus ciudadanos/as a los servicios sociales básicos. Esto incluye también el acceso a oportunidades educativas. En consecuencia el Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo no está dispuesto a seguir invirtiendo recursos federales en los nuevos estados miembros para el desarrollo de estructuras de educación y capacitación continua. Después de una fase de transición, que se ha fijado en el año 2009, el soporte financiero para este propósito dejará de estar disponible para nuestros socios.
  • Educación de adultos en Europa Sudoriental (Albania, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Macedonia, Montenegro, Rumania y Serbia). Las actividades de proyectos se organizan y ejecutan a través de nuestra oficina regional en Sarajevo.
  • Educación de adultos en la Comunidad de Estados Independientes (CIS) y en particular en la Federación Rusa, Bielorrusia y Ucrania. Las actividades de proyectos se organizan y ejecutan a través de nuestra oficina regional en San Petersburgo.
  • Educación de adultos en el Cáucaso (Georgia, Armenia y Azerbaiján). DVV International mantiene una oficina en cada uno de estos tres países bajo la dirección de equipos nacionales.

La cooperación en los cuatro proyectos regionales cubre un amplio espectro de áreas que incluye:

  •  fortalecimiento de la democracia y de la participación política;

  • unidad y diversidad étnico-cultural;

  • identidad nacional y orientación europea; y

  • economía de libre mercado con carácter social y con estabilidad.

Nuestros esfuerzos se dirigen a los/as practicantes de la educación de adultos, a organizadores/as, estudiantes, diseñadores/as de políticas, y a las organizaciones que sirven de paraguas para la educación de adultos, pero también a los/as participantes en cursos de educación y capacitación continua y avanzada.

Desde que se puso en marcha el proceso de ampliación europea, una tarea central de la educación de adultos ha sido informar y educar a la gente acerca de las estructuras de la Unión Europea y del impacto que puede tener el acceso a la misma. Ésta seguirá siendo un área importante por un largo período de tiempo. Se tiene que seguir haciendo esfuerzos por promover una discusión realista y por reducir tanto miedos irracionales como expectativas exageradas.

Se necesita una acción estratégica para asegurar con mayor firmeza la responsabilidad pública respecto de la educación y capacitación continua. Se deben elaborar y poner en práctica iniciativas de políticas educativas apropiadas en los diferentes países, pero también en la región en su conjunto. Se van a requerir intensos esfuerzos para lograr en los países de Europa Central y Oriental los mismos estándares y niveles que ya existen en los países de Europa Occidental. Y lo que es más importante, si se espera que los procesos de transición económica y social en dichos países sean sostenibles, se tiene que aprovechar de manera efectiva todo el potencial que tiene la educación y capacitación continua.

Proyectos y asociaciones europeas

A través de los programas de apoyo «Sócrates» y «Leonardo da Vinci», y de la Acción «Grundtvig» en particular para la educación de adultos, la Unión Euro-pea estimula una cooperación transnacional entre organizaciones e instituciones de educación continua. Estos programas apoyan y financian la elaboración y ejecución de contenidos y métodos innovadores y sientan las bases para que organizaciones de educación y capacitación continua, en el ámbito de la sociedad civil, puedan crear redes multilaterales con perspectivas de futuro.

DVV International estimula la participación de sus contrapartes de Europa Central y Oriental en ese tipo de proyectos, y participa ella misma en una serie de proyectos seleccionados. Coordina la Red para el aprendizaje intercultural en Europa (Network for Intercultural Learning in Europe – NILE), de la Unión Europea, cuya financiación terminó el año pasado. Instituciones de educación de adultos de 21 países europeos están participando entre tanto en esta iniciativa. En un esfuerzo cooperativo, ellas han elaborado un marco conceptual básico para el desarrollo de una comprensión común en torno a los temas de migración, integración, derechos humanos y tolerancia, y también en torno al potencial de la educación de adultos para la promoción de la coexistencia intercultural.

Entre 2005 y 2008 DVV International coordinó también el programa INTERtool, uno de los proyectos Grundtvig de la Unión Europea, conducido conjuntamente con contrapartes de Italia, Rumania, Austria, Suiza y Finlandia. La finalidad del proyecto ha sido la elaboración de instrumentos interculturales que ayuden a la coordinación de proyectos europeos y a facilitar sus requerimientos de gestión que son altamente complejos.

Juntamente con contrapartes de Bélgica, Francia, Dinamarca, Inglaterra y Bulgaria, DVV International participó del 2005 al 2007 en el proyecto de la Unión Europea «Capacitación en diversidad religiosa». Se confeccionó un módulo de capacitación de cinco días sobre diversidad religiosa y filosófica, basándose para ello en la tradición del enfoque «Mundo de diversidad» (World of Diversity) y concentrándose en la diversidad religiosa y otros enfoques espirituales.

Finalmente, pero no por eso con menor importancia, en 2007 DVV International coordinó el proyecto «Europa con método» (Europe with Method), dentro del cual organizaciones de educación de adultos e iniciativas para personas sin hogar en Alemania, Holanda, la República Checa, Polonia y Francia, desarrollaron varios métodos y módulos innovadores para proporcionar información a jóvenes y adultos sobre las políticas europeas.

