S M Zakir Hossain

Bangladesh es uno de los países pioneros en la implementación del enfoque de aprendizaje participativo Reflect, que ha obtenido el Premio Internacional de Alfabetización de la UNESCO. ActionAid Bangladesh ha estado utilizando este enfoque desde su aplicación experimental en 1993, y lo ha adaptado a las necesidades de los pobres y de los marginados. Uno de los elementos innovadores incorporados en este enfoque ha sido el lokokendra, una organización popular destinada a mantener en el tiempo el aprendizaje crítico, el empoderamiento y el cambio social. S M Zakir Hossain es el gerente de la Unidad de Desarrollo de Reflect de ActionAid Bangladesh, y coordina las iniciativas de Reflect en Asia.

Empoderamiento de alumnos adultos en Bangladesh: el trayecto por la vía del Reflect


La educación de adultos no debería estar restringida por límites teóricos. Antes bien, debería satisfacer las necesidades de desarrollo específicas de los alumnos, garantizando su participación en la vida comunitaria. La participación en la educación de adultos no debería estar limitada por criterios de género, raza, origen geográfico, cultura, edad, condición social, experiencia, creencias y nivel de instrucción anterior.1 La enseñanza, que también incluye la educación de adultos, ha sido percibida como el agente de empoderamiento por excelencia. Como señala Pomary (1992:21):

«por mucho que nos alejemos de ella, la educación es el agente de empoderamiento por excelencia: es el único pasaporte a la liberación, al empoderamiento político y financiero. La educación contribuye al desarrollo sostenible. Provoca un cambio positivo en nuestro estilo de vida. Tiene la ventaja de que aumenta las utilidades, mejora la salud y eleva la productividad».

El origen del concepto teórico de empoderamiento se remonta a los postulados del humanista y educador brasileño Paulo Freire, cuando en 1973 propuso un plan para liberar a los oprimidos del mundo a través de la educación. Sobre la base de la filosofía política de Freire, combinada con una fusión de Evaluación Rural Participativa (ERP), ActionAid concibió un enfoque participativo orientado al aprendizaje y el empoderamiento, que denominó Reflect. Este método ha sido desarrollado mediante proyectos piloto llevados a cabo en Bangladesh, Uganda y El Salvador en 1993, y actualmente está siendo aplicado por más de 500 organizaciones en más de 70 países de todo el mundo. Las entidades que trabajan con el Reflect han obtenido el Premio Internacional de Alfabetización de la UNESCO en 2003, 2005, 2007, 2008, y más recientemente en 2010. En un comienzo, el término REFLECT fue utilizado como una sigla de «Regenerated Freirian Literacy through Empowering Community Techniques» («Alfabetización Freireana Regenerada Mediante Técnicas para el Empoderamiento de la Comunidad»), pero hoy en día se le conoce como un concepto referido a un enfoque participativo para el aprendizaje, el empoderamiento y el cambio social de los adultos.

El Reflect en Bangladesh

Desde su introducción en Bangladesh, escogido como uno de los países piloto, el Reflect ha sido aplicado en forma masiva, especialmente por ActionAid Bangladesh y sus entidades asociadas. Sin embargo, en una época más reciente ha sido utilizado con distintas denominaciones locales por una amplia gama de otras organizaciones no gubernamentales de Bangladesh. Así, CARE lo emplea con el término EKATA;2 los socios de la Fundación Stromme, con el nombre de Songlap;3 y ASHRAI, con la designación Lahanti,4 etc.

