Guatemala

  • Ceremonia de graduación al término de un curso sobre economía solidaria

  • Miembros de la cooperativa femenina SERJUS, organización asociada de DVV International

  • Entrega de ovejas a familias recién llegadas por la organización asociada UAM, de Tejutla 

DVV International inició sus actividades en Guatemala en 1995, cooperando con diversas organizaciones asociadas que trabajaban con distintos enfoques y prioridades en favor de la población maya, la que durante los siglos siempre ha sido objeto de marginación y desplazamientos. Durante muchos años la cooperación era coordinada desde México, pero luego de que en 2013 se contrató a un coordinador nacional para Guatemala la cooperación pudo ser eficazmente intensificada.

La cooperación con los seis socios se concentra en un mejor abastecimiento con productos alimenticios básicos, y en el mejoramiento de las condiciones de vida para la población, mediante la creación de grupos de autogestión a nivel local. Entre los objetivos planteados pueden mencionarse la autonomía en materia de alimentación y la implementación de una economía solidaria sostenible con métodos de la educación de adultos.

Prioridades de trabajo

La amplia gama de ámbitos de trabajo va desde conceptos de alfabetización en lengua maya y el desarrollo de comunidades rurales hasta la educación política.  En la actualidad, la prioridad del trabajo de DVV International es el apoyo a la población indígena, en especial a las mujeres. Ya desde mediados de la década de 1990 el Instituto estaba comprometido con la consolidación de los derechos de los campesinos y las mujeres que viven en las escasamente pobladas regiones rurales de Guatemala. Para alcanzar este fin, el Instituto procede aplicando una doble estrategia: por una parte, realiza proyectos con la participación directa de la población, cuya finalidad es incrementar la productividad agrícola, así como su compatibilidad con el entorno; y por la otra, involucrar a los representantes políticos locales en los procesos, para así aumentar la sostenibilidad de los progresos en el desarrollo.

Para alcanzar ese objetivo, las prioridades de trabajo concretas son:

  • Lograr la autonomía alimentaria e implementar una economía solidaria y sostenible en colaboración con distintos grupos mayas.
  • Adoptar un aprovechamiento del terreno respetuoso con el medio ambiente y diversificar los métodos de cultivo a través de una economía agro-forestal y la promoción de los conocimientos sobre semillas autóctonas.
  • Desarrollar organizaciones de autogestión para, amén de otros objetivos, mejorar la colaboración y el intercambio mutuo entre estos grupos.

Socios

DVV International coopera en Guatemala con seis organizaciones que trabajan con distintos grupos de la población indígena. Estos socios respaldan los intereses de estos grupos y abogan por ellos, actuando frecuentemente como intermediarios entre esas colectividades y las administraciones comunitarias locales. De esta manera se ha logrado entablar un diálogo que permite que las reivindicaciones de la población sean consideradas en los textos legales y en las agendas de las instituciones. Estos socios son: la Asociación de Desarrollo Integral Comunitario Indígena (ADICI); la Cooperación para el Desarrollo Rural de Occidente (CDRO); los Servicios Jurídicos y Sociales (SERJUS); el Proyecto de Desarrollo Santiago (PRODESSA) y la Unión de Agricultores Minifundistas de Guatemala (UAM).