Uwe Gartenschlaeger

Capacitación para una vida mejor – Los proyectos de capacitación profesional educacional (VET) en países en proceso de transformación

«Seguramente es muy lindo escribir sobre tiempos de cambio, pero uno no quisiera vivir en ellos», así precisó una vez un disidente soviético, a mediados de la década de los noventa, el sentimiento vital de una gran mayoría de europeos del Este. Si bien a fines de la década de los ochenta todavía reinaba una euforia acerca de la recién ganada libertad, así como optimismo respecto del propio futuro, pronto este estado de ánimo fue dejando lugar a la realista percepción de que muchas personas tendrían que luchar considerablemente para asegurarse un lugar en la «hermosa nueva época». Precisamente son los adultos —por cierto los varones más que las mujeres-— los que se sentían y se sienten sobre-exigidos cuando se trata de poner en juego la flexibilidad mental necesaria para orientarse de nuevo, y para establecerse de nuevo. Un europeo, que nunca ha vivido esto, difícilmente puede hacerse una idea del esfuerzo y sacrificio que esto significa.

Para, el DVV International pronto quedó claro que en este histórico proceso de cambio la educación de adultos estaba llamada a jugar un papel decisivo. Fueron dos las razones que nos motivaron de manera especial para encarar ese desafío:

  • La Asociación Alemana para la Educación de Adultos mantuvo tradicionalmente buenas relaciones con sus instituciones hermanas de Europa Oriental y de la Unión Soviética. Éstas eran —al margen de cualesquiera diferencias de opinión política— miembros respetados de la familia europea de educación de adultos. Países como Yugoslavia formaban parte, en las décadas de los años sesenta y setenta, de las naciones pioneras con sistemas e innovaciones que en parte resultaban ejemplares.
  • DVV International cuenta con el apoyo del Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo, en el marco de la «Promoción de estructuras sociales». Este instrumento de promoción

«llegó a constituir un importante instrumental para políticas de desarrollo que se engrana con la satisfacción de necesidades fundamentales y con la lucha contra la pobreza, como también con el trabajo institucional que apunta a esos fines. La promoción de estructuras sociales beneficia a la mayoría de la sociedad en los diferentes países. Las minorías y los grupos marginados están también incluidos en la promoción».

En este campo ocupan el primer plano

«la lucha contra la pobreza y el empobrecimiento, lo mismo que todas sus secuelas en las áreas social, de salud, alimentación, educación, vivienda y participación política.»1

Todo esto era válido para los países de Europa Oriental en proceso de transformación.

De ahí que, desde finales de la década de los ochenta, DVV International acompaña a las contrapartes que ofrecen educación de adultos en países en proceso de transformación, cabalmente en la difícil adaptación a las nuevas circunstancias. De ahí se desprenden una serie de desafíos:

  • Organizaciones tradicionales que durante decenios estuvieron encapsuladas en un sistema estatista, bajo las nuevas condiciones de un mercado cada vez menos regulado (condiciones extremadamente crudas, sobre todo en los comienzos), tienen que aprender a sobrevivir sin apoyo o poco apoyo del ente público.
  • Las nuevas instituciones, en la mayor parte de los casos pertenecientes a la sociedad civil, tuvieron que aprender muy rápido a ubicarse adecuadamente en la selva de políticas nacionales, mercado desregulado, y procedimientos de los donantes internacionales.
  • Además de la sobrevivencia cotidiana, había que diseñar ofertas que respondieran a la demanda, conseguir personal, darle formación permanente y motivarlo, adaptarse a las normativas estatales constantemente nuevas, sobrevivir en contextos jurídicos parcialmente inseguros, reaccionar a tendencias del mercado que a veces cambian aceleradamente, etc., la lista podría prolongarse indefinidamente.

