Gina Ebner/Michael Samlowski

El Consejo de Europa está formado por 47 países, con 800 millones de habitantes. En conjunto hacen de Europa una región con una historia sumamente diversa, numerosos idiomas y un disímil desarrollo cultural y económico. Esta diversidad también queda de manifiesto en sus sistemas educativos extraordinariamente heterogéneos, que en ocasiones difieren incluso dentro de los límites de un determinado país. Sin embargo, la historia de la Asociación Europea para la Educación de Adultos demuestra que a pesar de esas disparidades existen intereses comunes que pueden ser servidos más eficazmente mediante esfuerzos conjuntos. Gina Ebner es Secretaria General de la AEEA. Entre 1998 y 2004, Michael Samlowski ocupó una de las vicepresidencias de la AEEA en representación de la Asociación Alemana de Educación de Adultos (DVV).

La dimensión europea de la educación de adultos en la práctica: la Asociación Europea para la Educación de Adultos(AEEA) 

La AEEA fomenta el aprendizaje permanente y se esfuerza por aumentar las posibilidades de acceso a la Educación de Adultos formal y no formal para todas las personas, especialmente para los grupos insuficientemente representados. Las motivaciones de quienes participan en la Educación de Adultos pueden abarcar desde el desarrollo de competencias para satisfacción personal y el perfeccionamiento profesional, hasta el cambio social y la ciudadanía activa; el desarrollo sostenible y la generalización de la perspectiva de género; un mayor grado de concienciación cultural e intercultural y un nivel de conocimiento más alto. (Lema de la AEEA)

La educación de adultos no es una invención de nuestros días. Su origen se remonta a siglos pasados y se encuentra vinculado a las tradiciones educativas europeas y a los movimientos sociales. en consecuencia, no es y nunca ha sido el resultado de la estrechez de miras que caracterizó al modelo del estado-nación, el cual ignoraba fenómenos que tenían lugar más allá de sus reducidos márgenes propios, o bien los tildaba de ajenos y los rechazaba por considerarlos incompatibles con el carácter y el ideario propios de cada una de las comunidades nacionales o estatales. Por el contrario, evolucionó de manera constante a partir del diálogo intelectual transnacional, así como de la expansión y el desarrollo permanentes de los razonamientos, las percepciones y las prácticas existentes en aquel entonces y sobre los cuales era posible basar el desarrollo intelectual ulterior con una dimensión europea.

En este artículo no pretendemos profundizar o precisar esta premisa básica, sino que la consideramos como algo ya demostrado y, más aún, como una conclusión lógica de la historia intelectual de europa en general. Porque esta historia siempre tuvo un carácter internacional y multicultural. Los griegos se valieron de los conocimientos de los egipcios; los romanos, del saber de los helenos; los germanos, a su vez, aprovecharon la cultura de los romanos; la juglaría alemana se basó en las canciones de los trovadores franceses; el pintor italiano canaletto es el autor de las panorámicas más maravillosas de dresde y Varsovia, en tanto que los viajes educativos por la península itálica fueron considerados prácticamente como una obligación tanto por Goethe como por la nobleza inglesa. La afirmación de que aquello que se puede decir de la cultura general resulta igualmente válido para la educación de adultos es tan trivial como acertada.

En consecuencia, el diálogo sobre conceptos y prácticas organizativas de la educación permanente fue siempre un imperativo para quienes estaban dispuestos tanto a aprender de las ideas y experiencias foráneas como a compartir las propias e inspirar la labor de los demás. teniendo en cuenta la precariedad que caracterizó al sector de la educación de adultos, la estrechez de miras y los modestos ingresos de las personas comprometidas con esta tarea en la época de posguerra —especialmente en comparación con la situación actual—, este intercambio no podía ser dejado al albedrío de la iniciativa individual. Por ello, la decisión de fundar una asociación europea para la educación de adultos, adoptada en 1953 por un grupo de visionarios educadores de adultos, entre los que se contaban el alemán Helmut dolff, el británico arthur Stock y el holandés bob Schouten, fue absolutamente acertada. esta asociación se llamó Oficina Europea para la Educación de Adultos y tuvo su sede en la ciudad de amersfoort, en Holanda.

