Glocalización: de qué manera se adaptó el Curriculum globALE a las condiciones de Laos para capacitar a educadores de adultos

De izquierda a derecha:

Uwe Gartenschlaeger
DVV International, Laos

Souphap Khounvixay
Non-Formal Education ­Development Center, Laos

Beykham Saleumsouk 
DVV International, Laos


Resumen – La implementación del Curriculum globALE para capacitar a educadores de adultos en Laos, uno de los países más remotos de Asia, resultó ser un proyecto a la vez desafiante y gratificante. Como modelo orientado a los resultados, el Curriculum globALE puede ser fácilmente adaptado a las necesidades locales, a la vez que ofrece orientación respecto del contenido del aprendizaje de un ciclo de formación. El proceso de implementación demostró claramente la importancia de no centrarse exclusivamente en transferir conocimientos y habilidades, sino de desarrollar simultáneamente las aptitudes personales de los participantes en lo que respecta al pensamiento crítico, la toma de decisiones, la comunicación y el liderazgo.


“Gracias a las nuevas técnicas de enseñanza tengo más confianza en mí misma”. Con estas palabras describe la Sra. Naphayvong, del Instituto para el Desarrollo de la Formación Profesional, el impacto del programa de Capacitación de Capacitadores Expertos que se impartió en Laos entre 2015 y 2017 (DVV International newsletter 2017: 13). Su comentario se refiere concretamente a dos dimensiones fundamentales del proyecto: el desarrollo profesional y el crecimiento personal. En este artículo se describe el recorrido seguido por este proyecto de fortalecimiento de capacidades destinado a empoderar a los educadores de adultos en uno de los países más remotos de Asia.

“La calidad de la educación no formal es mala, y a nivel local los establecimientos que imparten educación no formal se encuentran dispersos (...)” (Ministerio de Educación y Deportes 2015). Cuando el proyecto se puso en marcha hubo pleno consenso en torno a esta observación, extraída del Plan de Desarrollo del Sector de la Educación, que es un documento político fundamental de Laos. De hecho, Laos no cuenta con ningún tipo de capacitación estructurada para educadores de adultos, ya sea previa a la docencia o durante el ejercicio de la misma. En consonancia con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, que establece la necesidad de una formación de alta calidad de profesores y capacitadores, DVV International y el Departamento de Educación No Formal del Ministerio de Educación, Juventud y Deportes de Laos decidieron poner en marcha un ciclo de formación de carácter experimental para más de 30 capacitadores y facilitadores. En el diseño del programa se consideraron una serie de elementos fundamentales:

  • Utilizar el Curriculum globALE como criterio de referencia para el ciclo de formación. El Curriculum globALE es un currículo orientado a los resultados, desarrollado conjuntamente por el Instituto Alemán para la Educación de Adultos (DIE) y DVV International con la finalidad de dotar a los proveedores de capacitación de un modelo estándar básico para el desarrollo de capacidades. Se presta perfectamente para ser adaptado a las circunstancias locales.
  • Encomendarle a un equipo mixto de capacitadores, en el cual que se combinase la experiencia nacional con la internacional, que planificara e impartiera los módulos. En representación de Laos integraron el equipo Souphap Khounvixay, quien trabaja en el Centro para el Desarrollo de la Educación No Formal, que es un organismo gubernamental, y Beykham Saleumsouk, de DVV International. Los integrantes extranjeros fueron Roberto Guevara, de la Universidad RMIT de Melbourne; Anita Borkar, de la ASPBAE; y Ushio Miura, de la Oficina Regional de la UNESCO en Bangkok.
  • Que la capacitación fuera impartida casi exclusivamente por capacitadores laosianos y en lengua laosiana. Esta decisión se adoptó con el fin de reducir al mínimo las barreras idiomáticas y culturales, ya que los habitantes del país poseen escasos conocimientos de inglés. Aún más importante es el hecho de que el uso del inglés implica que la formación se basa automáticamente en un concepto cultural e intelectual vinculado al pensamiento occidental u occidentalizado. De esta manera, toda la ardua tarea que supone traducir estos contenidos al contexto laosiano recae sobre los alumnos, lo que ha sido considerado como una carga excesiva que se les impone a la mayoría de ellos.
  • Combinar la capacitación con el adiestramiento y la tutoría. Al combinar estos dos elementos se trató de reducir la brecha entre las capacidades y la ejecución. En numerosas iniciativas para el desarrollo de capacidades se corre el riesgo de que los participantes no logren poner en práctica las competencias recién adquiridas. Las razones son múltiples, e incluyen cuestiones relativas a la jerarquía en sus distritos de origen así como limitaciones de tiempo y dificultades inesperadas que afrontan en su vida laboral. Necesitan apoyo en su lugar de trabajo.