Mientras todo esto resultaba bastante factible para un estrecho segmento de ofertas dirigidas a una pequeña nueva «élite» y a la limitada clase media, resultaba tanto más difícil la formulación de ofertas adecuadas para la gran mayoría de la población. Al mismo tiempo se puso de manifiesto muy rápidamente que, junto a una demanda más bien limitada de ofertas educativas en los campos político, cultural o de salud, el grueso de la población buscaba posibilidades de capacitación, re-escolarización y educación permanente en el ámbito profesional. Se encontraban en una situación en que la antigua formación recibida en tiempos del socialismo estaba desvalorizada, nadie necesitaba ya tenedoras de libros, o conocimientos sobre informática, o mecánicos para automóviles que no estaban en condiciones de reparar los «automóviles occidentales» que inundaban el país y necesitaban reparación. A esto se fueron añadiendo con el tiempo los muchos egresados de los sistemas educativos post-socialistas, jóvenes mal formados que, casi sin preparación previa, afluían al mercado laboral.

Vocational training in Tajikistan

 

Capacitación profesional en Tayikistán
Fuente: DVV International

 

Hoy se presentan notables diferencias en la situación de los países ex socialistas. Entre tanto muchos son miembros de la Unión Europea. En este caso juegan un papel central la educación de adultos y el aprendizaje de por vida, como ha quedado recientemente documentado con la declaración de la Comisión «Nunca es demasiado tarde para aprender» (It is never too late to learn) así como el plan de acción «Siempre es tiempo oportuno para aprender» (It’s always a good time to learn).2 En ambos documentos se pone de relieve la importancia de una educación de adultos que resulte relevante para la obtención de empleo, un hallazgo que ha mantenido su plena validez también y precisamente para Europa Central y Oriental. Lo que todavía está por ver es hasta qué punto las políticas nacionales realmente les darán vigencia a las actas y recomendaciones de Bruselas. Las conversaciones con nuestros socios de los países que están en proceso de incorporación dan lugar al escepticismo.

Fuera del espacio de la Unión Europea la situación es todavía mucho más crítica. A pesar de todos los esfuerzos, la mayor parte de los gobiernos siguen sin percibir la importancia que tiene el aprendizaje de por vida para un desarrollo social innovador y equilibrado de sus países. Paralelamente a ello, es frecuente que disminuya la calidad de la educación básica escolar y profesional. Incluso allá donde existe voluntad política, no se cuenta con los considerables recursos que se necesita. A mediano plazo, a la educación de adultos general y profesional le corresponden importantes funciones compensatorias, que no son realizables sin apoyo. Además de DVV International, se viene comprometiendo entre tanto un número creciente de actores del desarrollo en este campo que durante mucho tiempo se vio totalmente descuidado y quedó a la zaga de la educación básica. Una de las pocas excepciones es la Fundación Europea para la Capacitación (European Training Foundation – ETF), de la Unión Europea, que desde hace muchos años viene prestando un valioso apoyo, sobre todo de tipo conceptual, para la construcción y expansión de la educación profesional de adultos.3

Una breve historia del trabajo realizado por DVV International

A finales de la década de los ochenta DVV International, con el apoyo del Ministerio de Cooperación para el Desarrollo (BMZ), inició sus actividades en los países en proceso de transformación. Los primeros países de proyectos fueron Polonia y Hungría, algo más tarde también Rumania, Rusia y Ucrania. Desde el comienzo la educación profesional de adultos ocupó el primer plano del trabajo de proyectos, especialmente en Rusia y Ucrania. En la Federación Rusa se estructuró una red de centros escolares de informática, a veces también en el marco de una promoción de proyectos por parte de la Unión Europea, red que con el tiempo derivó complementariamente en un «Sistema pan-ruso de certificación informática».4 Nuestro aporte se extendía pues desde la escolarización de aprendices, pasando por el apoyo en equipamiento —sobre todo al principio— para la instalación de las clases de informática, hasta el acompañamiento técnico y financiero en la instalación de centrales de verificación en todo el país. Hoy el sistema se sostiene por sí mismo, DVV International ha podido desligarse de la tarea de promoción.