De esta manera se fue preparando el terreno para la evolución de la cooperación internacional en el campo de la educación de adultos, una actividad que la gente más adelante daría en llamar trabajo en red. Sin embargo, la forma y los contenidos de este tipo de trabajo eran bastante informales y rudimentarios. en el campo de la educación de adultos predominaba el interés por superar las fronteras de la europa de posguerra, fomentar el conocimiento mutuo y la comprensión recíproca para así promover el acercamiento entre los pueblos. La mejor manera de lograrlo consistía en facilitar el intercambio técnico-profesional internacional entre colegas. La organización de la asociación se encontraba en sus inicios. Los estatutos carecían de una estructura con respecto a la representatividad regional o bien institucional. Los afiliados eran de todo tipo: individuos, asociaciones a nivel nacional (como la DVV), o a nivel de estados federados (como en el caso de los miembros de la DVV), pero también simplemente una que otra universidad popular. en otros países la situación era similar. en los Países bajos y en Gran bretaña esta nueva asociación despertó un interés muy especial, lo cual se tradujo en un gran número de afiliados. Por otra parte, determinadas regiones, como por ejemplo europea Meridional y oriental, no se encontraban representadas en absoluto. Por lo general se contaba con suficientes recursos financieros para realizar una intensiva labor de proyectos y para llevar a cabo iniciativas de mayor envergadura. en atención a que el pago de las cuotas era más bien voluntario, y por ende esporádico, también las actividades tenían un carácter bastante informal. Las conferencias europeas sobre educación de adultos podían ser organizadas y celebradas en diferentes sedes respectivamente, sin que se tuviese que observar una determinada agenda. La oficina era más bien un lugar para que expertos de mayor y menor renombre — ciertamente todos ellos muy activos y conocidos en sus respectivos países— se reunieran regularmente y llegaran a acuerdos. Pero la oficina carecía de la iniciativa sistemática y de la energía necesarias para cumplir eficazmente su labor política y educativa. Su afiliación al consejo internacional de educación de adultos (International Council for Adult Education) tenía un carácter igualmente informal, como informal era también el propio icae.

Esta exposición se realiza sin mayor ánimo de crítica. La organización era el reflejo de las ideas y aspiraciones de los miembros de entonces. Se debe tener presente que hasta la década de 1980 en numerosos países europeos era fácil acceder a financiación estatal para celebrar seminarios y conferencias sobre educación de adultos. Por consiguiente, en lo referente a su organización y forma de trabajo, la oficina indudablemente estaba a la altura de los requerimientos de la época. Quien desee profundizar en la historia de la asociación europea para la educación de adultos puede obtener mayor información en la siguiente página web: http://www.aeea.org/index.php?k=15554.

Sin embargo, pronto la oficina europea se vio sometida a una creciente presión reformista, consecuencia de una rápida evolución en el estado de cosas y en las condiciones generales. La oficina, no obstante, demostró una marcada inercia y una renuencia a reestructurarse. entre las condiciones de referencia se debe nombrar en primer lugar el desarrollo al interior de las comunidades europeas y su creciente influencia en las decisiones políticas soberanas de los estados miembros. al formular los programas que también financia, la unión establece los marcos reguladores, los cuales —no obstante la invocación del principio de subsidiariedad— son acatados por los estados miembros con mayor o menor renuencia y a pesar de que a veces difieren de sus propios principios y prioridades. el alcance de esta normativa supranacional sobre políticas educativas se encuentra en directa relación con la intensidad del esfuerzo, también supranacional, realizado por las instituciones de la educación de adultos para hacerle frente y, de ser posible, influir en ella.

