Ehsanur Rahman

La palabra bangladesí ganokendra significa centro popular. Su objetivo principal es crear las condiciones para el aprendizaje a lo largo de toda la vida y el desarrollo comunitario. Este artículo describe como se desarrollaron los centros de aprendizaje comunitario en Bangladesh hasta convertirse, en el transcurso de los años, en un foro destinado a los habitantes de la comunidad, donde se les apoya para satisfacer sus necesidades de aprendizaje, y se contribuye además al desarrollo social. La experiencia en terreno de Dhaka Ahsania Mission (una ONG bangladesí que actúa a nivel nacional e internacional) se empleó ampliamente en este artículo como caso basado en el aprendizaje vivencial del autor. Ehsanur Rahman es Director Ejecutivo de Dhaka Ahsania Mission y miembro del equipo de especialistas de la UNESCO. Es una persona clave en la formulación y traducción del concepto de centros de aprendizaje comunitario (CAC) en Bangladesh y otros países.

Ganokendra: Foro popular para el aprendizaje a lo largo de toda la vida y el desarrollo social

La experiencia de Bangladesh

Históricamente, el concepto de aprendizaje a lo largo de toda la vida ha estado incorporado en el proceso de desarrollo de la civilización. La perspectiva de que aprendemos desde la cuna hasta la sepultura es ampliamente conocida y promovida en muchos países. Al cambiar las circunstancias y al diversificarse las necesidades de aprendizaje de las personas, los conceptos y las modalidades de aprendizaje y educación se han ido ampliando, aunque el espíritu esencial en cuanto a una necesaria continuidad en el aprendizaje se ha mantenido inalterable desde el comienzo.

En el actual contexto, el aprendizaje a lo largo de toda la vida es percibido como un proceso que involucra un aprendizaje intencional y dirigido. Cada individuo fija una serie de objetivos de aprendizaje y luego procura alcanzarlos recurriendo a los medios disponibles en la sociedad. Sin embargo, para comprometerse conscientemente con el aprendizaje a lo largo de toda la vida, y para estar dispuesto a aprovechar al máximo las oportunidades de aprendizaje que ofrece una sociedad, es necesario que las personas se transformen en alumnos autónomos. Es así como el aprendizaje a lo largo de toda la vida fomenta entre los ciudadanos la autonomía de instrucción como estrategia para alcanzar un desarrollo social sostenible.

El desarrollo social se refiere a un proceso de organización de las energías y actividades humanas con miras a obtener los resultados previstos. El desarrollo social intensifica el uso del potencial humano (Garry Jacobs y Harlan Cleveland, 1999) y mejora la capacidad de la sociedad para cumplir sus aspiraciones, lo cual conduce a una transformación progresiva de las estructuras sociales. En este proceso, es más dable esperar cambios en la calidad humana que ganancias materiales.

El llamamiento mundial sobre Educación para Todos (1990) y los Objetivos de Dakar (2000), con énfasis en el acceso a una educación de buena calidad para todos los grupos etarios, incitó a varios países de todo el mundo a explorar diversas prácticas innovadoras. Una lección clave aprendida en todas las regiones es que mientras más habitual se vuelve la participación proactiva de la sociedad en la planificación y la gestión de las actividades educativas, más aumentan las posibilidades de que las intervenciones educativas satisfagan las necesidades de aprendizaje de la gente y las iniciativas se tornen sostenibles. La organización de centros de aprendizaje comunitarios (CAC) como centros de aprendizaje a lo largo de toda la vida es uno de los proyectos en que se ha aplicado este enfoque, el cual ha se ha desarrollado en la región de Asia-Pacífico con la activa participación de las comunidades de los países integrantes, con el respaldo de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, y con el apoyo técnico de UNESCO Bangkok. Al concentrar estratégicamente los esfuerzos en facilitar el aprendizaje a lo largo de toda la vida y el desarrollo social, se descubrió que el CAC como enfoque podía ser reproducido en otras regiones.

