Maria-Josep Cascant i Sempere

Una de las innovaciones más impresionantes en el campo de la alfabetización de adultos durante los últimos 15 años ha sido la creación y la difusión del enfoque REFLECT, que ganó el Premio de Alfabetización de la ONU en los años 2003, 2005 y 2007, y que actualmente es empleado en más de 500 organizaciones de 70 países. El enfoque REFLECT ha logrado vincular el proceso de adquisición de aptitudes de lectura y escritura con el empoderamiento individual y comunitario, reforzando la capacidad de millones de personas para lograr ejercer sus derechos fundamentales. Los programas REFLECT funcionan en una enorme diversidad de contextos, y los enfoques aplicados a la documentación y la evaluación han sido igualmente variados, por lo cual no ha sido fácil fusionar las evidencias con el aprendizaje. En un proyecto coordinado por la Red Sudafricana de REFLECT (South Africa REFLECT Network – SARN), los usuarios de REFLECT a nivel internacional han aunado esfuerzos a fin de elaborar un nuevo marco de evaluación para el REFLECT, una herramienta flexible que puede ser adaptada a contextos locales, pero que permitirá que el aprendizaje sea compartido eficazmente entre todos los programas y organizaciones. Como parte de este proyecto, durante seis semanas, entre junio y julio de 2008, 69 usuarios de REFLECT de 36 países se conectaron a una red en línea con el objeto de debatir sobre la evaluación del REFLECT y analizar ideas para un marco futuro. La autora es Coordinadora del Marco de Evaluación para el Enfoque REFLECT, SARN.

Evaluación de la alfabetización: El proceso de crear un marco de evaluación para el enfoque REFLECT

 

¿Por qué un marco de evaluación?

Desde hace mucho tiempo, diversas instituciones han venido señalando la importancia de evaluar la alfabetización y la educación no formal. La UNESCO, a través de su Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo, declaró el 2001 que:

«los actuales sistemas de seguimiento de la EPT son aplicables principalmente a la educación formal» y que «se suele subestimar la importante función que cumplen los programas de ENF en los esfuerzos por alcanzar los objetivos de EPT».

Al aproximarse la celebración de la reunión mundial de la CONFINTEA 2009 en Brasil, la necesidad de recabar nuevas evidencias acerca de la eficacia de los programas de alfabetización, al igual que sobre los vínculos entre la alfabetización y otros objetivos de desarrollo, se torna aun más acuciante. Si no podemos demostrar que la inversión en alfabetización ofrece una alta rentabilidad en términos de desarrollo, las exigencias formuladas en la CONFINTEA no serán atendidas, por muy vociferante que sea el clamor.

En Este contexto, los Puntos de Referencia Internacionales sobre la Alfabetización de Adultos servirán de respaldo para quienes trabajan en esta área, como también a los gobiernos y a los donantes, en la tarea de tratar de descubrir y esforzarse por concebir políticas y sistemas de implementación eficaces. En el Cuarto Punto de Referencia se señala que: «Es importante invertir en mecanismos continuos de retroinformación y evaluación». Los argumentos planteados en este Punto no sólo resultan esenciales cuando se trata de demostrar que la alfabetización reporta dividendos, sino también al momento de determinar qué dio resultado y qué no funcionó en las políticas. Como un requisito aplicable a todas estas directrices, sólo mediante los sistemas de supervisión y evaluación destacados en el Cuarto Punto de Referencia será posible «llenar de contenidos» los demás Puntos de Referencia para que sirvan de orientación. El proyecto sobre un Marco de Evaluación del REFLECT tiene por objeto contribuir a estos esfuerzos de valoración y apreciación.

El enfoque REFLECT aplicado a la alfabetización y el empoderamiento de adultos es considerado en amplios sectores como una herramienta muy eficaz para generar cambios sociales y para difundir los valores democráticos desde elas bases. Hay muchos ejemplos de programas que pueden preciarse de haber obtenido considerables beneficios en términos de desarrollo, que van desde el mejoramiento de las condiciones de salud hasta el empoderamiento de la mujer, la diversificación y el mejoramiento de los medios de subsistencia, la ciudadanía activa, la prevención del VIH y la educación de las niñas, lo cual sugiere que un proceso de aprendizaje de adultos que aumente su autonomía podría transformarse en un pegamento invisible que permita alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Sin embargo, en la práctica existe una grave escasez de evidencias de evaluación eficaces. Los programas REFLECT funcionan en una enorme variedad de contextos, como diversos han sido también los enfoques aplicados a la documentación y evaluación, por lo cual no ha sido fácil amalgamar las evidencias con los conocimientos adquiridos. Frente a una tendencia hacia las evaluaciones dirigidas por los donantes no siempre se dispone del espacio, del tiempo y de los recursos necesarios para aprender y para compartir los conocimientos entre los practicantes del REFLECT, y para fomentar y poner en práctica de manera coherente el desarrollo de la evaluación participativa.