Con el asesoramiento de la Universidad Popular de Regen se construyó en Ucrania el centro rural de educación permanente «IMPULS», en el distrito rural Skole, cerca de Lviv, y se le prestó un apoyo de largo plazo. Es impresionante cómo entre tanto se ha convertido en el centro de una red local de cooperación conformada por actores y financiadores de la educación de adultos. «IMPULS» ofrece hoy día un gran número de opciones de formación profesional en los campos de la construcción, el trabajo de oficina y la prestación de servicios, que resultan provechosos sobre todo para personas desempleadas. Además el Centro es un interlocutor muy buscado por la Oficina Regional del Trabajo. En estrecho entendimiento con las comunidades del distrito rural, el Centro contribuye de muchas maneras al desarrollo de la comunidad, por ejemplo en el ámbito del agroturismo, con la formación continua de colaboradores de emprendimientos pequeños y muy pequeños. Además IMPULS asume una función de moderador e intenta congregar a los diferentes actores en mesas de debate, grupos de trabajo y seminarios, para de esta manera buscar soluciones compartidas. Con otros eventos públicos, ferias educativas y exposiciones, se pretende adicionalmente despertar en la población y entre las autoridades locales la conciencia de la importancia que tiene la educación de adultos.

También en la puesta en práctica y en la expansión de las actividades de proyectos en el Sudeste de Europa estaba en primer plano la formación profesional de adultos. De manera especial el muy exitoso proyecto de Albania se concentró por mucho tiempo en el apoyo a centros escolares para personas desempleadas, que dependían del Ministerio del Trabajo. En la fase inicial se combinó la asistencia en términos de equipamiento con la formación continua de profesores y el apoyo a la elaboración de currículums actualizados. Con la superación de las peores consecuencias de la crisis, a fines de la década de los noventa, la cooperación se dedicó más a apoyar la estructuración de un sistema integrado de calificación de personas desempleadas. Aquí se logró también por primera vez la cooperación con otras agencias para el desarrollo, por ejemplo de Suiza y Austria, en el ulterior desenvolvimiento del subsector.

Con la ampliación de posibilidades que supuso el Pacto de Estabilidad en el Sudeste de Europa, a partir de 1999 DVV International trabajó en toda la región. Los proyectos de formación profesional de adultos conformaron un importante segmento en casi todos los programas por país. En Bulgaria, Serbia y Montenegro se pudo establecer ofertas del tipo «Segunda oportunidad» (Second Chance) que a los grupos desfavorecidos y marginados, como pueden ser los gitanos, les permiten obtener certificados escolares y profesionales. El punto de arranque para la configuración de estas ofertas eran las necesidades educativas de estos grupos poblacionales que padecen múltiples desventajas. Éstos apenas contaban con calificaciones profesionales formales, cosa que, juntamente con las múltiples discriminaciones sociales, les hacía casi imposible encontrar un acceso a la vida profesional. A esto se añadía en muchos casos la falta de certificados de escolarización, así como una alfabetización incompleta. Los proyectos intentan ayudar de diferentes maneras a las personas afectadas, como ser con ofertas de alfabetización ligadas con (atractivos) cursos de formación profesional y con asesoramiento de trabajadoras sociales. Lo que resultaba importante al respecto era la colaboración con las organizaciones propias, por ejemplo de los gitanos, para superar barreras que los separaban de la mayoría de la sociedad.

Desde un principio el proyecto se estableció regionalmente en el Sudeste de Euro-pa. De esta manera se adecuaba de manera especial a la arriesgada empresa de introducir sistemas europeos de certificación, p.ej. en el campo de la informática, o de la economía. Se introdujo con éxito sistemas desarrollados por las universidades populares alemana y otros actores. A causa de la gran movilidad profesional, que de manera especial se dirige hacia los países de la Unión Europea, aquí se solicita ofertas que conduzcan a certificaciones reconocidas en toda Europa.