En este trabajo se describirá el proceso mediante el cual los centros de aprendizaje comunitario han ido evolucionando en Bangladesh, país situado en Asia Sudoriental, llegando a transformarse a largo de los años en un foro para que miembros de la comunidad promuevan la satisfacción de sus necesidades de aprendizaje, además de contribuir al desarrollo social. La experiencia basada en el terreno de Dhaka Ahsania Mission (una ONG bangladesí que trabaja a nivel nacional e internacional) ha sido ampliamente utilizada en este trabajo como un caso que se funda en el aprendizaje experiencial del autor.

Contexto: Bangladesh

Todos los ciudadanos de Bangladesh tienen garantizado constitucionalmente el respeto de sus derechos elementales, y para cumplir con estas obligaciones los ministerios ofrecen una variedad de servicios sociales básicos a través de oficinas locales designadas. Fuera de los servicios gubernamentales, existen numerosas iniciativas no gubernamentales y privadas en todo el país, las que prestan servicios básicos en áreas como educación, salud, agricultura y medios de subsistencia, particularmente a comunidades de escasos recursos. Aun así, lo cierto es que la amplia mayoría de personas indigentes y vulnerables, en especial mujeres, niños y niñas, como también los discapacitados, tienen un acceso restringido o nulo a estos recursos, servicios e información de carácter público. Muchos de ellos nisiquiera están enterados de sus derechos y consiguientes garantías para disfrutar de los servicios sociales disponibles a nivel local, debido a su analfabetismo, a su falta de instrucción y a una desorganización en la difusión de sus privilegios. De modo que su opinión tiene escaso o nulo valor en los procesos de toma de decisiones a nivel local, o en la planificación y gestión local de estos servicios. Una consecuencia inmediata de lo anterior es que las personas pobres de zonas rurales muy pocas veces pueden acceder a estos servicios e incluso a la información acerca de los mismos.

 

 

 

 

Debate con creadores de políticas
Fuente: Ehsanur Rahman

 

 

 

 

La cobertura y los sistemas empleados por los programas de alfabetización y postalfabetización en el país también resultan insuficientes cuando se trata de prestar apoyo a personas con limitadas aptitudes de lectura para que continúen su educación. Si los programas impartidos no son lo bastante eficaces para permitir que los ex analfabetos y desertores escolares retengan las recién adquiridas aptitudes de lectura y escritura, el riesgo de que se diluya en gran medida el impacto positivo de esas capacidades siempre estará presente. Uno de los mecanismos que permiten que los neoalfabetos, en particular los adolescentes y los adultos que no aspiran a incorporarse en el sistema formal de educación, conserven esas habilidades aprendidas, consiste en organizar centros de aprendizaje comunitario polivalentes en las cercanías de la comunidad de escasos recursos recién alfabetizada. Desde esta perspectiva, el enfoque del Ganokendra (centro popular) aplicado por Dhaka Ahsania Mission en Bangladesh es analizado como un modelo de nivel comunitario que ofrece oportunidades para actualizar continuamente los conocimientos y aprender a lo largo de toda la vida.

Las ONG y ministerios pertinentes han emprendido en Bangladesh una serie de iniciativas destinadas a garantizar que los neoalfabetos pongan en práctica sus aptitudes de lectura y escritura. Entre ellas se incluyen las bibliotecas en las aldeas, las bibliotecas en caja, los círculos de estudio en las aldeas, y el Ganokendra. Las bibliotecas de las aldeas están gestionadas ya sea por las organizaciones patrocinadoras, ya sea por habitantes locales que recolectan libros y otros materiales de distinta procedencia. El neoalfabeto tiene acceso a estas bibliotecas, a las que puede acudir regularmente para pedir prestado algún libro. La biblioteca en caja ha sido introducida como una modalidad autóctona en la cual los libros son guardados en una caja (de madera o metal) que está a cargo de un voluntario en el centro de alfabetización. Esta persona facilita libros a los alumnos según su nivel de lectura, y organiza lecturas grupales o lecturas individuales realizadas por ellos mismos. Asimismo, les ofrece clases de refuerzo para superar dificultades en la lectura. En el círculo de estudio de la aldea los neoalfabetos reciben el apoyo necesario para continuar su educación y ponerla en práctica. Se suministran tipos especiales de materiales de lectura y escritura para debatir su contenido en el círculo de estudio de la aldea. El análisis de estos programas de postalfabetización demuestra que en la mayoría de los casos se imparten según las necesidades y son de corta duración; en general, las actividades de postalfabetización no están institucionalizadas.

