Lo que nos demostrará la investigación,y lo que debemos comprender acerca delas competencias en la vida adulta

De izquierda a derecha:

Jens Friebe
Instituto Alemán para la Educación de Adultos (Deutsches Institut für Erwachsenenbildung), Alemania

Johanna Gebrande
Universidad Ludwig-Maximilians deMunich, Alemania

Bernhard Schmidt-Hertha
Universidad Eberhard Karls de Tubinga, Alemania

Resumen – El estudio internacional del Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de los Adultos (Programme for the International Assessment of Adult Competencies – PIAAC) ha recopilado datos sobre competencias de adultos en tres áreas en 25 países (en muchos de ellos por primera vez). El presente artículo proporciona una visión general de los aspectos centrales, los principales objetivos y el enfoque metodológico de dicho estudio, que contó con el respaldo de la OCDE. También se analizan sus potenciales y limitaciones. Entre estas últimas pueden mencionarse la concentración en la fuerza laboral, excluyéndose a los adultos mayores de 65 años, quienes, en una época de cambios demográficos, constituyen un sector que está creciendo rápidamente en muchas poblaciones. Con el objeto de compensar esta deficiencia, en Alemania se llevó a cabo un estudio extensional sobre 1.339 adultos incluidos en el grupo etario entre 66 y 80 años; se emplearon los instrumentos del PIAAC, que fueron complementados por indagaciones cualitativas adicionales.
 



Los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de Educación para Todos fueron fijados teniendo en cuenta metas mensurables, lo que ha resultado útil al momento de evaluar el índice de éxito de esos ambiciosos programas. Uno de los problemas que surgen en el caso de la educación de jóvenes y adultos es que carecemos de una masa crítica de datos concretos y reales que respalde nuestros planteamientos y sugerencias con respecto a las metas. Si se pretende que la comunidad de educación de adultos logre influir en la agenda para después de 2015, necesitamos contar con más resultados de investigaciones que avalen nuestros argumentos. Un interesante proyecto de investigación tiene su origen en la OCDE y se denomina PIAAC. En lugar de basarse en la cantidad de alumnos matriculados o en el porcentaje de mujeres y hombres que reciben educación, el PIAAC adopta otro enfoque, en el que se examinan las aptitudes y competencias que poseemos para desenvolvernos en la vida.

El debate en torno a las aptitudes y competencias durante la edad adulta, sus repercusiones en distintas esferas de la vida, y su desarrollo tras finalizar los estudios escolares y la formación profesional, tiene un carácter bastante novedoso —por lo menos en Alemania— y aún no ha cobrado mucha intensidad, situación que podría cambiar cuando se analicen los resultados del PIAAC.

Es importante comprender que el debate sobre cuáles competencias adquieren significación durante la edad adulta ha estado determinado por el razonamiento pragmático y la disponibilidad de evaluaciones. Como resultado de lo anterior, hasta ahora solo se han tomado en cuenta unas pocas aptitudes y competencias al evaluar los estudios. Se trata de aptitudes que parecen tener importancia para la participación en sociedades modernas. Al mismo tiempo, cabe tener presente que existe una cantidad considerablemente mayor de aptitudes y competencias. Solo tres de ellas, a las que nos referiremos más adelante, han sido consideradas en el PIAAC.

Comparación entre 25 países

La OCDE organizó y emprendió una serie de encuestas a nivel internacional, dentro del marco del Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de los Adultos (Programme for the International Assessment of Adult Competencies – PIAAC), en el que participaron 25 países (Schleicher, 2008). Los estudios comparativos a nivel nacional tienen por objeto generar información básica sobre competencias y actividades educativas de los adultos, al igual que servir de apoyo a quienes toman las decisiones políticas cuando hay que afrontar problemas derivados del cambio demográfico. El PIAAC consiste en encuestas domiciliarias que emplean una muestra representativa de la población en edad de trabajar (entre 16 y 65 años). El estudio internacional está dirigido por un consejo de países participantes. Un consorcio de institutos de investigación, encabezados por el Servicio de Exámenes Educativos (Educational Testing Service – ETS), se encarga de organizar la recopilación de datos y de evaluar el conjunto de datos internacionales.

El PIAAC se basa en dos encuestas internacionales sobre aptitudes de los adultos. Estos instrumentos precursores se conocen con los nombres de “Encuesta Internacional sobre Alfabetización de Adultos” (International Adult Literacy Survey – IALS) y “Encuesta sobre Alfabetización y Habilidades para la Vida en Adultos” (Adult Literacy and Life Skills Survey – ALL).