Otro elemento clave que marcó notoriamente las transformaciones que tuvieron lugar al interior de la asociación europea fue el derrumbamiento de las estructuras socialistas en los estados de europa central y del este y la consecuente necesidad de encarar este desarrollo también en el campo de la educación de adultos. La educación permanente se mantuvo tambaleante en todos los países. Las organizaciones que lograron sobrevivir en el nuevo panorama educativo se orientaron claramente según los modelos occidentales y buscaron la cercanía y el contacto con las organizaciones de occidente.

Desde comienzos de la década de 1990, los miembros de la oficina europea de educación de adultos tuvieron claro que solo una reorientación hacia los procesos de toma de decisiones que tenían lugar en el seno de las direcciones generales pertinentes de la comisión europea, sobre la base de las pautas dictadas por el Parlamento europeo y el consejo de Ministros, podría evitar el colapso de la educación de adultos en europa. Las decisiones sobre normalización y financiación fueron tomadas cada vez con mayor frecuencia en bruselas. Las directivas y normas de adjudicación de las líneas presupuestarias del Fondo Social europeo y de los programas sectoriales, bautizados con nombres provenientes de la mitología griega y la historia cultural europea —tales como erasmo, eurídice, Minerva, Sócrates y Leonardo—, determinaban los contenidos a los cuales en el futuro debían ceñirse los oferentes, así como la forma y modalidad de la oferta. La concentración de los procesos de formulación y decisión en bruselas coincidió con la reducción de la financiación pública de los servicios de educación permanente tradicional en los distintos países miembros, y con la apertura del mercado de la educación permanente —que en dicha época por primera vez fue llamado de esta manera— para proveedores privados y comerciales que priorizaron notoriamente la formación profesional, y que contaban con apoyo financiero de las autoridades laborales correspondientes.

 

Equipo de la AEEA. Equipo de la izquierda a la derecha: Francesca Operti, Aura Vuorenrinne, Gina Ebner, Ricarda Motschilnig y Valentina Chanina.
Fuente: AEEA


En bruselas, el modelo de una educación integral para adultos, favorecido abiertamente, entre otros, por las universidades populares a raíz de una profunda convicción derivada de su fecunda tradición, fue paulatina y crecientemente relegado a un segundo plano. dentro de la comisión, marcada por la ideología predominante en europa occidental y Meridional, este modelo de educación integral no contó con simpatizantes. el concepto educación de adultosŸ desapareció en aquel tiempo de las propuestas sobre políticas educativas de la comunidad europea. Fue entonces cuando la oficina europea de educación de adultos impuso su presencia con determinación. Por primera vez se pudo constatar que la red creada en el campo de la educación de adultos, pese a que en aquel entonces aún tenía un carácter bastante informal, podía influir en el contexto de las políticas educativas.

Entretanto, la organización había sido rebautizada, adquiriendo su nombre actual, a saber, Asociación Europea para la Educación de Adultos (AEEA). Sin embargo, en la última década del siglo pasado, los servicios que prestaba eran aún bastante limitados. el trabajo de la asociación estaba a cargo de unos pocos miembros del directorio y se centraba en dos componentes: la política educativa y la política de proyectos.

En el ámbito de las políticas educativas se activaron los contactos con parlamentarios europeos, periodistas y corresponsales, jefes de departamento, directores generales y comisarios, y se desplegaron amplios y múltiples esfuerzos dentro del marco de las conferencias sobre educación permanente que tenían lugar semestralmente en concordancia con las presidencias rotatorias de la unión, a fin de asegurarse de que en la terminología de la unión europea el concepto de educación permanente o educación continua no se viese limitado a la formación profesional permanente y a medidas de reconversión profesional, y para consolidar y reforzar el derecho de los ciudadanos a acceder a todos los sectores de la educación de acuerdo con sus preferencias y sus necesidades. La Quinta conferencia Mundial Sobre educación de adultos, celebrada por la UNESCO en 1997 en Hamburgo con el nombre de conFintea V, y en cuyo contexto más de cien gobiernos aprobaron la máximaUna hora diaria para aprender, fue uno de los primeros resultados culminantes de este esfuerzo.