El año 2002 empezó el trabajo de proyectos en las repúblicas del Cáucaso Sur. También aquí era enorme la demanda de calificación profesional. En Armenia, Azerbaiján y Georgia se apoyó el desarrollo curricular, la formación continua de profesores, el desarrollo de materiales de enseñanza y proyectos piloto. Con el paso del tiempo quedó al descubierto en las tres repúblicas que el punto clave para todas era el asesoramiento y apoyo político. Aquí lo fundamental venía a ser el trabajo de convencimiento acerca de la importancia de realizar educación profesional de adultos, cosa que a menudo es más reconocida por los Ministerios de Trabajo y de Asuntos Sociales que por las y los colegas del Ministerio de Educación. A las asociaciones matrices fundadas en los tres países con el apoyo de DVV International, poco a poco les fue posible expresar de manera audible la trascendencia de la educación de adultos y (juntamente con nuestras oficinas de proyectos) ser reconocidos como facilitadores en el proceso de mejoramiento de las condiciones marco de la educación de adultos. Eso, además de los elementos clásicos como proyectos piloto modélicos, diálogos en forma de mesa redonda, las conferencias, y de manera especial las jornadas o festivales de educación de adultos que se llevaron a cabo gracias a la amplia alianza de diferentes sujetos y que, sobre todo en Armenia, constituyen un éxito enorme.

Por otra parte se logró dejar cada vez mejor establecida una idea que surgió en Georgia y en Armenia y que se refiere a otro proyecto promovido por la Unión Europea. La base del mismo era la percepción de que en la década pasada quedaron prácticamente destruidas las instituciones tradicionales de educación de adultos. De ahí que se hacía necesario crear nuevos centros. Y se optó por un enfoque lo más amplio posible que incorporaba muchas otras facetas de la educación general de adultos, además de la profesional. Para empezar la idea se puso en práctica exitosamente en una región de la minoría armenia de Georgia. Dicha región se caracteriza por una elevada tasa de desempleo, una considerable migración laboral, preferentemente hacia Rusia, y por las tensiones sociales resultantes de todo ello, tensiones que están étnicamente cargadas por la problemática de las minorías. En las ciudades de Akhalkalaki y Akhalzikhe, junto con dos contrapartes georgianas, se instituyó centros de educación de adultos que combinan cursos de formación profesional con cursos de idiomas (georgiano), asesoramiento jurídico y ofertas de educación de adultos en general. Mientras tanto comenzó un proyecto semejante en la misma Armenia. Para Azerbaiján está planificado un proyecto similar en las zonas meridionales del país.

A partir del 2005 final-mente fue posible empezar con un trabajo intensivo, de proyectos en el Asia Central. En el centro del enfoque que aquí se persigue está desde el principio el aprovechamiento de la educación profesional de adultos para aminorar las tensiones sociales en un contexto social que se encuentra crecientemente marcado por el empobrecimiento, la falta de perspectivas y —como consecuencia de todo ello— la radicalización. En Kirguizistán y Tayikistán se siguió para ello una vía que fomenta las propuestas e iniciativas de la sociedad civil, con el fin de poner a la vista posibles potencialidades. En un segundo paso, que a menudo se daba de forma paralela, se trataba y se trata de discutir con los ministerios y las instancias estatales responsables los resultados positivos de estas iniciativas puntuales, y de apoyar su introducción en el plano sistemático.

En el caso de Kirguizistán pudimos aprovechar una red ya existente, relativamente profesional, de unos 15 centros de educación de adultos en los lugares más importantes del país, red que había sido creada por una contraparte danesa juntamente con la Confederación Sindical Kirguiz. En diálogo con dichos centros se logró ampliar su perfil con ofertas de formación profesional que respondieran a una fuerte demanda y que resultaran relevantes para el mercado laboral, de manera que un gran número de las instituciones hoy son importantes interlocutores de las administraciones laborales locales, de empresas y de instituciones educativas estatales. Dos proyectos de la Unión Europea hicieron posible una articulación en red con las contrapartes sociales, de manera especial con empleadores y la administración pública, como también la creación de ofertas móviles para la población rural.

