“Estaban particularmente interesados en encontrar a una persona que tuviera un carácter férreo”

Adama Sawadogo
Burkina Faso 


Adama Sawadogo tiene 48 años de edad y 6 hijos. Desde 2003 ha trabajado como educador de adultos en una aldea de Burkina Faso.


Educación de Adultos y Desarrollo: ¿Cómo llegó a convertirse en educador de adultos? 

Adama Sawadogo: Como mis padres no contaban con los medios económicos para financiar la continuación de mis estudios tras haber aprobado el Examen Certificado de Educación Básica (BEPC por su sigla en francés), tuve que regresar a mi aldea. Un buen día decidí inscribirme en el único centro de alfabetización que había en los alrededores. Recuerdo que en aquella época no había escuelas en mi aldea, y que la más cercana se encontraba a 12 kilómetros; fue allí donde realicé mis estudios. Fueron pocos los padres que accedieron a enviar a sus hijos a ese establecimiento debido a lo lejos que se encontraba. Tras cuatro meses de cursos intensivos, y debido a mi nivel de instrucción, me ofrecieron una plaza en un curso de formación para poder trabajar como capacitador (educador de adultos) en el centro. Estaban particularmente interesados en encontrar a una persona que tuviera un carácter férreo, que proviniera del mismo medio social de los alumnos.

Por favor, describa su actual labor.

Enseño en Kouèré, un pueblo situado a 30 kilómetros del municipio rural de Sidéradougou. La entidad que organiza los cursos, Union dakelé des femmes de Sidéradougou (UDFS), se encuentra en Burkina Occidental. La mayoría de los cursos de alfabetización de adultos que tienen lugar en las aldeas de Burkina Faso se imparten fuera de temporada, entre enero y mayo, ya que el período de lluvias se extiende de junio a octubre, y la época de cosecha, de noviembre a diciembre. Las clases se imparten cinco días a la semana y suelen iniciarse a las 8 de la mañana y terminar a las 4 de la tarde. Mis alumnas tienen una edad mínima de 16 años. 

¿Cuál es su método de enseñanza preferido?
¿Por qué razón?

Al principio empleamos el método clásico (conocimiento instrumental), que no es otra cosa que aprender a leer, escribir y calcular. Ahora nos hemos cambiado al método REFLECT, que satisface las necesidades de los habitantes al permitirles expresar su opinión sobre los temas que desean que se aborden en los cursos. La implementación de programas que han sido elaborados colectivamente en los centros favorece en especial a los alumnos y a la población en general. Por eso el método REFLECT es el que se emplea más comúnmente. 

¿Qué lo motiva?

El hecho de interactuar con adultos y compartir con ellos mis conocimientos, y por cierto lo que recibo de ellos a cambio, en especial cuando abordamos determinados temas. Puesto que soy el primer capacitador endógeno de mi aldea, me tratan con cierto respeto, y a veces me piden mi parecer cuando hay que adoptar alguna decisión. Y esas experiencias siempre me motivan. En la actualidad, mi aldea cuenta con siete capacitadores, todos los cuales fueron formados en mi centro. 

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.