A partir de ese momento la educación permanente recibió un trato especial dentro de los programas de fomento de la ue. con el nombre de Grundtvig se creó una línea de acción exclusiva, si bien modesta, para la educación de adultos. también en otros programas de la unión, especialmente en los programas estructurales del Fondo Social, la educación de adultos pasó a desempeñar un papel especial.

Acontencimientos más recientes demuestran, sin embargo, que el cabildeo en favor de un afianzamiento político de la educación de adultos debe ser un proceso continuo. en el proyecto de la comisión llamado Erasmus for all (la proyectada continuación del programa para la educación a lo largo de toda la vida), la función de la educación de adultos se ha visto reducida a una mera sublínea de una rama más amplia de formación profesional. Muy por el contrario, la aeea exige la existencia de un sector independiente para la educación de adultos: uno que sea claramente visible y cuente con financiación adecuada. esta petición fue remitida por los miembros de la asociación a los respectivos ministerios de los distintos países y es actualmente objeto de negociación con los miembros del Parlamento europeo. Los acontecimientos futuros demostrarán si la aeea es capaz de imponer sus reivindicaciones políticas y, en caso afirmativo, en qué medida lo logrará.

En lo referente al trabajo de proyectos, la asociación cumplió una función de intermediaria en la negociación de proyectos financiados por la ue, en cuya implementación participaron numerosas organizaciones asociadas. Lo anterior sentó las bases para iniciativas de cooperación que están siendo llevadas a cabo y se han visto consolidadas en nuevas constelaciones de proyectos. La aeea coordina también algunos importantes proyectos sobre aspectos estratégicos y relativos a políticas educativas, como por ejemplo una red de Grundtvig sobre medidas educativas en favor de poblaciones migrantes y minorías étnicas (outreach empowerment diversity) o bien una iniciativa complementaria de apoyo a campañas de sensibilización frente a la educación de adultos.

No obstante la necesidad de concentrarse en la unión europea, la aeea nunca cedió a la tentación de limitar su compromiso a los países miembros de la ue y a las necesidades de estos, lo cual la habría transformado en una organización cuasi unitaria. esa situación se habría contradicho tanto con sus orígenes, que se remontan a épocas anteriores a la fundación de las comunidades europeas, como con los intereses de los afiliados, muchos de los cuales provienen de países que no son parte de la unión, y por último también con su misión, a saber, el fomento de la educación de adultos en toda europa. Las actividades de la aeea se extienden desde irlanda y Portugal hasta rusia, israel y azerbaiyán. ello testifica claramente su voluntad de abarcar la totalidad de europa. el deseo de ver unidos a todos los países de este continente, incluso aquellos que durante decenios se vieron marginados, es evidente e inspira el trabajo de la asociación.

La ampliación del número de miembros sigue siendo uno de los grandes desafíos que afronta la aeea, cuya representación en europa Meridional y oriental sigue siendo insuficiente. a lo anterior se suma el hecho de que, debido a la crisis europea, a varios miembros les resulta mucho más difícil participar. en los próximos años, la asociación deberá prestar especial atención a estas áreas geográficas e intentar promover, mediante proyectos idóneos, la cooperación en las regiones.

La asociación ha asumido obligaciones cada vez más numerosas y variadas: responsabilidades en materia de políticas educativas, implementación de proyectos, asesoramiento a los miembros en distintas áreas temáticas, expansión del número de afiliados, integración de los socios de toda europa, así como la recopilación, transmisión y difusión de la información. Se trata de una infinidad de tareas y compromisos que ya no pueden abordarse con los instrumentos de que disponía la asociación en el pasado, los que en principio se basaban en la colaboración voluntaria de un número reducido de personas. en consecuencia, la asociación ha procedido a revisar y actualizar sus estatutos con el fin de aumentar su representatividad y legitimidad. Los países asociados disponen de igual número de votos en la asamblea General. Los miembros del directorio, cuyo número fluctúa entre diez y doce personas, deben proceder de distintos países. de esta manera se pretende representar hacia afuera, con mucho rigor y un alto grado de fidelidad, las ideas y convicciones de los distintos países asociados y a la vez influir sistemáticamente en los propios países a través de las respectivas organizaciones coordinadoras a nivel nacional.