El modelo de Ganokendra del CAC como foro popular

La palabra bengalí Ganokendra significa literalmente centro popular. El objetivo general de organizar un Ganokendra consiste en crear un espacio físico donde llevar a cabo programas de aprendizaje a lo largo de toda la vida y desarrollo comunitario. A iniciativa de Dhaka Ahsania Mission (DAM), el Ganokendra está organizado para prestar apoyo institucionalizado a miembros de la comunidad con miras al mejoramiento de la calidad de vida, el empoderamiento social y la autosuficiencia económica. Basándose en las lecciones sobre organización que ha aprendido a lo largo de los años, y en las actividades realizadas en colaboración con la UNESCO para alcanzar los objetivos de EPT en la región de Asia-Pacífico, DAM ha trabajado con tesón para elaborar un modelo de CAC contextualmente apropiado, que progresivamente fue siendo conocido como Ganokendra.

El programa de alfabetización de DAM para adultos de zonas rurales se inició en 1984, en tanto que el programa de postalfabetización se remonta a 1986. El objetivo del programa inicial de postalfabetización era prestar un apoyo complementario a los neoalfabetos, en una modalidad de corta duración debido a una escasez de materiales de lectura en zonas rurales. Con el fin de ofrecer un programa estructurado de postalfabetización, en 1992 DAM puso en marcha el Ganokendra, asignándole como función principal reforzar las aptitudes de lectura y escritura; su papel se fue ampliando gradualmente para satisfacer las necesidades de aprendizaje de la comunidad en otras áreas. Por ejemplo, en 1995 se incorporaron actividades para generación de ingresos, complementadas por el desarrollo de aptitudes y el microcrédito; en 1997 se añadieron técnicas para el saneamiento del agua; y en 1998, medidas para combatir el consumo de drogas y el tabaquismo. Al aumentar la incidencia del tráfico de mujeres y niños, particularmente en los distritos fronterizos de la zona occidental del país, el año 2000 se agregaron actividades para crear conciencia sobre esa realidad. Hoy en día el Ganokendra cumple la función de centro comunitario de la aldea, que ofrece bibliotecas e instalaciones para el esparcimiento y otras actividades socioculturales. La comunidad también utiliza el centro para organizar regularmente debates en torno a temas de interés local.

Con el tiempo, al ampliarse las funciones del Ganokendra la comunidad ha ido cumpliendo un papel más activo, llegando a compartir responsabilidades de gestión. Asimismo, progresivamente se han ido estableciendo vínculos con diversos organismos de desarrollo a nivel local según las necesidades de las personas. Se ha desarrollado el trabajo en red entre los centros populares de las uniones (unidades administrativas básicas) mediante la creación de Centros de Recursos Comunitarios (CRC) para la interacción y el intercambio de experiencias. Dichos centros funcionan como plataformas para promover el diálogo con los Union Parishad (gobiernos locales) y con otras instituciones. Hoy en día, el Ganokendra es considerado:

  • Un espacio de reunión y de vida comunitaria, en especial para personas desfavorecidas.
  • Una organización comunitaria que atiende a las diversas necesidades de aprendizaje de la comunidad.
  • Una plataforma para la interacción y la participación comunitaria en actividades sociales, económicas y culturales con miras al desarrollo sostenible.