Curso de alfabetización en Bangladesh 

Curso de alfabetización en Bangladesh Fuente: Liba Taylor/ActionAid 


Hacia la elaboración de un marco de evaluación

El intento más reciente por consolidar el aprendizaje a partir de evaluaciones del REFLECT tuvo lugar hace siete años (el 2001), cuando un consultor, Abby Riddell, llevó a cabo una revisión de 13 evaluaciones externas del REFLECT provenientes de 11 países, con el objeto de: 1) sintetizar y resumir las 13 evaluaciones, e identificar tendencias en los resultados de alfabetización y empoderamiento; 2) identificar y clasificar tendencias en los enfoques de la evaluación y los indicadores utilizados; y 3) derivar algunas hipótesis esenciales que sirvan de marco para futuras investigaciones y evaluaciones. Con todo, dada la ausencia de una metodología unificadora para las evaluaciones resultó sumamente difícil extraer conclusiones de mayor alcance. Durante los siete años posteriores se han efectuado diversas evaluaciones de proyectos REFLECT a nivel local, regional y nacional. Sin embargo, aún no existe una metodología unificadora para las evaluaciones, y los propios proyectos difieren enormemente en cuanto a su enfoque y su centro de interés. Con el objeto de contribuir al proceso de elaborar un nuevo marco de evaluación, se ha analizado una amplia variedad de dichas evaluaciones para así sacar conclusiones respecto de las buenas prácticas en este ámbito.

Paralelamente a este proceso, en abril de 2007 ActionAid elaboró un marco de evaluación tentativo que fue sometido a prueba en Sudáfrica en mayo de ese mismo año. En octubre se efectuó un taller destinado a crear conciencia sobre la iniciativa en los alumnos de doctorado y master de centros de estudio del Reino Unido, y a analizar críticamente el marco. Y en noviembre tuvo lugar un segundo taller en Ciudad del Cabo, cuya finalidad era dar a conocer el marco a más de 30 practicantes del REFLECT de toda África y Asia Meridional. Con el propósito de contribuir a desarrollar y difundir el marco, se formó un Equipo para el Marco de Evaluación, que funcionó con carácter interino entre noviembre de 2007 y abril de 2008, cuando la SARN designó al Coordinador del Marco de Evaluación del REFLECT.

Debates en línea: «À vos claviers!» [ "To your keyboards!" ] Durante mayo y junio de 2008 se concibió la idea de realizar debates en línea en cuatro idiomas (inglés, francés, portugués y español) sobre la evaluación del REFLECT. Se establecieron contactos en todo el mundo para comprometer la participación de practicantes del REFLECT. Los debates se iniciaron a comienzos de junio de 2008 y duraron seis semanas. Entre los temas abordados se incluyeron: la evaluación; la alfabetización; el empoderamiento; el poder y el ambiente alfabetizado; indicadores relacionados con proyectos y la creación de capacidades; promoción y comunicación.

Al momento de escribirse este artículo se encontraban participando un total de 36 países y 72 usuarios, y continuamente se incorporaban nuevos miembros.
* Grupo anglófono: 14 países y 34 usuarios.
* Grupo francófono: 13 países y 23 usuarios.
* Grupo luso-hispanohablante: 9 países y 15 usuarios (hispanohablantes: 5 países y 9 usuarios; lusohablantes: 4 países y 6 usuarios).

    Los países participantes fueron: Bangladesh, País Vasco, Benin, Brasil, Burkina Faso, Burundi, Camerún, RDC, Etiopía, Francia, Guatemala, Guinea-Bissau, Guinea-Conakry, India, Kenia, Liberia, Madagascar, Malaui, Mali, Mozambique, Nicaragua, Níger, Perú, Filipinas, Ruanda, El Salvador, Senegal, Sudáfrica, Sudán, Togo, Uganda, Reino Unido, Vietnam, Zambia y Zimbabue.