Preparar el escenario

Debido a que el equipo de capacitadores se encontraba disperso por toda Asia y Australia, la preparación de cada módulo exigía, por un lado, el uso de herramientas de comunicación digital y soluciones basadas en la nube. Por otro lado, se acordó elaborar un calendario de preparación estándar: los capacitadores internacionales llegaban a Vientiane por lo menos dos días antes de cada curso de capacitación a fin de afinar los detalles de la agenda para el próximo módulo. Estas reuniones de preparación resultaron ser estimulantes y exigentes, en especial para el equipo laosiano, ya que tuvieron que traducir y transferir gran parte de los contenidos acordados al idioma y al contexto de Laos.

Durante la fase de preparación, el equipo se dio cuenta de que parte del material ya estaba disponible en Laos. Durante las últimas décadas, colaboradores gubernamentales y socios para el desarrollo han elaborado diversos manuales, guías y planes de estudio. Como fue posible utilizar y adaptar muchos de ellos, no hubo necesidad de “reinventar la rueda” y fue posible emplear como base trabajos anteriores.

Se adoptó otra decisión en relación con la secuencia de los módulos de capacitación. El Curriculum globALE recomienda la siguiente secuencia: 

Modulo 0: Introducción.
Modulo 1: Enfoque aplicado a la educación de adultos.
Modulo 2: Aprendizaje y enseñanza de adultos.
Modulo 3: Comunicación y dinámica de grupo en la educación de adultos.
Modulo 4: Métodos de educación de adultos.
Modulo 5: Planificación, organización y evaluación en la educación de adultos.

Cuando este esquema fue analizado por el equipo de capacitadores, la mayoría consideró que en el caso de Laos sería recomendable comenzar por los módulos más orientados a la práctica. La razón de ello era sencilla: en la cultura laosiana, el aprendizaje se basa más en las experiencias y en el intercambio que en el mero aprendizaje intelectual. Mediante este cambio se vinculó el aprendizaje a las experiencias de los propios alumnos. 

Como consecuencia de la reorganización de los módulos, el ciclo de capacitación para capacitadores laosianos fue tal como se aprecia en la figura 1.

La evaluación de las necesidades se llevó a cabo mientras se impartía el módulo 0. Se pidió a los participantes que reflexionaran sobre sus entornos de trabajo, sus experiencias y expectativas, y se refirieran a ellos en la clase. Los resultados se utilizaron para diseñar los módulos posteriores.

Aprender a implementar 

En el proceso de implementación el equipo de capacitadores enfrentó una serie de dificultades. La mayoría de los participantes estaban acostumbrados a los enfoques tradicionales de enseñanza y aprendizaje, regidos por un concepto centrado en el profesor, que incluye un conjunto limitado de métodos, la mayoría de los cuales se basa en clases expositivas. En las entrevistas realizadas a los participantes al término de cada curso de capacitación, muchos de ellos expresaron su asombro por el proceso mediante el cual se había impartido la capacitación. La mayoría de las actividades realizadas dentro del marco de este proyecto incluyeron principios del aprendizaje de adultos en el proceso de aprendizaje propiamente tal, lo que motivó a los participantes para reflexionar y emprender estudios complementarios. Al comienzo se sintieron frustrados y abrumados por una serie de preguntas: ¿cuál es el objetivo principal de este tema? Si somos especialistas que cuentan con una vasta experiencia, ¿por qué tenemos que jugar a este juego? No les resultó fácil vincular la experiencia de aprendizaje con el objetivo de la capacitación. A la vez, el intento de reemplazar la enseñanza tradicional expositiva y basada en la instrucción por métodos interactivos fue valorado y acogido favorablemente por la enorme mayoría de los participantes durante el proceso. Lo anterior es un reflejo de experiencias similares observadas en otros países, donde también predominan los entornos tradicionales de enseñanza y aprendizaje. A fin de mantener motivados a los participantes y asegurarse de que siguieran el camino correcto, resultó fundamental sintetizar los resultados del aprendizaje al final de cada unidad. 

