UNESCO Conferencia mundial

UNESCO World Conference

Educación para el desarrollo sostenible

Declaración de Bonn

Nosotros los participantes en la Conferencia Mundial de la UNESCO sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS), celebrada en Bonn, Alemania, entre el 31 de marzo y el 2 de abril de 2009, emitimos una declaración y un llamamiento a la acción, los cuales se exponen a continuación:

Llamamiento a la acción

15. En el progreso de la EDS se sigue observando una distribución desigual, por lo que es preciso aplicar distintos enfoques en diferentes contextos. No cabe duda de que, en los años venideros, los países desarrollados y en desarrollo, como también la sociedad civil y las organizaciones internacionales, deberán realizar denodados esfuerzos para:

A nivel de políticas en los estados miembros

a) Incentivar la contribución de la EDS a la educación en su conjunto y al objetivo de lograr una enseñanza de calidad, prestando especial atención al fomento de los vínculos entre la EDS y la EPT en el contexto de un enfoque coherente y sistemático. Promover los objetivos de la agenda de EDS en foros internacionales y a nivel nacional.

b) Intensificar la toma de conciencia y la comprensión de la gente con respecto al desarrollo sostenible y la EDS, incorporando y difundiendo en las políticas y los programas de concienciación pública, al igual que en diversas modalidades de aprendizaje informal, los conocimientos y las percepciones adquiridos durante los primeros 5 años del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (DEDS). En esta iniciativa debería incluirse el fomento del papel de los medios de difusión como agentes que contribuyen a que las personas adquieran una conciencia y una percepción más claras de las cuestiones relativas a la sostenibilidad. También debería contemplarse la creación de capacidades para profesionales de las comunicaciones.

c) Movilizar recursos y fondos suficientes en favor de la EDS, en particular mediante la incorporación de ésta en las políticas de desarrollo y los marcos presupuestarios nacionales, en los procesos de programación común por países de la ONU y en otros marcos de políticas a nivel de países (como los enfoques sectoriales), al igual que en iniciativas de EPT y de ODM. Promover la EDS e incluirla entre las prioridades de fundaciones y donantes.

d) Reorientar los sistemas de educación y capacitación a fin de ocuparse de las inquietudes sobre la sostenibilidad a través de políticas coherentes a nivel nacional y local. Elaborar e implementar políticas de EDS mediante enfoques coordinados intersectoriales e interministeriales que incluyan además a los sectores comercial y empresarial, a la sociedad civil, a las comunidades locales y a la comunidad científica.

e) Desarrollar y potenciar los mecanismos habilitadores y la cooperación en favor de la EDS a nivel internacional, regional y nacional que existen en la actualidad y que respetan la diversidad cultural. Establecer comités, redes y comunidades de práctica para la EDS a nivel regional y de países, en los cuales se afiancen los vínculos entre los ámbitos local y nacional, como asimismo entre las esferas nacional y mundial, y se intensifique la cooperación Norte-Sur y Sur-Sur.

A nivel de la práctica

c) Apoyar la incorporación de aspectos relativos al desarrollo sostenible empleando un enfoque integrado y sistémico en todos los niveles de la educación formal, como también de la educación no formal e informal, en particular a través de la creación de enfoques pedagógicos, de una formación docente, de una práctica docente, de currículos, de materiales didácticos y de un liderazgo educativo que resulten eficaces, y reconociendo asimismo la importante contribución de la educación no formal y del aprendizaje informal, al igual que la del aprendizaje profesional y en el lugar de trabajo. El desarrollo sostenible constituye un tema transversal que concierne a todos los sectores y disciplinas.

g) Reorientar los currículos y los programas de formación de docentes con el objeto de incorporar la EDS en los programas de capacitación previa a la docencia y durante la docencia. Incentivar a las instituciones de formación de docentes, a los maestros y a los profesores universitarios, para que trabajen en red a fin de desarrollar e investigar prácticas pedagógicas adecuadas. Específicamente, alentar a los maestros para que desarrollen estrategias de EDS que puedan funcionar en clases con muchos alumnos, y para que evalúen procesos de aprendizaje de EDS.

