How to become an Earth citizen

Özge Sönmez 
YUVA 
Turquía

 

 

 

 

Resumen – Para vivir en este planeta sin destruirlo es preciso que aprendamos a transformarnos en ciudadanos de la Tierra. En este artículo se describe cómo es posible lograr ese objetivo a través de la capacitación. Turquía está implementando un prometedor programa en el que se emplean métodos de educación no formal de adultos y se insta a los alumnos a practicar un estilo de vida sostenible. 



Si quiero ser ciudadano de la Tierra, ¿debo comenzar a comportarme como una persona distinta a partir de hoy? La respuesta es sí y no. ¿Estoy satisfecho con lo que sé y lo que tengo, y considero que con eso me basta? Si la respuesta es positiva, entonces para ser ciudadano de la Tierra deberé transformarme en una persona distinta a la que soy en la actualidad. ¿Me defino como una persona dispuesta a aprender nuevas cosas y considero que tengo mucho que aportar al bienestar de la humanidad y del planeta Tierra? Si la respuesta es afirmativa, y estoy preparado para actuar, entonces se puede decir que ya soy un ciudadano de la Tierra.

Hacerse cargo, ser responsable

La ciudadanía de la Tierra es un concepto más amplio que todas las nociones que solemos emplear para definirnos. No es la única prerrogativa de una raza, una religión, un género o una edad en particular. Desde esta perspectiva, ser un ciudadano de la Tierra puede definirse como vivir en armonía con la naturaleza y estar dispuesto a trabajar por la salud y el bienestar del planeta y la humanidad. No es una labor remunerada, sino nuestra responsabilidad compartida como individuos que habitan este planeta. El Programa de Ciudadanía de la Tierra implementado por Yuva Association es una iniciativa que insta a las personas a responsabilizarse de los problemas que están ocurriendo a su alrededor o en el mundo, y a tomar medidas para resolverlos. El objetivo es ampliar nuestra perspectiva, percibir la Tierra como un lugar al que pertenecemos, como nuestro hogar, y actuar y vivir en consecuencia. El programa consta de proyectos de educación para jóvenes y adultos que desean aprender a adoptar este tipo de enfoque para afrontar la vida como individuos y como sociedad.

Capacitación de capacitadores en alfabetización ecológica en Çanakkale, © Erdem Vardar 

El Proyecto de Alfabetización Ecológica “Naturalmente Jóvenes”

El Proyecto de Alfabetización Ecológica “Naturalmente Jóvenes” es una de las iniciativas que estamos implementando dentro del marco de nuestro Programa de Ciudadanía de la Tierra.

Consideramos que no es posible abordar el tema del alfabetismo ecológico sin referirnos a los derechos humanos. Vivir en un medio ambiente limpio y saludable y no envenenarnos al respirar el aire o beber el agua es uno de los derechos humanos fundamentales. Es más, según el artículo 56 de la Constitución de la República de Turquía, “Todos deben gozar del derecho a vivir en un ambiente saludable y equilibrado. Desarrollar el medio ambiente, mantenerlo saludable y evitar la contaminación debe ser la obligación del Estado y de los ciudadanos”. Entre las responsabilidades más esenciales de un ser humano con respecto a la naturaleza se incluye la de no dañar el medio ambiente y mantener la renovabilidad y la sostenibilidad.

Para alcanzar esa meta, debemos saber y aprender cómo vivir en armonía con la naturaleza. Vandana Shiva, el fundador de Navdanya International, señala que “estar ecológicamente alfabetizados es estar preparados para ser ciudadanos de la Tierra, para alcanzar nuestro pleno potencial como seres humanos” (Goleman, 2012). Ser una persona ecológicamente alfabetizada significa ser capaz de comprender los ciclos naturales de la vida en la Tierra y su ecosistema. Significa vivir en armonía con la naturaleza para llevar una vida sostenible.

Vivir como aprendemos

El objetivo del Proyecto de Alfabetización Ecológica “Naturalmente Jóvenes” es lograr que las personas adquieran mayor conciencia de valores universales como la protección ambiental, y movilizar a los participantes para que actúen dentro de este marco. De esta manera se refuerza la conciencia ciudadana, se despierta la sensibilidad con respecto a derechos humanos fundamentales, y se insta a las personas a movilizarse activamente cuando tienen que proteger su propia vida. Se trata de una iniciativa señera, ya que es el primer proyecto de alfabetización ecológica orientado a los jóvenes que se lleva a cabo en Turquía. Fue puesto en marcha en 2013.