Esta observación va acompañada de otra comprobación: los participantes que están acostumbrados a un ambiente de enseñanza tradicional, en el que predomina la mera transferencia de conocimientos, se sienten confundidos y, en algunos casos, llegan a la conclusión de que los facilitadores carecen de los conocimientos adecuados. En estas situaciones resultó de utilidad contar con un equipo mixto en el cual los expertos internacionales (tradicionalmente muy apreciados en Laos) pudieron apoyar el proceso de aprendizaje explicando los contextos conceptuales implícitos en los métodos de instrucción no tradicionales que se emplearon. 

Los trasfondos culturales de los participantes eran muy diversos. Su formación académica abarcaba desde el doctorado hasta el diploma de educación secundaria de ciclo superior. Procedían de distintas regiones del país y ocupaban puestos muy diversos en la jerarquía oficial. Ello podría haber dado lugar a malentendidos y creado un clima de tensión en una sociedad donde la jerarquía es extremadamente importante y la cultura de aprendizaje difiere de una región del país a otra. El equipo de capacitadores dedicó considerable tiempo al desarrollo de competencias sociales y emocionales a fin de superar estas discrepancias. De esta manera se garantizó que los resultados de aprendizaje pudiesen ser transferidos a distintos contextos como temas transversales asociados a principios del aprendizaje de adultos. Además, se pudo observar que a los participantes les pareció inspirador que la comunicación permitiera traspasar las barreras jerárquicas, los mecanismos institucionales y las filiaciones regionales.

La mayoría de los participantes no podía comunicarse en inglés. Los dos primeros módulos fueron implementados principalmente por el equipo internacional, valiéndose de intérpretes, lo cual, sin embargo, requirió mucho tiempo y dio origen a numerosos malentendidos. A medida que transcurrió el tiempo, resultó evidente que gracias al trabajo con los expertos internacionales los facilitadores laosianos fueron adquiriendo gradualmente mayor confianza y desarrollando más aptitudes. Ello les permitió implementar las unidades posteriores como capacitadores principales, y el equipo internacional se encargó de brindar apoyo y asesoramiento, concentrando sus esfuerzos en el diseño de la agenda.

En general, la capacitación de capacitadores expertos resultó ser una experiencia de aprendizaje enriquecedora no solo para los participantes, sino también para los facilitadores. El hecho de trabajar con un proceso abierto —en en el que se introdujo un nuevo paradigma de enseñanza y aprendizaje y se tomaron en cuenta los métodos de aprendizaje de la población local, así como sus percepciones de las actividades de aprendizaje— permitió mantener un equilibrio entre la teoría y la práctica y entregar el contenido de tal manera que se garantizara el crecimiento profesional y personal de los participantes.

Tres maneras de analizar el impacto

Son tres las formas en que es posible describir el impacto de la capacitación de capacitadores expertos. La primera consiste en analizar el proyecto utilizando los criterios del CAD de la OCDE1, una herramienta estándar utilizada en la cooperación para el desarrollo. En su investigación basada en entrevistas a los participantes y los capacitadores, el profesor Bruce Wilson, de la Universidad RMIT de Melbourne, se refirió a la importancia del programa en los siguientes términos: “El programa ha contribuido a enriquecer la esencia de la labor de la educación no formal al poner especial énfasis en los principios del aprendizaje de adultos”. La eficacia de la capacitación se debe al diseño del ciclo de capacitación: “Como cada taller se basó en la realización de actividades, los participantes se vieron enfrentados al desafío de desenvolverse de una manera a la que no estaban habituados. Cada participante tuvo así la oportunidad de reconocer su capacidad para apoyar los procesos de aprendizaje de otras personas empleando métodos que hasta entonces le eran desconocidos. No hubo deserción y casi todos los participantes pudieron dirigir al menos un taller de extensión”. El diseño también fue un elemento que contribuyó a alcanzar un alto grado de eficiencia, ya que los participantes pudieron aprender sin “perturbar las actividades de educación no formal en curso”, en tanto que la cooperación entre entidades de educación superior y organizaciones internacionales y sin fines de lucro permitió minimizar los costos. “La participación de los alumnos fue un factor clave tanto en los procesos de aprendizaje de los talleres como en los métodos que se les recomendó utilizar a los capacitadores expertos con sus propios alumnos”. Al hacerse hincapié en este modelo compuesto por varios módulos, los participantes “no sólo pudieron aumentar el impacto de su propia labor de educación no formal, sino también advertir cómo ­podrían contribuir al desarrollo profesional de otros educadores” (todas las citas están tomadas del informe de Wilson). Como resultado de lo anterior fue posible reconocer las actividades de extensión como un impacto relevante de la capacitación, más allá del desarrollo profesional individual de los participantes. Por último, la sostenibilidad del programa depende tanto del compromiso de los socios laosianos como de la percepción más amplia de que las competencias de los capacitadores expertos en materia de educación de adultos puede contribuir de manera más general al desarrollo profesional en los sectores educativo y laboral de Laos.

