Marah Sayaman

En ninguna región se experimentan con tanta intensidad las consecuencias del cambio climático y del calentamiento del planeta como en la región de Asia y el Pacífico, con sus densamente poblados países costeros e insulares que se ven azotados por desastres naturales cada vez más violentos. Tanto la formación escolar como la educación no formal son herramientas clave para crear conciencia en la gente acerca de los cambios en las condiciones del medio ambiente, y para entregarles ideas, conocimientos y asistencia que les permitan afrontar las consecuencias de este fenómeno. Marah Sayaman, funcionaria del Centro para Asuntos Ambientales (Center for Environmental Concerns – CEC) de Filipinas, describe la situación de la educación sobre el cambio climático (ECC) y los esfuerzos por vincular las experiencias y los enfoques más apropiados en una extensa red denominada Iniciativa de aprendizaje sobre el cambio climático que moviliza iniciativas destinadas a transformar el ambiente en la región de Asia y el Pacífico (Climate Change Learning Initiative Mobilizing Actions for Transforming Environments in Asia-Pacific, o CLIMATE Asia Pacific).

Lecciones para el cambio

La educación como respuesta frente al cambio climático

Debido a sus efectos inmediatos y palpables en la vida de las personas, el cambio climático constituye un fenómeno que ha captado la atención —y a veces se ha transformado en la principal preocupación— de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) de la región de asia y el Pacífico. La masiva respuesta frente al problema climático ha quedado de manifiesto en el hecho de que varios tipos de organizaciones —desde grupos sectoriales hasta organizaciones no gubernamentales, con intereses que fluctúan entre la protección del medio ambiente, la agricultura y el empoderamiento de las personas— ya se encuentran participando en iniciativas de promoción asociadas al cambio climático.

El denominador común para todas estas entidades es el compromiso con el objetivo de crear un mayor grado de conciencia en la gente respecto de este fenómeno a través de la educación sobre el cambio climático (ECC). Se estima que, al recibir estas enseñanzas, las personas pueden ser capacitadas para librarse de los peores efectos del cambio climático, no solo mediante la adquisición de tecnologías y estrategias de adaptación, sino además al ejercer el empoderamiento que trae aparejado la posesión de esos conocimientos.

Tal es la naturaleza de la campaña de promoción en que se basa la Iniciativa de aprendizaje sobre el cambio climático que moviliza iniciativas destinadas a transformar el ambiente en la región de Asia y el Pacífico, y la esperanza es que se propague por toda la región. esta red de educadores y promotores, que cuenta con organizaciones integrantes en 10 países, aboga por el fortalecimiento de la capacidad de la región para hacer frente a este fenómeno desde las comunidades de base —donde se encuentran las personas más vulnerables— hasta los niveles superiores, donde las políticas son diseñadas para orientar el rumbo de cada país hacia el desarrollo. La primera medida de la red con miras a alcanzar este objetivo consiste en revitalizar la ecc y ampliar el acceso de las personas a la información sobre el cambio climático.

Problemas asociados al clima

el entusiasmo demostrado por las numerosas OSC especializadas en asuntos climáticos supone, tal vez, una respuesta masiva frente a la magnitud de los problemas que podrían afrontar en el curso de su labor. así pues, mientras, por un lado, existe una enorme variedad de opciones para lograr que las personas se adapten de la mejor manera posible a los efectos de un clima en permanente cambio, por otro lado también persiste una infinidad de problemas en regiones del mundo densamente pobladas, pero enormemente subdesarrolladas.

La pobreza generalizada, las relaciones desiguales entre los géneros, los males sociales profundamente arraigados y la débil gobernanza, son problemas característicos de la mayoría de los países de la región de asia y el Pacífico. Habiendo sido arrastradas a esta situación tras años de tumultuosa ocupación extranjera, y luego soportando el predominio de políticas de globalización aplicadas durante la era postcolonial, dichas naciones figuran actualmente entre las más vulnerables a las devastadoras consecuencias del cambio climático. La estructura socioeconómica en el escenario local y mundial no ha hecho más que aumentar la vulnerabilidad de la región, que puede atribuirse a su entorno geográfico y natural.