La percepción de las competencias se basa en el proyecto de la OCDE denominado DeSeCo (Definición y Selección de Competencias), iniciado en 1997, al cual se le encomendó la tarea de encontrar una definición de competencia que pudiera ser usada en posteriores encuestas internacionales. Diversos especialistas y partes interesadas, que ya estaban comprometidos en los proyectos PISA y ALL, trabajaron conjuntamente con miras a las competencias clave necesarias para desenvolverse en la sociedad moderna. Finalmente, llegaron a la siguiente definición: “Una competencia se define como la capacidad de cumplir eficazmente exigencias complejas en contextos específicos. El desempeño competente o la acción eficaz supone la movilización de conocimientos, de aptitudes cognitivas y prácticas, como asimismo de componentes sociales y conductuales, como actitudes, emociones, valores y motivaciones” (OCDE, 2003: 2).

El proyecto se divide en tres categorías de competencias. La primera, “uso interactivo de las herramientas” (OCDE y Oficina de Estadísticas Canada, 2005: 10), es importante para el PIAAC. Se demuestra la utilidad práctica de la capacidad de emplear textos y manejar el idioma (descrita también como alfabetización) para interactuar con los demás y relacionarse con textos y conocimientos. Las aptitudes técnicas, que permiten que una persona utilice herramientas técnicas para obtener información, también son mencionadas como auxiliares importantes cuando nos desenvolvemos en la sociedad moderna (Rychen y Salganik, 2003).

El PIAAC consta de dos partes: un cuestionario de antecedentes y las evaluaciones para identificar competencias. En su primera parte, la encuesta entrega una descripción del contexto social. A los encuestados no solo se les interroga sobre su condición socioeconómica, sino además sobre sus antecedentes académicos, su empleo actual y los anteriores, y su uso de la lectura, el cálculo y los medios de comunicación en la vida cotidiana.

¿Qué competencias requerimos para una vida satisfactoria?

La segunda parte se dedica a evaluar las competencias en tres áreas centrales (OCDE, 2012). Se descubrieron tres aptitudes básicas consideradas de utilidad para “participar de manera eficaz y productiva en la vida social y económica” (OCDE, 2012: 10). En el PIAAC se comparan la alfabetización, las aptitudes aritméticas básicas y la capacidad para resolver problemas en un ambiente altamente tecnologizado. La alfabetización es definida como “comprender, evaluar y emplear textos escritos, e interactuar con ellos, para participar en la sociedad, alcanzar nuestros objetivos y desarrollar nuestro potencial y nuestros conocimientos” (OCDE, 2012: 20).

La definición de aptitudes básicas de cálculo proviene de la Encuesta Sobre Alfabetización de Adultos y Habilidades para la Vida, y abarca “la capacidad de utilizar, aplicar, interpretar y comunicar información e ideas de carácter matemático, para así afrontar y satisfacer las exigencias matemáticas asociadas a una amplia gama de situaciones de la vida adulta” (OCDE, 2012: 34)

El área de la solución de problemas reviste particular importancia, pues en ella se combinan por lo menos dos aptitudes distintas: por una parte, proporciona información sobre aptitudes para resolver problemas; y por otra, información adicional sobre competencias clave para trabajar con computadoras e Internet. El PIAAC define la solución de problemas en ambientes altamente tecnologizados como “el uso de la tecnología digital, al igual que de las herramientas y redes de comunicación, para adquirir y evaluar información, comunicarse con otras personas y desempeñar tareas prácticas”. La primera encuesta de PIAAC sobre resolución de problemas se concentra en la capacidad de solucionar problemas con fines personales, laborales y cívicos, fijando objetivos y planes apropiados, como también accediendo a la información y aprovechándola mediante las computadoras y las redes informáticas” (OCDE, 2012: 47).

Tanto las aptitudes de lectura como las de resolución de problemas tienen en cuenta el ambiente digital, a través del empleo de los sitios web y el correo electrónico. Para revisar de manera exhaustiva y científica el proceso de investigación es preciso publicar la totalidad de los estudios, pero hasta ahora la OCDE solo pretende dar a conocer los resultados aplicados a grupos sociales y algunos aspectos escogidos.