h) Promover un diálogo sobre políticas de EDS basado en evidencias, recurriendo a estrategias pertinentes de investigación, seguimiento y evaluación, como también al intercambio y el reconocimiento de buenas prácticas. Elaborar indicadores de EDS a nivel nacional que sirvan de referencia para implementar y supervisar eficazmente los resultados y los procesos de EDS.

i) Desarrollar y ampliar asociaciones de EDS a fin de incorporar esta disciplina en la capacitación, la enseñanza profesional y el aprendizaje en el lugar de trabajo, comprometiendo la participación de la sociedad civil, los sectores público y privado, las ONG y los socios para el desarrollo. Es preciso que la EDS se transforme en parte integral de la formación de líderes de empresas, de industrias, de organizaciones sindicales, de organizaciones sin fines de lucro y de beneficencia, y de la administración pública. Hay que reorientar los programas de educación y capacitación técnica y profesional (ECTP) para incluir la EDS.

j) Hacer participar a los jóvenes en el diseño y la implementación de la EDS. Aprovechar el compromiso, la solidaridad y el potencial de los jóvenes y de sus organizaciones y redes para perfeccionar la EDS. Fomentar entre los jóvenes la sensación de que las cuestiones y los asuntos relativos a la EDS son algo que les pertenece.

k) Intensificar la importante contribución y el papel fundamental de la sociedad civil en el fomento del debate y la participación pública, y al igual que en la puesta en marcha de iniciativas de EDS. Explorar mecanismos para profundizar esta participación y este compromiso.

l) Valorar y reconocer como es debido la importante contribución de los sistemas de conocimiento tradicionales, autóctonos y locales a la EDS, y apreciar las diversas aportaciones culturales a la promoción de la EDS.

m) Es menester que la EDS promueva activamente la igualdad entre los géneros, además de crear condiciones y estrategias que permitan a las mujeres compartir conocimientos y experiencias en lo referente a generar cambios sociales y procurar bienestar a las personas.

n) Generar conocimientos a través del trabajo en red de EDS. Identificar y respaldar escuelas, universidades y otras instituciones de educación superior e investigación, además de centros de educación y redes de educación, que podrían cumplir la función de centros de conocimientos especializados e innovación que generen y compartan información amén de crear recursos para la EDS. Explorar el potencial de emplazamientos geográficos y biorregionales específicos que puedan servir de «laboratorios» espacialmente definidos para la EDS.

o) Fomentar y acrecentar la excelencia científica, la investigación y la generación de nuevos conocimientos para la EDS, comprometiendo la participación de instituciones de educación superior y de redes de investigación en la EDS. Movilizar las funciones básicas de las universidades (docencia, investigación y creación de un espíritu comunitario) para reforzar los conocimientos locales y mundiales sobre la EDS, y utilizar en este proceso las cátedras de la UNESCO de EDS y las redes programáticas de la UNESCO. Crear estructuras institucionales y organizativas que propicien la flexibilidad, la participación estudiantil y la aplicación de programas multidisciplinarios, y desarrollar proyectos modelo capaces de reaccionar ante el carácter complejo y apremiante de la EDS. Será necesario generar y aplicar estructuras de incentivo para respaldar las iniciativas y la investigación sobre EDS en la educación superior.

p) Crear mecanismos institucionales durante el Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible y otros decenios en curso, tales como el Decenio Internacional de las Naciones Unidas para la Acción «El agua, fuente de vida», los cuales permitirán asegurarse de que la EDS siga siendo implementada cuando esos decenios hayan finalizado.

q) Aprovechar los conocimientos especializados disponibles en el sistema de la ONU para potenciar la EDS en convenciones clave sobre desarrollo sostenible; por ejemplo, en aquellas centradas en la biodiversidad, el cambio climático, la desertificación y el patrimonio cultural intangible.

r) Intensificar los esfuerzos en los sistemas de educación y capacitación, a fin de afrontar desafíos fundamentales y urgentes en materia de sostenibilidad —como el cambio climático y la seguridad alimentaria e hídrica— elaborando planes de acción y/o programas específicos en el contexto del DEDS de las Naciones Unidas y dentro del marco de las asociaciones.