La región de asia y el Pacífico alberga muchos estados insulares y archipielágicos, y por tanto a millones de comunidades costeras que dependen del agua para conseguir su sustento y sobrevivir. Situados en la vasta extensión de agua del océano Pacífico, estos países son también azotados frecuentemente por monzones, tifones y ciclones. un adecuado régimen de lluvias, un clima entre tropical y moderado, y la abundancia de tierras fértiles han hecho de esta región un sitio ideal para el cultivo, por lo que la agricultura se ha convertido en la principal fuente de subsistencia para sus habitantes.

Rapurapu: Entrenamiento para reducir los riesgos de catástrofes
Fuente: Marah Sayaman

Sin embargo, el entorno natural ha creado las condiciones para que la región sea especialmente vulnerable a los rigores del cambio climático. La escasez de recursos hídricos es uno de los problemas que, según las previsiones, se verá agravado por el cambio climático durante los años venideros. Solo por citar el caso de china, se sospecha que la alteración del patrón de distribución de los recursos hídricos debida al cambio climático ha incidido en la tendencia decreciente en la escorrentía de agua en seis ríos principales (a saber, Haihe, Huaihe, amarillo, Shonghua, Yangtsé y Perla) observada durante las últimas cuatro décadas.

También se prevé un deshielo de la capa glacial en la región, a raíz de lo cual empeorarán las consecuencias de las inundaciones que afectan a las comunidades situadas río abajo. el instituto nacional de investigaciones sobre el agua y la atmósfera de nueva zelanda (national institute of Water and atmospheric research – NIWA) ha señalado que los glaciares de los alpes Meridionales han perdido más de un 10% de su volumen de hielo desde 1977, como resultado de un aumento de un grado en la temperatura de la región. también se ha observado un fenómeno de deshielo y de retroceso de la capa glacial en la región de los Himalaya, lo que ha alterado el paisaje en la meseta de Qinghai-tíbet y ha aumentado los riesgos de inundaciones río abajo en las regiones orientales de china.

El medio de subsistencia de los habitantes de la región de asia y el Pacífico es tal vez la principal preocupación en medio de esta debacle climática, por cuanto los países de la zona dependen en gran media de las estaciones y de los regímenes de lluvia para su provisión de alimentos y para su generación de ingresos. el Ministerio del Medio ambiente de camboya ya ha detectado una reducción en el rendimiento de las cosechas como un impacto negativo del cambio climático en el país, al tiempo que la producción agrícola en india se ha vuelto errática en cuanto a su volumen y su extensión.

también se vislumbra un aumento en la frecuencia y en la magnitud de las catástrofes naturales. en Filipinas, diez de los veinte tifones más violentos que jamás hayan azotado al país se registraron a partir de la década de 1990, y en el período transcurrido desde 2006 hasta ahora se han observado las cifras más altas en cuanto a pérdida de vidas y daños materiales. La impredecibilidad de los patrones climáticos también está poniendo en riesgo la vida de los habitantes de bangladesh, donde el descenso en la cantidad de ciclones procedentes de la bahía de bengala desde 1970 se ha visto compensado por un aumento en la intensidad media de los mismos. Las costas de corea del Sur se encuentran también expuestas a una mayor frecuencia de inundaciones debido al aumento del nivel del mar.

Las estrategias de mitigación y adaptación con respecto al cambio climático carecen de eficacia si los habitantes no son plenamente conscientes de los peligros que afrontan y de sus opciones de supervivencia. así pues, a fin de prepararlos para resistir estos impactos, los habitantes deben ser informados de sus vulnerabilidades y de las formas en que éstas pueden corregirse para minimizar las repercusiones.

Educación para el cambio

La ecc tiene que ser diseñada de manera que se adapte a un contexto de condiciones sumamente precarias. el cambio climático ha introducido nuevos problemas en dos ámbitos estrechamente relacionados con este fenómeno. en la argumentación a favor de la sostenibilidad ambiental, el cambio climático es percibido como un fenómeno que complica aun más la relación del ser humano con su entorno natural, pues trae aparejados fenómenos que es preciso comprender a la luz de una nueva rama de las ciencias. Por otra parte, la labor de desarrollo afronta el desafío de adaptarse al ritmo de las cambiantes condiciones naturales del planeta. en la actualidad, el cambio climático es un importante factor en la gobernanza, la elaboración de políticas, la generación y disolución de prácticas sociales, e incluso en el mantenimiento de la cultura y los estilos de vida.