Esto nos conduce a la segunda manera en que es posible analizar el impacto del proyecto: a través de las numerosas actividades de seguimiento, incluida la capacitación en modalidad de extensión dentro del sistema de educación no formal, y el reconocimiento y la demanda de sus servicios que los capacitadores expertos experimentaron fuera de su sector. Sobre la base de las experiencias en capacitación, en el programa de formación de docentes de la Universidad Nacional de Laos se incorporó un módulo sobre educación de adultos y a lo largo de toda la vida, que actualmente está siendo adoptado también por otras universidades y centros de formación docente. En el contexto del programa BEQUAL para la reforma de la educación primaria —el mayor proyecto educativo de Laos, financiado por Australia y la UE— los capacitadores expertos contribuyeron de diversas maneras, como por ejemplo en la formación de profesores previa a la docencia y durante la misma, y la capacitación de asesores pedagógicos. La Cruz Roja y el Centro de Formación Don Bosco fueron dos de las numerosas organizaciones que aprovecharon los conocimientos especializados de los capacitadores expertos.
 

Testimonios de participantes

“Antes de participar en este programa no estaba muy familiarizado con el sector de la educación no formal. No sabía exactamente en qué consistía, porque mis conocimientos se limitaban a mi departamento, que imparte cursos de formación profesional con una duración de seis meses a un año. Muchos de nuestros alumnos desean continuar estudiando luego de concluir el curso, pero se ven privados de esa oportunidad porque carecen de títulos formales o siquiera de un certificado de enseñanza secundaria. Esta formación no solo ha sido una experiencia de aprendizaje, sino también ha ofrecido una excelente oportunidad para que personas de diferentes organizaciones que trabajan en el mismo sector se reúnan para compartir sus experiencias”. 
Chanthanom Theangthong, Unión de la Juventud Laosiana

“Lo que más me impresionó fue ver que la educación no siempre significa que las personas permanezcan sentadas, sino que se puede enseñar y aprender a través de la realización de actividades. Aprendimos a incorporar dinámicas para romper el hielo, técnicas de animación y activación en la práctica docente. Estos métodos hicieron que el aprendizaje fuese mucho más ameno de lo que me habría imaginado. También aprendí lo importante que es el ambiente de aprendizaje y el respeto mutuo entre alumnos y capacitadores. A pesar de que los participantes tenían distintos puntos de partida en cuanto a conocimientos, así como diferentes puntos de vista, edades y sexos, todos teníamos los mismos derechos y fuimos tratados de la misma manera. Me sentí muy valorada, lo que me infundió más confianza a la hora de compartir ideas, interactuar con otras personas, ayudar a otras personas, escuchar, aprender cosas nuevas, etc.”.
Amphone Lorkham, Centro de Desarrollo de la Educación No Formal

“Soy maestra de profesión, y lo que hago es impartir conocimientos, por lo que considero que la capacitación fue muy importante y enriquecedora para mí. Estoy muy contenta de haber participado en esta capacitación, ya que siento que he aprendido una diversidad de técnicas que puedo usar con mis estudiantes. Me impresionó ver cómo se utilizaron los métodos participativos para introducir nuevos conceptos de educación de adultos, y cómo aprendimos a través de actividades participativas. Espero poder aplicar este método en el trabajo con mis alumnos. He asistido a algunos programas de capacitación en el pasado, pero creo que el máximo provecho lo he podido obtener de esta capacitación especializada de capacitadores”.
Latdavanh Bounyaveth, Instituto de Desarrollo de la Educación Profesional