16. Los participantes en la Conferencia Mundial de 2009 sobre EDS solicitan a la UNESCO que, en su calidad de organismo responsable del DEDS:

a) Afiance su papel de liderazgo y coordinación del DEDS sobre la base del Plan de Aplicación Internacional del Decenio, en cooperación con otros programas y agencias de las Naciones Unidas como PNUMA, UNU, y los organismos convocantes de la EPT (UNICEF, PNUD, UNFPA y el Banco Mundial), entre otros, e incorporar la EDS en las estrategias «Una Organización» (One UN) a nivel de países, en particular a través de los procesos incluidos en el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDAF).

b) Respalde a los estados miembros y a otros socios en la implementación del DEDS, en particular por medio de la creación de capacidades en el nivel superior y el asesoramiento sobre políticas para elaborar estrategias nacionales coherentes, del seguimiento y la evaluación, del reconocimiento y el intercambio de buenas prácticas sobre EDS, de la promoción y del desarrollo de asociaciones a nivel mundial, teniendo debidamente en cuenta a los países menos desarrollados y a los afectados previamente por conflictos.

c) Represente y/o promueva la agenda de EDS en otros importantes foros sobre educación y desarrollo, por ejemplo conferencias y negociaciones internacionales como el G-8, el G-20, la Conferencia de Copenhague sobre el Cambio Climático, el Grupo de Alto Nivel sobre EPT, la Junta de Jefes Ejecutivos de la ONU, y las conferencias mundiales de la UNESCO (entre varios otros eventos y actividades en curso).

d) Aproveche los conocimientos especializados disponibles al interior de las reservas de biosfera de la UNESCO, los sitios del Patrimonio Mundial, como asimismo en otros programas científicos, culturales y educativos, como la Iniciativa de Formación de Docentes para el África Sub-Sahariana (Teacher Training Initiative for Sub-Saharian Africa – TTISSA), la Red del Plan de Escuelas Asociadas de la UNESCO (redPEA), y la Iniciativa de Alfabetización para el Empoderamiento (Literacy Initiative for Empowerment – LIFE), con el objeto de fomentar los objetivos de la EDS y velar por que las prioridades básicas para la EDS sean incorporadas en programas y estrategias a más largo plazo al interior de la UNESCO.

e) Promueva la investigación relativa a la EDS mediante programas de la UNESCO, a fin de mejorar la calidad y la base de evidencias de la EDS. Fomente el desarrollo del sistema mundial de seguimiento y evaluación para la EDS y emprenda iniciativas para elaborar estrategias y prácticas internacionales que permitan que el DEDS concluya de manera satisfactoria, con resultados visibles y concretos.

f) Destaque la utilidad práctica y la importancia de la educación y la capacitación en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP15) que se celebrará en Copenhague, Dinamarca, en diciembre de 2009, escuchando la opinión de los demás socios y colaborando con ellos.

g) Intensifique los esfuerzos y las iniciativas para asignar a la educación sobre el cambio climático un lugar más prioritario en la agenda internacional, dentro del marco del DEDS, en el contexto de la estrategia de acción de la UNESCO sobre cambio climático, y como parte de medidas que abarcan todo el sistema de la ONU.

17. Asimismo, los participantes en esta conferencia emprenden iniciativas tendientes a poner en práctica lo establecido en esta Declaración.

18. Los participantes propugnan la movilización de recursos suficientes para apoyar las recomendaciones contenidas en esta Declaración.

19. Los participantes en la Conferencia Mundial sobre EDS expresan su gratitud al Gobierno Alemán por ser el anfitrión de este encuentro, y acogen con beneplácito la intención manifestada por el Gobierno de Japón de ser el anfitrión, en conjunto con la UNESCO, de la Conferencia Mundial sobre EDS que tendrá lugar a fines de esta década.

    Fuente: www.esd-world-conference-2009.org

    http://www.esd-world-conference-2009.org/

    Ediciones

    Búsqueda de artículos

    Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

    Más artículos

    Lea la edición completa

    Suscríbanse

    La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.