    Idiomas: Los participantes estaban muy complacidos de poder realizar contribuciones durante el proceso en la lengua nacional que les es familiar. A las partes interesadas les llenó de satisfacción ver a cuatro comunidades lingüísticas distintas trabajando simultáneamente en pos del mismo objetivo. En vista de que los grupos hispanohablante y lusohablante eran menos numerosos, se decidió fusionarlos en una alianza bilingüe con más miembros. En ella el facilitador realizó su exposición en ambos idiomas y los participantes aportaron sus comentarios en portugués o en español. La semejanza en la escritura de ambos idiomas permitió que los integrantes comprendieran más fácilmente las intervenciones.

    Diversidad de los grupos: Los grupos estaban compuestos por practicantes avanzados y de nivel inicial del enfoque REFLECT, al igual que por ex practicantes que ahora trabajan en otras áreas del desarrollo. Ello generó un clima de diversidad y permitió compartir experiencias. Particularmente digna de mención es la participación de practicantes provenientes de una diversidad de ONG internacionales, incluidas ActionAid, GOAL, Intermon OXFAM y Plan International. También cabe destacar que para este proyecto se unieron las diferentes redes regionales de REFLECT (PAMOJA, Red Latinoamericana de Reflect-Acción, Asian REFLECT Network), y que las asociaciones nacionales y locales se encontraban ampliamente representadas (AAEA/Angola, CEREBA/RDC, CHIKUKWA/Zimbabue, CIAZO/El Salvador, J&D/Mali, MIDE La Chuspa/Perú, PAF/Zambia, RESODERC/ Togo).

    Calidad de la participación: Los debates fueron abiertos y los participantes dispusieron de un espacio para proponer sus propios temas e ideas, lo cual no requirió demasiado tiempo: durante la primera semana, un participante de Vietnam sugirió incorporar el tema «cambio social»; el tópico «promoción» fue planteado por Sudáfrica; «capacitación», por Togo; y «sistemas de comunicación», por Burkina Faso.

    Sobre la necesidad de contar con el proyecto: Los participantes acogieron favorablemente el proyecto. El amplio interés que éste despertó obedeció a que en él se consideraban por lo menos dos de las brechas que han sido percibidas: en primer lugar, una brecha en las herramientas de evaluación y en la cultura; y en segundo lugar, la necesidad de intensificar el intercambio de información y el trabajo en red entre practicantes del REFLECT a nivel mundial, en asociación con las redes nacionales y regionales ya existentes. Este segundo aspecto constituye en sí un tema de evaluación, en lo que se refiere a un aprendizaje mutuo acerca de buenas y malas prácticas (evaluación formativa).

    Visita sobre el terreno de los participantes del taller de Abuja: Resultados de un Círculo Reflect

    Visita sobre el terreno de los participantes del taller de Abuja: Resultados de un Círculo Reflect

    Fuente: ActionAid

     

    Evaluación: En cuanto a las conclusiones del debate, aún es temprano para referirse a ellas, pues al momento de escribir estas líneas nos encontrábamos recién en la segunda semana. Aun así, existe la confianza en que el debate en su conjunto tendrá importantes repercusiones en el trabajo en red, en el aumento de la relevancia de la alfabetización para el empoderamiento, y en el fomento de la evaluación participativa en general, más allá del REFLECT. Por el momento, continuamos digitando ideas en nuestros teclados, tal como un participante francófono exhortó durante su intervención a sus compañeros de grupo: «À vos claviers!» («¡A vuestros teclados!»)

    ¿Qué nos espera en el futuro?

    Una vez que concluyan los debates en línea a principios de agosto, se hará llegar un documento resumido en los cuatro idiomas a un grupo de destinatarios más amplio, compuesto por instituciones que trabajan en el ámbito de la educación de adultos, las que serán invitadas a colaborar. Entre ellos se incluirá a practicantes del REFLECT que no pudieron tomar parte en los debates en línea (por ejemplo, los pertenecientes a países que aún no estaban representados: Bélgica, Ghana, Lesoto y Sierra Leona). También se considerará a otras entidades dedicadas a la alfabetización que desean contribuir al proyecto de evaluación, aprender de él y abogar en su favor. En África se tendrá en cuenta a los miembros de ANCEFA, PAALAE y FEMNET que, junto con PAMOJA (la red africana de REFLECT), constituyen la „Plataforma Africana para la Educación de Adultos«. Además del informe que analiza las actuales evaluaciones de REFLECT, el resumen del debate en línea será incorporado en un documento titulado «Evaluating REFLECT and Adult Literacy» («Evaluación del REFLECT y de la alfabetización de adultos»), que estará en condiciones de ser promocionado durante la reunión preparatoria regional africana de la CONFINTEA, que tendrá lugar en Nairobi en noviembre de 2008.