Tal vez la repercusión más valiosa del proyecto se observó en el desarrollo personal de los participantes. Una de las principales lecciones aprendidas fue que, en el contexto laosiano, un modelo de capacitación exitoso debe incluir siempre el desarrollo personal de los participantes, no solo en cuanto a las aptitudes pedagógicas, sino también a las habilidades interpersonales como el trabajo en equipo, la toma de decisiones, el pensamiento crítico y las aptitudes de exposición oral. Si bien resulta algo difícil evaluar estos aspectos, ellos fueron percibidos por el equipo de capacitadores y, lo que es más importante, también por los propios participantes. Los testimonios presentados en el recuadro de la página 27 se refieren a este aspecto.

La “Experiencia Curriculum globALE”

En este artículo se ha procurado describir el diseño y la implementación de un ciclo de capacitación para educadores de adultos en un determinado país de Asia. El Curriculum globALE cumplió un papel clave en este esfuerzo. Esta experiencia nos ha enseñado que:

  • El Curriculum globALE es un instrumento flexible cuando se trata de planificar cursos de formación durante la docencia para educadores de adultos. La clave de esta flexibilidad es su orientación hacia los resultados, dejando un margen suficiente para la adaptación y la creatividad.
  • Los encargados de la implementación deben aprovechar esta facilidad para modificar el currículo de acuerdo con sus necesidades, añadiendo nuevos elementos y modificando su secuencia. 
  • Los componentes que abordan las aptitudes interpersonales y los conceptos básicos de la educación son esenciales en contextos como el de Laos, y deberían incluirse a fin de garantizar resultados satisfactorios.

Nota

1 / Para obtener más información sobre los criterios CAD de la OCDE, visite https://bit.ly/2ZuCn5V y https://bit.ly/31Kn0bc


Referencias

DVV International, DIE (2015): Curriculum globALE. 2a edición.
https://www.dvv-international.de/en/materials/curriculum-globale/

DVV International Regional Office Southeast Asia (2017): Newsletter 2/2017.

Ministry of Education and Sports (2015): Education Sector Development Plan (2016-2020). https://bit.ly/2WQ10bt 


Sobre los autores

Uwe Gartenschlaeger, M.A.,estudió historia, ciencias políticas y filosofía en las universidades de Berlín y Colonia. Después de trabajar durante cuatro años con un proveedor de educación de adultos vinculado a la Iglesia y especializado en temas históricos y relativos a la reconciliación, se incorporó a DVV International en 1995. Ocupó el cargo de director nacional del Instituto en Rusia y de director regional en Asia Central. Desde 2015 es el director regional de DVV International en Asia Meridional y Sudoriental.

Contacto
gartenschlaeger@dvv-international.de

Souphap Khounvixay posee el grado de máster en Educación por la Universidad de Adelaida, Australia, y es co-facilitador para la capacitación de capacitadores expertos empleando el Curriculum GlobALE en Laos, como primera nación del sudeste asiático en llevar a cabo tal proyecto. Durante la última década se ha especializado en educación de adultos, desarrollo curricular, educación no formal, investigación y evaluación de la educación en el contexto laosiano.

Contacto
​​​​​​​souphap@gmail.com

Beykham Saleumsouk es directora de proyectos en la oficina regional de DVV International en el sudeste asiático. Tras haber trabajado en el sector del desarrollo durante casi diez años y haberse especializado en el desarrollo de la juventud durante más de siete, la Sra. Saleumsouk dirigió durante muchos años una institución local sin fines de lucro que organizaba y dirigía cursos de formación para programas de pasantías voluntarias. Actualmente trabaja con DVV International en Laos en el desarrollo de capacidades del personal de educación no formal en temas relacionados con la educación de adultos, la gestión de proyectos, y la elaboración de planes y currículos de capacitación. 

Contacto
​​​​​​​saleumsouk@dvv-international.la​​​​​​​