Sudáfrica

  • Reunión con colaboradoras del Círculo Femenino (The Women´s Circle, TWC) de Ciudad del Cabo para analizar un proyecto

  • Taller ofrecido durante el "Foro sobre Aprendizaje de Personas Adultas"

  • Obra de teatro dentro del marco del Proyecto sobre Educación Popular

Desde 1998, DVV International está presente en Sudáfrica con una oficina de proyectos propia. En este país aboga en favor de una educación no formal de jóvenes y adultos que además sea progresiva y flexible.

Sudáfrica tiene desde hace más de 20 años un gobierno democráticamente electo. Se cuenta entre los países con un nivel de ingreso medio y ocupa el lugar 118 en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas (2014), con lo cual se encuentra claramente por sobre la media africana. La educación y la formación son temas que desde 1994 ocupan un lugar muy prioritario en la agenda gubernamental, si bien se privilegia la formación profesional y la educación formal escolar. Junto con la reestructuración del sistema político sudafricano, también el sector político-educativo, incluida la educación de adultos, cambió sustancialmente. Sin embargo, la educación no formal, la educación para la recuperación de estudios y la educación de nivelación no revisten mayor importancia dentro del concepto predominante de educación de adultos. A los sectores económicamente desfavorecidos y con un bajo nivel educativo apenas se les ofrecen espacios de aprendizaje donde puedan acceder a oportunidades de educación a fin de mejorar sus condiciones de vida.  

Prioridades de trabajo

Apoyo a los colegios comunitarios: En diversas comunas suburbanas y rurales de Cape Agulhas, DVV International trabaja en actividades con mujeres y jóvenes aplicando el enfoque de la Educación Popular (Popular Education),  a fin de apoyarlos en sus esfuerzos por desarrollar la comunidad. Se trabaja sin currículo, y en lugar de aplicarse un plan de estudio los programas se adaptan a la realidad cotidiana de los participantes. Son ellos quienes deciden cuáles temas les parecen importantes y sobre qué temas desean adquirir mayor información. El proceso de aprendizaje es activo y participativo. Los participantes analizan los temas del diario vivir y sus problemas, incorporan la información recién adquirida y desarrollan las competencias que los habilitan para modificar su comportamiento social.

Fortalecimiento del personal especializado en educación de adultos: Se trata, en primer lugar, del perfeccionamiento del personal especializado en educación de adultos. Por lo general, en este contexto se coopera con las universidades, de modo que los especialistas prácticos en la educación de jóvenes y adultos se encuentren vinculados a las ciencias y la investigación, y se promueve el perfeccionamiento de multiplicadores.

Difusión de prácticas no formales de enseñanza y aprendizaje: Junto con una serie de socios, DVV International difunde prácticas innovadoras y participativas para la educación no formal de jóvenes y adultos. La vinculación con temas y problemáticas de las comunidades de base garantiza la utilidad de estas prácticas para los participantes.

Influencia en la estrategia política: DVV International fortalece a sus socios, así como a otros actores del ámbito de la educación de jóvenes y adultos, en su función de proveedores de una educación de adultos descentralizada. Además, DVV International les brinda apoyo en sus labores de cabildeo a fin de mejorar las condiciones generales de la educación de adultos.

Socios

Entre los socios estratégicos se encuentran determinadas organizaciones no gubernamentales que trabajan a nivel de las bases y cuentan con experiencia en la educación no formal de jóvenes y adultos. Entre ellas se cuentan: El Programa de Educación Popular (Popular Education Program, PEP), el cual trabaja con un enfoque educativo amplio y promueve el cabildeo; El Círculo Femenino (The Women Circle ,TWC), que moviliza a las mujeres  de zonas desfavorecidas y ofrece programas de educación no formal; el Foro de Aprendizaje de Adultos (Adult Learning Forum, ALF), una red de centros de aprendizaje y multiplicadores cercanos a las bases; la Iniciativa para el Desarrollo Participativo (IPD, por su sigla en inglés), que trabaja con enfoques no formales de educación de adultos orientados especialmente a jóvenes y adultos desempleados y ofrece cursos de salud básica; asimismo, el Colectivo de Acción Práctica (Hands On Collective, HOC), organización que trabaja con activistas de agrupaciones juveniles y femeninas en comunas más pequeñas con una situación social muy precaria.