Para hacer realidad el objetivo de dotar a la población de las capacidades suficientes para continuar en una senda de progreso frente a esta amenaza mundial, no solo se espera que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) dominen el arte y la ciencia de la educación, sino que además tienen que ser creativas, innovadoras y críticas en la difusión de la ecc.

Existen diversos aspectos importantes que deben tenerse en cuenta al impartir la ecc: la capacidad técnica, los alumnos destinatarios, las vías y los recursos para el aprendizaje o la difusión de información, el contenido de los materiales didácticos, al igual que los métodos y las estrategias que se van a emplear. todos los elementos anteriores se encuentran interconectados, y sus relaciones permiten predecir la situación general de la ecc en un país.

La ecc en la región de asia y el Pacífico es impartida principalmente por ONG, agencias estatales e instituciones académicas. estas entidades poseen una óptima capacidad para difundir conocimientos técnicos y otro tipo de información entre el público en general. constituyen importantes vínculos en la ecc, ya que cuentan con recursos que pueden ser aprovechados para ampliar el alcance de la misma. Por ejemplo, las escuelas son el lugar ideal para iniciar el proceso de transversalización de la ecc, Hoy en día, las universidades de bangladesh que ofrecen cursos sobre estudios ambientales han incorporado a sus currículos las cuestiones relativas al cambio climático, mientras que los estudios sobre el clima se han transformado en una materia complementaria habitual en la enseñanza de las ciencias del ambiente.

Por otra parte, la educación no formal también es explorada como una alternativa viable a la ecc impartida en las escuelas. como respuesta al aumento en la frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos atribuibles al cambio climático, el cec de Filipinas diseñó módulos sobre gestión de catástrofes para comunidades situadas en zonas muy expuestas, tales como las tierras altas.

Por ahora, la tendencia parece sugerir la existencia de una dicotomía en la ecc. el Gobierno y el mundo académico se ocupan de aportar los conocimientos técnicos y de realizar investigaciones sobre el cambio climático, mientras que las oSc entregan conocimientos más prácticos para hacer frente a este fenómeno.

Mientras tanto, la selección de los alumnos destinatarios de la ecc está determinada principalmente por la vulnerabilidad de los participantes, por el acceso de la organización al potencial público objetivo, y por una serie de otros factores, tales como el equilibrio entre los géneros, la edad y las necesidades sectoriales. de los siete países encuestados por las organizaciones miembros de CLIMATE asia Pacific para estudios de alcance sobre la situación de la ECC en la región, los funcionarios públicos, los profesionales, los campesinos y los pueblos indígenas figuran entre los grupos más frecuentemente escogidos como alumnos beneficiarios.

La preferencia por los funcionarios públicos y los profesionales puede explicarse por la capacidad de ambos grupos para reproducir los proyectos de ecc, ya que ambos tienen ascendiente sobre las agencias y las instituciones académicas. Paralelamente, los grupos asociados a campesinos y pueblos indígenas son frecuentemente escogidos como destinatarios por ser considerados los más vulnerables a los efectos del cambio climático. ambos dependen de modos de subsistencia sensibles a los efectos del clima, y se encuentran indefensos frente a los desastres naturales agravados por el cambio climático, como las sequías y las inundaciones. Poseen la menor capacidad económica para recuperarse de los desastres, y el menor grado de acceso a la ayuda pública debido a su lejanía de las capitales urbanas y a su inferior nivel de escolaridad. afortunadamente, algunas oSc como MaSiPaG, una red de agricultores filipina, también están familiarizadas con nuevos métodos de cultivo y con medios de subsistencia alternativos, y están en condiciones de impartir capacitación y ofrecer seminarios de manera gratuita.

Si bien son muchos quienes desean tomar parte en esta iniciativa de promoción educativa, la insuficiente capacidad técnica y la relativa inexperiencia cuando se trata de afrontar el problema del cambio climático continúan limitando el alcance de la ecc. esta puede ser, asimismo, una de las razones por las que la ecc en la región se imparte de preferencia en las universidades, en tanto que las organizaciones dedicadas a la educación no formal comunitaria se quejan de la falta de correspondencia de los materiales didácticos disponibles con las necesidades y capacidades de los sectores vulnerables, como el de los campesinos.