Tayikistán sufre una fuerte dependencia de la migración laboral. Alrededor de un millón, de los más de seis millones de tayikos, buscan oportunidades en el mercado laboral ruso, o en el kazajo, una situación que supera con mucho las dramáticas circunstancias que se vive en Armenia, Azerbaiján o Uzbekistán.5 De ahí que, conjuntamente con la ONG ASTI, se ofreció (primero en el Norte del país) iniciativas modélicas de calificación para los migrantes, que en la mayor parte de los casos regresan a su tierra en los meses de invierno. Estas ofertas se dirigen conscientemente a la demanda del mercado laboral ruso, y partían de la convicción de que la migración laboral de corto y mediano plazo seguirá siendo un factor decisivo de la sociedad tayika. Se logró además integrar en la capacitación unidades de información acerca de los derechos y obligaciones de los migrantes en el país anfitrión, para lo cual se pudo echar mano de los materiales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

Vocational training in Kyrgyzstan

 

Capacitación profesional en Kirguizistán
Fuente: DVV International

 

En último término el éxito sostenido de proyectos modélicos depende sobre todo de que se logre integrar en el sistema educativo --vale decir al sector estatal-- las experiencias realizadas en esos países. Las ONG y otros actores de la sociedad civil lo más que pueden hacer es jugar el papel de guías, de una cierta «vanguardia» que ensaya nuevos enfoques innovadores y que en diálogo con las instituciones estatales pone en común los resultados obtenidos. Esto se logró extraordinariamente bien en Tayikistán, lo que se tiene que agradecer también a la apertura con que especialmente el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social asumió la idea de la educación profesional de adultos. En un convenio tripartito entre el Ministerio, DVV International y el Servicio Técnico Alemán (DED) se acordó que un experto del DED que apoyaba al Ministerio apoyara el tema de la introducción de ofertas de educación de adultos orientadas a la demanda, y que asesorara la creación de estructuras centrales. Mientras tanto el Ministerio cuenta con un «Centro de Educación de Adultos» que, como centro de recursos y de escolarización, apoya el desarrollo del sector y dispone de filiales en las regiones. Es de notar que el Centro también cuenta con espacios disponibles para organizaciones no gubernamentales. Además de DVV International, ha contribuido a este buen resultado la Fundación Europea de Capacitación (ETF).

Desde comienzos del 2008, y en el marco de un proyecto de la Unión Euro-pea, DVV International asesora al Ministerio de Educación tayiko en el proceso de reforma de la formación profesional básica. El hecho de que la Unión Europea le haya encargado semejante tarea a DVV International es una credencial de las experiencias regionales y técnicas que recientemente ha adquirido. Y es que el know-how referido a educación de adultos es objeto de demanda en muchos lugares, como puede ser la integración de formación profesional básica y permanente, la formación y educación permanente de personal docente, o el desarrollo de cursos modulares de formación altamente demandados. En el primer plano de este tipo de actividades están la introducción de nuevos enfoques de desarrollo curricular, de cursos de formación continua para maestros, y el asesoramiento a las autoridades del Ministerio. Por una parte se ha podido fortalecer las competencias educativas generales, pero por otra parte se presentaron considerables problemas respecto de la concepción misma de lo que es una formación profesional moderna y orientada al mercado laboral. Todavía es dominante la idea de una «educación» gestionada de manera centralista, frente a ofertas educativas flexibles y orientadas a la demanda. Poco a poco se va imponiendo la percepción de que los institutos profesionales, con todos sus problemas (bajo prestigio, mal equipamiento, cuerpo docente insuficientemente calificado) sólo tienen futuro si consiguen encarar las necesidades de aprendizaje de la población, no sólo de los jóvenes. Se ha dado los primeros pasos, como el decreto del Ministerio de Educación que hace posible que las instituciones se abran a ofertas de capacitación de varios meses de duración para la población adulta.

