Ursula Suter-Seuling

Avallain y la Fundación Bionet apoyan el desarrollo sostenible de las condiciones de trabajo de campesinos y comunidades rurales mediante una plataforma de Internet, en la cual se recopila información relevante, para luego difundirla. En esta plataforma los campesinos se pueden informar sobre técnicas de cultivo, métodos para combatir las plagas o bien sobre los precios de mercado de sus productos, a la vez que pueden compartir sus propias experiencias. Además, se familiarizan con las TIC. Para las regiones más remotas se ha previsto el uso de los 100 laptops, que funcionan en forma independiente de una infraestructura urbana.

Las TIC al servicio de las pequeños agricultores de Kenya


El objetivo de la plataforma de información INFONET-BioVision es fortalecer el desarrollo sostenible de agricultores y comunidades rurales de África, poniendo a su disposición información sobre temas clave por medio de una plataforma basada en Internet y de otras soluciones y estrategias creativas de difusión.

La plataforma basada en Internet constituye el tercer pilar de una combinación establecida de medios informativos sobre la materia: la revista impresa TOF (The Organic Farmer [«El Agricultor Orgánico»]) y TOF Radio (The Organic Farmer Radio Show [«El Programa Radial del Agricultor Orgánico»]).

La plataforma de información se usa como fondo común de recursos para la difusión de la información dentro y fuera de Internet por medio de la colaboración activa con organizaciones asociadas y grupos de mujeres y agricultores a nivel local, al igual que con la aplicación de tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC).

Orígenes

La idea de crear un sistema de información se remonta al año 2005, y se originó en una remota área de los alrededores del Lago Victoria durante un debate con una agrupación de agricultores locales, un tipo de asociación autónoma donde sus miembros intercambiaban información. Los agricultores se quejaban de que sin duda existía un enorme caudal de valiosa información en organismos públicos y en instituciones de investigación en Nairobi, pero esta rara vez llegaba a sus manos.

Uno de los agricultores describía el largo trayecto que debía recorrer (una jornada que resultaba costosa y extenuante en las zonas rurales) para acceder a una conexión a Internet en algún cibercafé y en definitiva no encontrar ninguna información útil ni aplicable. Esta historia fue la motivación inicial para ponerse manos a la obra, y Biovision se encargó de organizar la financiación.

La meta original fue

«respaldar de manera activa iniciativas de difusión que surgieron en el Instituto Africano de Entomología para la Alimentación y la Salud (African Insect Science for Food and Health – ICIPE), un destacado organismo de investigación con sede en Nairobi, y en otras entidades del sector agrícola y de la salud (…) a fin de iniciar las labores preliminares con miras a crear una plataforma basada en Internet, destinada a servir como herramienta para el intercambio de información y la difusión de conocimientos y experiencias adquiridas en (...) proyectos piloto».

Más tarde, el Servicio de Liechtenstein para el Desarrollo aportó los fondos que permitieron proseguir con el trabajo en la Primera Fase de implementación (20052007).

En el diseño de Infonet-BioVision se incorpora un enfoque de tipo ascendente, en el sentido de que los temas, los contenidos y la estructura de la plataforma son definidos tras consultar con los grupos de agricultores y las comunidades locales. Infonet-BioVision también insta a los usuarios a expresar comentarios y opiniones acerca de sus experiencias y la realidad in situ. Estas observaciones son retransmitidas al comité de científicos asesores, de modo que la información entregada pueda adaptarse y ampliarse de manera permanente. Este flujo bidireccional de información es un factor esencial que garantiza la aplicabilidad, la pertinencia y la utilidad de la plataforma.

 

Biovision

La iniciativa se desarrolló de manera orgánica gracias al compromiso a largo plazo de la Fundación Biovision con miras a investigar métodos naturales para combatir plagas y aumentar el rendimiento agrícola. La Fundación Biovision fue creada en 1998 por el doctor Hans Rudolf Herren, científico de nacionalidad suiza, ganador del Premio Mundial de la Alimentación, con el objetivo de mejorar en forma sostenible la calidad de vida de los habitantes de África, y al mismo tiempo conservar el medio ambiente como el elemento fundamental para el desarrollo de todo tipo de vida.

 

Cuerpo de navegación por medio de imágenes
Fuente: Ursula Suter-Seuling

 

 

 

En un principio, el dr. Herren desarrolló en la década de los ochenta un agente no químico para el control biológico de la cochinilla harinosa, que por entonces amenazaba la producción de yuca (un cultivo alimentario fundamental, comparable en importancia con la patata en Europa) en todo el continente africano. De esta forma evitó una hambruna que hubiera tenido consecuencias nefastas, y dio inicio a una labor de investigación en mayor escala sobre plaguicidas naturales con base científica.