Muchas de las organizaciones miembros de CLIMATE asia Pacific señalan que la falta de apoyo estatal para la ecc, ya sea a través de políticas o del desembolso de recursos, hacen retroceder la agenda para la resiliencia frente al cambio climático. Hay veces en que la prioridad estatal y la orientación de las OSC no coinciden en el mismo plano. otro conflicto que se añade a la dificultad de fomentar la ecc en determinados países es el efecto de las políticas internacionales en los suelos locales. en la región de asia y el Pacífico, la ambigua financiación del Fondo Verde para el clima y la renuencia de los países industrializados a prestar apoyo a los proyectos de adaptación se traduce en una disminución de los recursos para implementar los proyectos de ecc, y en una contracción de los presupuestos para las actividades en curso.

Es en este aspecto donde se aprecia la complejidad del desafío que plantea la ecc. a fin de concienciar eficazmente a las personas sobre el tema del cambio climático, las organizaciones comprometidas se ven en la necesidad de apelar a una serie de recursos: desde los materiales didácticos tradicionales, como los rotafolios, hasta nuevas modalidades basadas en medios audiovisuales, como canciones o vídeos. Muchas utilizan además presentaciones, y algunas, como cec-Phils, también incluyen en los módulos herramientas basadas en experiencias de aprendizaje estructurado.

La experiencia de CLIMATE asia Pacific también nos demuestra la necesidad de explorar los medios digitales, que constituyen una herramienta eficaz, y barata, para difundir información sobre el cambio climático. en 2011, la red creó una biblioteca virtual que sirve como depósito de materiales sobre el cambio climático y fenómenos atmosféricos relacionados.

Fuera del uso de los métodos más eficaces, el alcance y la esfera de acción de la ecc también influye en el éxito de esta empresa. Las amplias redes de oSc son, por tanto, fundamentales para promover la cooperación entre diversas partes interesadas, comprometiendo la participación de la mayor cantidad posible de grupos. en el caso de CLIMATE asia Pacific, gracias a la inclusión de la oficina del asia y el Pacífico Sur para la educación de adultos (Asian South Pacific Association for Basic and Adult Education – ASPBAE) en su red también resulta más fácil extender las campañas de promoción de la ecc por toda la región.

Así y todo, más allá de su labor de capacitar a las personas para resistir los impactos, la educación es percibida como una herramienta que tiene el poder de motivar a las personas para llegar a transformarse en miembros proactivos de la sociedad, especialmente en aspectos relativos al cambio climático y el medio ambiente. como recomienda la red india sobre Ética y cambio climático (indian network on ethics and climate change – INECC), no basta con limitarse a integrar en los currículos el tema del cambio climático y otros conceptos relacionados. el deber de los educadores también consiste en explicar la dimensión política del cambio climático, el desarrollo histórico del problema climático, y el concepto de responsabilidad común, pero diferenciada. estas ideas son fundamentales para determinar los orígenes de la vulnerabilidad, y aquí en la región de asia y el Pacífico la gente tiene derecho a saber quién y qué ha causado el problema climático.


CEC Equipo: Lo
s participantes del entrenamiento para reducir los riesgos de catástrofes Fuente: Marah Sayaman

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cooperación para el desarrollo costero, Bangladesh Fuente: Marah Sayaman

 

*Todos los datos citados en el artículo fueron extraídos de informes inéditos sobre estudios de alcance por países, emitidos por las organizaciones miembros de CLIMATE Asia Pacific, a saber la Sociedad de Desarrollo Costero de Bangladesh, el Centro de Asuntos Ambientales de Filipinas, la Asociación China para Cooperación entre ONG, la Asociación para la Conservación Cultural y Ambiental, la Red India sobre Ética y Cambio Climático, la Fundación Benéfica de Educación para Pueblos Indígenas Maoríes y del Pacífico, y el Centro de Educación Ambiental de Corea. Estos estudios fueron realizados en asociación con la Oficina del Asia y el Pacífico Sur para la Educación de Adultos (Asian South Pacific Bureau of Adult Education – ASPBAE) y DVV International Asia.

Para leer la versión completa de los estudios de alcance, visite climatedigitallibrary.org/studies. También puede comentar estos estudios y compartir sus puntos de vista sobre la ECC y la educación empleando el vínculo mencionado anteriormente.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.