Gracias a una generosa aportación monetaria de DfID,5 ActionAid Bangladesh implementó el Reflect en varias regiones. La primera fase se extendió entre 1996 y 1999, período durante el cual vinculó a 36 organizaciones asociadas que aplicaron el Reflect en todo el país. Hacia el final de la primera fase, 49.263 participantes se habían graduado de los círculos Reflect. En el informe de revisión de proyecto, que evaluó los logros en materia de alfabetización y empoderamiento, se sugirió ampliar el alcance del enfoque, proceso que se inició en enero de 2000 como segunda fase, con fondos aportados por el mismo donante (el DfID), y finalizó en diciembre de 2005. Al finalizar esta segunda fase, más de 100.000 personas habían participado en el Reflect, y durante este período se introdujo una innovación que consistió en añadirle un círculo de postalfabetización de un año de duración al círculo de alfabetización básico de 9 meses, a lo cual siguió la formación del «lokokendra»,6 una organización popular compuesta por 2 a 3 círculos Reflect junto con otros miembros de la comunidad local.7 Tras concluir el proyecto que financió el DfID, ActionAid Bangladesh ha seguido utilizando el Reflect como enfoque para sus programas, y ha supervisado la creación de 413 círculos Reflect y 97 lokokendras en todo el país.

Lokokendra (Centro Comunitario)

Lokokendra (Centro Comunitario) Fuente: S M Zakir Hossain

El proceso de empoderamiento a través del Reflect:

En el proceso de empoderar a los pobres y a los marginados empleando el enfoque Reflect se comienza por atraer a «alumnos» a los círculos.8 El trayecto del Reflect se extiende por lo general durante 24 meses, y su programa contiene círculos ordenados en dos etapas, a saber, círculos básicos y postcírculos. Este proceso incluye un período preparatorio de precírculo de 3 meses (estudio de antecedentes, encuesta de referencia, selección de participantes, reclutamiento y capacitación de los facilitadores y del personal, etc.); un período de 9 meses de círculo básico, seguido de una evaluación final; y un período de postcírculo de 12 meses. En el círculo básico, los participantes adquieren aptitudes de lectura, escritura y cálculo, a lo cual se suman la alfabetización visual y vocal. El objetivo de las actividades de postcírculo es que los participantes en el Reflect lleguen a adquirir un nivel de alfabetización sostenible mediante la consolidación y el refuerzo de su aprendizaje, de modo que sean capaces de desarrollar hábitos y prácticas permanentes para aprovechar las aptitudes asimiladas tras una permanencia de 9 meses en el círculo.

Los puntos de acción en el Reflect cumplen una función esencial en el fomento de las capacidades de los participantes para resolver problemas, además de desarrollar su nivel de toma de conciencia. Esos temas y/o puntos de acción van desde la salud y la higiene hasta cuestiones más delicadas relativas a la privación y la explotación económica y social.

Dentro del proceso Reflect se utiliza una amplia gama de metodologías participativas para ayudar a crear un ambiente abierto y democrático donde todos pueden contribuir. Las herramientas de visualización elaboradas por los profesionales dedicados a la ERP revisten particular importancia y facilitan una estructura para el proceso. Entre ellas se incluyen mapas, calendarios, matrices, diagramas de río, diagramas de árbol y otros auxiliares gráficos. Sin embargo, en el Reflect también se recurre a muchos otros métodos y procesos participativos, por ejemplo el teatro, el juego de rol, las canciones, la danza, el vídeo y la fotografía. Constantemente se están incorporando nuevas técnicas.

Los grupos a los que estamos atendiendo a través del Reflect están formados por personas marginadas que viven en zonas urbanas y rurales en condiciones de extrema pobreza (hombres, mujeres, niños y niñas y adolescentes). Entre ellas se incluyen discapacitados, las comunidades aborígenes, la comunidad de minorías profesionales (como zapateros remendones, tejedoras, pescadores, etc.), habitantes de barrios marginales, etc. Cabe recordar que la duración efectiva de la antedicha trayectoria de Reflect de 24 meses puede variar en función de las necesidades y los requerimientos de los participantes.