Características del Ganokendra

El Ganokendra se ocupa de las necesidades de aprendizaje de los habitantes locales, en especial de los neoalfabetos, desde una perspectiva del aprendizaje a lo largo de toda la vida. Los usuarios del Ganokendra luchan paso a paso por alcanzar niveles de aprendizaje superiores a través de diversas combinaciones de programas didácticos. El Ganokendra está al alcance de todos los habitantes de la zona, no sólo de los neoalfabetos que han asistido a los centros de enseñanza. También acuden a él niños y niñas que no asisten a la escuela, personas con habilidades de lectura limitadas, desertores escolares, estudiantes, agricultores, padres, dirigentes comunitarios. Se lo emplea como sede para impartir capacitación o para celebrar debates en torno a un tema, y sus actividades están vinculadas a programas socioeconómicos y ambientales. El Ganokendra también funciona como centro de informaciones, pues allí pueden encontrarse diarios, boletines y materiales de difusión de otros organismos. En algunas ocasiones es utilizado como centro de distribución por otras agencias, incluidos los departamentos de extensión del Gobierno.

En su calidad de centro de promoción del aprendizaje a lo largo de toda la vida, el Ganokendra cubre las diversas necesidades de aprendizaje de los habitantes de la comunidad. Los tipos de materiales de aprendizaje son variados e incluyen libros de texto para niños y niñas, adolescentes y adultos, materiales de postalfabetización clasificados por nivel de dificultad, y materiales de educación permanente. Múltiples son también los formatos de los materiales didácticos: libros, gráficos, tarjetas, pósters, juegos, boletines, revistas murales, carpetas, folletos, puzzles, pegatinas, discos compactos y vídeos. Los materiales de enseñanza exhiben una diversidad de contenidos, pues abarcan temas como saneamiento de aguas, género, habilidades para la vida, generación de ingresos, salud y nutrición, prevención del VIH/SIDA y del abuso de drogas, demografía, cultura, derechos humanos, prevención del tráfico de mujeres y niños, medio ambiente, etc.

Funciones del Ganokendra

En términos generales, las funciones del Ganokendra se dividen en cuatro categorías: actividades educativas, trabajo informativo en red, empoderamiento social y desarrollo económico.

 

 

 

 

Reunión a nivel comunitario
Fuente: Ehsanur Rahman

 

 

 

 

 

Las actividades educativas incluyen los programas de alfabetización para adultos y adolescentes, la inculcación de habilidades para la vida, la educación no formal para niños y niñas que no asisten a la escuela, la elaboración de materiales didácticos basados en las necesidades locales. Para garantizar la eficacia de las actividades de enseñanza se han desarrollado las redes educativas entre los Ganokendras de una zona en particular. A continuación se mencionan algunos ejemplos de trabajo en red y formación de asociaciones entre Ganokendras:

  • Organizar el trabajo en red entre todos los Ganokendras de una unión, a fin de intercambiar materiales y programas de capacitación.
  • Establecer vínculos con escuelas formales locales para facilitar la educación continua de los graduados de educación primaria.
  • Establecer vínculos con la Universidad Abierta de Bangladesh para facilitar la educación secundaria a distancia.
  • Facilitar el desarrollo de aptitudes profesionales para generar ingresos formando asociaciones.
  • Organizar el trabajo en red con escuelas primarias para aumentar la tasa de inscripción, reducir los niveles de deserción y mejorar la calidad de la educación.

Con el objeto de facilitar el acceso de las personas a la información, en el Ganokendra se emprenden una serie de iniciativas de trabajo informativo en red. El Ganokendra funciona como centro de información basado en la comunidad para departamentos de extensión de organizaciones locales gubernamentales y no gubernamentales; fomenta el intercambio de información a través de diarios, y permite compartir experiencias, como también dar a conocer casos exitosos e innovaciones provechosas a nivel local.