Los cuestionarios del estudio principal fueron realizados entre 2011 y 2012, y los primeros resultados fueron publicados en octubre de 2013. Sobre la base del estudio PIAAC se establecerá una clasificación internacional en el ámbito de las competencias de adultos. Hasta el momento se desconoce cómo se interpretarán los resultados y en qué medida contendrán indicios de déficit en los sistemas escolares, en los sistemas de formación profesional o en la educación de adultos. Sin embargo, cabe esperar que las conclusiones apunten hacia futuros desafíos para la educación de adultos y la formación profesional complementaria en los países participantes. Un desafío específico que afrontó el consorcio internacional consistió en identificar un programa de investigación adecuado para todos los países involucrados.

Pero ¿dónde se encuentran los alumnos mayores?

Alemania es uno de los 25 estados miembros de la OCDE que participan en el estudio PIAAC. Como este país no fue incluido en los estudios IALS y ALL, es la primera vez que en Alemania se mide una serie de competencias básicas de los adultos dentro del marco de una evaluación internacional, para permitir realizar una comparación entre países. Con todo, la muestra internacional incluye solo a la población económicamente activa de hasta 65 años de edad. Ahora bien, si se considera la evolución demográfica en los países modernos, esta situación aparece como una deficiencia, no solo porque la cantidad de personas mayores de 65 años está aumentando y una creciente proporción de ellas continúa trabajando.

Afortunadamente, Alemania ha llevado a cabo un estudio extensional denominado “Competencias en la tercera edad” (Competencies in Later Life – CiLL) en el que se investigan las competencias de los adultos mayores de entre 66 y 80 años, aplicando el mismo programa de investigación de PIAAC (Friebe y Schmidt-Hertha, 2013). Las entrevistas se llevaron a cabo entre mayo y septiembre de 2012. El estudio fue realizado por el Instituto Alemán de Educación de Adultos en Bonn, en cooperación con la Universidad Ludwig-Maximilian de Munich y la Universidad de Tubinga. Fue financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania (BMBF).

Tal como ocurre en muchos otros países miembros de la OCDE, la sociedad alemana se encuentra en proceso de envejecimiento. Son tres los factores que inciden podero samente en el cambio demográfico observado en Alemania: bajas tasas de natalidad, un progresivo aumento en la esperanza de vida y un descenso gradual de la inmigración. Estos fenómenos modificarán la estructura demográfica alemana durante los años venideros, afectando de este modo la vida de las personas y la organización de la convivencia social (Oficina Federal de Estadísticas, 2006). Es probable que en el futuro una cantidad potencialmente inferior de personas de mediana edad mantenga económicamente a los ancianos en Alemania. Según el Instituto Federal de Investigaciones Demográficas de Alemania, en 2006 la esperanza de vida media era de 82 años para las mujeres y de 77 años para los hombres (Oficina Federal de Estadísticas, 2006: 38). Las previsiones señalan una tendencia hacia la disminución de la población en Alemania, incluido un tercio de la población que tendrá 60 y más años en 2050.

¿Una tercera edad?

El aumento de la “esperanza de vida saludable” (OMS, 2002) está modificando las posibilidades de crear una tercera edad. Los adultos mayores desean permanecer cada vez más activos e involucrados en la sociedad, y muchos de ellos se mantienen laboralmente activos o prestan apoyo a su familia. En el quinto informe del Gobierno Alemán Federal sobre la situación de las generaciones mayores se señala que: “Existe una clara relación entre un aprovechamiento más intensivo del potencial de las personas mayores durante la fase posterior a la vida laboral y la participación en programas de continuación de estudios” (BMFSFJ, 2005: 344). Los resultados de investigaciones en el área de la neuropsicología demuestran que aprender durante la tercera edad estimula las facultades intelectuales de las personas, aumenta su capacidad para reflexionar sobre sus actos y mejora la comunicación grupal (véase Scheich, 2006).

Ahora bien, ¿a quiénes se puede considerar adultos mayores?

Con todo, desde una perspectiva educativa los adultos mayores no constituyen un grupo homogéneo (Strobel, Schmidt-Hertha y Gnahs, 2011). Al abordarse el tema de la formación de estas personas se plantean desde el comienzo interrogantes que evidencian la complejidad del tema. En primer lugar, es preciso aclarar quiénes son los adultos mayores y cuáles son las necesidades educativas que hay que analizar. La definición habitual del grupo de trabajadores mayores considera el grupo etario de 50 años y más. Pero la respuesta a la pregunta de cuándo hay que considerarse o ser considerado un anciano se basa esencialmente en convenciones sociales que poseen raíces culturales y cambian históricamente (véase también Kruse, 2008). Los gerontólogos distinguen entre edad cronológica, biomédica y psicológica. Guiándose por los datos de investigaciones prácticas e investigaciones científicas ya disponibles para este grupo etario específico (por ejemplo, Tippelt y otros, 2009), el estudio CiLL amplió el alcance de la encuesta PIACC para incluir el segmento etario que va desde los 66 hasta los 80 años. Por otra parte, aún es posible medir las competencias en este grupo etario debido a la escasa influencia de las enfermedades y las discapacidades.