Lokokendra: Organización popular a nivel de las bases

Si bien no se suele expresar de manera explícita, la premisa que subyace en muchas de las organizaciones populares, incluidos los lokokendras, es atender a las necesidades de personas socialmente excluidas. Bennett (2002) ha elaborado un marco en el que

«el empoderamiento» y «la exclusión social» son concebidos como enfoques complementarios que se refuerzan mutuamente. Bennett describe el empoderamiento como «el mejoramiento de los recursos y las capacidades de diversos individuos y grupos para comprometer, influenciar y responsabilizar a las instituciones que les conciernen», en tanto que la inclusión social es definida como «la eliminación de las barreras institucionales y el mejoramiento de los incentivos para aumentar el acceso de diversos organismos y grupos a recursos y oportunidades de desarrollo».

En la Segunda Fase del Reflect, los objetivos del lokokendra han sido descritos de la siguiente manera: «proporcionar una plataforma para los graduados del Reflect y otros neoalfabetos de la zona, que les permita poner en práctica los conocimientos y las aptitudes adquiridos en los círculos Reflect y emprender otras actividades socioculturales».9 Más adelante, en 2002 se produjo un cambio ostensible en la propia conceptualización de ActionAid con respecto al lokokendra, según consta en un documento10 en el que se señala que

«la visión se ha ampliado, porque ahora se considera que el lokokendra va a permitir que la gente se organice, tarea que no solo involucrará a todos los componentes de la educación permanente, sino que además organizará la totalidad de la labor asociada a la promoción, creará una plataforma para que los habitantes locales exijan justicia y negocien en favor de sus derechos ante la autoridad local y la estructura de poder».

Con esta nueva visión, la estructura institucional del lokokendra ha cambiado para incluir a nuevos miembros de la comunidad de pobres y marginados, que se suman a los graduados del Reflect.

Desarrollo del liderazgo a través del Reflect

El empoderamiento no puede ser conferido por una tercera parte. Antes bien, aquellos que pretenden ser empoderados deben exigir ese derecho. Así pues, las agencias de desarrollo no pueden empoderar a las mujeres; lo que sí pueden hacer es limitarse a facilitar el proceso de empoderamiento.11 ActionAid Bangladesh está supervisando la tarea de implementación del Reflect en distintos niveles, y lo cierto es que la totalidad del proceso del Reflect contribuye al empoderamiento de los pobres y marginados, en especial de las mujeres. Uno de los tres componentes interrelacionados en la programación del Enfoque de ActionAid basado en los Derechos Humanos (Human Rights Based Approach – HRBA) es el empoderamiento, proceso que incluye intervenciones tales como propiciar la creación de conciencia, crear una conciencia crítica y organizar a los titulares de los derechos.12 Ateniéndose a la orientación programática del enfoque HRBA, ActionAid organiza diversos ejercicios de capacitación, capacitación de capacitadores de Reflect, capacitación sobre ERP, capacitación sobre género y derechos, capacitación sobre el marco de evaluación del Reflect, capacitación basada en temas específicos, capacitación sobre administración del lokokendra, etc. Se programan visitas de intercambio, al igual que talleres de revisión y reflexión, y se celebra una Convención de Organizaciones Populares. Estas iniciativas para la creación de capacidades permiten que los practicantes del Reflect desarrollen sus aptitudes para propiciar la realización de actividades centradas en dicho enfoque, habida cuenta de la importancia de crear capacidades a nivel local para el liderazgo y la autonomía.13

En su afán de promover el liderazgo de los pobres, en especial de las mujeres, ActionAid Bangladesh puso en marcha el programa de fomento del liderazgo femenino, que se concentra en miembros de los lokokendras. En 2010, la Unidad de Desarrollo del Reflect identificó a las potenciales dirigentes de los lokokendras que deseaban presentarse como candidatas a las elecciones de 2011 para los Union Parishad (UP),14 y, en cooperación con el Equipo de Género y Derechos de la Mujer de esta entidad, organizaron cursos de capacitación para las dirigentes escogidas.