Las principales actividades del proyecto son la capacitación de capacitadores (CDC) y las sesiones de capacitación para la difusión. El aspecto más destacado del proyecto es el empleo del método de enseñanza entre pares. Una vez diseñado el módulo de capacitación, se realiza una convocatoria abierta dirigida a los jóvenes. Desgraciadamente, de los cientos de aspirantes solo pueden escogerse veinte. La capacitación es impartida por un grupo de especialistas en educación ambiental. El programa en su totalidad ha sido diseñado empleando métodos de educación no formal orientada a la participación. En los cursos se entregan a los participantes los conocimientos y aptitudes que es necesario poseer en las sesiones de capacitación para la difusión. 

“Bailarina Badia”

La capacitación de capacitadores dura una semana, y se realiza en un centro de hospedaje ecológico, donde los participantes pueden experimentar lo que es un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente, que incluye una dieta vegetariana, el uso de fuentes de energía renovables, el reciclaje y la disminución del consumo. Nuestra experiencia demuestra que esa estadía de una semana en un centro de hospedaje ecológico es el componente más eficaz de la CDC. Resulta más provechoso, incluso, que cualquiera de las sesiones, más interesante que cualquier información que entreguemos, pues durante esa semana tienen la oportunidad de vivir lo que se les ha enseñado. En su memoria se acumulan numerosos testimonios que nunca olvidarán y podrán compartir con sus pares. La mayoría de los alumnos definen esta semana como aquella en que más han aprendido en su vida. Con posterioridad a la CDC, los participantes se transforman en capacitadores de pares y, con la ayuda de un programa de capacitación para la difusión, transmiten a sus compañeros los conocimientos que han adquirido. La capacitación interactiva y orientada a los participantes incluye los siguientes temas: “Introducción al planeta llamado Tierra”; “La importancia de la diversidad en la vida natural y en la capacidad de recuperación”; “La extinción”; “Buscadores de soluciones y buenos ejemplos”. Tras aprender sobre estas materias, los participantes se transforman inevitablemente en agentes de cambio; comienzan a proteger de manera activa su entorno natural.

¿Por qué los jóvenes y los estudiantes universitarios?

Puesto que la educación ambiental no forma parte del plan de enseñanza obligatoria en Turquía, en la escuela no recibimos ninguna información sobre esa materia. Los estudios efectuados entre alumnos universitarios demuestran que ni la concienciación sobre el medio ambiente ni la participación de alumnos universitarios como ciudadanos activos han alcanzado un nivel satisfactorio en Turquía (Oguz y otros, 2011). Por eso decidimos trabajar con estudiantes universitarios y elaboramos un programa que pudiera ser difundido de manera rápida y sencilla a través de la enseñanza entre pares para llegar a un público más amplio, y que pudiera adaptarse fácilmente a las distintas necesidades de diversos grupos de jóvenes.

Aquí en Turquía, la mayoría de las actividades de educación ambiental de adultos se implementan trasladando a los participantes al entorno natural. Nuestro método, en cambio, consiste en acudir a donde se encuentran los alumnos para impartir la capacitación en su propio espacio vital. Tratamos de poner la enseñanza al alcance de todos, ofreciendo los cursos en diversas ciudades y en diferentes regiones del país. Ello permite que los alumnos que tienen menos oportunidades también participen en este tipo de formación. Los interesados pueden solicitar una plaza en el programa de capacitación sin importar su nivel sociocultural, la carrera que estén siguiendo o la institución donde estudien. De este modo se logra crear también una atmósfera marcada por la diversidad, en la que los jóvenes pueden acudir para aprender juntos o unos de otros.

Medición de los logros

Se ha llevado a cabo un proceso de seguimiento y evaluación de nivel profesional, coordinado por un especialista externo, cuyo fin es desarrollar el proyecto e identificar sus fortalezas y debilidades. Sus principales objetivos son evaluar la eficacia del Proyecto de Alfabetización Ecológica en función de sus metas y objetivos, y aportar información pertinente que permita perfeccionar su proceso de implementación. El estudio propiamente tal no es una auditoría, sino una indagación sobre lo que ha dado resultado y lo que podría mejorarse en el futuro.

Desde 2013 en toda Turquía se han impartido a diversos grupos de jóvenes 37 Sesiones de Capacitación para la Difusión de la Alfabetización Ecológica. El seguimiento y la evaluación incluyen a los capacitadores de pares y a quienes asisten a los cursos de capacitación para la difusión.