Las entrevistas de CiLL fueron realizadas por el instituto de sondeos TNS Infratest en Munich. Se seleccionaron aleatoriamente 3.600 ciudadanos de la tercera edad en 111 municipalidades, recurriendo a listados que se mantienen en oficinas del Registro Civil de Alemania. Fueron 90 los encuestadores de TNS Infratest que trabajaron a nivel nacional. Se realizaron 1.339 entrevistas, lo que equivale a una tasa de respuesta de 40%. Los datos para el estudio CiLL fueron recopilados empleando el detallado cuestionario de antecedentes de PIAAC, que incluía informaciones y datos sociodemográficos sobre procesos educativos y de cualificación, al igual que sobre la situación laboral o el historial de empleos previos. Posteriormente se evaluaron las tres áreas centrales asociadas a las competencias de los adultos: alfabetización, aptitudes básicas de cálculo y resolución de problemas en ambientes altamente tecnologizados. Los participantes con conocimientos de informática respondieron a las preguntas de los tests empleando una computadora portátil; a todos los demás se les hicieron llegar cuadernillos de tests. Cerca del 30% de los adultos mayores entrevistados prefirió usar la computadora para responder a las preguntas. Los datos obtenidos serán completados por ETS en su calidad de coordinador internacional, y complementados por los resultados y ponderaciones de los tests. Las conclusiones del estudio serán dadas a conocer al público en 2014.

Ya se vislumbran los resultados

El programa de investigación CiLL incluye, además, investigaciones cualitativas sobre competencias de los adultos mayores en su contexto de vida específico. Hasta hoy se han completado alrededor de 50 entrevistas cualitativas, que contienen autoevaluaciones de competencias e información de referencia sobre el entorno en que se desenvuelve la vida. De esta manera fue posible complementar, analizar en detalle y evaluar críticamente los datos del estudio PIAAC (Friebe y Schmidt-Hertha, 2013).

Cuando se publiquen los resultados del PIAAC (en octubre de 2013) y los resultados del estudio CiLL (en 2014), podrá conocerse información pertinente sobre la situación de las competencias de los adultos en distintos países, y de los adultos mayores en Alemania, tras lo cual es probable que salgan a la luz más problemas no resueltos. La base de datos cuantitativa no detecta causas fiables que expliquen las diferencias de competencias entre países y grupos sociales, y los resultados tampoco entregan indicios sobre cómo desarrollar las competencias en la edad adulta. Con todo, se llegó a conclusiones prácticamente similares cuando se analizó el estudio PISA, que fue seguido de muchas otras investigaciones e innovaciones en el sistema educativo. Incluso si los círculos políticos y públicos reaccionaran con mayor suspicacia frente a los resultados del PIAAC que ante los del estudio PISA, la evaluación internacional de las competencias de adultos podría dar un poderoso impulso a futuras investigaciones, y asimismo aportar argumentos de peso sobre la importancia del aprendizaje a lo largo de toda la vida y la necesidad de financiación pública para la educación de adultos.

 


Referencias

Federal Statistical Office (2006): Germany´s Population by 2050. Wiesbaden. Disponible en bit.ly/154Pv1D

Friebe, J. y Schmidt-Hertha, B. (2013): Activities and Barriers to Education for Elderly People. Journal of Contemporary Educational Studies, 64(1), 10-27.

Kruse, A. (ed.) (2008): Weiterbildung in der zweiten Lebenshälfte. Bielefeld. Disponible en bit.ly/14xstgk

Ministerio Federal Alemán de la Familia, la Tercera Edad, la Mujer y la Juventud (Bundesministerium für Familie, Senioren, Frauen und Jugend – BMFSFJ) (2005): Fünfter Bericht zur Lage der älteren Generation in Deutschland. Bericht der Sachverständigenkommission. Berlín. Disponible en bit.ly/17GCAl9

OCDE (2003): Definición y selección de competencias (DeSeCo). Análisis de base teórica y conceptual. Resumen del informe final. Qué competencias necesitamos para tener una vida exitosa y funcionar bien dentro de la sociedad. París. Disponible en bit.ly/15VyW9g

OCDE (2012): Literacy, Numeracy and Problem Solving in Technology-Rich Environments: Framework for the OCDE Survey of Adult Skills. OCDE Publishing.