Una de las 21 mujeres elegidas para ejercer como miembros del UP es Rokeya Khatum, cuya experiencia quisiéramos compartir. Al ser entrevistada, comenzó su relato señalando: «No estaba segura de si debía hacerlo, pero reflexioné sobre el tema después de una propuesta que me hicieron las amigas con las que participo en las labores de desarrollo en nuestra comunidad. En una reunión de debate sobre la elección de 2011 para el UP, los miembros del lokokendra de Bishwas15 me propusieron que me presentara a la elección. En un comienzo me mostré escéptica ante la idea, pero al cabo de dos días ya soñaba con ser elegida como dirigente». Agregó que, aun cuando la habían inscrito en la escuela primaria, la pobreza le impidió continuar sus estudios. Con todo, su afán de aprender y estudiar más la llevó a incorporarse al círculo Reflect en 2002.

Desde el principio se reveló como una alumna brillante, y siempre deseaba estar informada de sus derechos. No quería depender de su marido y pretendía aumentar su contribución al ingreso familiar. Tras graduarse del Reflect asumió un papel de liderazgo en la creación de un lokokendra para la comunidad en 2005. Entretanto, Rokeya recibió capacitación en costura y explotación agrícola, y comenzó a cultivar verduras en su campo. También aprendió a obtener beneficios de sus actividades y a criar adecuadamente sus vacas, patos y gallinas. Logró maximizar su aportación al ingreso familiar gracias a un eficaz plan de negocios que aprendió a elaborar en el lokokendra. A través del lokokendra se asoció a las iniciativas para el desarrollo de su región, motivada por su deseo de luchar por el alivio de la pobreza, pues ella sabía cómo contribuir al mejoramiento económico de la sociedad. Sus cualidades de liderazgo también se desarrollaron mientras trabajaba por el progreso de su región.

Los miembros y el Comité Ejecutivo del lokokendra de Bishwas animaron a Rokeya a participar en las elecciones del UP y se comprometieron a ayudarla en todo lo que estuviera a su alcance. En marzo de 2011, Rokeya decidió asumir el desafío, mientras que los miembros del lokokendra le prestaron una valiosa ayuda. Tanto ellos como sus respectivas familias colaboraron entregándole dinero y haciendo campaña a su favor, además de apoyarla en otros aspectos. Rokeya tuvo que gastar 1.105.000 takas (alrededor de US$13.000) para financiar toda la labor de proselitismo, suma que reunió recurriendo a sus ahorros, a hipotecas, a la venta de vacas y cabras, a aportaciones de parientes y a la ayuda de los miembros del lokokendra. Todos estos esfuerzos no fueron infructuosos, y Rokeya Khatum fue elegida miembro del UP.

«Sentí una enorme felicidad luego de conseguir el cargo. Mis compañeros en el lokokendra y mi familia también estaban muy contentos por mi éxito. Ahora me siento honrada porque personas de mi región están acudiendo a mí por distintos tipos de asuntos, solicitando mi opinión y tratándome con respeto». Al referirse a sus planes para el futuro, Royeka señaló: «Quisiera fortalecer nuestro lokokendra, y me gustaría que se incorporaran más mujeres. Si pretendemos fomentar el desarrollo social en nuestra zona, debemos empoderar a las mujeres. También es preciso hacerlas adquirir conciencia de sus derechos».

Asimismo, Rokeya tiene en mente algunos proyectos para mitigar la pobreza en su región. Al respecto declaró:

«Como miembro del UP deseo trabajar en diversos programas de concienciación. Pretendo dar buen uso a los fondos públicos, y espero que las tarjetas para los programas de Desarrollo de Grupos Vulnerables (Vulnerable Group Development – VGD) y Alimentación de Grupos Vulnerables (Vulnerable Group Feeding – VGF) sean emitidas adecuadamente. Asimismo, sueño con establecer los derechos de la mujer en mi región, terminar con el matrimonio infantil y la dote, y ocuparme de otras cuestiones apremiantes en mi circunscripción. Para alcanzar esos objetivos intentaré conseguir el apoyo de las autoridades competentes y de las personas».