Aprendizaje global

El proyecto titulado Aprendizaje Global en Universidades Populares (Global Learning at Volkshochschulen) está dirigido a aproximadamente mil centros comunitarios de educación de adultos en Alemania, a las universidades populares y sus asociaciones en el nivel de los Länder. Subvencionado por el Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo (BMZ), el proyecto pretende apoyar a las Volkshochschulen (universidades populares) en la provisión de educación para el desarrollo sostenible y en la promoción de estudio y comprensión de las conexiones e interdependencias globales que existen en nuestro Único Mundo. Con este propósito, el Instituto está en condiciones de recoger sus décadas de cooperación con organizaciones socias en el campo de la educación de adultos en África, Asia, América Latina, así como en Europa Central, Oriental y Sudoriental, y de aprovechar su experiencia en beneficio de las Volkshochschulen y de sus esfuerzos.

Es nuestra firme convicción que la educación para el desarrollo

  • despierta interés en países en vías de desarrollo y en países en proceso de transición, y ayuda a la gente a establecer interconexiones globales, además del impacto que tiene en el nivel personal,
  • crea conciencia respecto de la necesidad del desarrollo sostenible, y promueve en la gente el deseo de trabajar para un mundo sostenible, y
  • fomenta la participación activa en una sociedad responsable, a la vez que genera un compromiso personal con el mundo en desarrollo.

 

Información y comunicación

A lo largo de los dos años anteriores, nuestro amplio y variado programa de información y comunicación ha seguido acompañando y apuntalando nuestros esfuerzos de cooperación. Nuestras actividades más recientes en esta área se describen de manera detallada más adelante. Constantemente estamos desarrollando nuestro uso del internet como un medio para que los educadores/as de adultos de diferentes partes del mundo puedan compartir sus experiencias, informes y análisis, y obtener documentación e información pertinente para la educación de adultos. Sin embargo, como quiera que todavía hay extensas partes del mundo que no tienen acceso confiable a la electricidad, y la mayor parte de los educadores/as de adultos, especialmente los/as que viven en países en vías de desarrollo, sólo tienen acceso limitado y esporádico al internet, sigue siendo importante para nosotros mantener nuestros servicios de información y comunicación en la tradicional forma impresa. En consecuencia, en el futuro previsible DVV International continuará utilizando para sus publicaciones tanto los medios convencionales como los electrónicos.

Perspectivas

La gravedad y extensión de la crisis financiera mundial siguen aumentando con mayor severidad de día en día. En el plazo de sólo un año se ha perdido una cantidad totalmente insondable de inversiones de capital, y es evidente que lo peor todavía no ha llegado. Está más que garantizado el temor de que esta situación acabe minando la solidaridad con los países más pobres del mundo. Aquellos que tienen mayor responsabilidad en la crisis –los Estados Unidos, Europa, Japón-- están preocupados de sus propios dilemas fiscales y están canalizando miles de millones de dólares de los recursos públicos para empresas e industrias enfermas, en un intento de estimular de alguna manera sus economías y de evitar el colapso total. La solidaridad internacional, que de todos modos nunca fue un tema muy popular en las agendas políticas, ha caído al punto más bajo de las listas de prioridades nacionales. El crecimiento económico se ha detenido en los llamados países recientemente industrializados, de manera especial en China e India. La demanda global de mercancías de todo tipo se ha deteriorado. Pero son los países más pobres del mundo los que están sufriendo más intensamente. Ellos no tienen redes de seguridad ni reservas de las que puedan echar mano. Hay una declinación de la demanda de lo poco que ellos tienen para ofrecer, lo que además se complica con la caída de precios. Sus poblaciones están perdiendo puestos de trabajo, como también el acceso a la salud pública y a los servicios de educación, que ya en los mejores momentos eran precarios. No tienen nada ni nadie que pueda poner manos a la obra. Es éste un elevado precio que tienen que pagar por un fiasco económico del que ellos no tienen culpa alguna, pero un precio que los seguirá abrumando durante un largo futuro.

 

Europe on the Street

 

 

 

 

 

 

Europa en la callet
Fuente: DVV International

 

 

 

 

 

Los recientes retrocesos que se han dado en el desarrollo social hacen que la educación continua sea más urgente que nunca. Se tiene que movilizar iniciativas de autoayuda. Se le tiene que dar a la gente las destrezas que necesita para emprender acciones concertadas. Se necesitan esfuerzos infatigables para identificar y representar ante los niveles políticos los intereses de los desfavorecidos, y para hacer seguimiento a los funcionarios elegidos en todos los niveles. Ahora más que nunca nuestros socios necesitan apoyo en sus esfuerzos por encarar la crisis, y por trabajar en busca de soluciones que ayuden a la gente común, a los pobres y a los miembros marginados de la sociedad.

A lo largo de décadas DVV International ha ido construyendo una apretada red internacional de socios comprometidos y técnicamente competentes. En nombre de las Volkshochschulen alemanas estamos preparados para hacer nuestra contribución a la solidaridad internacional y para ayudar a nuestros socios en la realización de su trabajo. Los miedos no han dado como resultado el que la crisis económica, con su concomitante presión de demandas internas y el correspondiente incremento de los gastos sociales, vaya a impedir que el Gobierno Alemán mantenga su nivel de compromiso con la cooperación económica. Al menos en lo que se refiere al momento actual, ocurre lo contrario. El Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo ha anunciado hace poco un incremento del presupuesto de DVV International, lo que nosotros entendemos como una señal de confianza en la competencia, la calidad y la concepción de nuestro trabajo. Vemos en el futuro muchas posibilidades de justificar esta confianza.