El centro de recursos comunitario (CRC)

Las redes locales de Ganokendras funcionan como foro de promoción para entablar diálogos con Union Parishads y otras entidades de servicio. A nivel de CRC, existe la posibilidad de utilizar las tecnologías de información y comunicación (TIC) en forma interactiva. En su calidad de foro para el trabajo en red de los Ganokendra, el CRC ofrece una serie de servicios que favorecen el aprendizaje a lo largo de toda la vida y el desarrollo comunitario. A continuación se señalan algunos ejemplos:

  • Servicios de información a través de boletines informativos o revistas murales.
  • Servicios para establecer conexiones mercantiles, que proporcionan información sobre productos y precios.
  • Servicios de TIC y telecentros. Por ejemplo, teléfonos, composición de textos mediante computadores, impresión de textos.
  • Actividades recreativas como la organización de eventos deportivos, la exhibición de películas, competiciones, etc.
  • Documentación de lo aprendido e intercambio de experiencias.

Las funciones de empoderamiento social del Ganokendra están orientadas en gran medida a aumentar las capacidades de la comunidad para exigir los servicios de calidad que tienen derecho a recibir. A nivel local, los Ganokendras o CRC aplican los siguientes enfoques con miras al empoderamiento de la gente:

  • Organizar sesiones de debate en torno a asuntos sociales.
  • Organizar grupos de acción para prevenir lacras sociales.
  • Propiciar la armonía y la paz social, incluido el uso de los Ganokendra o CRC como ámbitos para la interacción social y la resolución de conflictos.
  • Promover los conocimientos vernáculos y la sabiduría local.

 

 

 

 

Encuentro del grupo de mujeres
Fuente: Ehsanur Rahman

 

 

 

 

Las actividades económicas del Ganokendra han sido concebidas principalmente para ayudar a personas de escasos recursos a generar una mayor cantidad de ingresos y así mejorar sus condiciones de vida. Las actividades económicas basadas en necesidades se planifican a nivel local. A continuación se mencionan algunas actividades habituales:

  • Facilitar libros y manuales sobre actividades para generación de ingresos.
  • Impartir capacitación para el desarrollo de aptitudes y de la iniciativa empresarial.
  • Ofrecer apoyo crediticio y/o propiciar vínculos con instituciones o programadores de créditos.
  • Prestar apoyo técnico para obtener productos de buena calidad.
  • Respaldar la creación de vínculos mercantiles.

Gestión del Ganokendra

El Ganokendra está organizado y es gestionado por grupos de usuarios en co laboración con la comunidad local y con el respaldo complementario de DAM. La administración general está a cargo del comité de gestión, compuesto por habitantes de la localidad. Entidades del gobierno local y dirigentes comunitarios prestan un apoyo directo o indirecto en lo relativo a la planificación y la gestión de programas. Durante el proceso de formación del comité de gestión se consulta a residentes locales que han egresado de programas del Ganokendra o son potenciales usuarios del mismo. Dicho comité está capacitado para planificar las iniciativas que emprenderá el centro (por ejemplo, cursos de capacitación, trabajo en red, movilización de recursos, etc.), y para verificar que las actividades se realicen según lo previsto. Uno de los administradores del Ganokendra, usualmente conocido como trabajador comunitario (TC), es reclutado entre los miembros de la comunidad. El TC da inicio a las actividades y vela por que el centro funcione sin contratiempos. Este funcionario es responsable de la marcha general del Ganokendra/centro popular. El comité también está obligado a reclutar a los tutores en la comunidad. El TC y los tutores comparten la responsabilidad de mantener la biblioteca y el centro de información, de recopilar libros y materiales, al igual que de organizar actividades de movilización social.

Los habitantes de la comunidad contribuyen con tierras, trabajo manual, dinero y materiales para establecer los Ganokendras/centros populares. Los miembros del Ganokendra pagan regularmente una cuota. Ellos guardan sus escasos ahorros en una cuenta bancaria a nombre del Ganokendra. El comité distribuye los fondos a título de microcrédito entre los miembros, con una tasa de interés moderada.