Hay iniciativas de los lokokendras que podrían catalogarse como «movilización social», tendientes a recuperar del Territorio de Khas (que pertenece al Gobierno y supuestamente iba a distribuirse entre los agricultores pobres y sin tierra) y bienes de uso común y libre disposición, como cursos de agua y ríos, que se encuentran usurpados por influyentes «acaparadores de tierras» locales. Existen antecedentes de experiencias exitosas en que se organizaron movilizaciones masivas y se comprometió la participación de la administración local (incluida la policía) para recuperar tierras en disputa y entregarlas a familias que carecían de ellas, para castigar a los responsables de graves maltratos en contra de mujeres, y para prevenir el matrimonio infantil.16

La repercusión de este tipo de iniciativas y de las experiencias exitosas debería situarse en el verdadero contexto de los lokokendras. Cuando los miembros de los lokokendras sostienen que «ahora tenemos el valor para hablar con los borolok (personas ricas y poderosas) y con la policía», ello no solo es señal de un mayor grado de confianza en sí mismos, sino además de cambios en las relaciones de poder en la realidad de las comunidades de base. Es el reflejo de un proceso de generación de poder popular, que es una de las condiciones esenciales para exigir derechos de titularidad y facultades potenciales para un movimiento social en favor de una «transformación creativa»17 conducente a una sociedad justa.18

Trabajo en red al interior del Reflect

Es importante considerar los vínculos que se han establecido entre los participantes en los distintos círculos y lokokendras para compartir sus experiencias y levantar una poderosa voz contra la injusticia y la desigualdad. En vista de lo anterior, los practicantes del Reflect crearon foros y alianzas en diferentes niveles, tales como foros de facilitadores de Reflect y foros de cónyuges a nivel comunitario; foros de lokokendras a nivel subdistrital y distrital; el Foro de «Practicantes del Reflect» de Bangladesh; el «Foro de Organización Popular»; y el foro más tarde denominado «Sociedad para la Educación y el Desarrollo Participativos» (Society for Participatory Education and Development – SPED). La SPED, una red nacional de Reflect, es una iniciativa cuyo fin es vincular a las organizaciones que implementan el Reflect, y que no hace mucho, en 2008, estableció el Centro de Investigación y Capacitación sobre el Reflect» (Reflect Research and Training Center – RRTC) en Dacca, gracias a la generosa contribución de los lokokendras y de practicantes del Reflect. Esta red está cumpliendo un papel decisivo junto con ActionAid Bangladesh en la organización de Convenciones de Organizaciones Populares, que se celebran anualmente y congregan a alumnos adultos y a facilitadores como representantes de organizaciones populares de todo el país. El SPED también organiza sesiones de capacitación, visitas de intercambio, talleres de revisión y reflexión, estudios e investigaciones, campañas y eventos específicos, como la celebración del Día Internacional de la Alfabetización, el Día de la Mujer, o el Día Mundial de la Alimentación. La SPED está vinculada a la Red asiática del Reflect; la Red Internacional de Reflect o Círculo de Acción y Comunicación del Reflect a Nivel Internacional (Circle of International Reflect Action and Communication – CIRAC); y la Oficina del Asia y el Pacífico Sur para la Educación de Adultos y la educación basíca (Asian South Pacific Association for Basic and Adult Education – ASPBAE).

AFAB Círculo Reflect

Círculo Reflect Fuente: S M Zakir Hossain

Las principales lecciones aprendidas19

     