En cambio en Uzbekistán, sobre todo a causa de las diferentes condiciones políticas imperantes, se apostó desde el principio por una cooperación con socios estatales. Junto a Bielorrusia, Uzbekistán es el único estado descendiente de la Unión Soviética que le ha reconocido un valor superior a la formación profesional.6Una reforma educativa —que fue objeto de polémica— introdujo una formación profesional básica; en la construcción y equipamiento de institutos de formación profesional, que entre tanto superaban con mucho los mil; propósito que demandó la inversión de importantes recursos uzbecos y extranjeros. Sigue habiendo problemas con el desarrollo de ofertas educativas orientadas a la demanda, a la calificación y remuneración del personal docente, como también al trabajo en red con los actores del mercado laboral. Ahora bien, el enfoque de DVV International quiere aprovechar la buena infraestructura existente para ofrecer en los institutos profesionales, durante las tardes y noches, cursos de varios meses de capacitación para personas adultas, sobre todo para jóvenes que no tienen trabajo. Para ello primeramente se seleccionó institutos piloto en los que se podría desarrollar los correspondientes cursos de capacitación de medio año, sobre todo en oficios de la construcción, trabajo de oficina y prestación de servicios. Rápidamente quedó claro que falta tanto la capacitación didáctica del personal docente para trabajar con personas adultas, como también métodos que permitan diagnosticar la demanda local y elaborar operativamente las ofertas adecuadas. La necesaria demanda de capacitación para hacer planteamientos didácticos pudo cubrirse en lo esencial con capacitadores locales, procedentes sobre todo del espectro de la sociedad civil. Para la elaboración de métodos sencillos de investigación del mercado de trabajo local, se pudo conseguir como contraparte, además de la ETF, un proyecto de la GTZ. Finalmente se logró introducir, con ayuda del Instituto Federal de Formación Profesional (Bundesinstitut für Berufliche Bildung – BIBB), un método de desarrollo curricular internacionalmente reconocido (DACUM – Develop a Currículum). El trabajo de tantos años, apoyado también económicamente por la Unión Europea, conduce mientras tanto a la fundación de más de 20 centros de educación de adultos en institutos profesionales uzbecos. Asimismo falta poco para la fundación de una asociación de educación de adultos.

Actualmente en el Instituto se le está dando vueltas a la idea de ampliar el compromiso en Bielorrusia, Ucrania y Moldavia, donde con seguridad jugará un papel importante la formación profesional de adultos.

Perspectivas

La breve mirada panorámica ha dejado claro que los países de esta región, a causa de sus muy diversas condiciones previas y sus igualmente diversos marcos culturales, políticos, económicos y sociales, han manejado de muy diferentes maneras sus procesos de transformación. Si ya antes la visión occidental del llamado «Bloque Oriental» aparentemente monolítico era falsa, hoy la región se nos presenta en una diversidad casi imposible de captar de una sola vez.

Sin embargo quizás se pueda señalar algunas líneas de desarrollo que en los años venideros de una u otra manera van a ser tema de preocupación en la formación profesional de adultos:

