Afganistán

  • Curso en un centro comunitario de aprendizaje

  • El centro comunitario de aprendizaje de Mazar-e-Sarif

  • Curso de informática ofrecido en el centro comunitario de aprendizaje de Mazar-e-Sarif

  • La Mezquita Azul, en el Norte de Afganistán, es un popular lugar de peregrinación

DVV International trabaja desde 2002 en favor de la educación y la formación de la juventud en Afganistán. Junto con la Asociación Afgana de Educación de Adultos (Afghan National Association for Adult Education - ANAFAE), en cuya fundación también participó DVV International, el Instituto gestiona 21 centros de educación, sobre todo en Afganistán Septentrional. El Instituto carece de una oficina propia en Afganistán, pero un colaborador visita el país regularmente.    

Con su oferta, los centros de educación pretenden promover la formación profesional y mejorar las perspectivas de los jóvenes en su proceso de transición a la vida laboral. La población de Afganistán es joven: aproximadamente la mitad de los habitantes tienen menos de 15 años de edad. Es precisamente esta generación la que cumple un papel muy importante en la configuración del futuro del país. Gracias a los programas educativos aprenden a contribuir al crecimiento económico y a los procesos de transformación social. Estos cursos tienen una gran demanda: en 2014 participaron aproximadamente 190.000 personas, de las cuales un 30% eran mujeres.

Prioridades de trabajo

La educación durante la transición de la escuela a la universidad o bien al mundo laboral: mediante sus centros de educación y sus programas educativos complementarios, DVV International y ANAFAE mejoran las perspectivas de los jóvenes en este proceso y les permiten aspirar a un mejor futuro en el mercado laboral. 

Programas de educación orientados al empleo: los programas de formación con una duración de entre uno y tres meses, los cursos de informática e inglés, y los de economía básica y administración de oficinas, consolidan la capacitación profesional de los adultos jóvenes. Los cursos de orientación profesional y formación profesional, al igual que los cursos de capacitación para el proceso de postulación y el conocimiento de las propias aptitudes y competencias, ayudan a conseguir un puesto de trabajo adecuado. En módulos de formación profesional de uno a tres meses de duración, los jóvenes se familiarizan con las técnicas y reciben capacitación para establecerse por cuenta propia y crearse su propio medio de subsistencia.

Creación de capacidades (capacity-building): DVV International forma a multiplicadores y multiplicadoras, al igual que a educadores y educadoras de adultos. De esta manera contribuye a que las instituciones de educación de adultos locales adquieran un mayor grado de profesionalismo.

Actividades de cabildeo e interrelación: DVV International y ANAFAE abogan, a nivel nacional, en favor de una mayor consideración de la educación de adultos en la política y la legislación correspondientes. Además, fortalecen la interrelación de las instituciones de la educación de adultos con otros socios nacionales de cooperación (estatales y no estatales).

Alfabetización: DVV International y ANAFEA contribuyen de manera considerable a desarrollar estrategias y programas en el campo de la alfabetización, pero también a crear vías para que las personas que se han alfabetizado accedan al sistema de educación formal y a la enseñanza profesional. Mediante una cooperación planificada con los medios de comunicación, se llama la atención de la opinión pública frente a la alarmante insuficiencia de fondos en este sector, y abogan por una sensibilización respecto de la importancia de la alfabetización para el futuro desarrollo del país.

Socios

En conjunto con ANAFAE, DVV International ha comenzado a incorporar a una amplia red de socios locales y nacionales en el trabajo de los centros de educación, entre ellos también algunas organizaciones juveniles. Una prioridad en este contexto es crear programas de educación eficaces para combatir el desempleo juvenil, y fortalecer la coordinación entre los ministerios con miras a una educación y formación orientadas al mercado laboral.

Además de la cooperación con la Dirección de Formación Profesional del Ministerio de Educación, los centros de empleo del Ministerio del Trabajo y Asuntos Sociales y el Ministerio de Economía, se está colaborando principalmente con empresas y con las cámaras de industria y comercio.