  • El enfoque Reflect depende en gran medida de las aptitudes del facilitador del círculo. Si él o ella carece de esas habilidades, es probable que el enfoque no alcance los objetivos óptimos. Más adelante puede surgir la necesidad de discurrir otros métodos pedagógicos que permitan alcanzar los resultados con facilitadores menos experimentados, o de utilizar una combinación de enfoques pedagógicos.
  • El idioma es un tema relacionado. Si bien el módulo Reflect da pasos hacia la alfabetización y generación de palabras se imparte en bengalí, muchos de los grupos étnicos hablan su propia lengua, aunque es probable que no cuenten con una escritura particular. Por ejemplo, la palabra para referirse a la madre en bengalí es «mai»; en santali, «gogo»; en malla, «ayi», etc. Por consiguiente, el idioma empleado puede influir en los resultados de aprendizaje.
  • En los círculos básicos y los postcírculos tienen cabida el análisis crítico, la resolución de problemas, al igual que la toma de decisiones y las iniciativas a nivel colectivo. Se han adoptado medidas para resolver problemas a nivel del grupo familiar, como la violencia doméstica; a nivel comunitario, como el talaq (divorcio o repudio verbal) o el matrimonio infantil; y a nivel gubernamental, como lo relativo al territorio de Khas, el suministro de agua potable, etc. Se trata de logros meritorios.
  • Al idearse el concepto de lokokendra, lo que se pretendía era crear un mecanismo institucional que pudiera ayudar a mantener estos logros al proporcionar un espacio y un contexto legítimos para reunirse, debatir, resolver problemas e impartir educación permanente. Los lokokendras creados hasta la fecha están cumpliendo esas expectativas. Asimismo, se aseguran de que la comunidad apoye las iniciativas en favor de la mujer, comprometiendo la participación de los hombres, que anteriormente han intervenido en los foros de cónyuges.
  • Los pobres y los marginados pueden innovar e introducir cambios en su vida. Están elaborando sus propios materiales innovadores, que emplean en actividades de educación y creación de conciencia, y en negociaciones con el Gobierno para conseguir acceso a los recursos. Pueden hacer valer sus derechos y luchar por ellos, y en caso necesario se les presta el debido apoyo. Son capaces de agenciárselas para establecer una relación de cooperación en algunas áreas con ciertas dependencias gubernamentales, y para modificar la mentalidad de los funcionarios públicos.
  • La promoción del buen gobierno a través del Reflect puede resultar ser muy eficaz. El Reflect puede surgir como una inversión estratégica a nivel de las comunidades de base, con repercusiones de amplio alcance en los medios de subsistencia de los pobres y los marginados.
  • La gestión de conocimientos conceptuales y de otra índole es una condición necesaria para que los círculos Reflect y los lokokendras promuevan eficazmente la movilización social y el cambio. Es menester aplicar un enfoque multidisciplinario a fin de aumentar el grado de conciencia crítica de los oprimidos y marginados.
  • Para llevar a cabo el proceso de concienciación se requiere tiempo y la asignación de recursos suficientes, para así garantizar una aportación conceptual de calidad y alcanzar un mayor grado de conciencia de la realidad. La supervisión y la evaluación de carácter participativo y estratégico es fundamental para lograr los objetivos deseados.
  • Los alumnos adultos requieren que sus propias organizaciones los ayuden a mantener en el tiempo sus aptitudes de lectura y escritura, como también sus iniciativas de desarrollo, y tienen que elaborar el plan de desarrollo de su organización e implementarlo como corresponde. No obstante, es preciso negociar con las élites locales, con representantes de sectores populares y con la burocracia. Además, las organizaciones populares como los lokokendras deben ser diseñadas de tal manera que la agenda de transformación no se vea modificada por la intervención de actores con agendas distintas.
  • Una ventaja fundamental de los lokokendras radica en su sentido de unidad y en su superioridad numérica, elementos decisivos al momento de reivindicar derechos frente a las autoridades públicas. Al promoverse una causa resulta indispensable emplear un enfoque de gestión por grupos, el cual puede ayudar a adquirir derechos a nivel del Union Parishad. Según la experiencia de las ONG que implementan el Reflect, su voz se hace oír con mayor fuerza en el UP cuando están trabajando con dos lokokendras, abarcando 6 a 7 aldeas, que cuando están relacionas solo con uno. Todos los socios de las ONG han reconocido de una u otra manera la importancia de esa agrupación, lo cual se ha traducido en la formación de comités y foros a nivel de aldeas, uniones, y a veces de subdistritos.
  •  

 

 