OCDE; Oficina de Estadísticas de Canadá (2005): Learning a Living. Ottawa and Paris. Disponible en bit.ly/16rZvBM

Organización Mundial de la Salud (OMS) (2002): Envejecimiento activo: un marco político. Segunda Asamblea Mundial sobre el envejecimiento. Madrid. Disponible en bit.ly/1h411ge

Scheich, H. (2006): Lernen und Gedächtnis. En: Nuissl, E. (Ed.): Vom Lernen zum Lehren. Bielefeld, 75–92.

Schleicher, A. (2008): PIAAC: A New Strategy for Assessing Adult Competencies. En: International Review of Education. Disponible en bit.ly/165rAv4

Strobel, C.; Schmidt-Hertha, B.; Gnahs, D. (2011): Bildungsbiografische und soziale Bedingungen des Lernens in der Nacherwerbsphase. Magazin erwachsenenbildung.at, (13), 01-2 – 19-4. Disponible en bit.ly/qM6KAS

Tippelt, R.; Schmidt, B.; Schnurr, S.; Sinner, S.; Theisen, C. (Ed.) (2009): Bildung Älterer. Chancen im demografischen Wandel. Bielefeld.

 


Sobre los autores
 

El Dr. Jens Friebe es investigador en el Instituto Alemán para la Educación de Adultos – Centro Leibniz para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (DIE), y miembro del departamento de “Inclusión mediante la educación de adultos”. Sus principales áreas de investigación son la formación complementaria intercultural, al igual que el aprendizaje a lo largo de toda la vida y el aprendizaje en la tercera edad. En el DIE ha llevado a cabo proyectos tales como: formación complementaria intercultural para profesionales de la salud, formación complementaria para enfermeras de origen inmigrante que atienden a personas de la tercera edad, y desde 2010 el proyecto sobre “Competencias en la tercera edad”. Ha sido profesor en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Bochum, en la Universidad de Hamburgo y en la Universidad de Magdeburgo.

Contacto

Deutsches Institut für Erwachsenenbildung
Leibniz-Zentrum für Lebenslanges Lernen e.V.
German Institute for Adult Education
Leibniz Centre for Lifelong Learning
Forschungs- und Entwicklungszentrum
Programm: Inklusion/Lernen im Quartier
Heinmannstraße 12–14, 53175 Bonn, Alemania
friebe@die-bonn.de
www.die-bonn.de

 

Johanna Gebrande, M.A., estudió ciencias de la educación, psicología y etnología europea en la Universidad Ludwig-Maximilians de Munich. Entre 2010 y 2011 fue asesora científica del Instituto Alemán para la Juventud en un proyecto dedicado a la educación complementaria de personal cualificado en el área de la educación preescolar. Desde 2011 ha estado trabajando como investigadora asociada en un proyecto sobre competencias en la tercera edad en la cátedra de pedagogía general e investigación sobre educación en Munich. Sus áreas de interés para la investigación son: la educación de adultos, el desarrollo de competencias, las barreras artificiales en los sistemas educativos, la educación y el aprendizaje de los adultos mayores.

Contacto

Ludwig-Maximilians-University
Martiusstraße 4, 80802 Munich, Alemania
j.gebrande@lmu.de
www.uni-muenchen.de

 

El Prof. Dr. Bernhard Schmidt-Hertha es profesor titular de investigación sobre educación, con especialidad en educación profesional permanente y formación en el trabajo en la Universidad de Tubinga (Alemania). Estudió investigación educativa, psicología y sociología en Munich, donde concluyó sus estudios de doctorado en 2004 y su habilitación en 2009. Es coeditor de una revista virtual, trabaja como revisor para la Asociación Alemana de Investigación y diferentes revistas nacionales e internacionales, y además es miembro del comité directivo de la Sociedad Europea para la Investigación sobre Educación de Adultos (European Society for Research on the Education of Adults – ESREA). En 2009 puso en marcha la Red Europea de Educación y Aprendizaje de Adultos Mayores (European Network on Education and Learning of Older Adults – ELOA), que se mantiene en actividad.

Contacto

Eberhard Karls University of Tuebingen
Institute for Education
Unit Adult Education/Further Education
Muenzgasse 11, 72070 Tuebingen, Alemania
bernhard.schmidt-hertha@uni-tuebingen.de
www.erziehungswissenschaft.uni-tuebingen.de/

 

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Más artículos

Lea la edición completa

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.