Teniendo en cuenta los orígenes descritos, uno de los principales objetivos del sistema es transformar la investigación científica y académica en información útil y accesible para los campesinos de zonas rurales de África, que practican una agricultura en pequeña escala y mayormente de subsistencia.

Avallain

Avallain, fundada en 2002 y con sede central en Suiza, se describe como una empresa de carácter social que ofrece herramientas y servicios para publicaciones didácticas en un cada vez más digitalizado siglo 21. En su calidad de especialista en aprendizaje virtual y en publicaciones electrónicas, Avallain procura utilizar las TIC en el ámbito de la educación para provocar el máximo grado de impacto positivo en el desarrollo humano. Más información sobre Avallain puede encontrarse en el artículo «Aprendizaje virtual para mejorar las condiciones sanitariasde las comunidades y de los arrecifes de coral» publicado en la presente edición de «Educación de Adultos y Desarrollo» o en el sitio web www.avallain.com

Día de campo de los agricultores, ocasión en la que se dio a conocer la Infonet 

Fuente: Ursula Suter Seuling

Avallain tomó contacto con Biovision en 2005, en busca más que nada de oportunidades para tomar parte en iniciativas de Asistencia para el Desarrollo, y ofreciendo desinteresadamente sus conocimientos especializados. Para entonces, Biovision ya se encontraba buscando socios potenciales con conocimientos técnicos en el área de los sistemas de tecnología de la información (TI) para destinatarios específicos. Infonet es el resultado de la ulterior colaboración entre ambas partes.

Destinatarios

Los destinatarios del sistema son, en definitiva, los propios agricultores. Sin embargo, la realidad de Internet y de la disponibilidad de la TIC en zonas rurales de África en general requiere la existencia de una compleja estructura de difusión, de la cual el sistema de gestión de conocimientos y el sitio web respectivo solo pueden ser un pilar.

Una eficiente labor preliminar de difusión fue la realizada por la revista The Organic Farmer (TOF), una publicación tradicional fundada por Peter Baumgartner, ex corresponsal en África del «Tages-Anzeiger» uno de los mas importantes diarios de Suiza. TOF tiene un público lector cercano a los 100.000 agricultores, y la información sobre el nuevo sitio web se difundió en la misma revista. Hoy en día, TOF constituye un importante pilar de Infonet. La versión en disco compacto puede solicitarse contactando a la revista, oportunidad que aprovechan diversos grupos de agricultores.

El uso de Infonet en Internet es gratuito. Además, gracias a estudios de usabilidad realizados sobre el terreno, la interfaz fue simplificada en el grado suficiente para permitir que el agricultor medio sin experiencia previa con computadoras pudiera navegar por los contenidos. La clave de este éxito en cuanto a usabilidad radica en el hecho de haber contado con un detallado material gráfico. Con solo desplazar el puntero del ratón por sobre la imagen reconocible de, por ejemplo, un tomate afectado por alguna plaga, se despliega de inmediato información útil para los usuarios.

Una opción muy popular es la aplicación de impresión. Como suele ocurrir en los diversos niveles de alfabetización funcional, los usuarios de más edad son normalmente capaces de navegar por fragmentos de información interesante, pero más adelante terminan pidiéndoles a sus hijos o a otros agricultores que les lean el ingente volumen de instrucciones impresas.

Para los agricultores, el valor de este tipo de información es significativo. Des-de el simple hecho de garantizar la subsistencia ante la falta de fondos para la prevención química de plagas, hasta la generación de ingresos en el emergente mercado de los altamente valorados productos orgánicos, los métodos de cultivo alternativos pueden permitir romper antiguos patrones de problemas que se han mantenido invariables durante décadas en la agricultura africana.

¿Por qué utilizar las TIC?

Tradicionalmente, el tipo de información que hoy en día está disponible en Infonet ha sido suministrado por capacitadores individuales, por agentes de extensión agrícola o extraído de libros y ponencias. Desafortunadamente, este tipo de información sólo llega a manos de un pequeño subgrupo de la amplia población de agricultores de la región, por motivos que pueden ser tan elementales como la falta de infraestructura para el transporte de libros desde A hasta B, o simplemente debido a problemas de organización a raíz de los cuales los libros permanecen custodiados de manera centralizada como un medio de ejercer poder.

La función del sistema

El concepto central de Infonet-BioVision es la existencia de una base de datos con información procesada y estructura predefinida, lo que permite la rápida y fácil incorporación de nuevos datos. Ante la necesidad de satisfacer las necesidades de usuarios con diversos niveles de conocimiento y experiencia, la plataforma asociada a la base de datos ha sido concebida de tal manera que los usuarios puedan acceder a su contenido en distintos puntos de entrada. Entre estos últimos se incluyen bases de datos sobre gestión sostenible de cosechas y de plagas, o sobre animales, seres humanos y medio ambiente, además de módulos de capacitación en estas áreas.