 

 

 

Fuente: S M Zakir Hossain





Conclusión

Un estudio llevado a cabo por Nitya20 reveló que los círculos Reflect ofrecían, sin du-da, una oportunidad para que las mujeres conversaran sobre sus asuntos, debatieran en torno a una amplia gama de temas y adoptaran medidas colectivas para resolver determinados problemas, y que no se les puede pedir a los lokokendras que sean distintos a la sociedad en su conjunto y en cierta medida reproduzcan las relaciones sociales imperantes, pero sí cabe pensar en la conveniencia de generar un proceso de cambio progresivo y gradual. A nuestro juicio, el recorrido acaba de iniciarse y tenemos que trabajar con mayor ahínco, ya que la cantidad de lokokendras aún no es significativa si se tiene en cuenta el número de comunidades de pobres y marginados en Bangladesh. Existen motivos para creer que no estamos solos en este empeño, ya que diversas organizaciones están replicando este modelo. Así pues, quisiera concluir reiterando las palabras del gran educador Paulo Freire:

«Sin poder siquiera negar la desesperanza como algo concreto y sin desconocer las razones históricas, económicas y sociales que la explican, no entiendo la existencia humana y la necesaria lucha por mejorarla sin la esperanza y sin un sueño».

Notas

1 UNESCO. Actas de la Conferencia General, en la nota 5 «Contenido de la educación de adultos», resolución 19c, Anexo I.III.9y 13, p.7.
2 EKATA, sigla de Empowerment, Knowledge and Transformative Action (Empoderamiento, Conocimiento y Acción Transformativa).
3 Se trata de una palabra bengalí que significa «diálogo».
4 Palabra santali que significa «desarrollo global».
5 Department for International Development. El Departamento del Gobierno Británico para el Desarrollo Internacional.
6 Lokokendra es una palabra bengalí que significa «centro comunitario».
7 Kate Newman, «Reflect in Bangladesh: the future of reflect across the Asia region and internationally», octubre de 2006, págs. 5-6.
8 La palabra «círculos» se emplea en lugar de «aulas» para subrayar que se trata de un proceso muy distinto de aprendizaje para convertirse en una persona instruida. En vez de «alumnos», en el Reflect se usa el término «participantes». Por lo general, un círculo Reflect consta de 20 a 25 participantes.
9 ActionAid Bangladesh, «Project Proposal: Reflect Phase II». Sometido a la consideración de DFID-Bangladesh. Dacca, 1999, p. 37.
10 ActionAid Bangladesh, «What is Lokokendra». Nota informativa. Dacca, 2002.
11 B R Siwaldeputy, Empowerment of Women: Conceptual Framework, p. 1.
12 ActionAid International, Action on Rights: HRBA Resource Book, noviembre de 2010, p.96.
13 Uphoff, N, M.J.Esman y A. Krishna. Reasons for Success: Learning From Instructive Experiences In Rural Development. Kumarian Press, Connecticut, EE.UU. 1998, p. 61.
14 La instancia inferior en el gobierno local de Bangladesh.
15 Nombre del lokokendra situado en la aldea de Harishpur, en el distrito de Jhinaidah, Bangladesh.
16 Azizur Rahman Khan, Study on Reflect Programme and Lokokendra, diciembre de 2010, p. 7.
17 El concepto de transformación creativa se refiere a una estrategia no violenta para provocar un cambio social, que no tiene que ver con ni con una reforma jurídica para perpetuar la privación estructural ni con una revolución violenta emprendida por el vanguardismo autoritario; aún no ha ganado popularidad en el discurso de desarrollo.
18 Ibíd. 9.
19 Las lecciones aprendidas fueron extraídas de estudios recientes y de Informes Anuales de Reflect elaborados por ActionAid Bangladesh.
20 Dr. Nitya Rao, Universidad de East Anglia, «Promoting People’s Organization: The Lokokendra Experience», mayo de 2005, p. 21.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Más artículos

Lea la edición completa

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.