  • Por ahora la formación profesional, y de manera especial la formación profesional permanente, sigue siendo una «hijastra» de las políticas educativas. Su dotación de personal y de recursos financieros es deficitaria, y falta sobre todo el importante marco de condiciones políticas. Esto resulta tanto más absurdo si se tiene en cuenta la inmensa importancia que tiene este sector para el desarrollo social y para la paz social. Deberá ser tarea nuestra apoyar a los socios en sus esfuerzos por lograr reconocimiento, y realizar un trabajo de convicción política.
  • Pero los estereotipos negativos no se dan solamente en el ámbito político. También en amplios sectores de la población, la formación profesional sigue siendo considerada como una institución para grupos poblacionales desfavorecidos, como un refugio para «perdedores». Sobre todo tienen mala imagen los oficios que no son de escritorio. Los padres de familia lo-intentan todo para que sus hijos puedan acceder a una educación superior por muy absurda que sea. También aquí se trata de aprovechar la educación de adultos como recurso para la formación de conciencias, tal vez mediante iniciativas como la asesoría educativa, la educación familiar o la asesoría profesional.
  • Un grupo meta especial de la formación profesional de adultos seguirán siendo los grupos poblacionales socialmente desfavorecidos, que a menudo coinciden con las minorías étnicas. En este caso una formación profesional, combinada con ofertas educativas de tipo político, lingüístico y cultural, podrá contribuir a la inclusión de estos grupos como miembros pariguales respetados de la sociedad.
  • Casi todos los países de la región se están viendo afectados por significativas corrientes migratorias cuyo motivo es casi siempre la búsqueda de trabajo (mejor pagado). Con seguridad también la educación de adultos en general enfrenta aquí enormes desafíos, como puede ser la lucha contra el racismo y la xenofobia, el apoyo a los migrantes para que logren la necesaria capacidad de adaptación en el país anfitrión, o la elaboración de ofertas para las familias que han quedado atrás. Pero también aquí se requiere de la formación profesional de adultos, que puede consistir en la elaboración de ofertas que respondan a las necesidades de los países receptores, o en la adaptación de certificados y diplomas a los estándares de los países receptores.
  • A esto se suma otro aspecto para aquellos países de la región que limitan con la Unión Europea y/o correlacionan su desarrollo político con una cooperación lo más estrecha posible con la Comunidad: Todos ellos están ante el desafío de adaptar sus sistemas de formación profesional al Marco Europeo de Calificación (European Qualification Framework – EQF) y de desarrollar marcos nacionales de calificación compatibles. Que aquí también se tiene que incorporar de manera adecuada la educación permanente con sus elementos específicos, es otra tarea, harto compleja, de los próximos años.
  • Por el momento tampoco se debe despreciar las repercusiones de la actual crisis económica y financiera. Por regla general, los estados del Sudeste de Europa se ven considerablemente más afectados por ella, dado que sus recursos son más débiles y los sistemas de seguridad social están menos sólidamente establecidos. Todavía es difícilmente previsible lo que esto habrá de significar para la educación de adultos en conjunto, y eventualmente para las necesidades de calificación profesional.


Vocational training in Uzbekistan

Capacitación profesional en Uzbekistán
Fuente: DVV International

 

 

Con su decisión, tomada a finales de la década de los ochenta, de apoyar en su proceso de transformación a los socios de Europa Oriental y del GUS, sin dejar de lado sus compromisos en África, Asia y América Latina, lo que hizo DVV International fue reaccionar ante una evidente necesidad. En la tradición de su enfoque orientado a los socios y a sus necesidades, se concentró una gran parte de las actividades en la formación profesional de adultos. Este volumen pretende aclarar cuáles son los modelos que llegan a ser eficientes en ese campo, que es lo que se ha conseguido, y también cuál es el camino que nos fueda por delante.

Estamos agradecidos al Ministerio de Cooperación para el Desarrollo Económico, a la Unión Europea y al Ministerio de Relaciones Exteriores por su apoyo y su comprensión. Igualmente importantes han sido y siguen siendo las muchas contrapartes estatales y de la sociedad civil de nuestros países socios que han sido y siguen siendo los actores principales del trabajo de proyectos, y cuyas voces están también aquí en primer plano.

 

Notas

1 Citado según la página Web de la «Comunidad de trabajo Promoción de estructuras sociales» (Arbeitsgemeinschaft Sozialstruktur), www.sozialstruktur.org
2 Ambos pueden encontrarse en la página Web de la Asociación Europea de Educación de Adultos AEEA www.eaea.org
3 La página Web de la ETF www.etf.europa.eu ofrece un buen panorama de las múltiples actividades, y publica valiosos estudios y documentos de fondo.
4 Informaciones al respecto, en idioma ruso, en la página Web de la red www.znanie.net
5 La crisis financiera que empezó a mediados del 2008 golpea a estas personas con todo su ímpetu. Por el momento todavía no se puede prever todas las consecuencias, pero informes procedentes de la región hablan de un fuerte incremento de las tensiones sociales.
6 Entre tanto hay otros estados, los primeros Rusia y Kazajstán, que han reconocido también que fue un error permitir que este sector en gran medida se fuera marchitando, para caer así en una situación en la que se juntan una evidente carencia de trabajadores calificados con un considerable excedente de académicos.

 

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.