Los evidentes cambios identificados por el seguimiento y la evaluación indican que los participantes revisaron sus prácticas cotidianas y procuraron observar un comportamiento más ecológico, que estuviera inspirado y motivado por la protección ambiental.

Otra consecuencia importante fue un cambio de actitud. Según los resultados del estudio de seguimiento y evaluación, una vez concluido el programa los participantes demostraron una actitud que evidenciaba una preocupación considerablemente mayor por el medio ambiente.

El estudio de evaluación indicó que el Proyecto de Alfabetización Ecológica fue planificado e implementado con un método que permitió: 1) aumentar los conocimientos y las aptitudes en materia de ecología, al igual que la conciencia medioambiental; 2) aumentar la disposición de los grupos destinatarios a actuar de manera ecológica, motivados por la protección ambiental. Por añadidura, los jóvenes capacitadores de pares desarrollaron una actitud de preocupación por el medio ambiente. También adquirieron aptitudes y conocimientos sobre la educación formal, no formal e informal; la metodología del aprendizaje a través de la experiencia; la capacitación entre pares; comunicación; gestión y resolución de conflictos; comunicación de resultados; técnicas para realizar presentaciones; técnicas para presentar informes; métodos para trabajar en grupo (Proyecto de Alfabetización Ecológica Naturalmente Jóvenes, 2014).

A continuación se reproducen los testimonios de dos capacitadores de pares que participaron en el proyecto y decidieron compartir sus experiencias y contar cómo este proyecto les cambió la vida.

Ömercan Ünlü:
“Este proyecto añadió una gran cantidad de voces, colores, letras y otros elementos a mi vida. Ahora me siento como un niño que ha aprendido a leer. Comencé a percibir el mundo a través de los ojos de un pájaro en vuelo, desde la copa de un pino, o desde la mayor profundidad a la que puede llegar un gusano en la tierra. Y ahora veo con agrado cómo los seres humanos y la naturaleza se están uniendo para ir transformándose en pura naturaleza.”

Emine Özkan:
“Ahora creo y puedo afirmar que somos responsables de este planeta y de nuestra vida. Podemos remediar ese trastorno, somos poderosos, basta con desearlo y actuar en consecuencia. Gracias a este proyecto ahora tengo mi propia opinión sobre los problemas ambientales. Lo más importante es que me siento responsable por el planeta y con la fortaleza suficiente para hacer algo por él.”

El objetivo del Programa de Ciudadanía de la Tierra es aumentar la cantidad de proyectos de educación de jóvenes y adultos sobre derechos humanos y ambientales orientados a distintos grupos destinatarios. Quienes trabajamos en Yuva Association quisiéramos aclarar que estamos dispuestos a formar asociaciones nacionales e internacionales. Consideramos que hacer algo por la Tierra no es una labor por la que recibimos un pago, sino nuestra responsabilidad como seres humanos en este planeta. Dependemos de la Tierra, al menos por ahora. 


Referencias

Goleman, D. (2012): Eco Literate. Jossey-Bass publishers.

Kahn, R. (2010): Critical Pedagogy, Ecoliteracy & Planetary Crisis. The Ecopedagogy Movement.

Oguz, D.; Cakci, S.K.; Kavas, S. (2011): Environmental awareness of students in higher education. SDU Faculty of Forestry Journal.

Phillips, A. (2008): Holistic Education.

Sugerencias de lectura complementaria

Center For Ecoliteracy: http://www.ecoliteracy.org

Naturally Young Ecological Literacy Project (2014): Monitoring and Evaluation Report. http://bit.ly/1TnmuFW

Navdanya International: http://www.navdanya.org

Schumacher College: https://www.schumachercollege.org.uk


Sobre la autora

Özge Sönmez es Directora del Programa de Ciudadanía de la Tierra en YUVA. Cuenta con una amplia experiencia en el trabajo con jóvenes y ha ejercido la labor de capacitadora no formal durante nueve años, concentrándose en la educación ambiental y sobre derechos humanos para jóvenes, como asimismo en la capacitación de capacitadores. Es consultora en proyectos de educación de jóvenes y adultos para diversas ONG nacionales e internacionales. 

Contacto
Yuva Association 
Koşuyolu District, İsmail Paşa Street, No. 9 
34718 Kadıköy, İstanbul 
Turkey 
www.yuva.org.tr 
ozge.sonmez@yuva.org.tr 

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Más artículos

Lea la edición completa

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.