Se tornó cada vez más apremiante la necesidad de acabar con el sistema de trabajo de la asociación en aquel entonces, a saber, la colaboración voluntaria de unos pocos. Fue así como la asocia ción fue reestructurada y se la dotó de una orga nización profesional. En adelante contó con una Secretaría General a tiempo completo y con una oficina permanente en bruselas. algunas de las organizaciones asociadas más poderosas prestaron un considerable apoyo inicial para lograr esta meta. no obstante, una representación en bruselas, dotada de personal preparado y competente, no podía ser financiada exclusivamente a partir de las cuotas y las aportaciones especiales, toda vez que la educación de adultos es un ámbito que adolece de una deficiencia crónica de financiación. en su empeño por crear gradualmente una infraestructura adecuada, la asociación logró captar recursos adicionales a través de la participación en proyectos cofinanciados por la unión europea. Pero esta modalidad solo sirvió para subsistir durante un período de transición. un primer avance importante se realizó solo cuando la asociación recibió apoyo financiero de la ue a título de fomento institucional. a partir de ese momento se priorizó la promoción de la eficacia y la relevancia de la asociación, de modo que fuese reconocida por la unión como un importante instrumento para consolidar la educación de adultos en europa, y como tal continuase recibiendo financiación. Sin embargo, ello trae aparejado el riesgo de perder autonomía, por lo que existe una fina línea divisoria entre una y otra alternativa.

Oficina en Helsinki (Documentación y Comunicación)
Fuente: AEEA

 

 

 

 
Oficina central en Bruselas
Fuente: AEEA 






El número de organizaciones asociadas ha aumentado gradualmente en los últimos años. ello obedece también en parte a la creciente participación de organizaciones y nuevas asociaciones dedicadas a la educación de adultos, sobre todo de los países de europa central y del este. el hecho de ser miembro de la aeea facilita el acceso a las organizaciones de europa occidental y del norte y permite informarse sobre los distintos programas de fomento de actividades transfronterizas y supranacionales, como asimismo encontrar socios idóneos para emprender iniciativas de cooperación. el hecho de que la asociación haya podido asesorar y apoyar a las organizaciones en lo referente a los trámites burocráticos asociados con estos proyectos, que en un comienzo les resultaban desconocidos e intimidantes, fue ciertamente una circunstancia favorable.

Por otra parte, es evidente que se ha logrado convencer a los miembros de los beneficios que reporta la afiliación a la aeea. el desarrollo del programaErasmus for all les demostró a los miembros cuán importante y valiosa es una representación y una defensa constantes de los intereses de la educación de adultos en el ámbito europeo. en este contexto también resulta provechosa la información permanente sobre los actuales progresos a través la página web, al igual que por medio de boletines de noticias y mensajes personales. Las conferencias anuales sobre diferentes temas de actualidad facilitan el intercambio de experiencias y de buenas prácticas, y permiten plantear sugerencias sobre políticas educativas a nivel europeo. La amplia y variada red de la aeea permite enviar solicitudes de cooperación, al igual que realizar actividades de difusión. otras numerosas actividades les ofrecen a los miembros la oportunidad de participar en el mercado laboral europeo. entre otras importantes iniciativas pueden mencionarse, por ejemplo, un curso de entrenamiento para jóvenes educadores y educadoras de adultos, un taller para miembros no europeos, distintos eventos en el Parlamento europeo y el Premio Grundtvig, con el cual la aeea honra cada año dos proyectos innovadores: uno europeo y uno de fuera de europa.