En esencia, se trata de un sistema de gestión de conocimientos que «captura contenidos». Permite a los editores que cumplen diversas funciones dentro del flujo de trabajo editorial traducir a distancia y de manera interactiva las aportaciones originales de datos científicos a un formato que pueda ser utilizado por capacitadores y agricultores como una sencilla serie de instrucciones prácticas. Garantiza, además, que los contenidos sean recopilados desde una perspectiva «semántica», lo cual significa que la relación entre, por ejemplo, plagas, cosechas y soluciones se encuentra debidamente identificada en la base de datos, y que en el contenido no se ha empleado tecnología patentada, de modo que pueda ser fácilmente reutilizado en sistemas móviles o en tecnologías futuras.

¿Cómo se usa?

La vía más común para acceder a la información es por medio de imágenes, las que se utilizan a modo de simple diálogo visual. Habida cuenta de los bajos niveles de alfabetización, al menos en las generaciones de agricultores de más edad, el acceso visual adquiere enorme importancia. Un usuario puede navegar desde la imagen de un cultivo en particular —por ejemplo, la banana— y de ahí continuar hasta llegar a la imagen de un caso específico de «banana afectada» y desde allí proseguir hasta un breve capítulo instructivo sobre «cómo remediar el problema».

Los capacitadores y los agentes de extensión agrícola utilizan el sistema de manera diferente, buscando por palabra clave o por tema para preparar documentos impresos que luego les servirán en sus sesiones de capacitación.

Canales de difusión

Desde los comienzos de Infonet, las fuerzas del mercado han estado actuando hasta producir un importante efecto que ha favorecido el acceso. En 2010, Kenia estaba vinculada a la red troncal mundial de Internet a través de dos cables submarinos, lo que instantáneamente aumentó en miles de veces la conectividad del país (y del continente). Al mismo tiempo, el mercado de la transmisión de datos por dispositivos móviles está creciendo sostenidamente, con un número creciente de competidores enzarzados en una guerra de precios. A la larga, en las zonas rurales lo anterior se traduce en la creación de más cibercafés y similares puntos de acceso a Internet, en la medida en que los costos de conexión disminuyen sostenidamente y la velocidad de navegación aumenta.

 

Día de campo de los agricultores, ocasión en la que se dio a conocer la Infonet
Fuente: Ursula Suter-Seuling


 

 

Sin embargo, pensando en los agricultores que aún están demasiado lejos de acceder a tales oportunidades, se decidió lanzar la iniciativa i-TOF. Los i-TOF son básicamente personas o puntos de contacto que se trasladan a zonas remotas y, al estar provistos de estaciones computacionales portátiles (basadas en el sólido proyecto de «la computadora portátil de 100 dólares»), pueden ayudar a los agricultores respondiendo a sus preguntas in situ. La gestión de estos i-TOF está asociada a la revista TOF, y los grupos de agricultores pueden reservar días de capacitación contactando a la oficina de la publicación.

Una vez más, la esencia de la iniciativa i-TOF corresponde a una versión preinstalada de Infonet.

Las estaciones de radio locales son otra importante herramienta para conseguir información en las zonas rurales de África. Así pues, el equipo de TOF transmite versiones en audio de información basada en artículos publicados en la revista, al igual que información de Infonet a través de diversos canales locales, ofreciendo incluso la posibilidad de descargar las grabaciones como podcasts.

En un contexto donde solo se utiliza el teléfono móvil, existen dos posibles caminos de difusión:

● En colaboración con Google África, el contenido de Infonet ha sido reducido a una serie de preguntas y respuestas con breves fragmentos informativos, actualmente disponibles en Uganda a través de un servicio gratuito de consultas basado en mensajes de texto de teléfonos móviles (SMS). Este sistema es similar a una búsqueda en Google y, a pesar de que las respuestas obtenidas pueden ser redefinidas por medio de un diálogo automatizado, sigue dependiendo completamente de una computadora.

● La propia oficina de TOF ofrece en Kenia un servicio de preguntas y respuestas atendido por personas, en el cual los lectores pueden enviar sus SMS a un número central, para luego recibir una llamada telefónica o un SMS de respuesta de parte de un miembro del equipo de la revista.

● Por último, dada la sorprendente, pero incuestionable, popularidad de Facebook en Kenia, se ha creado un grupo de usuarios con más de 2.000 miembros, que es gestionado por el equipo de TOF como plataforma complementaria para el intercambio de preguntas y respuestas, al igual que para la entrega de información en estilo periodístico.

Información adicional

avallain.blogspot.com/2007/10/infonet-biovisionorg-fr-farmer-in-kenia.html ictupdate.cta.int/index.php/en/Links/Projects/INFONET-BioVision
www.biovision.ch

www.avallain.com
www.theorganicfarmermagazine.org
www.infonet-biovision.org

 

 

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.