A veces, el comité emprende iniciativas especiales para recolectar productos de cosechas estacionales entre los miembros y otros habitantes de la comunidad, los cuales se destinan a la generación de ingresos. Las personas más acomodadas (filántropos) y representantes del gobierno local proveen fondos para llevar a cabo las actividades. En ocasiones, DAM realiza aportaciones paralelas y apoya nuevas iniciativas.

Los logros alcanzados y sus repercusiones

A lo largo de los años, junto con la ampliación funcional del papel del Ganokendra, también se ha observado una expansión geográfica de su organización en todo Bangladesh. En un estudio sobre los Ganokendras de DAM, realizado en 2009, se señala que se comenzó con 20 Ganokendras en 1992 y en diciembre de 2009 ya funcionaban 753 de estos centros, distribuidos en 87 uniones de 5 distritos. De ellos, 50 han ido perdiendo gradualmente su condición de centros autónomos y más de 262 van por ese mismo camino. Otros 2.472 Ganokendras se encontraban en vías de ser institucionalizados como CAC distribuidos en más de 151 uniones de 23 distritos.

 

 

 

Encuentro de organizaciones populares
Fuente: Ehsanur Rahman

 

 


 

 

En otro informe de estudio (2003) se indica que es posible demostrar que los Ganokendras influyen notoriamente en la alfabetización. La tasa de alfabetismo en la zona beneficiada aumentó y la competencia de lectura y escritura de los adultos se consolidó:

El 75 % de los neoalfabetos habían aprobado los tests estándar básicos, las capacidades de lectura y las habilidades para la vida habían mejorado considerablemente en comparación con las aptitudes de escritura y cálculo, y una importante proporción de mujeres miembros eran capaces de realizar sin vacilaciones las tareas encomendadas.

Se descubrió que, gracias al acceso a la información, habían aumentado las prácticas adecuadas de saneamiento, lo cual había permitido reducir las cifras de morbilidad en la comunidad; a menudo se aprovechaba a funcionarios gubernamentales de los departamentos de juventud, de servicios sociales, de agricultura, de la mujer y el niño, etc., como prestadores de atención básica de salud. En cuanto a la conciencia social y las aptitudes de supervivencia, se apreciaron cambios en la capacidad para expresarse por escrito, en la adopción de prácticas de planificación familiar, en la actitud frente al sistema de dote o el rechazo del mismo, y en la participación femenina en actividades comunitarias. Al facilitarse el acceso al mercado y al mundo laboral se han potenciado las iniciativas para crear valor añadido en que la gente ya estaba comprometida. El Ganokendra ciertamente ha ayudado a las personas a manejar con mayor eficiencia su pequeña empresa, les ha inculcado nuevas aptitudes y les ha permitido corregir errores y maximizar las oportunidades durante el proceso.

La última contribución del Ganokendra es la consolidación del acceso de personas de escasos recursos al patrimonio humano, natural, financiero y social, lo mismo que a los servicios económicos y sociales, permitiéndoles de este modo asumir responsabilidades de liderazgo en determinadas actividades. Desde la perspectiva del empoderamiento, puede concluirse que se han observado cambios en lo relativo a la toma de conciencia y a la aplicación de conocimientos y aptitudes, además de modificaciones en la actitud y el comportamiento a nivel del grupo familiar y de la comunidad.

Reproducción del enfoque del CAC y sus potencialidades

La iniciativa de reproducir la experiencia del CAC a nivel nacional, regional y transregional demuestra que esta modalidad tiene el potencial de ser imitado como enfoque estratégico para facilitar el aprendizaje a lo largo de toda la vida y el desarrollo social. En esta sección se citan lecciones aprendidas de algunas de esas iniciativas, en las que DAM compartió su experiencia e hizo hincapié en estrategias genéricas clave para organizar y manejar los CAC.