La aeea participa, a su vez, en diferentes redes y plataformas que apoyan el trabajo de la asociación en el sentido más amplio. así por ejemplo, es miembro fundador de EUCIS-LLL, la plataforma civil europea para la educación a lo largo de toda la vida, que agrupa a las organizaciones más destacadas del sector de la educación. el hecho de que la presidencia de EUCIS-LLL recaiga en la aeea demuestra el destacado papel que la educación de adultos cumple en este contexto. La asociación participa también en la Plataforma Social y en la plataforma de las organizaciones para el desarrollo (concord), en la plataforma Access to Culture y en aquella dedicada al plurilingüismo. estas afiliaciones y cooperaciones aumentan la presencia de la educación de adultos y permiten establecer contactos con sectores afines.

En particular, la aeea

  • Promueve la cooperación internacional de sus organizaciones asociadas;
  • Influye en las organizaciones internacionales, especialmente en la unión europea, a fin de que se elaboren planes, programas y normativas políticas que respondan a las necesidades educativas de la población adulta europea;
  • Diseña estrategias educativas internacionales para la educación de adultos;
  • Mantiene un contacto permanente con la comisión europea, el Parlamento europeo, el instituto de la uneSco para el aprendizaje a lo Largo de toda la Vida (IUL), con la UNESCO y otras entidades, además de promover políticas y medidas que sirven para mejorar la situación de la educación de adultos en europa.

Sin embargo, más allá de todos estos servicios que la asociación presta a sus miembros, se ha de resaltar el papel que cumple la aeea en el ámbito de las políticas educativas. La instancia europea más importante en lo que a la formulación de políticas y normativas educativas se refiere, la dirección General de educación y cultura, consulta regularmente a la aeea, a quien aprecia como interlocutora crítica y como organización que representa a un importante sector de las instituciones europeas de educación permanente. es así como la aeea ha realizado importantes contribuciones a la formulación y el desarrollo del plan de acción de la comisión europea en favor de la educación de adultos, denominado Nunca es demasiado tarde para aprender, y más tarde también a la elaboración de la correspondiente agenda europea. entre los organismos anexos y los grupos de trabajo paralelos sobre la calidad y la financiación, a la asociación le cabe una función clave como representante de la sociedad civil y de los prestadores de servicios en esta área. La aeea está permanentemente empeñada en acrecentar su influencia en las políticas educativas. Los contactos regulares que ha mantenido con la comisión europea, el Parlamento europeo y otras entidades (como por ejemplo, el comité económico y Social), y en especial con los altos funcionarios (el directorio de la aeea se entrevistó con el comisario de educación, ján Figel, y con su sucesora, la comisaria androulla Vassiliou), han consolidado la importancia de la asociación dentro del sector de la educación.

Cuanto mayor sea el número de miembros de la aeea, más decisiva resultará la siguiente pregunta: ¿cómo puede garantizar la asociación que sus miembros participen efectivamente en los procesos de toma de decisiones y en la formulación e implementación del programa de trabajo? no basta con que durante las asambleas anuales los miembros discutan un par de horas sobre un plan de acción elaborado por la junta directiva. ¿cómo se puede asegurar que el diálogo entre la Secretaría y la junta directiva, por una parte, y los miembros, por la otra, funcione en ambas direcciones? en el largo plazo, los miembros sólo se identificarán con su asociación y la apoyarán si no les cabe duda alguna de que ésta conoce sus intereses y los representa de manera enérgica. en atención a lo anterior, el directorio ha hecho especial hincapié en el tema la condición de miembro. a través de una consulta y de un grupo de trabajo que sesionó en forma paralela a la asamblea General se recogieron las recomendaciones y sugerencias que más adelante facilitarán la comunicación con los miembros y mejorarán el trabajo de la asociación.

La labor internacional también seguirá siendo un tema central de la aeea: desde la participación en la CONFINTEA hasta la representación en el directorio del icae, la asociación está presente en el contexto internacional. también reviste prioridad el cabildeo a nivel europeo en favor de la educación de adultos en el ámbito de la cooperación para el desarrollo. en diciembre, la aeea, conjuntamente con el icae, realizará en bruselas un taller sobre este tema.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.