En Bangladesh, conjuntamente con la UNESCO y DAM, se han organizado talleres para el intercambio de experiencias y la planificación colectiva, con la participación de algunas ONG y entidades gubernamentales, a fin de analizar la posibilidad de establecer redes de centros de aprendizaje basadas en la comunidad, en consonancia con la política de educación formal y sobre la base de las lecciones derivadas de diversas modalidades de CAC que existen en el país, incluido el Ganokendra.

La experiencia de Bangladesh con el Ganokendra, y sus consiguientes repercusiones positivas en las tasas de alfabetismo femenino, sirvieron de incentivo para que DAM Pakistán (DAMP) se decidiera a reproducir el modelo en este último país, comenzando por el Consejo Rural de Barakahu como zona para aplicar un proyecto piloto. DAMP ha creado un centro de formación profesional basado en CAC, además de tres centros para atención y educación de la primera infancia en Shahdra Khurd, una aldea situada en Barakahu.

En 2007 y 2008, UNESCO Rabat y UNESCO Bangkok enviaron una misión conjunta encargada de prestar apoyo técnico al Gobierno de Marruecos en la organización de CAC. Sobre la base de la experiencia adquirida en Asia, y gracias a este respaldo y esta colaboración de carácter técnico, los socios locales han organizado cuatro CAC en cuatro remotas aldeas de Marruecos. Una misión de seguimiento enviada al cabo de cuatro años comprobó que los CAC crearon un clima más solidario en la comunidad, lo cual facilitó el conocimiento mutuo entre los habitantes; las comunidades transformaron los CAC en lugares atractivos donde la gente puede juntarse para resolver problemas locales.

En 2009 la UNESCO, conjuntamente con la Universidad de Okayama y el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencias y Deportes de Japón, organizó un taller destinado a intercambiar puntos de vista mundiales, regionales y subregionales, y a dialogar en torno a la EDS (educación para el desarrollo sostenible) y los CAC como referentes para elaborar un marco de promoción de la EDS a través de los CAC.

En el Llamamiento a la Acción emitido en la Sexta Conferencia Internacional de Educación de Adultos (CONFINTEA VI), que se celebró en Belém en 2009, se identificaron una serie de áreas de acción orientadas a aprovechar el poder y el potencial del aprendizaje y la educación de adultos para un futuro viable. En la Declaración de Belém se recomienda específicamente crear espacios y centros de aprendizaje comunitarios polivalentes y mejorar el acceso a la gama completa de programas de aprendizaje y educación de adultos y la participación en los mismos. Como actividad complementaria de la CONFINTEA VI, en febrero de 2010 el Instituto Nacional de Educación e Investigación de Japón organizó un seminario destinado a facilitar el intercambio de experiencias de los CAC japoneses (Kominkan) y a promover el concepto de CAC a nivel mundial. Durante el seminario se concibieron una serie de medidas para actuar en forma conjunta.

Referencias

Beyond LiteracyGanokendra. Libro publicado por Asia South Pacific Bureau of Adult Education (ASPBAE), India (2000).

Ganokendra: The Innovative Intervention. Publicado en Handbook on Effective Implementation of Continuing Education at the Grassroots por la Oficina Principal Regional de la UNESCO para Asia y el Pacífico, Bangkok (2001).

Innovation and Experience in the Field of Basic Education in Bangladesh. Publicado por Campaign for Popular Education (CAMPE), Bangladesh (2000). La UNESCO publicó un studio de casos en la edición de abril de 2003 de su Nuevo Correo, con el título Literacy in Communities – Village Revolutions (the case of Hira, a beneficiary woman.

Evaluación estratégica de intervenciones de desarrollo de Dhaka Ahsania Mission basadas en la comunidad (mayo de 2003) emprendida por CORDAID (Holanda), la principal organización financiadora del programa. La evaluación fue realizada por tres consultores internacionales: Jowshan A. Rahman, Arnold Vanderbroek y Mirza Najmul Huda.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.